cogida gravisima de David Mora

12ª de la Feria de San Isidro en Madrid. Tarde trágica en Las Ventas

Fue suspendida tras la lidia del segundo toro por cogida de los tres matadores actuantes. David Mora por el primer toro al intentar recibirlo a porta gayola de rodillas en trance horriblemente espeluznante por lo muy aparatoso del percance. Resultó herido de mucha gravedad. Antonio Nazaré por el segundo toro al hacer un quite. Y Saúl Jiménez Fortes al entrar a matar a este mismo toro después de haber sufrido otras cogidas que no tuvieron mayores consecuencias.

Madrid. Plaza de Las Ventas. Martes 20 de mayo de 2014. Decimosegunda de feria. Tarde nublada, amenazante, fría y con viento. Dos tercios de entrada.

Cuatro toros de El Ventorrillo y dos sustitutos de Los Chospes (2º y 3º). Bien aunque desigualmente presentados. Muy manejable aunque sin clase el primero. Corto y defendiéndose el segundo.

David Mora (marino y oro): Resultó cogido y gravemente herido al recibir al primer toro a porta gayola. Pasó a la enfermería donde fue intervenido por el doctor García Padrós y su equipo. Parte facultativo: Dos heridas. Una en el muslo izquierdo de 30 cm que arrancó la femoral. Otra en la axila izquierda de 10 cm que alcanzó el húmero. Se le practicaron dos transfusiones. Pronóstico muy grave.

Antonio Nazaré (lila y oro): Estocada trasera, palmas. Reconocido en la enfermería tras la cogida que sufrió al hacer un quite en el segundo toro. Parte facultativo: Traumatismo rodilla en la rodilla derecha con probable lesión de ligamentos. Pronóstico revervado.  

Saúl Jiménez Fortes (amapola y oro): Estocada volcándose saliendo prendido, cogido y de milagro no herido aunque pasó a la enfermería una vez muerto el toro. Gran ovación. Parte facultativo: Durante la lidia del 2º toro ha ingresado en esta enfermería el matador Saúl Jiménez Fortes con dos heridas por asta de toro, una en cara externa del tercio superior del muslo derecho con dos trayectorias, la primera hacia arriba y adentro de 10 cms que alcanza el fémur. La otra de 10 cms hacia abajo que causa destrozos en el músculo vasto externo.La otra cornada, de 10 cms alcanza la pala iliaca. Pronostico menos grave, que le impide continuar la lidia.

Oportunidades no faltan en esta larguísima feria. Y para todos, incluidos los que nos parezcan menos necesitados. En la corrida de ayer la iban a tener los tres actuantes. David Mora para ratificar en Madrid su éxito en Sevilla que algunos ningunearon.  A David siempre se le dio bien en Las Ventas.  Antonio Nazaré para reafirmarse en un momento que le hace mucha falta. Y Saúl Jiménez Fortes para demostrar en Madrid los grandes progresos que ha hecho últimamente al pasar de ser un torero kamikace a bastante más solvente y más definido en su estilo que, de excesivamente afectado por su valerosa terquedad, está pasando a más inteligente y dúctil.

Climatológicamente, la tarde se presentó muy desapacible y con nubes amenazantes, además de viento. Todos deseamos que no fuera para mal. Aunque no estaba llena la plaza, había buen ambiente. El paseíllo discurrió e perfecta formación. Una vez saludar los toreros y las asistencias a la presidencia, el desfile se deshizo despacio. Nada de prisas. No sé por qué sentí que algo extraño iba a pasar. Desgraciadamente y de seguido ocurrió la tragedia. David Mora se fue, muy sereno y tranquilo, hasta delante de la puerta de toriles para recibir al primer toro de rodillas. Quedó plantado sobre la arena como una estatua. El toro le cogió de inmediato, nada más llegar a jurisdicción  y de lleno al iniciar el lance. Le zarandeó de forma espeluznante, terrible, aparatosísima la cogida y seguro que gravemente herido y maltrecho del cuerpo que en los pitones del toro pareció un guiñapo. Mientras el horror se apoderó de los tendidos, lo llevaron rápidamente a la enfermería. Convertida accidentalmente el festejo en un mano a mano entre los otros dos matadores, se hizo cargo del toro Antonio Nazaré. No pudo lucirse con el capote. El animal se quedó cortó en el intento de saludo. Cumplió en el primer puyazo en el que le pegaron bastante y salió casi parado. También le dieron en el segundo y, repentinamente andarín, apenas pasó en el ajustado quite por chicuelinas de Jiménez Fortes. Esperó muy distraído en banderillas. Bien Teo Caballero en el tercer par. Nazaré empezó tanteando con la mano derecha sin parar los pies ni una sola vez. Pero sí por naturales que el toro tomó noblemente y humillando. Por el lado derecho también pasó aunque defendiéndose un poco al final de cada pase. Al volver a los naturales ya no embistió como al principio, bajando el nivel medio tirando a bajo de la faena.

El colorao segundo, de Los Chospes, también cogió de lleno a Jiménez Fortes cuando se disponía a tomarlo con el capote para llevarlo al caballo. Cumplidor en el caballo en el primer y en el segundo encuentros. Hasta ese momento, el matador de turno no se había lucido con el capote. Pero entró en turno de quites Antonio Nazaré y resultó cogido. ¡Vaya tarde¡ De pronto pensamos que podríamos  quedar sin los matadores. Bien los banderilleros. Jiménez Fortes brindó a Manuel Benítez El Cordobés que estaba en una barrera – por la mañana se había descubierto un mural de azulejos en conmemoración de su alternativa hace 50 años – y nada más iniciar la faena, resultó cogido y zarandeado. La tarde estaba gafada. Menos mal que pudo seguir toreando con la firmeza y el valor que le caracterizan aunque con el toro defendiéndose cuando no revolviéndose. No fue fácil estar delante y más sabiendo que a Nazaré le estaban viendo los doctores en la enfermería. Muy valiente Jiménez Fortes durante todo el trasteo. Y otros dos amagos de cogida antes de cambiar de espada para matar. Lo consiguió de estocada volcándose a costa de una aparatosa cogida sin resultar herido de milagro. También pasó a la enfermería. Los tres matadores dentro y en el hule. Tremenda situación. Pocas veces habíamos visto tantas cogidas seguidas en solamente dos toros. El espectáculo se interrumpió y los altavoces anunciaron un tiempo de demora a la espera de que pudiera salir al menos uno los dos últimos heridos o quizá ambos.  En caso de salir uno solo, la tarde se pondría temible porque quedaban cuatro toros por lidiar. Mejor fue suspender como así fue anunciado de nuevo por los altavoces de la plaza.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: