Bitácora de América. ¿Qué podría hacer Susana Villarán con la Plaza de Acho de Lima?

Pedro Abad-Schuster

¿Dónde están los aficionados de Perú a la Fiesta? ¿Dónde están los ciudadanos interesados por la cultura en la ciudad capital Lima, urbe con 10 millones de personas? ¿Dónde están las autoridades del Ministerio de Cultura del Perú?  ¿Se justifica que una autoridad de paso, como Susana Villarán, Alcaldesa de Lima,  haga prevalecer su anti-taurinismo, y deje de considerar la puesta en valor de una Inmueble como la Plaza de Acho de Lima, y más aún (como el Perro del Hortelano que no come ni deja comer), haga lo imposible para que ningún empresario de éxito probado en el mundo taurino maneje la Plaza de Acho?

Asumimos que la señora Susana Villarán – integrante del recientemente constituido Frente Amplio de Izquierda –  tiene que haber estado enterada de los tejes y manejes de Otero-Bonicelli, así como de la calidad de gestión que vaya a realizar la actual presidenta de la SBLM, la distinguida María del Carmen Vásquez de Velasco. ¿Queda algo más por hacer para enfrentar esta indignante realidad? ¿No está instituida en la Constitución Peruana vigente de 1993, el derecho que tienen los inversionistas nacionales y extranjeros a hacer empresa bajo condiciones viables y factibles de mercado promovidas por el Estado regulador?

La SBLM (Sociedad de Beneficencia de Lima, ente público estatal, propietaria y gestora directa de la Plaza de Acho de Lima), y sobretodo la Alcaldesa de Lima Susana Villarán de la Puente (responsable absoluta de la gestión – o falta de gestión –  de la SBLM, y aspirante casi oficial para postular a ser reelegida 4 años más hasta 2018 al frente de la ciudad de Lima, asesorada por un personaje – publicista “todo vale”- el brasileño Luis Favre),  consideran que Acho es una vaca a ser ordeñada pero sin darle de comer. O visto desde otra óptica, como ejemplo, el caso inusual del arrendador de una valiosísima, representativa, cultural y única infraestructura pública prácticamente abandonada, que busca un inquilino ciego que no ve el estado físico de la propiedad a ser ofertada en arriendo, y que encima tendría que pagar un precio exorbitante, fuera de mercado, que hace el proyecto no viable y no factible.

No invierte la SBLM en la infraestructura de la Plaza de Acho de Lima  desde hace muchos años y la tiene cada vez más abandonada. Tiene un aforo teórico para casi 13 mil espectadores, pero Indeci-Defensa Civil (ente regulador de la MML, Municipalidad Metropolitana de Lima) solo permite 10 mil espectadores (por el deterioro de sus estructuras). Un sector de la plaza está seriamente dañado desde el terremoto de 2007 (que destrozó Pisco, a dos horas al sur de Lima). Los cimientos de los bicentenarios machones de adobe se humedecen  constantemente; no hay que ser ingeniero para prever el riesgo potencial que afecta al histórico edificio (a punto de cumplir un cuarto de milenio de existencia, o dos siglos y medio el 30 de enero de 2016). Las constantes fugas de agua de las tuberías de la plaza agravan lo anterior.

Los corrales no son aptos para manejar y mantener corridas de  toros en condiciones apropiadas. El Museo Taurino ha llegado a un punto alarmante de deterioro de sus instalaciones y de las valiosas piezas que alberga, en un ambiente – sótano húmedo e inapropiado. Lo mismo, el restaurant El Mesón (ubicado en los patios de Sombra). Las instalaciones eléctricas son precarias y existe el riesgo de incendios por esa causa. No hay siquiera una oficina apropiada. Las vallas del callejón, los portones y burladeros claman al cielo, lo mismo que el ruedo. La arquería de madera – picada y deteriorada – corre el riesgo de incendiarse y no cuenta con pintura ignífuga, retardante de flama. Los baños requieren urgente mantenimiento. No hay un adecuado sistema de iluminación, ni sonido.

Refirió Simón Casas, el experimentado empresario francés (de Fallas de Valencia) – que cada vez maneja más plazas españolas y francesas (como Nimes) –  al notable periodista peruano Gómez – Debarbieri, que “con solo entrar en los corrales de Acho, pensaba que me infectaría de algo; qué pena, ¿cómo tienen así a una capital taurina de talla mundial’”.

Pero lo peor, es que ni siquiera existe en la SBLM un estudio técnico, con evaluación y presupuesto de lo anterior. Los tendidos – además de muy sucios y deteriorados- no son precisamente lo cómodos que se esperaría de un coso multipropósito que debería operar los 12 meses de cada año. La SBLM dice contar con un fondo para mantener la plaza, pero no revela a cuánto asciende. ¿Alcanzaría para todo lo requerido? ¡Pero si no sabe cuánto costaría todo ello!

Los alrededores de la plaza – algo vital para que Acho opere todo el año – están abandonados, y la Municipalidad del Rímac tiene un Plan a mediano plazo, que pasa por la eventual aprobación de una Ley en el Congreso de la República (con lo poco confiables que son los congresistas)  y por la reelección del Alcalde del Rímac Enrique Peramás. ¿Y si no sucediese todo ello? ¿Y qué harán para 2014 y 2015, aún sin enmendarse el errado rumbo actual? No hay estacionamientos cerca de Acho y los accesos y salidas vehiculares son una pesadilla; algo sumamente importante, tomando en cuenta que el público de Acho llega desde muy lejos. Igual que lo que sucede respecto al entorno, la solución depende de eventualidades que la SBLM no controla.

Entonces, ¿cómo pretenden obtener dos millones de soles anuales (unos 800,000 dólares) por Acho desde este año? Porque pensar en una celebración digna de los 250 años de Acho, en enero de 2016, parece ya una quimera, si de la SBLM y de la Alcaldesa de Lima dependiese.

PROPUESTA DE SOLUCIÓN. Lo lógico sería arrendar la plaza, tal como está, por seis años (¡cuanto antes! ¡las demoras atentan contra la próxima feria!), cobrando una suma muy moderada y razonable los primeros años, mientras la SBLM no cumpla con darle a Acho el mantenimiento debido, solventando sus actuales carencias. El incremento del alquiler debería ser progresivo, siempre que la SBLM cumpla con su parte de poner en valor la plaza y cuando las municipalidades del Rímac y de Lima renueven el entorno urbano y provean seguridad para los visitantes; y además, que se habiliten estacionamientos suficientes; sin parqueo, los usuarios de Acho – que llegan desde lejos – no acudirán a la plaza, menos aún de noche, referido a los espectáculos que la SBLM pretende que se den a lo largo del año para poder alcanzar la meta de la renta que requieren recaudar. Todo ello, creando una Comisión de Asuntos Taurinos de la SBLM, con poderes reales de fiscalización y con capacidad de resolver el contrato si el empresario no cumpliese con la calidad debida en los espectáculos taurinos. Hay que considerar que en el Perú solo se pueden importar toros colombianos y mexicanos, y que  las ganaderías nacionales más definidas, para su crecimiento y desarrollo requieren de una legislación apropiada. Solo así se empezaría a recuperar el valor inmobiliario de Acho, rentabilizándola.  (Fuente: “Diario El Comercio de Lima”, artículo “Los gruesos errores de la SBLM con Acho”,  24/02/14, Gómez-Debarbieri).

Pedro Abad Schuster

Pedro Abad Schuster

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

1 Resultado

  1. Pedro Abad-Schuster Pedro Abad-Schuster dice:

    Addendum. LIMA.ACHO Y LA SUBASTA. Inasumible. (“de toros y más”, Magaly Zapata) . Palabra que resumen la condición del arriendo de Acho. Inasumible para un empresario serio. Lo dijo a un diario local el francés Simón Casas por calificar la gestión de la Beneficencia (y la MunLima) administradoras del coso más antiguo de América. Su autoridad, el éxito de sus gestiones en plazas como Nimes (Fra), Valencia, Madrid (con los Chopera) y otras en España. Inasumible ¿por qué? Por las condiciones de explotación y por desacertados manejos administrativos y de políticas (mal) aplicadas para protegerla. Solo les preocupa lo que ingresa en sus arcas sin tener un diagnóstico de lo que fue y es Acho hoy o lo que debe ser para espectáculos fuera del toro. Piden 2 millones de soles al año, súmale refacciones y otros que obligan asuma el arrendatario (ahora la refacción del museo y restaurante que no se arriendan con el principal) más pagos mensuales de luz, agua, arbitrios etc. y los pendientes de pago. El arrendatario (taurino o no) tendrá que producir espectáculos que le rindan más de 170 mil soles al mes sólo para pagar el alquiler con un local destartalado e inseguro, inadecuado. Por ejemplo el teatro japonés estaría por 4 mil soles, el Municipal alrededor de 25 y el Gran Teatro Nacional más-menos 12 mil dólares/día todo incluido. Recintos ‘calientes’ que el público conoce y va porque son de fácil acceso, cómodos y seguros, y tienen estacionamiento. Poco menos que eso se paga por el arrendamiento de 5 tardes de toros en feria, otro día 3 mil dólares. La beneficencia vive en su nube aupada por gestiones que elevaron a la irrealidad el piso-plaza sabe dios por qué.(publicado en el diario Expreso hoy) .
    El empresario taurino francés Simón Casas declaró a la página taurina del diario El Comercio en relación al próximo proceso de arrendamiento de la plaza de toros de Acho por un periodo de seis años a partir del 2014 y dijo de forma contundente que Acho es ‘ inasumible’ por las condiciones económicas que la propietaria del coso pretende.”Mientras no cambien las condiciones de explotación de Acho será imposible conseguir un empresario serio, hasta donde yo sé, sus condiciones económicas son absolutamente inasumibles”.Añadió la importancia de proteger la plaza de toros más antigua de América, aún cuando Acho esté ubicada en los linderos distritales del Rímac, para él, esa labor recae también en la autoridad metropolitana porque mientras que “la Municipalidad (Metropolitana) de Lima no considere que Acho forma parte de su patrimonio y que hay que protegerla, y por el contrario sigan pretendiendo especular con ella, creo que la plaza de toros de Acho estará condenada”.APUNTE: Mejor se podría decir pero más claro no!!!! Y Beneficencia/MunLima siguen deshojando margaritas para no sacrificar absolutamente nada de los ingresos -de alguna manera IRREALES- que han venido recibiendo por merced conductiva de un mes de corridas en Acho. La solución no es un comité consultivo, la solución son unas bases de licitación/subasta REALES, que reflejen la actualidad del coso más antiguo de América, no sólo como recinto para espectáculos taurinos, si no para ESPECTACULOS en general. Quieren cobrar 2 millones de soles al año (sin contar refacciones y otros gastos que van con el alquiler como agua, luz, seguros, etc) por lo que Acho costaría para cualquier empresario (no sólo taurino) 167 mil soles mensuales, es decir 42 mil soles semanales. Pregunto: Qué empresario de espectáculos (no sólo taurino repito) está en capacidad de pagar ese monto por un local????? Qué empresario de espectáculos está en capacidad de ORGANIZAR espectáculos que le reditúen MINIMO esa cantidad semanal???? Para empezar Acho tiene que ser PUESTA EN VALOR, convertirse en un local CALIENTE para espectáculos donde el público sienta que es FACIL – COMODO – SEGURO ir.
    TRAS CUERNOS. Es que nunca salimos de lo mismo. Entre mesiánicos y locos. O simplemente ignorantes. Ya dicen por ahí que la ignorancia es atrevida. Y conste que no es insulto, que no digo ignorante, digo ignorancia, o sea ausencia de conocimiento. Eso es lo que endémicamente padece el sillón presidencial de la Beneficencia de Lima. Osea, el ocupante circunstancial. Hoy es doña Carmen Vásquez De Velasco quien en declaraciones a un diario local dijo que la plaza de Acho se subastará por seis años, que se entregará por todo el año y que el arrendatario podrá subarrendarla para que puedan organizar otros espectáculos que no sean taurinos. Tarde pero se dieron cuenta, se ve que no son genios. Y menos, taurinos. Dice que han conversado con los señores Puga (no dice cuál), Villafuerte, un ‘patronato del Rímac’ que tiene un español detrás y los ecuatorianos (¿serán los de Citotusa? Conversar no es pactar dicen, pero sería mejor que convoquen una amplia sesión con prensa y aficionados para conocer nuestras inquietudes y las suyas. Dice también que siguen afinando las bases ¿HASTA CUÁNDO? Y que seguirá su precio en oro ¿no se enteran que eso es lo que empuja a la ruina el espectáculo? Pero como mesiánica solución anuncian la creación de un comité consultivo y fiscalizador (o sea asientos en puja para que los contrarios manipulen) cuando eso es obligación del alcalde del Rímac como autoridad de plaza o quien lo represente en tanto quieran dejar de ser monigotes de la empresa de turno. De ser así, esto no sería más que un golpe al estado taurino, volarse el único documento oficial y legal que tiene nuestra fiesta como es el –siempre violentado– reglamento taurino del Rímac.
    (Publicado en la columna Tauropolis del diario Expreso).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: