13ª de la Temporada Grande en La México. Dos orejas excesivas para Arturo Macías

El público sigue sin poblar el tendido, aproximadamente cuatro mil personas se dieron cita para presenciar un cartel, en principio atractivo, Fabián Barba, Pedro Gutiérrez Lorenzo “Capea” y  el líder del escalafón azteca, Arturo Macías, para lidiar un encierro de la mítica ganadería de La Punta.  Los astados cumplieron en presencia, sin ser aquélla temible presentación de antaño, su juego quedó a desear, destacando el primero, el cuarto y el sexto que mereció los honores del arrastre lento. 

Abrió plaza el torero hidrocálido Fabián Barba (turquesa y oro) quien intentó recibir al astado con lances a pies juntos. Desde un inicio el toro se le revolvía y no lo dejaba estar a gusto; acertadamente lo sacó de las tablas llevándolo a los medios para culminar sus lances de manera aseada.  Intentó un quite por navarras con más afición que clase. Con la zarga parecía que el toro era más claro por el lado derecho. Por ahí comenzó la faena que no pudo ser hilvanada dadas las condiciones del burel pero también por la falta de salida que no le dio el torero. Es decir, parecía que Barba no dio el último tiempo del muletazo y eso provocaba que el toro regresara e inclusive buscara al matador obligándolo a rematar con dos molinetes caracterizados por su prisa en la ejecución.  Buscó con la zurda, el toro era menos claro pero cuando se le metía la mano de manera adecuada el cornúpeta metía la cabeza. Otra vez la misma historia, no hubo consecución y la faena no pudo crecer.  A pesar de sus limitaciones, mucha voluntad de Barba. Se tiró a matar llevándose un susto que afortunadamente no pasó a mayores. Dejó media perpendicular, siendo necesario un descabello. Saludó en el tercio. 

Con el segundo de su lote, un toro enrazado, algo complicado, que pedía ser toreado de largo, Fabían realizó una faena decorosa. Así nada más.  De manera equivocada, el toro fue picado de manera trasera lo que trascendió a la parte final de la lidia.  Intentó comenzar la faena con pase cambiado por la espalda. Faltó citar de manera clásica, al toque, pues el toro respondía al engaño. En lugar de torear de largo, el matador fue acortando distancias desdibujando una faena que pudo calar más en el tendido.  Las series siguieron cortas, ajustadas y algo templadas, pero sin la emoción necesaria para encumbrarse.  Despachó a su enemigo de una estocada caída recibiendo las palmas necesarias para salir al tercio. 

Una mala tarde tuvo Perico “Capea” (marino y oro) si bien es cierto que sus enemigos no colaboraron para el lucimiento, también debe decirse que con los dos de su lote, se vio a Pedro algo desconfiado, sin ritmo y en ocasiones titubeante, mucha presión quizás para el vástago del mítico “Níño de la Capea”.  Lo más notable de su actuación fue el brindis al maestro Dámaso González que acudió a la barrera.  Lástima que no pudimos observar los avances que dice la prensa ha mostrado el Capea en sus actuaciones en provincia. El torero no transmitió y sus animales en suerte tampoco.  Será en otra ocasión. 

El tercer espada fue Arturo Macías (celeste y oro), quien el año pasado fue el líder del escalafón mexicano.  Arturo se ve muy toreado y quizás ya acostumbrado a torear para el público.  Lejos estamos de aquél Macías reposado que le disputaba las palmas a José Tomás en esta misma plaza.  A su primero poco le pudo hacer, destacó con el percal su temerario quite por gaoneras, ya con la muleta se dedicó a pegarle pases a un toro rajado que fue huyendo hacía las tablas. Las series ajustadas y parte del público feliz con el torero. Dejó un pinchazo y la ilusión de la oreja se escapó. Aún así saludó en el tercio.

El último de la tarde fue el toro que mejor juego dio.  Macías lo torero muy bien a la verónica. Se dio tiempo para hacer un quite por saltilleras. Con la muleta, lo aprovechó y en ocasiones lo toreó de manera templada y acompasada, en otras tantas, de manera velóz, pero siempre buscando agradar al respetable. Un torero que está muy hecho a torear para el tendido. Dejó una gran estocada y al doblar el público pidió las orejas. De manera acertada el Juez sacó el primer pañuelo y aguardó. Lástima que no aguantó la presión del público y del propio torero, quien con sus ademanes, presionó al del biombo para que finalmente soltara la segunda oreja.  Desde nuestro punto de vista, la faena era solo de una oreja, pero la mayoría del púbico la pidió y se fue feliz con la actuación de Macías.  Yo creo que Arturo Macías podría torear de manera más reposada aunque quizás no hubiese estado al frente del escalafón. Tiene una formula probada que le ha dado resultado, pero esta plaza requiere de algo más para recordar las faenas y para encumbrar a quien pretende convertirse en figura.  Esperemos que la gente vuelva al tendido y la temporada tenga mucho éxito en su segunda parte.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

3 Resultados

  1. Mauricio Gutiérrez González dice:

    Don Juan Pablo Silva.

    ¿No cree usted que a Pedro Gutiérrez Lorenzo se le han dado oportunidades en exceso en el coso de la Noche Buena, sin saberlas aprovechar?

    ¿Qué necesidad de insistir con toreros españoles medianos, si en México hay tantos más iguales?

  2. Juan Pablo Silva dice:

    Coincido en que Pedro ha tenido oportunidades en exceso y que sigue sin transmitir en sus actuaciones en la Plaza México. El público le tiene paciencia quizá por el cariño que se le tiene al padre.

  3. Josem dice:

    Amigos mexicanos, en España tenemos toreros con los que disfrutarían mucho más que con Capea: Juan Del Álamo, Antonio Nazaré, Morenito de Aranda, Sergio Aguilar, Manuel Escribano, David Galván, Rubén Pinar, por poner algunos ejemplos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: