Qué nortes tan distintos los del Norte

Ricardo Díaz-Manresa

Los taurinos, por supuesto. De los otros, mejor no hablar de pnvs y de bildus. Una rápida mirada y se ve. Qué desnortados están algunos taurinamente en el norte y otros qué bien orientados.

Lo sabía, lo temía, me lo esperaba. Les ha dado igual que la Semana Grande antes y Chica últimamente de San Sebastián se muriera. Igual. Ni una nota de protesta de los colectivos taurinos, ni una manifestación a pie de calle de los aficionados, ni un rechazo de los perjudicados económicamente, ni un grito de la ciudadanía que se habrá dedicado a ver los fuegos (artificiales) en la Concha, ni un gesto allí dando la cara de los toreros.

Desgraciadamente nada y es lo más grave que ha ocurrido taurinamente en España tras la colosal puñalada al espectáculo en Cataluña. Alguna declaración arrancada en un  callejón de España, lamento de boca sin ningún reportaje espectacular que lo denuncie como en el Canal Menos y también pesar hablado  en  “Tendido Cero” y ni una palabra en “Toros para Todos”.

Los medios informativos de espaldas en la mayoría de los casos. El muerto al hoyo y el vivo al bollo y, como dicen, otra cañita y una más de gambas y que nos dé coba el taurineo. El caso es que ayer se debía haber celebrado la última solapada como siempre con la segunda de Bilbao pero sólo hubo silencio y vacío porque le salió de las narices o así a los bildurris. Me da la impresión que a los donostiarras les preocupa menos que a mí.

Menos mal que hemos tenido Gijón, con la feria hacia arriba y con una tarde histórica. Sólo falta de llenos y de algo más en ciertas tardes como la de Curro Díaz, el Cid y Fandiño, buen cartel el día del gran despiste del Boni con cornada fuerte pero poco para lo que podía haber sido. Al día siguiente, bien es verdad que la festividad de la Virgen de Begoña, los mediáticos taparon la ruina de la fecha anterior. Pero lo destacado de esta feria, que va para arriba de la mano de la familia Zúñiga, es la tarde de los toros de La Quinta y los héroes Ferrera, Castaño y Álvaro de la Calle. Incluyo al sobresaliente porque no haber toreado, creo, en los últimos tres años, enfrentarse a un santacoloma, superar el susto de que tendría que matar otros dos y estar bien es una heroicidad. Lo de Ferrera, con una cornada más gorda, y salir y jugársela es de chapó. También lo de Castaño, siempre dando buen espectáculo él o su cuadrilla pero justificando cada uno de sus contratos.

Y el gesto de salir los dos de la enfermería para no dejar la papeleta tremenda a Álvaro de la Calle es tan impresionante como admirable e histórico. Toros bravos (figuras: ahí los tenéis) frente a toreros más bravos todavía. Ver a Antonio y a Javier vestidos con pantalones de mulilleros, con sus zapatillas y medias toreras, sin chaleco y con la montera era todo un espectáculo en la que la emoción superaba por mucho a la falta de estética del conjunto. Ahí se vio lo bonito que es el traje de luces.

Admiración de todo el toreo para Ferrera y Castaño y mi profundo agradecimiento porque esto sí es defender el toreo. Mientras, Adalid y Fernando Sánchez sin parar de recoger ovaciones al lado del grandísimo capotero que es Marcos Galán.

Vitoria sigue dando tumbos, pero se mantiene. Hay que reforzar y plantear una feria histórica del Norte que continúa desnortada. Los enemigos no descansan. En cambio Santander, otra norteña, ha mantenido el tipo y el público en una feria algo más reducida.

Y llega el gran Bilbao como Norte del Norte, con cuatro sorpresas. Dos tan positivas como el enorme alarde de Hermoso en el inicio con su nuevo quite, así habría que llamarlo, de las mendocinas (ese es el nombre provisional) con el caballo Disparate corriendo a dos pistas y la consagración de Manuel Escribano como sorpresa del año: portagayola, quites variados de un buen capote, banderillas más emocionantes que perfectas, templado pero mucho con la muleta y dando estoconazos uno tras otro. Huele a torero completo.

Y dos negativas : las entradas de los dos primeros días. O Hermoso no atrae o lo castigaron por no querer verle la cara a Diego Ventura porque el cartel con Leonardo era un apaño, no un atractivo.

En Madrid, querido Bilbao, esto no hubiera pasado ni de lejos. Darle la espalda a un rejoneador histórico, el mejor de siempre, como Hermoso. Incluso ni se enteraron de lo que había hecho. Faena de dos que se quedó en una oreja porque la pidieron pocos y Matías la dio diciendo desde el palco con sus gestos que sacaran más pañuelos. Y la dio sin deber darla por la petición pero muy merecida por la actuación de Pablo. ¿Qué dicen ahora los comepresidentes y particularmente los comematías?. Es la corrida mejor de rejoneo que he visto con menos orejas.

Por cierto, es rarísimo  un sobresaliente vestido de luces en un mano a mano de rejoneadores. Antes algunos caballeros llevaban un sobresaliente en su cuadrilla para rematar los toros a pie de los que no se bajaban del caballo, pero lo lógico es que el sobresaliente en estos casos de mano a mano sea otro rejoneador. Siempre el toreo a caballo ha estado dejado de la mano de Dios, incluso en su legislación.

Tampoco Madrid habría dejado nunca tan solos a los santacolomas de la Quinta, con la novedad torera del año –Escribano-, un torero en buen momento y experimentado –Bolivar- y el albaceteño en progresión de oficio y madurez Rubén Pinar. Nunca he visto en las Corridas Generales menos público. Sólo en la corrida de único espada de Fandiño, pero era en corrida de aniversario, en fecha distante de la feria.

Talavante entró por Morante. Talavante no figuraba en los carteles porque en la presentación se dijo que había pedido el 50% más que el año pasado. ¿Se lo habrán dado?. Estos toreros viven en Jauja. No saben de la crisis.

El caso es que se empeñan en ponerle rivales a Madrid que juega en otra Liga como el Real Madrid y el Barcelona. Son buenos equipos el Bilbao, el Valencia, el Sevilla y algún otro (ciudades que también tienen ferias taurinas destacadas), pero nada que ver. No puedes aspirar al título aunque nos gusten mucho sus ferias y sus equipos. Tampoco Sevilla y la de abril es el Barça de Messi.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: