13ª de Feria de San Marcos en Aguascalientes (México). Valiosas orejas apara Fermín Espinosa “Armillita IV” y Arturo Macías

Con más de media entrada, sin abrirse la zona general en el coso Monumental de Aguascalientes, se dio este lunes 5 de mayo de 2014 la undécima corrida, segunda mixta y décimo tercera  de abono de la CLXXXVI Feria Nacional de San Marcos, en tarde de cielo con algunas nubes y bochorno. El resultado fue el triunfo del matador de toros Arturo Macías y del dinástico novillero Fermín Espinosa “Armillita IV”, quienes prácticamente le “arrancaron” valiosas orejas a sus respectivos primeros toro y novillo, ambos de la dehesa de Arroyo Zarco. La tercia completa, incluyendo al gaditano Juan José Padilla, ha dado una tarde de disposición y ganas por buscar el lucimiento y el triunfo, estando muy por encima del encierro compuesto por cuatro toros y dos novillos de Arroyo Zarco, además del séptimo astado de regalo, de San Isidro, pues no dieron el juego que se esperaba.

En el toro que abrió plaza, el jerezano JUAN JOSÉ PADILLA se dejó ver en estupendos lances a la verónica y lo llevó al caballo por chicuelinas caminándole al burel con parsimonia. Cubrió entre ovaciones el segundo tercio debido a la espectacularidad que le imprime a las suertes con los rehiletes. Con la muleta inició con pases ayudados por alto, ligando por bajo el quiquiriquí, el desdén y el de pecho para después torear con temple y buen trazo por el pitón derecho. Lo intentó por el izquierdo sin mucha fortuna, optando por seguir oficiando con la mano diestra. El toro que se empleaba bien, de pronto de rajó y empezó a huir. El torero fue por el “socio” y continuó por el derecho empeñoso. Terminó de estocada trasera y atravesada, además de dos golpes de descabello para ser ovacionado. A su segundo Juan José Padilla le dio una larga cambiada de hinojos al hilo de las tablas y de pie lanceó con voluntad. Espectacular tumbo al piquero Othón Salinas Ortega, quien resultó con una mano lesionada y el caballo con cornada en la quijada. Con la pañosa, Padilla además de doblarse con el astado que no ofreció muchas facilidades, le buscó en todo momento el lucimiento, sobre todo por el perfil derecho pues por el izquierdo simplemente no se prestó al lucimiento. Terminó de dos pinchazos y una estocada baja para ser aplaudido.

El local ARTURO MACÍAS con el segundo del festejo, primero de su lote, llamado “Josema”, realizó una larga cambiada de rodillas cerrado en tablas y de pie veroniqueó con solvencia a pies juntos y con el compás abierto, además de quitar empeñosamente por chicuelinas. Con la sarga le dio inicio a su trasteo con toreros doblones, siguiendo con toreo derechista a un ejemplar tardo en su embestir y soso. Sin embargo, Arturo le porfió por el pitón izquierdo hasta cuajar una buena serie. El arroyozarqueño tendía a rajarse pero el espada no lo dejaba ir para endilgarle más muletazos por ambos lados, principalmente cuando lo toreó en redondo en tablas. Se metió entre los pitones para ligar momentos efectistas en un palmo de terreno que le jalearon con fuerza. Mató de estupenda estocada y por ello fue que logró cortar una merecida oreja. En su segundo, quinto de la tarde, Arturo Macías poco pudo hacer con el capote. Buena vara del picador Javier Prado, seguido de un quite lucido por tafalleras de Macías en el centro del ruedo y citando de espaldas. Luego del segundo tercio, el subalterno Alejandro Prado salió al tercio para ser ovacionado. Con la franela, previo brindis al empresario taurino José Rodríguez Luévano, con el ejemplar que fue a menos realizó un trasteo voluntarioso por los dos lados, además de exponerle cuando le pisó los terrenos sacándole muletazos de mérito hasta ser cogido sin consecuencias. Siguió toreando con deseos de agradar y acabó de estocada atravesada y descabello para escuchar palmas tras dos avisos. Regaló un séptimo astado, de la dehesa de San Isidro, al que veroniqueó con valentía. Y con la sarga, tras empezar con pases vaciando por alto, dio tres trincherazos de bella estampa, un par de series derechistas, además de un molinete suelto. Le pisó los terrenos al complicado astado, jugándosela Arturo de verdad, teniendo sus mejores momentos cuando hizo el toreo natural, aparte de la enjundia que le imprimió a su quehacer siempre pundonoroso. No acertó al matar y todo quedó en una fuerte ovación tras un aviso.

El novillero anfitrión FERMÍN ESPINOSA “ARMILLITA IV” en el astado que le tocó en primer lugar, tercero de la tarde de nombre “Cariño Nuevo”, se  vio empeñoso y torero con el capote. Su labor muleteril, luego de tantearlo con precoz sabiduría, le sacó con firmeza a un astado débil pero noble, tandas de muy buena factura por ambos pitones, sobre todo por el lado diestro, con una clase más que clara y una calidad que no miente, además de toreros adornos que aderezaron su labor. Volvió a la carga por naturales y lo hizo con oficio y valor rematando con el molinete invertido y el desdén. Continuó “Armillita IV” con pulso torero derechista como mandan los cánones para abaniquear y así abrochar la faena. Finiquitó de estocada desprendida para que le fuera otorgado un valioso e indiscutible apéndice. Con el sexto, segundo que le tocó en turno, Fermincito dio una larga cambiada de rodillas cerrado en tablas para de pie lancear con ganas de agradar. Con la tela escarlata, a base de insistirle a un ejemplar parado y rajado, le fue armando una faena más que meritoria por ambos lados y con pasajes de mucho oficio y técnica, estuvo machacón de verdad, sin verse apurado, al contrario, resolviendo en su momento los problemas que le presentaba su antagonista. Falló en la suerte suprema pero se le aplaudió el esfuerzo realizado.

FICHA:  Aguascalientes. Feria Nacional de San Marcos. Lunes 5 de mayo de 2014. Undécima corrida, segunda mixta y décimo tercer festejo del abono. Coso Monumental. Entrada: Más de media sin abrirse la zona general en tarde con algunas nubes y bochorno. Dos novillos y cuatro toros de Arroyo Zarco, además de un séptimo ejemplar de San Isidro de regalo, que no dieron el juego que se esperaba. El novillero Fermín Espinosa “Armillita IV”: Una oreja y palmas. El español Juan José Padilla: Ovación y palmas. Arturo Macías: Una oreja, palmas tras dos avisos y ovación tras un aviso en el de regalo. El banderillero Alejandro Prado saludó en el tercio durante la lidia del cuarto de la lidia ordinaria. Y espectacular tumbo al picador Othón Salinas Ortega, resultando con una mano lesionada y su caballo con una cornada en la quijada en el tercero de la lidia ordinaria. (Extraído de “suerte matador”).  

_____________________________________

 La opinión de Sergio Martín del Campo

“El Cejas” y “Armillita IV” empuñaron orejas

Bonito encierro reunió para esta tarde de cinco e mayo del 2014 el amo de Arroyo Zarco, cuyos ejemplares sustituyeron a los originalmente anunciados de Teófilo Gómez, supuestamente por chicos y escasos de trapío. Esta negociación ganadera fue para dar motivos a la treceava función del serial sanmarqueño en el coso Monumental, que se vio con un poco más de la mitad de su aforo cubierto; sin considerar el graderío de las alturas. Pero lo que se arreó, más bien dio mal juego según boleta general. Algunos de los bureles amagaron con clase y bravura, sin embargo en el último tercio, sea por mal comprendidos o por falta real de buena sangre, se apagaron y poco pasó de emoción.
El español Juan José Padilla, se presentó como matador en Aguascalientes, “El Cejas” Arturo Macías, toda la tarde esforzado cortó una oreja y el dinástico novillero Fermín Espinosa “Armillita IV” reeditó su clase, finura y manejo del oficio de lidiar reses bravas.

Con arte y tersura Juan José Padilla (palmas en ambos) lanceó cabalmente al primero, y al modo de “Chicuelo” lo puso en suerte en el terreno del varilarguero. Usando variedad y gran deseo, puso banderillas halagando al cotarro. El bonito toro siempre embistió claro y bien, el jerezano le toreó con pases algunos muy buenos y en su estilo propio, pero al que no supo sostener atento en la muleta y no ligó como lo merecía, terminando con una estocada bastante tendida y colocada casi a media columna. Hermosa lámina la de su segundo toro; tras dos duras varas, en cuya primera generó con su poder un tumbo impactante, se aplomó en serio y ni los anhelos del coleta le hicieron embestir, optando correctamente por acabar pronto, erró en la suerte suprema y bajonazo.

El segundo de la tarde, gordo cárdeno, agradable de cuerna, solo al pisar el arenoso teatro tiró bastante alto en sus acometidas y de inmediato se arraigó al suelo. No obstante Arturo Macías “El Cejas” (oreja, división tras dos avisos y palmas tras aviso en el de obsequio), se obligó y le interpretó meritoria y completa labor capotera. Fue más presto el burel en la sarga, aún tardo al ir tras ella metía con clase la cuerna, y esta aceptable condición la tomó el joven diestro de Aguascalientes para hacer una faena seria, de buen trazo, pero de modesta percusión en la clientela. No fue sino hasta las últimas series, en plena querencia natural, que hubo mejor comunicación entre actor y espectadores tras lo que ejecutó un excelente estoconazo. Otro precioso burel soltaron en el turno de honor en quinto lugar; castaño de capa, era un ejemplar de armónicas hechuras. Macías lanceó por tafalleras bien plantado en el centro del anillo. El toro fue fijo, noble y con clase, pero no se le acopló el diestro ni en distancia ni son y se opacó en la tercera tanda. No le quedó más que ponerse hacendoso. Terminó su intervención con una voltereta, estocada atravesada y un descabello fallido. Insatisfecho se le ocurrió regalar un séptimo, soltando para el efecto al segundo reserva, éste de la dehesa de San Isidro. Feo como él solo, de inofensiva y sospechosa percha y descastado sólidamente, se aplomó, situación ante la que el entusiasta y carismático torero puso muchos deseos, intentando sacar algún provecho que agradara al público; y lo logró por momentos con el basamento de la obstinación y parándose muy adentro de la órbita del animal. Culminó el de Aguascalientes Arturo Macías su labor con estoque tendencioso, teniendo que empuñar eficazmente el de cruz.

Sólidamente enterado está el dinástico joven de Aguascalientes Fermín Espinosa “Armillita IV” (oreja y palmas) de lo que es desempeñarse profesionalmente en un redondel y delante de tanta gente. Estas virtudes diamantinas le sumaron una distinguida actuación, ya abriendo el percal, ya la sarga, ante un tres añero ciertamente noble aunque sin energía para mover su masa, y sobre el que se posó con ese su toreo delicado, fino, de fondo y no dado más que a lo clásico, nunca a la interpretación efectista, terminado de estocada algo caída y un punto delantera. A su segundo, novillo huidizo, ganándole un paso el frente y durmiéndole el engaño púrpura en la cara, le hurtó buen partido. El espigado chaval conoce  muchos secretos de la muleta y sabe desarrollarlos imprimiéndoles belleza. Buen paso tuvo por el serial Fermín Espinosa “Armillita IV”, despidiéndose con dos pinchazos y media estocada suficiente para remitir con los carniceros al mal utrero. (Extraído de “noticiero taurino mx”).

1 Resultado

  1. Edmundo J. Gil dice:

    Vi a Fermin Espinosa ” Armillita” en una de sus primeras novilladas en España- sin picadores- hace menos de dos años y desde entonces me parecio que tenia las condiciones para camknar en esto. Luego lo vi debutar como novillero en Saltillo- la tierra natal de su abuelo, el inolvidable Maestro Fermin Espinosa “Armillita” , triunfando con cortevde dos orejas y alli ratifique lo que pensaba. Ahora lomacabonde ver en Aguascalientes- su tierra y la de su padre el matador Fermin Espinosa”Armillita” gran torero de arte puro, y de su tio el matador Miguel Espinosa “Armillita Chico” otro torero de arte grande y con la mano izquierda, incomparable. La faena de su debut en su tierra dejo sorprendidos a los miles de aficionados y espectadores que vimos en la Monumental de Aguascalientes- en la Feria mas importante de America, la tecnica; sapiencia; clasicismo y arte que atesora este joven novillero que si los imponderables soplan un poco a su favor ( porque como decia Don Rodolfo Gaona para ser figura se necesitan Suerte y Entendederas. Este nuevo Armillita tiene entenderas, quiza hasta de sobra, ahora que la suerte lo acompañe y podremos decir que La Saga Armillita Sigue Vigente.
    Nota: Con los detalles que le vio Jose Antonio del Moral en Olivenza , detecto lo que se trae este novillero, si lo hubiera visto el domingo 4 en Aguascalientes, me imagino lo que ya estaria escribiendo … Ya lo vera! Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: