10ª de la Temporada Grande en La México. Eduardo Gallo apenas se llevó la tarde

Juan Pablo Silva

Otra pobre entrada  en Insurgentes, las fechas cercanas a la Navidad, un cartel poco atractivo y altos precios de las entradas, posibles causas del vacío en el tendido.  La cercanía a las fiestas navideñas no fue pretexto para que hace ya muchos años la gente acudiera a la plaza y poblara el tendido, tiempos aquellos donde había toreros que motivaban al publico y una empresa decidida a que el aficionado asistiera a los toros. De unos años para acá, parece que la empresa se ha empeñado en desdeñar las corridas que se dan después de la primera quincena de diciembre y hasta la primera semana de enero. Plausible que se den corridas de oportunidad, pero no es justo ni equitativo para el aficionado que el precio de una entrada sea el mismo en una corrida como la de ayer, que en  una donde aparezcan anunciadas las figuras. Si se quiere mejorar la asistencia y apoyar a la fiesta en la capital del país algo distinto se tendrá que hacer. El cartel poco atractivo confirmó al aficionado que decidió quedarse en casa, que no se perdió de mucho.

La actuación de Eduardo Gallo fue muy decorosa, pero nada que quede en la memoria del aficionado. Con el primero de su lote estuvo acertado con el percal. Con la muleta tuvo dificultad para encontrar la distancia correcta. Unas series mas holgadas que otras, optó por arrimarse y pegarse a los pitones, lo que le fue agradecido por el poco publico. Estocada entera y el respetable pide la oreja que es concedida. Con el segundo de su lote, se abrió de capa para estar variado. Con la muleta comenzó a estructurar una faena, mejor que la primera, que termino malogrando con la espada. Otra faena de estar cerca a los pitones. Si hubiese estado certero, por lo menos una oreja se hubiese llevado y así su Puerta Grande. No se pudo, quizás si se quedara hacer campaña en México, Gallo podría explotar su potencial.

Angelino de Arriaga demostró que esta toreando poco, a su primero no le pudo estructurar una faena, traía las ganas pero no las ideas claras, pases y pases alargando de mas una faena. Malogro su actuación con espada. Un toro con peligro, que inclusive hirió al banderillero Juan Ramón Saldaña, aclarando que mucha culpa tuvo el peón que estuvo mal colocado y no pudo quitar al burel. Con la zarga nada pudo ni quiso hacer, se fue silenciado. El primer espada Israel Téllez, no las trajo hoy consigo, se le vio totalmente fuera de sitio, con el primero silenciado y pitado con su segundo.

Felices fiestas les deseamos a todos ustedes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: