Sin información no hay solución

Ricardo Díaz-Manresa

La solución viene en estos tiempos peliagudos por los caminos siguientes : interés y atractivo del espectáculo con toros verdaderos frente a verdaderos toreros, con tardes con enorme emoción, técnica o arte, o de todo, que el público lo sienta y esté deseando volver (que ahora casi nunca se da pues aburren mucho) y…después que se sepa porque los medios informativos lo difundan para animar a otros muchos.

El verdadero cáncer del toreo es que no traspasa los límites del planeta de Cañabate y no llega al gran público. Queramos aceptarlo o no, el toreo está cada vez más lejos de la sociedad porque no interesa. El pueblo en general, aun en el caso de que no le guste, debe percibir la información de toros y toreros, les tiene que llegar como nos llega, por ejemplo, la vida de los de la telebasura, que gran parte de la opinión pública rechaza y otra  admite.

Uno de los grandes problemas del toreo es que ha apartado o ha sido apartado de los grandes cauces periodísticos. Mundo cerrado que no da nunca noticias : se sabe con pelos y señales el contrato de Neymar y será secreto de Estado lo que pagan en las próximas Fallas a las figuras.

Y, ya con la costumbre de informativos y programas de pasar de los toros, no ofrece ni algunas que lo son de verdad como la locura del G-5 y Sevilla. Dicen cinco jugadores del Barça que no van a jugar hasta que hagan esto o aquello y sale hasta en la sopa. Lo dicen cinco importantes toreros, firmando conjuntamente, y pasan. O sea, que el toreo no genera nunca noticias, y esto es de siempre, y, cuando lo hace, no se valoran o directamente se desprecian.

Puede incluso, como el misterio de Sevilla, que los medios taurinos lo tapen y su porqué seguramente oscuro y los generalistas no le hagan ni caso.

Que Ponce, por ejemplo, vuelva a Sevilla, una o dos tardes, no interesa a los grandes medios, les deja fríos, tanto como hablar de lo que van a ser los carteles dificilísimos de la Maestranza en estos años. Desprecio total por el toreo.

El día, y hace ya unos cuantos años, que Espartaco rompió en la de abril, la estaba televisando la 1 de TVE. En cuanto llegó la hora del telediario, cortaron sin hacer el menor caso de una apoteosis que se estaba fraguando.

Ya casi nadie lo recuerda, pero por ejemplo este pasado fin de semana ocurrió en Valdemorillo una historia que sí era noticia, con contenido y con morbo. Reaparece Manuel Escribano desde que hace 5 meses un toro casi lo manda a la tumba en Sotillo de la Adrada al poner un par de banderillas entre el animal y las tablas. Habíamos visto la terrible cicatriz en algún medio especializado (del planeta, claro) y sólo ahí. Ninguno generalista dio en un minuto en los informativos de este fin de semana, que yo haya visto, la terrible desgracia de entonces, la cicatriz que le quedó y…la heroicidad que en la corrida de su reaparición ¡repetiera exactamente aquel par que estuvo a punto de llevarlo al cementerio!. Esta es una de las noticias escasas que genera el toreo y que no ha sido ni contemplada.

La constante histórica es que el toreo no pare noticias y por mala costumbre o rutina se ignoran las pocas que surgen. Y no se aprecia la información en el toreo. Lo he sufrido durante muchos años en TVE y RNE. Pero es que siendo yo responsable de informativos y el que seleccionaba las noticias, no podía dar ni una taurina durante mucho tiempo ¡porque no había!. Todo mi interés naufragaba durante meses, temporadas y años.

Por eso ahora, se abre una ventanita para ver si Manzanares y el Juli al cambiar de dirección informativa dan nuevo rumbo. También las galas de El Juli y Morante nos pueden ayudar a ver la nueva situación, si es que hay. Hasta el momento, ni jefes de prensa, ni webs, ni facebook, ni twiter, ni redes sociales en general ni la biblia en pasta han servido para nada salvo –lo repito- para alejar más la sociedad del toreo y viceversa.

Sin información no hay solución. Hagan, por favor, ganaderos, empresarios, apoderados y toreros espectáculo que merezca la pena y después difúndanlo, generen historias que interesen de los protagonistas, hagan cercanos y humanos los toreros al gran público, demuestren lo que sufren, las heroicidades que hacen algunos, pocos, y después hablamos.

Generen noticias, por favor. Insistan. Esta es una batallas difícil ya en un mundo donde tienen tanto donde escoger y que cada mañana  sirven en bandeja a los jefes de redacción cuanto acontece en todos los campos. ¿Cuántas llegan de toros y que sean además interesantes por atractivas?

Espabilen o no hay solución. Protagonicen verdades emocionantes y transmítanlas.

El fútbol genera muchas más noticias fuera del campo que en los partidos. Y las que surgen sobre el césped las machacan durante días y a todas horas.

Si el espectáculo es light, poco se puede contar. Pero es que en los deportes hay en muchas ocasiones más publicidad encubierta que noticia, pero hasta saben vender verdaderas estupideces. Con decirles que cuando no hay liga (Navidad y parte del verano) no paran de hablar de fútbol… El fichaje de Bale generaría millones de minutos y horas “informando” (y un cuerno) del personaje y las gestiones.

Lo de JT y los medios informativos es una anécdota y una sorpresa. Estúdienlo, cópienlo y pregunten por qué se ha producido ese gr

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

3 Resultados

  1. gregorio dice:

    No estoy nada de acuerdo con este articulo, que parece el tipico del abuelito que se queja de todo (con respeto). Los telediarios hace poco hablaron tanto del triunfo de JT en Nimes y Madrid, como del indulto de la Maestranza de Manzanares. Que esto es muy poco está claro, pero la culpa es de aquellos politicos que prometieron defender la Fiesta de los Toros y ahora no se atreven a televisar ni una corrida al año. Luego cuando los toreros intentan hacer algo nuevo (hablar por twitter, salir en una revista de moda, presentar su temporada de forma novedosa) salen los aficionados “puristas” (y varios peridistas) a rasgarse las vestiduras escandalizados por como cambian los tiempos y minuspreciando esos gestos. Ponerse de acuerdo

  2. josem dice:

    De ser así lo que dice el sr. Manresa ¿quién tiene la culpa? El fútbol, la NBA, la telebasura … todos esos saben venderse perfectamente, y convierten en oro lo bueno y lo regular. Es un problema del sector taurino, con las figuras a la cabeza, un mundo egoista, arcaíco, cortoplacista salvo raras excepciones

  3. Antonio Fuentes dice:

    Los toros sí que interesan, pero no podemos estar continuamente comparándonos con el fútbol, que este está a otro nivel. Interesa el toreo, y ahí están los datos más que el cine, el baloncesto y el teatro. Lo que hay que hacer es intentar difundirlo lo más posible y que los medios generalistas se dejen de complejos y les den repercusión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: