2014_5_13_HWrYUxsiBjpq6i6l0G6F26

5ª de la Feria de San Isidro en Madrid. Puerta Grande para Fandiño con orejas de distinto valor

La que cortó del segundo toro del estupendo corridón de Parladé  fue muy barata, pero carísima la del quinto al que entró a matar sin muleta. Le hubiera cortado dos de no haber descabellado. Lamentable naufragio de El Cid. Y muy torero además de finísimo Teruel, que dio una buena tarde sin premio

Madrid. Plaza de Las Ventas. Martes 13 de mayo de 2014. Quinta de feria. Tarde muy ventosa y fresquita con tres cuartos de entrada.

Seis toros de Parladé (Juan Pedro Domecq), magníficamente presentados y de muy  buen juego. Mejor lidiado y sin viento, hubiera sido un buen toro el primero. Bravo, encastado y noble por los dos pitones el segundo. Blando pero muy noble el tercero. Noble aunque inédito el cuarto. De frío en su salida a muy más y a mejor el quinto. Y casi otro tanto aunque en menor nivel el sexto.

El Cid (amapola y oro): Dos pinchazos, estocada trasera y dos descabellos, aviso y silencio. Estocada corta trasera, silencio.

Iván Fandiño (avellana y oro): Estoconazo, oreja barata. Estoconazo entrando a matar sin muleta saliendo volteado por encima de los pitones y tres descabellos, oreja que pudieron ser dos. Salió a hombros.

Ángel Teruel (marfil y oro): Estoconazo, incomprensible silencio. Pinchazo, estocada y descabello, ovación.

Antier les prometimos decir algo sobre los resultados oficiales de Sevilla. Y como lo prometido es deuda, allá vamos. Los premios más o menos oficiales que se otorgan tras finalizar esta Feria han coincidido en nombrar como autor de la mejor faena a Antonio Ferrera. Fue la obra más redonda sin lugar a ninguna duda y la llevó a cabo frente a uno de los dos toros de gran clase que echó Victorino Martín.  También se ha coincidido en premiar como mejor toro al llamado “niñito” que le cupo en suerte a David Mora. Y asimismo se ha coincidido en declarar desierto al triunfador y a la mejor corrida. No estoy de acuerdo con esto último: Hubo dos que, pese a no ser completas, lo merecieron: la de Montalvo y la de Victoriano del Río. En ambas hubo sendos lotes de Puerta del Príncipe que se escaparon. Lo peor es que, a lo largo de la feria, se fueron sin aprovechar en todo o en parte nada menos que 16 reses, algunas también premiables. Lo que indica que los nuevos valores no respondieron a las expectativas.  El único torero capaz de lograr una gran faena con un toro que apenas valió para un simple aliño fue Enrique Ponce. También el valenciano fue la única gran figura que compareció en el ciclo sevillano y se lo agradecieron, no solo por lo que le hizo al toro menos malo de los cuatro que mató. También por reaparecer en La  Maestranza tras su gravísimo percance de Fallas. Dicho quede para que conste.

En la tarde que nos ocupa hoy, quinta de San Isidro, actuaron dos diestros que salieron “tocados” de la feria de Sevilla: El Cid, por dejar escapar un gran toro de Victorino y no porque no quiso sino porque no pudo; e Iván Fandiño que, sin suerte a sus dos tardes, no pasó de voluntarioso e incapaz de resolver los problemas que le presentaron sus reses. Ayer comparecieron en Las Ventas con la enorme responsabilidad que ello implica. Si El Cid solventara la papeleta, seguiría funcionando con relativa credencial. No lo consiguió.  Mientras que Fandiño, indudablemente uno de los últimos diestros favoritos de Madrid, si triunfara seguiría considerado como tal en Las Ventas: Pero si no está como todo el mundo espera, su carrera sufriría un frenazo. Así de duro es el tema para ambos. Fandiño superó con creces las expectativas. Angelito Teruel pasó sin pena ni gloria en su primera tarde isidril, pero el año pasado nos dio una excelente impresión. Ayer salió obligado a repetir su primer placet venteño. Faltaba el tercero y volvió a encantarnos pese a no cortar ninguna oreja.

Pese al medio tropiezo de Sevilla, en Las Ventas seguro que se acordarán de la gran faena que El Cid cuajó en la pasada feria de Otoño. Con este recuerdo empezó la corrida. Iba a molestar mucho el viento. El primer toro, negro y bien puesto de pitones, apenas amagó con llegar a tablas ni se prestó fácilmente a los capotazos de El Cid en su recibo. Tras un enredo para colocarle ante el caballo, tomó el primer puyazo con bravura y recargando hasta escupirse. Le dieron demasiado y lo acusó blandeando de remos.  Mal se pusieron las cosas cuando El Cid no se confió en la brega anterior al segundo encuentro que se cubrió de trámite. Mal que bien se banderilleó y el animal berreó dolido. Tuvieron que llevar al toro bajo los tendidos de sol, donde menos soplaba Eolo. Y allí empezó la faena. Tanteos previos a un frustrado intento de torear al natural. El toro se defendió por alto y El Cid no pudo centrarse aunque logró algunos muletazos ayudándose con la espada. Sin viento, por el lado izquierdo podría haberle sido más posible relajarse. Manuel Jesús llevaba en la cabeza muy buenos deseos pero no pudo hacerlos realidad. Se le iban solos los pies. Por el lado derecho anduvo algo más entonado aunque por momentos enganchando la franela y otra vez incómodo. A la postre, este mismo toro, mejor lidiado y sin viento, hubiera dado bastante mejor juego. Pinchó Manuel.

Muy cuajado y serio el cuarto. Otro toro muy noble. El Cid se salió con él a la verónica hasta los medios aunque los lances los dio con el paso atrás. Mal picado. Rectificó el varilarguero. Hubiera bastado con el primero. Pero era bravo como demostró en el segundo. Fandiño quitó por chiculelinas. Se dolió el toro tras el primer par de Alcalareño. Bien El Boni con el capote y frustrado tercer par. El Cid salió con la muleta montada en la mano derecha para tantear por el lado izquierdo, su mano preferida. No mandó y resultó desarmado al dar el segundo natural. Con la derecha el toro acusó el enganchón y trajo algo aperreado al matador. Acto seguido, El Cid se animó con la derecha. Pero solo en la primera tanda. Y la gente se hartó. Lamentable naufragio. Inclemente el público. Y a por la espada de verdad. Estocada corta. Fue inapelable el naufragio de El Cid y mucho que lo sentimos.

El segundo toro, muy parecido en hechuras al anterior, salió suelto de las verónicas de Fandiño. Pero metió la cara. Fue al caballo al relance y se dolió en varas quedando casi sin picar. Pedro Lara trató de esmerarse en palos. Mejor el primer par. Brindis del matador al público. Fandiño Inició la faena citando con la derecha en los medios desde lejos, aguantó y ligó tres redondos rapidillos resultando casi alcanzado en el de pecho que repitió bien. Bueno el toro en las siguientes rondas recetadas como la primera, con aguante pero con rapidez. Si fue bien por el derecho, por el izquierdo mejor aunque ya tardeando un poco. Algún buen natural entre otros regulares. Más a derechas precipitados aunque jaleados por lo mucho que trasmitió el animal. Había que matar ya, pero Fandiño, insatisfecho consigo mismo, siguió hasta dar sus inevitables manoletinas que no le salieron limpias. Lo medio arregló con un estoconazo de rápidos efectos. Le fue concedida una oreja muy barata. Se le había ido el toro y estábamos en Madrid por mucho que tragaran los del 7.

Un pavo castaño el quinto. No metió la cara de salida y se mostró distraído, desentendido. Apenas cumplidor en varas. Sonaron los estribos. Nada que ver con los toros anteriores en el primer tercio. Bonito quite por chicuelinas y recorte a pies juntos de Teruel. Muy bien en palos Miguel Martín y Jesús Arruga. El toro pareció irse arriba y mejorar como así fue. Cambiados de Fandiño con la derecha, de pecho y trinchera. Bien. Y muy bien al natural ligados al de pecho con la derecha en dos tandas. Muy puros. Ahora sí.  Se acobarda un poco el toro, recula incluso. Pero luego embiste de cine y Fandiño borda entregadísimo más naturales con doble pase de pecho por ambos lados. Refrendo irreprochable con la derecha. Entra a matar sin muleta, no consuma en el primer envite pero mete la espada en lo alto a la segunda saliendo volteado por encima de los pitones. Impresionante.

Bajo, con mucha cara y menos volumen, el tercero fue protestado por el sector más intransigente. Y además, blando de remos. O eso pareció. Echó las manos por delante al ir casi por su cuenta al caballo y salir suelto. El segundo puyazo lo tomó con los del 7 en contra. Querían que lo devolvieran a los corrales. La murga siguió en banderillas. Cuando no les gusta un toro son insufribles. Angelito había visto bueno al toro y lo brindó entre protestas. ¿Bueno he dicho? Buenísimo. Bien en los primeros derechazos. Y en los medios pese al viento molesto. No tan bien los que siguieron. Y señores, excelentes los naturales. Pero la gente seguía a la contra. Incomprensible. Más con la derecha muy decentes. Más por alto y trincheras al paso para terminar ciertamente incomprendido. Y estoconazo haciendo muy bien la suerte de matar. Tardó el toro en doblar. ¡Qué buena escuela tiene Teruel hijo¡. Huele a torero. Me trae al fresco este nefasto público de Madrid capaz de premiar una vulgar faena y silenciar otra tan fina.

Hermosísimo ejemplar el castaño sexto. No humilló de salida en los apenas apuntados lances de Teruel. Distraído,  costó llevarlo al caballo. Por fin empujó aunque defendiéndose en el primer puyazo. Al relance y doliéndose en el segundo. Le vino bien el castigo. Y bien los banderilleros. Doblones muy toreros y trinchera de Teruel en el arranque de la faena.  Más que correcto por redondos pero molesto el toro en el de pecho. De cortos a largos los naturales aunque desarmado en el cuarto. Insistió al natural con entrega y los dio largos. Más con ambas manos. De nuevo muy torero y valiente Angelito. Finísimo. Manoletina, trinchera y desplante con gusto. Lástima de pinchazo. Pero pidió contratos y hay que dárselos ya mismo. Sería muy injusto ignorarle.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

3 Resultados

  1. Josem dice:

    Dos faenas rotundas y plenas de emoción, orejas de ley. Y en el quinto casi cae la segunda oreja, Puerta Grande indiscutible. Como se le ocurra pegar otro zambombazo en alguna de las tardes que le quedan algunos no van a tener más remedio que tragar definitivamente con él

  2. jetopa dice:

    Plenamente de acuerdo
    No entiendo lo cicatero que es el publico veteño con A Teruel, emana toreria; en la corrida del sabado le silbaron por hacer su quite (como es obligado en todo torero joven)

  3. Nocn dice:

    Lo mejor de la tarde: Angel Teruel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: