21ª de San Isidro en Madrid. El capote y las banderillas de El Fandi, bonita faena de Luque y poco más

Madrid. Plaza de las Ventas. Miércoles 29 de mayo de 2013. Vigesimoprimera de feria. Tarde nublada con lluvia intermitente, fría y muy ventosa con tres cuartos de entrada. Tres toros de Jandilla, dos sustitutos de Las Ramblas (2º y 4º). Presentados con mucha cara y de juego desigual. Muy a menos el manejable primero hasta pararse. El titular segundo fue devuelto por muy débil y se corrió un sobrero de El Torreón, con poca fuera pero con clase. Pronto parado y si fuerza el tercero. De muy más a muy a menos el cuarto. Pésimo el quinto. Muy descompuesto el sexto. El Fandi (nazareno y oro): Pinchazo sin soltar, estoconazo y descabello, silencio. Estocada al encuentro, silencio. Daniel Luque (carmín y oro): Dos pinchazos y estocada, silencio. Dos pinchazos hondos y descabello, silencio. Jiménez Fortes (purísima y oro): Media tendida, silencio. Estoconazo, palmas.

El sectarismo venteño convive con el de alguna prensa y a los hechos me remito. Una de las señales que la plaza de Las Ventas que identifica a las figuras del toreo es que, cada vez a aquí comparecen, el tristemente sector que reina en la plaza trata por todos los medios a su alcance de reventar su actuación. Eso volvieron intentaron otra vez ayer con El Fandi. Pero lo peor para esta clase energúmenos es que, aunque lo consigan, el granadino seguirá en todas las demás ferias tan pimpante y glorioso. Lo mismo que otras grandes figuras que no vienen desde hace tiempo.

Igual sucede con los actos sociales taurinos más recientes. Hace días que en un destacado diario vienen dándonos la matraca con el libro que se acaba de publicar del torero más publicitado de todos los tiempos, mientras ayer silenciaron la presentación de otro volumen dedicado al matador que ha cubierto la carrera más importante y triunfalmente más larga de la historia. En fin, que seguimos sin tener remedio.

El Fandi cumplirá próximamente en Granada el décimo aniversario de su alternativa matando seis toros en solitario. La primera vez que lo hizo en la misma plaza, fue gravemente herido por el tercer toro, le operaron sin calmantes y volvió al ruedo para matar los tres que quedaban de los que cortó seis orejas y un rabo. Así entró en la historia del toreo.

Eso a los del 7 les trae al fresco. Ayer, con el primer toro de la ganadería titular, Jandilla, le gritaron miau en cada capotazo que pegó contra la mala condición del animal y el viento que soplaba insoportable. No fue bravo el toro en el caballo. El Fandi quitó por limpias chicuelinas y Daniel Luque por inseguras gaoneras. El Toro no fue proclive para banderillear. El Fandi puso un primer par discretamente y, al cambiar el animal la velocidad en el segundo, clavó muy caído el segundo par. Los del 7 no cabían en su gozo. Pero les tapó la boca con el extraordinario tercero. Las palmas de la mayoría echaron humo. Muy bien por redondos empezó la faena con miaus para cada pase. Siguió con más, lentos y limpios. Y al intentar los naturales, el toro perdió las manos y se paró. No cupo más y pinchó sin soltar antes de agarrar un serio estoconazo. La imposibilidad de que triunfara acalló a los niños del coro.

El castaño cuarto toro fue un tío de Las Ramblas. El Fandi lo recibió con excelentes verónicas, galleó garboso por chicuelinas y cuidó que no le pegaran en varas, intercalando los dos encuentros con una revolera. Los del coro continuaron molestando al granadino. Bonitas chicuelinas de Luque y Fandi bordó dos pares andando para tras y otro al violín con previo cambio arrancando desde el estribo. Formó el taco y brindó al público. Pero el toro no fue ni de lejos lo que había sido antes y la faena tampoco la que El Fandi quiso hacer ni la que esperaba el público. Lo mató de estocada casual al encuentro.

Tercera y última ocasión en esta feria para Daniel Luque. De Las Ramblas fe el segundo toro, con mucha cara y menos culata pero un toro. Los de coro, a la contra. Luque veroniqueó como sabe aunque con el animal amagando con caerse y se cayó de patas antes de que le picaran. Se dejó pegar sin más. Preciosa media de Luque antes del segundo encuentro. Salió molido. Pañuelos verdes y gritos de ladrones en el tendido de marras. El presidente cambió el tercio y armaron la tremolina. Asustado, el usía devolvió al toro a los corrales. Soltaron un sobrero de El Torreón con poca fuerza. Apenas fue castigado para que aguantara porque era noble. Había empezado a llover antes de que Jiménez Torres fuera desarmado al intentar el quite que, inoportunamente, se empeñó en hacer y acabó frustrado. Luque lo toreó relajada y finamente con la derecha a la conveniente media altura en dos rondas adornadas con filigrana a tono con la clase de su oponente y en el mimo tono aunque más arrebujado al natural y otra vez con la derecha. Abrochó con ayudados altos y bajo. Bonita faena para mí, no para los del coro que murmuraron a medio gas. Pero pinchó Daniel escapandosele una posible oreja.

El quinto, de Jandilla, apretó en varas y ahí quedó la cosa porque en positivo no dio para más. Ni para el capote, ni en banderillas y menos en la muleta por su endiablado genio, imposibilitando la limpieza y en gran parte el trazo del voluntarioso trasteo de Luque en medio del viento y de la lluvia que seguía cayendo.

Jiménez Torres lanceó con la firmeza y el agarrotamiento que suele al tercero de la tarde que peleó con más ímpetu que los dos primeros. Perdió el carbón en un volantín, pero tomó bien el segundo puyazo. Bien El Fandi por tafalleras. Aunque noble, el toro quedó bastante parado y ya sin en fuerza alguna por lo que los muy buenos deseos del valeroso malagueño quedaron en gran parte frustrados.

El sexto salió con gas, pero echando las manos por delante en el capote de Torres tras meter la cara. Peleó con cierto brío aunque manseando en varas y, para malos presagios, se tumbó en el sucio quite por gaoneras del malagueño. Se descompuso en banderillas y contrarió el brindis del Jiménez Torres que, como siempre, anduvo con tantas ganas como valor aunque sin conseguir someter la díscola movilidad del animal hasta que, ya aplacado, logró algunos muletazos temerarios metido entre los pitones hasta matar con enorme decisión.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

1 Resultado

  1. josem dice:

    ¿Jiménez Torres? anda que confundir a Jiménez Fortes con un matador ecijano de los años 50 …..

    Respecto del Fandi y su presencia en las ferias, este año ausente en las dos ferias mas importantes del Verano (Pamplona y Bilbao), a Sevilla va al cartel del choteo del sabado, y en Madrid entra en dos carteles normales porque hay que rellenar con un nombre que suene en veintitantos carteles. Ferias francesas importantes (Nimes, Dax, Bayona) no pisa. Está claro que es un torero en clara decadencia porque su espectáculo está desfasado y cada vez tiene menos tirón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: