Observatorio taurino: Se avecina un invierno movido

ADIÓS A CURRO PUYA: TRIANA, TOREO Y FRAGUA

Francisco Moreno Vega, Curro Puya, nos dejó ayer a los 79 años. Los toreros viejos de Sevilla – esa gran familia – lo repetían en voz baja: Curro está malito. El maldito cáncer lo había sentenciado. La última comparecencia pública del sobrino del autor de la verónica del minuto de silencio fue en su Triana, toreando al aire de la calle San Jacinto junto a Francisco Rivera -fue banderillero de su abuelo- para recordar el centenario de la alternativa de Belmonte.

Las dos Sevillas de José y Juan

La doble exposición inaugurada en el antiguo convento de Santa Clara y los bajos del mercado del Altozano -léase Castillo de San Jorge- abre una ventana a ese largo lustro prodigioso que se llamó la Edad de Oro del toreo. Ha pasado un siglo de la alternativa de ambos colosos. José se fue en la tarde negra de Talavera y Juan se quitó del tabaco -no estaba dispuesto a que nadie le lavara las bajeras- el domingo de Pasión de 1962. Ha pasado el tiempo y permanece esa dialéctica tan unida a la propia esencia de la ciudad. Joselito se hizo torero en la orilla de Sevilla y Belmonte veló sus primeras armas en la margen derecha: el Altozano y la Alameda; el Cachorro y la Esperanza; Sevilla y Triana; el arte y la ciencia… una revolución complementaria -así se titula la muestra de Santa Clara y Triana- que movió los ejes del oficio y abrió los caminos del toreo ligado que ha llegado hasta hoy.

Cambios de pareja

Talavante fue el encargado de abrir este baile cambiando a Manuel Choperita por el ínclito Curro Vázquez. Ya se está empleando a fondo retocando la cuadrilla del extremeño, que siempre ha arrastrado goteras. Sale Fernando José Plaza y entra Juan José Trujillo rompiendo el mítico dream team de Manzanares para certificar que el alicantino podría torear mucho menos en 2014. Mientras tanto, algunos siguen mirando a la playa de San Juan invocando a los dioses del Olimpo. De la decisión de Manzanares podrían depender ciertas prebendas e intereses que quedarían despejados con la licencia de los hermanos Matilla, que siguen pendientes de juicio por la muerte de Chanquete. Muchos lo dan por hecho pero la solución final -con o sin la sustanciosa suma que permanece pendiente de pago en metálico o en especie- sólo la conocen los interesados. El carnet de este baile se amplía con otros cambios más intrascendentes: José Antonio Campuzano y Alberto Aguilar dejan de bregar juntos; Salvador Vega tampoco seguirá junto a José Luis Peralta y Casas reforzará el equipo de Manuel Escribano, que ficha a su paisano Antonio Punta y a Jaime Padilla, hasta ahora en las filas de Daniel Luque. La cuadrilla de El Juli, con el tercero Emilio Fernández en el mercado, queda abierta a una profunda remodelación si la recuperación del Niño de Leganés -brutalmente herido en Sevilla el Domingo de Resurrección- no se completa a tiempo. Cotiza al alza el nombre de José Antonio Carretero. Quizá prefiera seguir suelto para poder sumar los contratos que no podrá cumplir toreando en exclusiva para una figura en este tiempo de recesión. Aunque, ¿cuantas quedarán en el grupo especial en 2014? Ay, que me da…

Adiós a la extraña temporada 2013

La resucitada feria de Jaén ha echado el cierre oficial a la gran temporada. Atrás han quedado más de siete meses de toros en los que se ha hablado más de lo que ha pasado fuera que dentro de los ruedos. La recesión económica se ha cebado sin piedad con este peculiar planeta que ha vuelto a ver descender sin paracaídas el número de espectáculos celebrados mientras seguían cerrándose plazas por muy distintas razones. Ha hecho un ruido especial la clausura de la faceta taurina del coso donostiarra de Illumbe pero la inactividad de otros escenarios tradicionales podría ser mucho más grave para el futuro inmediato de esta industria que sigue quemando los palos y las velas para seguir navegando. La campaña concluye con la feliz conclusión de la iniciativa legislativa popular que convertirá en ley el blindaje jurídico y político de la fiesta de los toros. Pero se presenta un invierno calentito. Los toreros han vuelto a convocar un cónclave para unir fuerzas. Y las grandes empresas también se han reunido en capítulo secreto. A unos y otros sólo les deseamos altura de miras. Ya hay demasiados platos rotos.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: