4ª de Colmenar Viejo. Daniel Luque, arrasador

Plaza de toros de Colmenar Viejo. Martes 1 de Septiembre de 2009. Cuarta de Feria. Nublado. Media entrada. Cinco toros de Montalvo, muy parejos y bonitos. Escasos de fuerza y raza. El tercero fue el que más embistió. Un sobrero, lidiado en quinto lugar, de José Luis Marca, muy sospechoso de pitones, tan noble como soso. El Juli (de nazareno y oro), silencio en ambos. El Fandi (de grana y oro), silencio y una oreja.Daniel Luque (de verde manzana y oro con cabos negros), dos orejas y silencio.

 

Con la ganadería de Montalvo siempre me pasa lo mismo. Mis amigos me hablan de buenas corridas lidiadas en Valencia, en Albacete, en Salamanca… Pero cuando me toca verlos, siempre me encuentro con el mismo panorama de bobería y nula raza. Me consta que mis amigos, buenos aficionados, me dicen la verdad, pero yo siempre me estrello. Y mira que eran majos los montalvos de ayer, pero no tenían nada dentro.

 

El Juli no pudo hacer nada con un primero que se negó en redondo a embestir. El cuarto tuvo nada más veinte arrancadas, bien aprovechadas por el Juli. Y ahí se acabó la faena. Toreó con mucho temple a la verónica a sus dos oponentes. Y, por supuesto, se le negó el pan y la sal, que para algo es millonario…

 

El Fandi estuvo horroroso con su primero. Sin embargo en su segundo, el sobrero de Marca, estuvo bien. Pero vayamos por partes: al Montalvo le banderilleó vertiginoso y a cabeza pasada. El toro se defendía por el pitón derecho, pero por el izquierdo era más que toreable. Y digo esto porque así lo enseñó el propio Fandi cuando dio una serie limpia y larga con la zurda. Pero el toro hizo un extraño y volvió el de Granada a la vulgaridad.

 

El sobrero de José Luis Marca era un  dechado de nobleza, pero también un sosaina. El Fandi lo banderilleó exponiendo y dejándolo llegar, nada que ver con el tercio de banderillas de su toro anterior. Comenzó la faena de rodillas, pero templando y toreando bien hacia adentro. El toreo en redondo fue realizado con cadencia y limpieza. Hizo una buena faena. Si los entendidos no quisieron verla, es porque el tópico dice que al Fandi, caña. Pero yo hace tiempo que no le veía tan asentado y despacioso. Entró a matar saliendo rebotado, dejó una estocada trasera y cortó una oreja pedida por la gran mayoría.

 

El tercero fue el montalvo que más embistió. En el caballo no le pegaron nada (tampoco a sus hermanos), y con la muleta Luque le sacó todo lo que llevaba dentro. Fue un toro muy noble. Ya sé que esta es una virtud que no valoran los buenos aficionados, pero yo sí. No hay nada que desconcierte más a un mal torero que la nobleza de un toro. Luque apuntó su gran toreo de capa en un buen quite. Inició la faena de muleta con pases de telón, quedándose muy quieto. Y la primera serie con la zurda fue un prodigio de cadencia y ajuste. Se pasó al toro cerquísima. Otra buena serie con la izquierda y el delirio: ese ojedismo elegante que enerva al público. Los toros le lamen los alamares, los hace describir curvas inauditas… Y esos pases de pecho largos, largos. La sobredosis final fue tremenda. Una estocada trasera y dos orejas pedidas clamorosamente. Teniendo en cuenta lo defectuoso de la estocada, yo lo hubiera dejado en una. Pero, espada aparte, acabábamos de ver, en efecto, un faenón.

 

El sexto fue tan porquería como el que había abierto plaza: se negó a embestir. Y cuando un toro se niega a embestir, ni Lagartijo el Grande le hace cambiar de opinión. Se pueden aprovechar medias embestidas, cuartos de embestida, pero cuando un toro se niega, hay que matar. Una lástima, porque a Luque le vale casi cualquier cosa y en cuanto el toro le embiste un poquito, arma el lío.

 

Mire usted por donde, hemos visto la mejor feria de Colmenar desde hace muchos años. Y han sido cuatro matadores más o menos jóvenes quienes han pegado fuerte. Ya lo decía Rubén Darío: “juventud, divino tesoro…” ¡Ah¡, a ver si para el año que viene enseñan a tocar a los de la banda: la tarde que perpetraron ayer rozó la ignominia.

 

 

 

 

 

 

2 Resultados

  1. jose maría gómez dice:

    Domingo estoy de acuerdo contigo en lo cerca que se los pasa Luque, pero existe un pequeño detalle muy importante: atornilla la pierna de salida retrasada clamorosamente siguiendo la tonica de los pegapases que hoy entendemos por figuras, no entro en el argumento del toreo o el destoreo, no me gusta esta última definición, yo mamé el echar la pata palante en el momento de la arrancada y girar en semicirculo de arriba a abajo y traer la embestida a la cadera. Por eso me apasiona Morante y el “Místico” sino llevara esas temporadas tan “suigeneris” sin toro y sin compañeros, pero en definitiva ambos son la excepción.
    Saludos

  2. jose maria gomez dice:

    !AH!, se me olvidaba, dices que en Colmenar la banda rozó la ignominia, en este pueblo serrano, por suerte para ellos, les destrozan los oidos 4 ó 5 tardes a lo sumo, en las Ventas, el impresentable maestro Gallego Castuera nos rompe los tímpanos duerante mas de setenta festejos. !Que envidia de la banda de Bilbao!
    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: