2ª de Hogueras en Alicante. Faena cumbre de Perera y petardo presidencial

Plaza de toros de Alicante. Domingo 23 de junio de 2013. Segunda de feria. Tarde veraniega y calmada con media entrada. Seis toros de Alcurrucén, bien presentados con excelentes hechuras y de juego desigual. Tardo aunque franco por el lado izquierdo el primero. Frio de salida pero muy bravo y noble en la muleta el segundo. Brioso y con noble movilidad el tercero. Deslucidamente manejable el cuarto. Muy deslucido el quinto. Manso y manejable aunque finalmente rajado el sexto. Sebastián Castella (turquesa y oro): Estocada algo trasera desprendida y descabello, aviso y ovación. Estocada trasera caída, oreja sin fuerza. Miguel Ángel Perera (amapola y oro): Media estocada, oreja y fuerte petición de la segunda. Media estocada y descabello, aviso y gran ovación. Daniel Luque (negro y oro): Estoconazo trasero, oreja. Pinchazo, media y descabello, palmas.

La transmisión televisiva en directo de los principales acontecimientos taurinos de cada temporada es por todo inapreciable por lo que la generalidad de los públicos – actualmente hasta los de todo el mundo – pueden ver y gozar de la lidia y del toreo a cargo de los mejores toreros e incluso de los que no lo son y pretenden serlo, como también porque los aconteceres meramente anecdóticos que suceden en las corridas, a veces son por sí mismos dignos de admirar. El ejemplo más cercano fue el brindis que anteayer dedicó Enrique Ponce a todos los miembros de la dinastía Manzanares, reunidos para actuar y asistir a la celebración del X aniversario de la alternativa de José María hijo. Ponce pidió que salieran al ruedo el abuelo, el sempiterno romántico Pepe, Manzanares padre, ambos presentes en el callejón, Manzanares hijo y el más joven de la saga, Manolito, que actuó en el acontecimiento como rejoneador. La emoción fue incontenible y duradera porque los brindados no pudieron reprimir las lágrimas al escuchar lo que les dijo Ponce en un largo parlamento mientras los espectadores asistíamos también emocionados al suceso. La escena no solo fue enternecedora por la gran sensibilidad que mostraron tanto quien brindó como los brindados. Fue una demostración palpable de lo que el toreo supone para la historia de su propio devenir que, en el caso de este brindis, resultó ser un homenaje al compendio de las vidas toreras de una familia, de unos  hombres en definitiva, capaces de exteriorizar los íntimos sentimientos que les unen más que cariñosamente. Porque ser torero es muy difícil, muy costo y, llegar a figura, casi un milagro. Así pues, si el toreo es ante todo grandeza espiritual, anteayer lo fue más grande que nunca.

La Feria de Hogueras no pudo tener mejor arranque ni más ejemplaridad para los diestros que participaron después. Ayer mismo, tres toreros en sazón más o menos sostenida, pero en sazón. Sebastián Castella, Miguel Ángel Perera y Daniel Luque. Francia, Extremadura y Andalucía representadas por tres hombres dispuestos a seguir luchando en este recomienzo de la gran temporada tras su paso por las grandes ferias de Fallas, Sevilla y Madrid. Tardes más suaves y menos empinadas, desde luego, pero no menos importantes porque cuando se televisan las corridas de toros, a fin y al cabo acontecen en la plaza más grande del universo.

Rumiando estas sensaciones, empezó la corrida. Mucha menos gente que anteayer. La crisis se hizo presente en el segundo festejo. Los toros, de la prestigiosa ganadería de Alcurrucén, los Nuñez de los hermanos Lozano que, si fueron grandes apoderados y empresarios, como ganaderos están siendo ejemplares. Muy pocas vacadas de bravo en la actualidad han alcanzado más regularidad triunfal por fiel a las características morfológicas y al comportamiento. Y eso solo se consigue persistiendo en la mejor selección por muy costosa que resulte. Y vaya que cuesta. Actualmente, más que nunca.

El primer toro, un precioso colorao ojo de perdiz, hizo la característica salida de las reses de este encaste. Frio pero enseguida yendo largo y humillando al templado capote de Sebastián Castella que, encabezaba el cartel. Ya le llegó la hora de ir por delante como a todo el mundo. Inequívocamente bravo en el caballo aunque algo tardón. Esperó demasiado en banderillas. Tanto, que ni siquiera el gran peón Javier Ambél pudo hacerlo como acostumbra. En la muleta siguió tardeando y hasta reculando. Y cuando se arrancó lo hizo temperamentalmente franco y por abajo. La empeñosa y valiente labor de Castella tuvo mejor respuesta del toro al natural que con la mano derecha. Pero, sin ser malo, no fue el toro que el francés y los aficionados hubiéramos querido.

Las manos por delante y probando el cuarto de la tarde en su salida. Los principios no fueron nada buenos. Una vez sangrado en varas sin pegarle, el toro siguió mostrándose complicado. Difícil en banderillas, pero Castella lo brindó. No quería que se le fuera la tarde de vacío y la verdad es que se jugó el pellejo pese a los extraños que le hizo el animal en los estatuarios iniciales de su faena, ciertamente meritoria pero casi nunca lucida porque, aunque el toro embistió, lo hizo muy desigualmente y sin ninguna clase. Se excedió de metraje el francés, pero como mató pronto que no bien, le regalaron una oreja.El segundo petardo del palco.

Miguel Ángel Perera es actualmente el que mejor se acopla y aprovecha los toros de Alcurrucén. Sobre todo cuando embisten y Perera los torea hasta más allá de los larguísimos viajes de estas reses. El segundo toro hizo salida de manso, se picó a la carambola y arroyó. Perera lo quiso prácticamente crudo. Costó banderillearlo, sobresaliendo Joselito Gutiérrez, y Perera lo brindó. Una sorpresiva colada precedió a un gran arranque de faena por bajo con la derecha, seguida con muletazos en redondo como los anunciados. Los característicos de este matador, capaz de imantar a las reses con un poderío colosal.  Y más de lo mismo al natural. Importante toro y soberbia que le dio la gana en esos terrenos que solamente han pisado Ojeda y ahora él. Armó un alboroto y, tras matar de media estocada en lo alto, la presidencia le robó la segunda oreja. Igual que en Madrid. Intolerable. No hay derecho. A estos individuos hay que destituirles inmediatamente.

No metió la cara en el capote el quinto que incluso desarmó a Perera en uno de los cabezazos que pegó. También en banderillas e inicialmente en la muleta del extremeño que también brindó otra poderosa faena sin buen final porque el toro se rajó totalmente. Perera resolvió todo lo resolvible hasta ese momento, pero no pudo triunfar quedándose muy injustamente sin la Puerta Grande que había merecido.

El negro tercero fue bravo y brioso embistiendo aunque algo suelto y luego distraído en banderillas. Bien Punta y Padillita en palos. La movilidad y la franquía fueron las condiciones de este animal en la muleta de Daniel Luque que hizo una faena sin estructurar, desigualmente ligada sobre ambas manos en lo fundamental sobre las dos manos y cerrada con celebrada originalidad. Bien pero por bajo de su oponente. Mató de estoconazo trasero de rápidos efectos y le fue concedida una oreja estrictamente reglamentaria que puso en evidencia al Presidente. Nada que ver esta oreja con la de Perera.

El sexto tampoco tuvo una buena salida. Aunque manseó en el caballo, permitió un ajustado quite por chicuelinas de Daniel Luque. Algo es algo. Luego perdió las manos en banderillas y llegó a la muleta mejorado. Pronto advertido, Luque supo aprovechar sus nobles embestidas con la mano derecha aunque sin alcanzar muy altas cotas. Y menos aún con la izquierda por donde el toro no colaboró igual. Repitió sus ya desgastados cambios de mano sin espada y, con el toro sin querer cuadrar, pinchó perdiendo otra orejita sin importancia. Hubiera sido un dislate que Luque saliera a hombros y Perera no.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: