Balance de los Sanfermines en Pamplona. Con suerte en sus lotes, David Mora e Iván Fandiño subieron a la primera fila

Aunque las corridas de la feria de San Fermín hace tiempo que apenas dan y quitan por la singularidad de su público, mayoritariamente no entendido, hay que reconocer que el ciclo pamplonés sigue siendo la cumbre central de cada temporada. Ya solo quedan dos entre las más determinantes, las Corridas Generales de Bilbao y las de El Pilar en Zaragoza, además de las también puntuables ocasiones que nos aguardan en la feria de San Miguel en Sevilla y en la de Otoño en Madrid aunque lo que ocurra para bien en ambas tendrá menos importancia y repercusión que los éxitos alcanzados en la Feria de Abril y en la de San Isidro, salvo que alguien pegue un pelotazo enorme, caso de la histórica tarde septembrina de José María Manzanares del año pasado. Claro que José María ya estaba en el pináculo de la actual torería.

Si he dicho que Pamplona apenas da y quita es porque, como viene ocurriendo hace ya muchos años,  a los triunfos legítimamente logrados les acompañan otros meramente circunstanciales, como fue este año el logrado por Juan José Pasilla en su segunda actuación saliendo a hombros junto a Fandiño. La enorme diferencia entre ambos éxitos fue que la faena de Padilla al cuarto toro de Fuente Ymbro no estuvo a la altura ni de lejos del extraordinario juego que dio hasta el punto que ha sido premiado por el Jurado de la Casa de Misericordia como el mejor del ciclo. La gran faena de Fandiño también la hizo frente a un toro estupendo, pero el Orduña estuvo a su altura. Fue la mejor de la feria y la única premiada con dos bien ganadas orejas.

El triunfador de la feria al cortar tres orejas en dos actuaciones fue David Mora a quien, sobre todo en la tarde que salió a hombros, le vimos en el mismo tono y con la  categoría torera que cuando le descubrimos asombrados por su gran hacer en su tarde cumbre de San Sebastián hace tres años. De tal modo, podemos afirmar que lo que Mora y Fandiño querían, instalarse por fin en la primera fila del toreo, ya lo han conseguido. Solo falta que no se confíen ni desmayen porque en la lucha del toreo no hay treguas de ninguna especie.

Mora y Fandiño Lo consiguieron además en competencia con parte de los diestros más importantes que, dicho sea de paso, no tuvieron suerte con sus toros – sobre todo El Juli, Morante de la Puebla y Miguel Ángel Perera – y con el mencionado Padilla, cuyo caso merece comentario aparte.

Y es que, una vez archireconocido como sin duda merece el haber sido capaz de recuperarse tanto física como anímicamente de su terrible percance en Zaragoza, como también que, gracias a la proeza, se está viendo instalado en los carteles más importantes de casi todas las ferias con un ganado que apenas había catado en su legendaria etapa anterior, hora es ya de exigirle como corresponde a su adquirido rango. No han sido de recibo las quejas públicas de Padilla tras sus dos actuaciones en Pamplona sobre las que el jerezano cree que no fueron valoradas como merecían. Y eso es absolutamente falso. Una cosa es el toreo para la galería bullanguera, fácilmente jaleable por los miles de indocumentados taurinamente hablando que ocupan mayoritariamente los tendidos de la plaza de Pamplona, y otra el toreo en serio y como mandan los cánones, el toreo grande en definitiva. Ese que nos pone a todos de acuerdo sin discusión alguna.

De los jóvenes valores que actuaron en Pamplona, por delante merecen plácemes por Manuel Escribano, único triunfador en la corrida de Dolores Aguirre, la mejor del ciclo por cierto y en esto también estamos casi todos de acuerdo con el Jurado de la Meca, y el malagueño Jiménez Torres quien, sin duda, ha sido el que más ha puntuado para ser considerado como inminente aspirante a ocupar mejores puestos en las ferias. Al contrario que el sempiterno local, Francisco Marco, que no se cómo las apaña para cortar en Pamplona su orejita de cada año que le sirve injustamente para volver a figurar en los carteles del la feria de la siguiente temporada. ¿Hasta cuando tenemos que soportar que, como casi siempre, Marco deje escapar un buen toro como fue el caso de la pasada feria con uno de los tres mejores que echó la ganadería de Torrestrella?, por cierto una de la tres mejores junto a la citada de Dolores Aguirre y a la de Fuente Ymbro.

Lo demás fue un batiburrillo en su mayor parte aburrido por culpa principalmente de las pésimas corridas que tanto defraudaron como las supuestamente más ilustres de Alcurrucén, Valdefresno, Victoriano del Río, El Pilar y Miura. Dejando esta última aparte porque de Miura se puede esperar todo y, sobre manera, lo malo, cabe especular sobre el pésimo juego que dieron las otras cuatro. Se debió en gran parte a la enormidad de sus hechuras y pesos. Con tales e inmensas proporciones, es muy difícil que embistan los toros aunque sean del mismísimo Papa.

Por lo que respecta a los aspectos económicos, a las corridas de San Fermín de 2013 fue más gente de la que algunos temían acudiesen,  aunque muchas tardes hubo huequitos, en casi todas la reventa perdió un dineral y los propietarios de más de dos abonos se las vieron y desearon para colocar boletos sobrantes. Muchos los rechazaron incluso regalados. En esto fue lo mismo que pasó en las corridas isidriles de Madrid.

En cualquier caso, lo que hay que hacer es mejorar la calidad. Ya sé que eso es menos rentable por la mayor inversión que supone. Pero a medio y largo plazo es algo necesario para que los públicos continúen acudiendo a las taquillas las próximas temporadas. Mírense en la por todo ejemplar plaza de Vista Alegre de Bilbao todos los que organizan corridas de toros en plazas públicas o semi públicas. Pues eso.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: