imagen-municipalidaddelima

Bitácora de América. En Lima, divide y reinarás

Bien dice la sabiduría popular que se puede alcanzar las cumbres arrastrándose como un lagarto o volando como un águila. Y es el caso que en Perú, la designación de nuevo empresario para manejar la Plaza de Acho de Lima nos está desnudando la irresponsabilidad de un personaje como don Nazario Villafuerte en autorizar a su hijo Freddy Villafuerte Falcón a solicitar ante el corruptible Poder Judicial, una llamada “medida cautelar” para que no se realice evento taurino alguno hasta que se resuelva una pretendida justificada denuncia contenciosa-administrativa contra el contrato del ente público Beneficencia Pública de Lima que otorgó la Plaza de Acho por seis años al nuevo empresario, esta vez extranjero, la ecuatoriana CITOTUSA, con 20 años de experiencia al frente de la Monumental Plaza Quito en el hermano país ecuatoriano.

¿Dónde está el anti taurinismo en Lima en esta coyuntura? ¿Será don Nazario en la persona de Freddy los nuevos enemigos de la afición taurina de Lima? Valerse de una publicación semanal nueva mediante un supuesto publirreportaje, por carecer de firma de autor, es posicionar a Freddy Villafuerte de aquí hacia adelante como la persona que podría ser culpable de que no se dé la Feria de Acho este año. CITOTUSA no debe caer en ese juego. Tenemos la experiencia de un grupo de comerciantes ilegales que en el famoso caso del Mercado Mayorista de Abastos La Parada, se hicieron representar por un ambicioso y corrupto ex juez desaforado, pero al final, ya atrincherados en un terreno que no les pertenecía, tuvieron que extinguirse en sus reclamos y desaparecer del panorama después de 40 años de estar enquistados. Tal como están las cosas en el comportamiento de las autoridades políticas del país, con denuncias de corrupción en todos los Poderes del Estado, incluido el judicial, y ante esta amenaza o variable incontrolable externa de quien se proclama como “figura de la tauromaquia en el Perú”, llevaría a pensar que Acho, manejada precisamente los últimos años por los señores Villafuerte, fue el núcleo de un grupo cerrado empresarial que abusó de “maniobras informales” para gestionar de manera deplorable la Plaza de Acho, con “logros” como facilitar entradas de reventa en la puerta de la plaza a un costo menor del que los aficionados y abonados pagaban en taquilla; presentar durante los últimos tres años toros colombianos de ganaderías que no se lidian en las principales ferias de ese país (como Cali, Manizales o Medellín), y no se lidian allí quién sabe por qué oscuras razones en cuanto a la fuente de financiamiento de sus ganaderos propietarios; y ahora no dudan en querer dividir a la afición taurina peruana amenazando con irse en contra de CITOTUSA, olvidando que la familia Villafuerte ofertó menos cantidad en la licitación a sobre cerrado por el arriendo de la plaza. Parece ser que se les va el negocio,  y ahora no dudan en buscar sus “amigos de siempre”, encumbrados en cargos con autoridad formal, para pretender lograr sus fines sin importar los medios. Argumentan como excusa que el gerente de la Beneficencia estaba imposibilitado legalmente de anular el proceso de la Tercera y Última Convocatoria de Arrendamiento, regresando a la etapa de Absolución de Consultas y Observaciones.

La cantidad que se ha comprometido CITOTUSA  a arrendar Acho por seis años hasta el 2020 es cercana a los cinco millones de dólares. Han prometido, según el diario El Comercio de Lima en su edición del lunes 23 de julio del 2014, a darle continuidad a la Feria del Señor de los Milagros de Lima, a tener la plaza en un estado óptimo- en las mejores condiciones posible – para octubre. Se comprometen a bajar los precios de las entradas, a evitar la reventa manipulada, a lidiar un ganado que imponga respeto, de ganaderías definidas – por su procedencia, por hechuras y por ser cabeza de camada, y a ofrecer carteles atractivos durante los seis años de su gestión, aunque los anuncios estrictamente taurinos no sean aún los concretos que los aficionados desearían.

Pedro Abad Schuster

Pedro Abad Schuster

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

1 Resultado

  1. Lj dice:

    Los Villafuerte pesimos elementos que dañan lo que tocan y ademas son de un nivel de corrupcion sideral, por eso amenazan con la via judicial. Este engendro fue producto del torero Puga y su socio que funge de periodista Aramburu tan nefastos como su patron Villafuerte. Eso sucede cuando unos menesterosos como los nombrados malviven de la fiesta a costa del dinero del patron de turno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: