17ª de la Temporada Grande en La México. Oreja para Pizarro, actitud de Jerónimo y mal Capea

Juan Pablo Silva 

He seguido de cerca los artículos que se han publicado en relación a lo que sucede en Sevilla. Muy interesantes.  Me da la impresión que todo lo han planeado y que no perderán dinero los cinco toreros pues Bailleres anuncia que el serial de Aguascalientes tendrá corridas desde el 25 de abril al 11 de mayo (coincide con Sevilla), por lo que tendrán esa plaza para recuperarse económicamente…

Ayer no se paró nadie en la plaza, la temporada en La México sigue sin ton ni son. Viene Pablo Hermoso en la corrida del aniversario. Desperdició otra buena entrada que tenía asegurada, pero decidió adelantarlo.  Dicen que Herrerias se peleó con El Juli por un tema en Querétaro, el caso es que no se arregló para el mano a mano de Saldivar y Adame. Y, de emergencia, recurrió a Hermoso.  En fin, que las aguas del mundo taurino andan muy movidas y nosotros mismos nos echamos a perder.

Una entrada muy floja, máximo unos tres mil espectadores se dieron cita para esta décimo séptima corrida que se dio en domingo de final de futbol americano (Super Tazón). Recuerdo como hace no muchos años los buenos carteles que ofrecía la empresa, aún con la competencia del fútbol americano, obligaban al taurino a pensárselo dos veces antes de ausentarse del tendido. La mayoría de los taurinos acudía a la plaza, inclusive algún año me tocó ver algún aficionado con una televisión en el tendido, no quería perder lo que estaba pasando en el fútbol pero prefería estar en la plaza. Qué lejos quedaron aquellas fechas. Parece que el esfuerzo de la empresa es para que el aficionado de plano se quede en casa, se evite el gasto y, si su curiosidad lo mata, pues a ver la corrida por televisión. Poca memoria tenemos los taurinos, pero debe apuntarse que aún en tardes como la de ayer, no se escatimaba en el cartel. Es cierto, ahora no ayuda el fin de semana largo que precede siempre a la corrida de aniversario, pero la realidad es que un cartel de expectación provoca mejor retrato en la taquilla. Así es como los propios taurinos se alejan de la plaza, no es culpa de los que hoy alternaron, pues sin duda dos de ellos merecían la repetición, sino de la forma en la que se organiza la temporada; y está en particular que no ha tenido ni pies ni cabeza, caracterizada por sus altibajos. Pues bien, dicho lo anterior, al toro. 

Se lidió un encierro de Santa Barbara que cumplió en presentación. Sin embargo, su juego no fue el mejor destacando el primero, el cuarto y el sexto, sin ser extraordinarios. Federico Pizarro (marino y oro) tuvo una tarde destacada, mostrando madurez y entendimiento durante la lidia, podríamos decir que habría rozado la puerta grande, pero en realidad la primera oreja fue muy benévola y de no haber pinchado a su segundo, seguro que le hubieran pedido la oreja y habría obtenido una puerta grande engañosa pues no refleja lo que otros toreros han hecho para obtener esos mismos trofeos durante esta temporada. A su primero, lo recibió Pizarro de hinojos, dadas las condiciones aprovecho para torear por chicuelinas rematando con rebolera. Se permitió hacer un quite por gaoneras, con más actitud que calidad. Con la zarga un primer remate con la izquierda y después una tanda suave de derechazos a media altura, el toro un poco parado sin transmisión.  Después de un molinete el toro protestó las primeras embestidas pero al someterlo embistió con clase. Una serie más sin tanta armonía, se pasó el toro por la espalda para rematarlo. Intentó por el izquierdo pero sin suerte. Terminó la faena con doblones en tablas. Pinchó y dejó una entera caída. Una faena de mérito dadas las condiciones de un toro tardo que finalmente se dejó pero que le faltó emotividad para provocar un mayor lucimiento. El poco público pidió la oreja y el juez complaciente la otorgó.

Cabe resaltar que estos días que no viene nadie las orejas se otorgan con facilidad, ajustadas al reglamento, el público pide la primera aún y cuando sea poco. Con actitud y a sabiendas de que tenía media puerta grande asegurada, buscó el triunfo con su segundo, sin embargo, poco pudo hacer Pizarro con el capote. Por ganas no quedó, llevó al caballo con mandiles y en el quite lo intentó por navarras. Las condiciones del toro no permitieron gran lucimiento.  Comenzó la faena en el estribo, a base de dejarle la muleta en la cara el toro término por embestir, dos series templadas, a base de insistir ligó otros muletazos. Un pinchazo y casi una entera fue suficiente. Vuelta al ruedo.

Jerónimo (negro y oro) había dejado buen sabor de boca en su presentación, tiene un peculiar estilo que gusta a gran parte del tendido, aprovechando ese bono, recibió al primero lanceándolo a la verónica, rematando con una media. Llevo al caballo con mandiles. Un quite por chicuelinas con su estilo, bajando mucho la mano. Con la pañosa, la faena tuvo sus dificultades, las cuales fueron sorteadas por el matador, al toro le faltó ese punto de transmisión. Dos series buenas por el derecho. Por el izquierdo, el toro protesta, por lo que regresó a la diestra para dar una buena serie dejando un importante trincherazo. Busco terminar la faena con pases en redondo, pero el toro ya estaba parado. Dejó una estocada entera caída. Ligera petición que se convirtió en una vuelta al ruedo. A su segundo lo recibió a la verónica, rematando con un giro particular. Con la muleta poco pudo hacer con el peor del encierro, toro que careció de todo y término desarrollando sentido. Dejo un metí saca, despidiéndose en silencio.  

Muchas críticas recibió Pedro Gutiérrez Lorenzo (obispo y oro) por su inclusión en el cartel del día de hoy. No tuvo una tarde afortunada en su presentación anterior. Recibió al otro a la verónica dejando una media.  Dejó un quite por chicuelinas rematando con una larga. Con la pañosa el toro no tuvo fijeza, lo que dificultó al Capea a estructurar una faena. Lo buscó por ambos lados, pero el burel mantuvo su brusquedad en las embestidas.  Optó por irse tras la espada dejando una entera perpendicular y escuchó silenció.

El toro que cerró plaza  fue mucho más claro. Sin embargo, algún sector del público  reprochó a Capea no haber tomado la distancia adecuada, pudo dar una buena tanda por izquierda. Pero de nuevo no hubo faena. Remató con unos doblones y manoletinas. Se puso pesado con el estoque y se fue en silencio.   A media semana tenemos la corrida de Aniversario.

2 Resultados

  1. josem dice:

    Imagino que Capea dirá que el público de la México le tiene manía, como dice de Madrid. Creo que el Maestro Capea debería aconsejar a su hijo que deje de arrastrarse por los ruedos y se dedique a esa gran ganadería que con tanto esfuerzo han logrado consolidar, salvando contra viento y marea el histórico encaste murubeño

  2. Mauricio Gutiérrez González dice:

    Solo cabe insistir, ¿qué necesidad de forzar al público a ver toreros españoles medianos? La frivolidad del Capea perturba a los fieles que cada semana se retratan en la taquilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: