2ª de San Juan en Badajoz. Cada cual en lo suyo, triunfaron Morante, Perera y Talavante

Plaza de toros de Badajoz. Martes 25 de junio de 2013. Segunda de feria. Tarde muy calurosa con media entrada. Seis toros de Núñez del Cuvillo, bien presentados y de juego desigual. Inválido y sin nada que aprovechar. Manejable sin fuerza el segundo. Muy noble el tercero. También el cuarto. De menos a muy más el quinto. Suelto y distraído pero muy manejable el sexto. Morante de la Puebla (pizarra y pasamanería blanca): Estocada y descabello, silencio. Pinchazo y estocada, oreja. Miguel Ángel Perera (esmeralda y oro): Tres pinchazos y estocada, silencio. Gran estocada, dos orejas. Alejandro Talavante (azul rey y oro): Buena estocada, dos orejas. Estoconazo trasero, oreja.

Ayer sumamos cuatro días seguidos de toros en dos plazas de segunda categoría con presencia de figuras y ganado más que digno. Y lo cierto es que, en proporción, nos divertimos más que en toda la feria de San Isidro. Esto viene sucediendo desde que hace mucho tiempo y merece la pena meditar sobre los por qué de tanta diferencia. La mayoría de las figuras actuales salen cada tarde a darlo todo.   En esto sí que hay gran diferencia con los antiguos. Las figuras no solían esforzarse en sacar partido de reses con problemas. Los mataban sin apenas intentar lucirse y aguantaban impertérritos el broncazo porque sabían que, si les salía un toro mejor, podrían a la plaza del revés. Reconozco que esta doble actitud me gustaba mucho pese a reconocer que el cabreo que nos cogíamos cuando un buen torero no quería ni ver a los toros que no les gustaban era mayúsculo.

En la actualidad, el único diestro que hace lo que los antiguos es Morante de la Puebla. Ya sé que es difícil ver a Morante en su mayor dimensión, pero hay que exigirle más porque puede. Siempre que torea Morante, todos esperamos que nos toque el gordo de la lotería taurina. Ayer abrió cartel con los dos reyes del toreo extremeño, Miguel Ángel Perera y Alejandro Talavante. Veamos lo que hicieron los tres con ganado de Núñez del Cuvillo según y cómo se comportaron los toros.

Muy suelto salió el primer toro. Morante dejó que corriera y quedaron solamente apuntadas. Por el momento, este toro no había hecho nada grato. En el caballo cumplió quedándose pegado al peto sin apretar. Salió del puyazo cayéndose y la cosa se puso peor. Fue banderilleado como buena o malamente pudieron los peones por lo mucho que esperó. El último tercio empezó con un desarme de Morante y el toro por los suelos en un arreón del inválido. La gente pitó pidiendo que lo devolvieran. Pero no pudo ser por antirreglamentario. Morante tardó muy poco en liquidarlo. No hubo nada que hacer.

Verónicas sin acabar de cuajar aunque jaleadas para abrir boca con el cuarto. Tampoco el toro ayudó. Bien picado por Cruz. Precioso es decir poco del quinte por chicuelinas que enjaretó Morante. Despertó las esperanzas de los presentes y del matador, claro. Muy bien Paco Peña en palos. Buen prologo para lo que llegó después. El cante grande morantista con la derecha, en los cambios y en los de pecho. Sensacional y sembrado el gran artista. ¿A qué huele el toreo por redondos de Morante? A jazmines. ¿Y al natural? A rosas frescas. ¿Y los de pecho? A dama de noche. No fue del todo templada la faena porque tampoco el toro fue de los mejores de Cuvillo. Pero, señores, las imágenes toreras de Morante cuando está en vena, se quedan en la cabeza para siempre. Un pinchazo previo a la estocada tendida trasera no importaron para que la gente continuara emocionada y satisfecha. Oreja que hubieran sido dos de haber matado bien.

Miguel Ángel Perera afrontó un jabonero sucio en segundo verónica no solo con firmeza y temple, también con un excelente juego de brazos. Buen puyazo bien administrado de Francisco Doblado. Medir bien el castigo es fundamental. Perera quitó variado con el toro acusando falta de fuerza. Ya lo había hecho antes. También este toro esperó en banderillas. Y persiguió. A Perera le sirven casi todos los toros y como este medio respondió, lo toreó con la derecha sin bajar la mano para evitar que se cayera. Pero fue al natural cuando sí pudo bajársela y llevarlo larguísimo. Y siempre con temple, con mucho temple. Fue Perera el que se inventó la faena. En otras manos no hubiera sido igual. Un desarme ensució levemente lo hecho. Pero más lo ensuciaron los pinchazos al matar.

Al quinto tuvo que enseñarlo a embestir con el capote. Eso le permitió a Perera hacer un extraordinario quite por quietud, temple e increíble variedad. Y tras parear muy bien Joselito Gutiérrez, hacer una faena plusmarquista de su propia cosecha. Con el toro ya completamente fijo, lo exprimió sobre las dos manos con enorme intensidad. El toro lo aguantó y el toreo le superó. Y tan rotundo como lo toreó, lo mató. Tarde salvada y bien salvada.

Colorao ojo de perdiz y bien hecho apareció el tercero. Tenía que embestir solo por su tipo ideal. Talavante alternó chicuelinas y verónicas con remate de media en el recibo. Derribó el toro en un leve puyazo a petición del matador que quitó por firmes gaoneras. Brindó Talavante su faena fiel al estilo y a los modales que le han dado fama por variado improvisador. Pero fue al natural cuando la faena tomó más vuelo gracias a esa muñeca privilegiada que tiene este torero y a lo muy largo que embistió el animal. Fueron dos largas rondas con otra central por redondos. Algunos naturales resultaron absolutamente modélicos. La izquierda de Talavante es su mano de oro. Sin duda. No faltaron las mexicanadas con cambios, circulares y bernardinas cambiadas. Y como mató de excelente estocada, dos orejas. Las primeras de la tarde.

Con el sexto, pese a lo suelto y distraído que fue, redondeó su tarde Talavante. Y es que, como dije al principio, las figuras actuales no dejan pasar el más mínimo resquicio para torear lo mejor que puedan. Así lo hizo Talavante con el capote y con la muleta.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: