3ª de feria en Manizales (Colombia). Pablo Hermoso, épico, indulta un toro y oreja para Manuel Libardo

 Pedro Abad-Schuster

El reverso de la medalla, no concluyó bien la corrida para Pablo Hermoso de Mendoza en su visita a Manizales, sin materia prima con el sexto toro, el más feo del festejo, que no quiso participar en la corrida, embestía topando con riesgo para llegarle al sitio, faena que le exigió al máximo por las condiciones, utilizó a “Napoleón”, “Manolete” (el hijo del célebre “Cagancho”), ”Dalí” y “Pirata”. Casi nada su cuadra. En el plano personal para quien esto escribe, le habíamos seguido a él y a su célebre Cagancho muchas veces en México entre 2000 y 2008, le vimos con singular interés en ciudades como Chapala (1 vez), Guadalajara (3), Tijuana (5), Mexicali (2), Aguascalientes (1), San Juan del Rio (1), Moroleón (1), Autlán (2) y Celaya (1). Hoy, después de todos estos años, Hermoso de Mendoza, que tiene un rancho en San Miguel de Allende, y que es devoto de la Virgen de Guadalupe, continúa más vigente que nunca. Ha ampliado su participación en América durante un mínimo de 5 meses al año, venía de dos actuaciones en Acho – Perú, estará muy cerca de la capital Bogotá el 19 de este mes, y en Medellín el 1 de febrero. Y después México.      

La obra de arte de Hermoso de Mendoza que desató la loquería en los tendidos se dio con el tercero, bordó el toreo de fantasía.  ¡ Vaya actuación del mejor rejoneador del mundo y de la historia !  Indultó un noble y bravo toro para rejones de Ernesto Gutiérrez Arango. Impresionante triunfo de Pablo, ayer miércoles 8 de enero del 2014, ante tres cuartos de aforo en la Monumental de Manizales, en tarde con clima agradable.

Iván Fandiño, torero poderoso del país vasco, dejó el sello de su personalidad. Enfrentó al peor lote de Vistahermosa (ganadería para los de a pie), un deslucido primero de 454 kilos, muy pobre de pitones, de excesiva bondad, sin fuerza ni fondo. El toro con muchos kilos para su caja pequeña, de acuerdo al fenotipo de Santa Coloma en la línea de Buendía, con el que el de Orduña le dio tres tandas al principio. El toro muy quedado en el piso, queriéndose salir siempre, luego arrollando. Buena estocada bien señalada, a la segunda. Palmas.  Con su segundo, el más pesado del encierro de 496 kilos, con peligro sordo queriéndole coger, imposible pegar 4 muletazos juntos. Iván Fandiño se jugó el tipo, con un toro el más incómodo para estar delante. Buena estocada un pelín caída. Palmas. El torero del norte de España deberá reivindicarse el 1 de febrero en Medellín con astados de Agualuna, estará con Hermoso de Mendoza y Manrique.

Manuel Libardo, colombiano de Cundinamarca, de 28 años de edad había exhibido pinturería, gracia y garbo en el ruedo, con una concepción de una muleta muy templada, y ahora lucía la “Corona del Café” en su triunfal vuelta al ruedo con la oreja que recibió. Fue un justo premio a su actuación con torería, valor y pundonor, con el áspero cuarto de la tarde. Oreja de ley que vale mucho, logrando la estocada de la feria, lo mató como Dios manda, saliendo rebotado con golpes en el cuerpo, el toro lo levantó de la hombrera, y lo conmocionó leve. Manuel Libardo busca oportunidades para convertirse en el mejor torero de Colombia, estará en Medellín el próximo 18 de enero, junto a Pablo Hermoso, Castaño y Castrillón con  Achury Viejo. No le quedó de otra. Esta tarde en Manizales Libardo cambió la cornada por el triunfo con el segundo de su lote, un cárdeno oscuro de 454 kilos que se desplazó bien en el capote, en tres verónicas lentas, suaves, cadenciosas. El de Vistahermosa iba con casta y transmisión y poca fuerza. Buena vara arriba de Cayetano Romero, el torero llevando la lidia con inteligencia. En banderillas el toro se desplazó mejor por el pitón derecho. Inicia por estatuarios componiendo bien la figura, la plaza entusiasmada con Libardo le coreaba los olés en los tendidos. Buenos derechazos acompasados en la segunda serie. El toro saliéndose del renglón con complicaciones, levantaba la cara arriba. Manuel Libardo debía resolver, valiente y decidido le daba  espacios y tiempos para refrescar su embestida. Los olés eran incesantes, por derecha insistía a media altura bajándole la mano y logró 4 redondos. Muy solvente el colombiano, le tapaba los problemas al toro que protestaba. El animal escarbó al sentirse podido y amenazaba con las tablas, Libardo lo retiró de esa jurisdicción. Suena el pasodoble Manolete. Con la izquierda, serie de naturales, Libardo con la figura compuesta, y el toro moviéndose sin convencimiento, iba muy cruzado. Serie de tres estatuarios, y cuando entra a matar – entregado, con valor, arriesgándolo todo- , logra un estoconazo con el toro doblando de inmediato, pero saliendo volteado feamente, cayó de mala manera, en el piso el toro hizo por él, había sangre en la nariz y boca del torero, pero no pasó a mayores. Antes con su primero, un toro descastado de 440 kilos, gordo para este encaste, con calidad pero que le faltó aguantar, sin chispa ni emoción en el ruedo, noblecito, con dulzura,  obediente, sin ímpetu en la embestida. Se quedó sin recorrido alguno en la segunda serie. Actuación decorosa, imposible trascender la faena. Palmas.  

Pablo Hermoso de Mendoza, épica actuación en Manizales en este inicio del 2014. Fue con el tercero de la tarde, de nombre “Villancico”, Pablo  sacó toda la artillería, y lo ha indultado, un toro bravo de la ganadería Ernesto Gutiérrez, con el que hubo conjunción, lucieron los caballos, el torero y el toro, transmitiendo a los espectadores. Hermoso de Mendoza vistió un chaquetón vino tinto con bordados, siempre ayudado por su extraordinario peón de confianza Gitanito Sartenero. El toro nunca dio respiro, no paraba de embestir, se enceló desde el principio motivado por la casta, persiguiendo permanentemente pegado a la grupa de los caballos. Pablo de salida utilizó a “Churumay”, templando excelente. Dos farpas de castigo del rejoneador para parar al toro.  El toro iba prendido a la cabalgadura sin cesar, no se podía hacer la pausa.  Suena el pasodoble, ya montando a “Disparate” para colocar las banderillas. El dominio de Pablo era impresionante, haciendo suertes increíbles, el público puesto de pie le aclamaba al mejor rejoneador del mundo y de la historia. Cómo llevaba con este caballo al animal toreando a dos pistas, alternando flancos, con dominio completo en el rejoneo. Hermoso de Mendoza aprovechaba el viaje del toro que no paraba de embestir, sin tocar el anca del caballo con los pitones, quebrando en la cara, mostrando el pecho el caballo.  Con “Viriato”, llegó la emoción a la plaza de Manizales, el caballo-torero es un capote imaginario. Qué cátedra del toreo a caballo ha dado Pablo Hermoso de Mendoza, y luego con “Pirata” en banderillas cortas. El toro bravo, noble, emotivo, de gran calidad y clase desde el principio hasta el final, resultó indultado a petición general de 12,000 espectadores. Dos orejas simbólicas para Pablo Hermoso, ante un toro de Ernesto Gutiérrez que mereció el honor de perdonarle la muerte, que repitió siempre por delante, con el rejoneador preocupado por estar a la altura. En el rejoneo, no hay Fiesta sin toros ni caballos….y con Pablo Hermoso de Mendoza.

Pedro Abad Schuster

Pedro Abad Schuster

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: