Lamentabilísima pelea con lesiones entre un banderillero y un crítico taurino

El periodista Vicente Zabala de la Serna, crítico taurino del diario El Mundo, y el banderillero Fernando Galindo, presidente de  Unión Nacional de Picadores y Banderilleros Españoles (UNPB) , se enzarzaron ayer a golpes tras una discusión mantenida en un bar de la plaza de Santa Ana de Madrid, resultando ambos con lesiones que se aprecian en las fotos publicadas y que necesitaron atención médica. Lamentamos profundamente este suceso que para nada beneficia al mundo de los toros y del periodismo.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

9 Resultados

  1. Antonio Juarez dice:

    Podríamos imaginar las fotos de los contendientes al revés, es decir que hubiera aparecido Zabala con ese costurón en la cara por agresión de Galindo en su cara con un vaso de cristal que se rompió en su rostro, dejándolo como un Cristo. ¡La que se habría liado!. Pedro J. hubiera puesto la foto en la portada de su diario El Mundo, eso seguro, y muchos medios se hubieran echo eco por el ataque con instintos criminales de un torero asesino a la libertad de expresión y de opinión de un periodista independiente. Aunque lo de independiente hay que ponerlo en duda. Todo el mundo sabe lo que Zabala obedece a los Lozano y a su principal patrón, el hipertomasista de Telefónica. Pero no pasó lo que hubiera sido obligado…Casi nadie publicó nada sobre este caso, ni siquiera los portales digitales más leídos como el de Aplausos, Mundotoro, o Burladero. Qué poca vergüenza tienen todos… Y a ver con que moral reemprende Zabala sus crónicas. Lo que tendría que hacer es abandonar la tribuna de El Mundo aunque seguro que su gran padrino, Ansón, habrá removido el Cielo y la Tierra para que lo de su protegido quede en nada. A ver si la cosa llega a los tribunales y el juez aplica el código penal para estas agresiones faciales que dejan huella.

  2. Pedro dice:

    Al hijo de p. De zabala no había que quitarle del periodici había que quitarle la vida

  3. Antonio Olmedo dice:

    Si Galindo, con razón o sin ella, le llegó a Zabala de frente y por derecho dándole un cabezazo y luego un puñetazo, y Zabala reaccionó lanzándole un vaso o estrellándoslelo directamente con la mano a la cara como un infame bajonazo, yo creo que ya no hay más que hablar. Zabala pierde cualquier tipo de justificación que pudiera haber tenido, ni siquiera la de defensa propia. Zabala irracionalmente utilizó un arma que bien pudiera haber dejado lisiado de por vida a Galindo y, para más inri, se va coriendo al twitter para ser el primero en presentar su victimismo y ganarse las primeras adhesiones de los coleguillas. Yo hago más daño, soy más cobarde y más traidor y después soy el primero en gritar ¡fuego, fuego, que me quemo!. Lamentable y patético.

    P.D. A Zabala no le pareció oportuno salir fuera del bar como le propuso Galindo a “solucionar” las diferencias, y en cambio sí que se lo pareció agredirlo con un vaso.

  4. Fabio dice:

    Muy bien Antonio Juarez….lo que se montara con las fotos al reves….hay que subrayar la codarde, sucia e inmoral actitud de muchos portales, de todos los mas leidos, que una vez mas, dieron ejemplo de desinformacion y prostitucion..Para ellos no ha pasado nada, solo vale ocultar (ni en la DDR)…¡¡¡Vergüenza!!!…Zabala…ninguna duda sobre de su total y absoluta dipedencia por Telefonica, esto no hay quien pueda ponerlo en duda… oportunidad, dignidad y sentido comun le tendrian que imponer abandonar en el instante “El Mundo” y dejar ya de pontificar con su falsa moral…que falta de elegancia y de verguenza torera…pero esto no va a ocurrir….el padrino movio’ los hilos ya…¡¡¡verguenza!!! Lo siento repetirme una vez mas pero dignidad, independencia y profesionalidad son caracteristicas de muy, muy pocos..

  5. Andrés Duque Alfonso dice:

    En los círculos le llaman “El Zabalita”. Y “El Zabalita” es una facción heredera, dependiente y artificial que, hoy, debe de abandonar la pluma con la misma facilidad que se la dieron. Han sido estos los que le han dicho por dónde tiene que ir, los que le han marcado el camino porque el solo no acertaría a labrarse un porvenir en libertad e independencia en este mundo proceloso, a veces, y sórdido, también, por mor de personajes como el.
    Desconocedor absoluto del bello comportamiento del toro en el campo o en la plaza, del lenguaje tan especial y hermoso que se requiere para escribir una crónica y ayuno en el saber precisar cual ha sido el compromiso del torero.
    Su herencia se ha perdido, no debe de alternar en esta sociedad, desnúdese de su afán figurinista, porque esta visto que le cuesta pensar y actuar racionalmente, accionar o moverse como hombre y, sobre todo, necesita un poco mas de sal en la mollera.
    Se anda por la vida “como se es”. Se torea “como se es”-decía Belmonte-. Y se escribe” como se es”. A partir de ahora las letras de sus páginas serian mucho mas borrosas, mas intrascendentes, mas sucias.Ilegibles

  6. andres duque alfonso dice:

    “El Zabalita”, así le conocen en el mudillo, es una facción heredera, dependiente y artificial que debe de abandonar la pluma con la misma facilidad de los que se la dieron. Estos son los que le han dicho por dónde tiene que ir y le marcaron el camino porque el solo no acertaría labrarse cualquier porvenir en este mundo proceloso, a veces, y sórdido por mor de personajes como el. Desconocedor del bello comportamiento del toro en el campo o en la plaza, del lenguaje especial y hermoso que requiere escribir una crónica y nulo en el precisar el compromiso del torero.
    Su herencia protectora la ha perdido, no sabe alternar en esta sociedad y debe desnudarse de su afán figurinista porque visto está que le cuesta pensar y actuar racionalmente, accionar o moverse como hombre y, sobre todo necesita un poco mas de sal en la mollera.
    Se anda por la vida “como se es”. Se torea “como se es”-Belmonte-. Se escribe “como se es”. Y a partir de ahora sus páginas estarían borrosas por la indecencia, ilegibles por la falsedad, manchadas por el oprobio.

  7. Javi dice:

    Esta claro que el periodista esta en mejor forma que el banderillero, le debio de una buena manita de ostias..Ai manolete, sino sabes torear….

  8. josem dice:

    Si está sobradamente contrastado que el enchufado niño de papá es una pésima persona, igualmente es un pésimo profesional y mentiroso al omitir en su inicial twit las graves lesiones sufridas por su contrincante, ya que solo colgó en la red social una foto de su rostro golpeado. Un día encontrará la horma de su zapato y entonces lo pasará muy mal

  9. banderillasnegras dice:

    Se torea como se es y se actua como se es…este es ZABALA DE LA SERNA

    YO NO SOY JAVIER VILLÁN
    03/01/2014
    http://www.zabaladelaserna.com

    Yo no soy Javier Villán y ya me gustaría serlo. Por su desbordante talento, por su escritura absoluta, por el profundo conocimiento de la cultura, por esa capacidad para dictar una crónica taurina en verso desde la misma plaza o para improvisar una crítica teatral según abandona la sala y que nuestras maravillosas secres de El MUNDO plasman al dictado en una maqueta. Hay gente superdotada, hipercultivada, grandes para poder escribir de toros, flamenco, pintura, poesía, teatro… Dios en ocasiones compensa lo que te da con una mano y te lo quita con la otra: Javier Villán sufre una enfermedad degenerativa de sus caderas desde la cuna. Y en eso tampoco soy Javier Villán. Cuando a Javier Villán una cuadrilla de banderilleros le agredió físicamente en el año 2000 en un hotel de Logroño, Javier cayó o quedó a merced de los agresores por sus impedimentos. La “provocación” de Javier había sido una crónica. Otra crónica supongo que fue el fundamentado motivo para que el padre de una figura del toreo la emprendiese a golpes con José Luis Carabias en un hotel de Sevilla. Otro escrito originó una agresión de un matador de toros a Vicente Sobrino en Valencia. La última que recuerdo fue a Domingo de la Cámara en Bilbao, cuando otra cuadrilla le hizo el gesto de cortarle la garganta… La lista es larga.

    La libertad de expresión en el mundo del toro parece que conlleva el precio de la “vendetta”, la caza del periodista, la paliza al mensajero, el cabezazo inesperado al escritor, el puñetazo traidor, la espera en el ascensor de un hotel, en la esquina de un bar. Históricamente, el cronista debe sucumbir a los golpes, tirarse en una esquina o salir corriendo, nunca defenderse ni tratar de parar la agresión, como asumiendo una culpa por alguna ley no escrita. Desgraciadamente, no soy Javier Villán y ya me gustaría serlo. No estoy cojo pero no cuento con su talento, no voy apoyado en muletas pero tampoco tengo su pluma. No me caigo por un cabezazo a traición, ni me doblo por un puñetazo, pero tampoco me dejo pegar el tercero. Lamentablemente, a estas alturas, tras todo el episodio gratuito de violencia y la agresión del 31 de diciembre por parte de Fernando Galindo, en algún punto de mi fuero interno hubiera deseado ser también Javier Villán y haberme caído al suelo y esperar una lluvia de patadas y no tratar de frenar ni repeler los golpes. Ahora formaría parte de ese inmenso listado de periodistas taurinos que, según la historia, debe pagar el precio de una crónica escrita en libertad con una mano de hostias como si fuera la cuota de la Asociación de la Prensa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: