ASportada1083281

¿En qué quedamos…. casta o genio…?

La corrida de Victorino Martín lidiada anteayer en Madrid contrastó radicalmente con las infinitamente mejores que a los largo de muchos años he visto de la misma ganadería y, algunos toros, especialmente los dos últimos, nada tuvieron que ver con los que la convirtieron en la más atractiva y admirada de las actuales vacadas de bravo. ¿O es que todavía hay quienes prefieren lo horriblemente terrorífico a lo hermosamente emocionante como fueron las memorables faenas llevadas a cabo por El Tato en Sevilla o por Enrique Ponce en Bilbao frente a encastadísimos, bravos de verdad e importantemente nobles de la mítica ganadería, por poner dos casos que nadie de cuantos lo vimos olvidaremos en nuestra vida?

Pues sí, parece que todavía hay quien cree y además lo dice que lo mejor que se puede ver ahora mismo en las plazas de toros son corridas como la que ha provocado una  de las más clamorosas divisiones de opiniones, incluso entre aficionados y críticos supuestamente expertos y conocedores del toro y del toreo.

Yo, sinceramente, prefiero los toros de Victorino que sean fuertes, bravos inequívocos, incansablemente encastados y nobles, tanto los que lo son diáfanamente como los que hay que saber sacarles lo que de bueno llevan dentro y aparentemente escondido. Muy personalmente, son estos últimos mis predilectos. Pero de ninguna manera los de anteayer y eso que hubo uno, el tercero, que si hubiera sido templado de principio a fin, también lo tendría en franca consideración. Pero los demás, no. Y los dos últimos, en ningún modo.

Dio, además, la grata coincidencia en esta feria isidril que, antes de que viéramos la corrida de Victorino, ya habíamos celebrado con unanimidad y sin ambages los envíos de Parladé, de Fuente Ymbro y de Puerto de San Lorenzo. ¿O es que los extraordinarios animales que se lidiaron en estas tres corridas, no pocos de los mismos que los habían cantado se decantaron después por la en gran parte terrorífica corrida de la disputa? Pues parece que así ha sido. Contradicción que hace daño, mucho daño y contribuye irremisiblemente a maleducar taurinamente a los que les gustan los toros aunque todavía no sepan verlos.

  

La Fiesta Brava, el toro y el toreo han evolucionado mucho en pos de su progresiva perfección y esto no hay quien pueda negarlo aunque también haya contribuido a desmerecerlo cuando no pocos ganaderos, buscando la mayor docilidad posible de sus reses, fueron poco a poco rebajándoles la casta hasta llegar a esas corridas de toros que a nadie gustan aunque muchos diestros las prefieran. Pero criticar esto es una cosa, que es lo que venimos haciendo incansablemente, y otra pasarse al bando radicalmente contrario. El que supone regresar al toro de los siglos pasados solo que, ahora, se pretende que los toreros les hagan las mismas cosas que se hacen a los mejores toros de entre los modernos. Y eso es imposible, señores.

¿Qué habrían hecho con la mayoría de los toros de Victorino de antier en Madrid y no me voy a ir muy lejos aunque también, los Joselito, Belmonte, Marcial, Domingo Ortega, Manolete, Luis Miguel Dominguín, Antonio Ordóñez, Diego Puerta, El Viti y hasta Paco Camino quien, antes de matar por primera vez en Madrid una corrida de Victorino me dijo a mí personalmente que “si salen buenos los torearé y si malos lo mataré sin ni siquiera intentarlo”, como así, como exactamente así sucedió en la citada corrida?

Venga ya, señores míos. Sean más sensatos y no quieran engañar a la gente ni al mismísimo ganadero ni a su hijo aunque todavía le quede al padre parte de su coña marinera cada vez que ve correr a los toreros aterrorizados delante de sus fieras como aquella tarde de la feria de Logroño en la que el hermano de Victorino padre, Adolfo, asimismo padre del actual Adolfito, mientras salía de la plaza de La Manzanera echando maldiciones a José María Manzanares, el papá del actual por cierto, porque a dos toros de la casa les cortó dos orejas, o sea cuatro y a hombros,  relatando  por lo bajini: “!Rite, rite, Manzanas, que ya verás cómo vas a correr cuando te echemos un par de nuestros negritos¡” Y esto no me lo contó nadie porque iba a su lado en aquel enfervorizado atardecer en la capital de la Rioja.

 

No hay nada nuevo bajo el sol. Nunca lo habrá y menos en el toreo. Pero lo que no se debe hacer es cantar algo que contradice y confunde los conceptos de casta y de genio. El comportamiento de varios toros de la corrida de marras no fue casta de la buena. Fue violencia, fiereza, saña, GENIO con mayúsculas en definitiva. Como me dijo anoche por whastApp un amigo gran aficionado de Toledo, Ángel Conejo, tras ver la corrida por televisión: “Hay que enseñar a la gente y no engañar ni manipular. La casta es entrega y pujanza indeclinablemente franca, nunca instinto asesino por muy emocionante que sea o parezca”. También me dijo en otro mensaje posterior que había visto y oído la corrida por televisión y se quedó patidifuso escuchando los vítores de Molés mientras Manolito Caballero, que actuaba de compañía experta del ínclito en su turno de intervención, tuvo que esperar hasta muy al final de la retrasmisión para atreverse a recriminar a los aficionados diciendo que había sido infumable e intolerable la actuación de ese público que maltrató con saña a la terna cuando, arracimados con sus diezmadas y todavía aterrorizadas cuadrillas, abandonaban el ruedo de Las Ventas  mientras los sietemesinos comulgaban a placer con los más viles sentimientos  toristas que se pueda imaginar.

Si esta misma corrida se hubiera anunciado y lidiado a nombre de otra ganadería, ahora mismo muchos de los que se han vuelto locos con el juego que dieron, todavía estarían echando pestes de ella.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

17 Resultados

  1. Li dice:

    Antológico hace tiempo no escribía usted así! Mis parabienes. Saludo cordial

  2. Lj dice:

    Antologico, hacia tiempo que no se escribia taambien de toros, Enhorabuena.

  3. Juan Mari de Chinchon dice:

    Muy buen resumen de la corrida, por cierto una duda, ¿podemos decir que el genio es la casta sin entrega??

  4. Jose LUis Diaz dice:

    comentario didactico por completo donde queda claro el concepto y la independencia total de este gran critico

  5. Porton2 dice:

    No cambies Jose Antonio, a ver si desde la prensa taurina se animan a contar lo que pasa de verdad en los ruedos y ademas lo hacen con clases magistrales de educacion taurina como la que has dado con este articulo. Magisterio taurino se llama esto.
    Muchas gracias y lo dicho, no cambies.

  6. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Es una versión aceptable aunque no suficientemente explícita. La entrega es la rendición incondicional a algo, sobre todo al ser amado aunque la persona amada tenga defectos. Pero defectos tienen casi todos los toros. Más o menos. De los que no tienen defectos se dice que lo que tienen es “clase”. Y cosa curiosa es decir para estos más enamorados de los defectos que de las virtudes de los toros de Victorino en esta ganadería también saltan no pocos toros con clase al lado de los criminales como los dos últimos del otro día en Madrid. También otras ganaderías hay toros con genio y hasta con endemoniado genio como las de los encastes Núñez, Atanasio y hasta Domecq aunque de éste último abundan más los de clase. Que se lo pregunten sobre todo a Ricardo Gallardo, el dueño de Fuente Ymbro, ganadería que por cierto a mi me encanta. Un día, hace muchos años, me dijo Antonio Ordóñez que preferían lo de Carlos Núñez por dos cosas dejando aparte que cuando le salen malos son infinitamente difíciles y peligrosos. “Los toreamos mucho por dos motivos”, me siguió diciendo el gran maestro de maestros y mio también A Dios gracias: “Porque los que embisten bien tienen las embestidas mucho más largas que las de cualquier otro hierro y porque a todos los arreglan los pitones meses antes de ser lidiados”. Una tarde de café y pastas en el comedor del cortijo de Los Derramaderos, la gran finca madre de los Núñez y con Ordóñez también allí presente, nos partimos de risa leyendo una crónica de Zabala padre en la que daba la enhorabuena a los Núñez porque “en la feria de julio de Valencia había visto una corrida de ellos por primera vez sin afeitar..” Las destornilladas risas se debían a que esa corrida la habían dejado “preciosísima” de lo bien que estaba hecho… No hay nada nuevo bajo el sol de la Fiesta. Y gracias por tus elogios y los de el resto de comentarios.

  7. Arturo Sanchez dice:

    se pregunta Jose Antonio en que quedamos…¿casta o genio?
    puedo entender que en la corrida de Victorino la gente se pusiera de parte de los toros en general, y màs aun los toristas. ¿porque? muy sencillo: la gente esta artaaaaaaaaaa de ver corridas sosas, descastadas, lidias cuidando toros en vez de cuidarse de ellos…en definitiva. falta de emoción. Entonces cuando se encuentran corridas asi, opino que la gente da rienda suelta a su interés y aplauden y elogian la emoción, confundidamente pueden decirme que son toros encastados….para mi no, pero están en su derecho, pagan la entrada y pueden opinarlo asi. cuando un toro es alimaña mi opinión es que no es encastado…para mi un toro encastado es el busca pelea y se entrega, no el que es alimaña. también mucha gente confunde casta con genio porque desgraciadamente no hay mecanismos para formar una nueva afición…la critica taurina en general es deprimente e incompetente…y la gente que no puede aprender de toros viendo muchas corridas o estando en contacto con el toro en el campo difícilmente hoy dia se hará buen aficionado. si la critica de hoy dia tuviera muchos jose antonios del moral la cosa cambiaria por completo…pero asi es la vida…el critico que hoy dia tenemos mas entendido y que puede hacer aprender de toros a mucha gente….como es jose Antonio… tenemos que seguirlo en este web independiente y modesta pero tremendamente informativa veraz e integra. Que no llega a las grandes masas…como pueden llegar las televisiones, la radio y las webs conocidas por el mero hecho de publicitarse los toreros como es por ejemplo mundotoro…
    yo soy de los aficionados que voy en verano a las corridas y novilladas de Madrid. las de invasiones de guiris, orientales, y gente de pueblos que acompaña a sus jóvenes toreros…la mayoría de las novilladas y corridas suelen ser un tostón…por lo dicho anteriormente…toros borreguetes, sosos, descastados blandos e infumables….lidiados por novilleros y toreros sin oficio que torean poco….pues bien, la ultima vez que no se moviò ni una mosca de la plaza fuè una novillada de saltillo de jose joaquin moreno silva , la corrida entera fuè un calco de los dos peores toros de Victorino del viernes. pero claro la gente percibia el peligro y había interés…no se fuè ni un solo chino en el tercer o cuarto toro muerto de aburrimiento como suele ocurrir las demás veces…¿Qué hay emoción? pues si! y la gente quizá se nubla con eso y confunde…pero lo que es cierto es que cuando en una corrida hay interés: sea peligro y genio o bravura y casta la gente ni se mueveeeee

  8. Juan dice:

    Extraordinario comentario del que una vez mas nos saca de algunas dudas que nos crean otros críticos. Gracias por todas las crónicas de este San Isidro, que han sido una delicia leerlas ya que nos refuerzan cada una de ellas como aficionados.

  9. Fabio dice:

    De lo más bonito de los toros es analizar y estudiar el comportamiento de los astados que se lidian en el ruedo..Entiendo que astados como los lidiados el viernes puedan despertar curiosidad y hasta gustar y tener partidarios pero…por favor no cayamos en el equivoco (siempre más frecuente) de confundir el genio con la casta…de casta nada….no fueron ni Borgoñes ni su yuego fue lejanamente similar al encierro de Victorino en el mismo Madrid del año 2003….y subrayar que, si se lidian estas clase de toros, la lidia de los matadores tiene que tener rasgos de las luchas decimononicas y nadie puede recriminarles que no se ponen “guapos”…Imaginar o pretender que se lidien según la evoluciónes tecnicas y esteticas del ultimo siglo es una herejía…y además es imposible…pues confundir casta con genio y pretender que estos se lidien como si de encastados se tratase es un equivoco enorme…el hombre, en una sociedad siempre menos rural se alejó del campo y ya no entiende de ganado bravos, terrenos, distancias, comportamentos…Esta critica generalmente vendida y superficial no ayuda a que se forme una afición los cuales pilastres
    sean el conocimiento de los toros…si!! nos queda Del Moral y muy pocos más..y los demás?

  10. Fabio dice:

    Eso si….el tercero no parecio’ tan decimononico como sus hermanos y si sale en una victorinada “normal” comentamos que quiza no fue templado y aprovechado….los demás…que vuelvan Lagartijo y Guerrita…..

  11. Josem dice:

    José Antonio, Molés no es santo de mi devoción, pero en ningún momento jaleó la corrida. Es más, en la tertulia posterior a la corrida le dijo claramente a Victorino hijo que la corrida no le gustó nada y que esos no son los victorinos que él (Molés) espera y ha admirado. Al césar lo que es del césar. Y Caballero por supuesto fue bastante duro con la corrida durante la retransmisión

  12. Lj dice:

    Un consejo Don Jose Antonio a donde ir a la feria de Bilbao o a la de Malaga????
    Apreciare su cosejo

  13. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    No me haga reír. Sabe usted la respuesta….. A la próxima feria de Málaga solo iría una tarde si hubiera resucitado y fuera a actuar Antonio Ordóñez. Bilbao, señor mio, es la mejor feria del mundo mundial…. Ni aunque me pagaran un dineral bajaría para ver a los tomatóxicos adorando a su idolatrado.

  14. Josem dice:

    Angel Conejo, como dije antes Molés no es santo de mi devoción, por lo que no voy a defenderlo a él ni a Caballero. Solo que me parecía justo resaltar que precisamente ellos no defendieron la corrida, al contrario de lo que han hecho otros colegas y por supuesto mucha gente en Twitter. Sobre todo en la tertulia Molés y el Tato hablaron mal sin paliativos de la corrida, y es verdad que Victorino aguantó el chaparrón como pudo e intentó defender lo indefendible. Al menos sacó la cara por los toreros reconociendo el mérito enorme que tuvo estar delante de sus toros. Un saludo

  15. LUIS dice:

    Victorino de bió reconocer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: