adolfos

9ª de los Sanfermines en Pamplona. Escribano y Aguilar se la jugaron sin tacha con una horrible corrida de Adolfo Martín

Manuel Escribano y Alberto Aguilar dieron una lección de responsabilidad y de dignidad torera con una horrible corrida de Adolfo Martín. Aunque no triunfaron, ambos anduvieron muy por encima de sus toros salvo a la hora de matar aunque Aguilar consiguió liquidar el sexto en un solo envite. Diego Urdiales anduvo muy afligido salvo en un breve pasaje con la muleta en el cuarto. Esta corrida, que  duró casi dos horas, en tiempos pasado habría sido lidiada en poco más de sesenta minutos.

Plaza de toros de Pamplona. Domingo 13 de julio de 2014. Novena de feria. Tarde soleada y agradable con algo de viento y lleno.

Seis toros de Adolfo Martín, muy bien presentados en el tipo y con los pelajes de la casa. Dieron mal juego en distintosgrados. Imposible el primero, bravucón en varas y sin un pase en la muleta. Escasamente manejable por el lado derecho el segundo. Medio manejable por el izquierdo el tercero. Francamente manejable aunque progresivamente distraído el cuarto. Escasamente manejable aunque distraído el quinto. Pésimo el sexto

Diego Urdiales (turquesa y oro): Estocada corta, tres pinchazos y descabello, silencio. Pinchazo y estocada, aviso y silencio.

Manuel Escribano (marino y oro): Tres pinchazos y buena estocada, aviso y palmas.  Pinchazo, estocada y descabello, palmas.

Alberto Aguilar (blanco y plata): Pinchazo, media tendida y dos descabellos, palmas. Estocada, ovación.

 

Oigan, pensándolo bien, sobre el papel no estaba nada mal este cartel. A saber: Diego Urdilales, el riojano de Arnedo al que le va el encaste asaltillado de la familia Martín – ayer de Adolfito y le llamo así porque le conozco desde casi éramos niños trajo una corrida magníficamente presentada -; Manuel Escribano, natural de Gerena (Sevilla), del que todavía resuenan sus tardes de la pasada temporada en la que acabó siendo la revelación del año; y mi casi paisano, el pequeño gigante Alberto Aguilar, que de seguro pudimos verle cómo al torear con la muleta, cualquiera de sus dos toros le ocultaba cual eclipse lunar mientras se los pasa por delante. O por detrás, que antes de que llegaran sus turnos  pensamos en que vaya usted a saber en donde quiso y por adonde se los pasó…

Últimamente, Adolfo Martín está echando buenos toros. Los que trajo y se corrieron en el encierro de ayer llamaron mucho la atención de cuantos les vieron correr por la calle de la Estafeta haciendo cábalas sobre el juego que darían en la lidia vespertina dado lo imponentes y hasta espeluznantes que les parecieron a muchos de los que vieron el encierro. Quien sabía antes lo que harían…

Como también quien supo lo que harían los del palco presidencial a la hora de conceder orejas. En esta feria se han regalado a manta. Y dos de los más profusamente obsequiados fueron Fandiño y Padilla. El de Orduña se llevó cuatro cuando solo debieron darle una, la del mejor toro por ahora del ciclo, el indultable quinto de Victoriano del Río. Dicen las malas lenguas que quien presidió esa tarde fue un concejal de Bildu. De serlo según este rumor, no pocos comentaron que fue para premiar su negativa a brindar al Rey Don Juan Carlos I uno de sus dos toros en la pasada Corrida de la Beneficencia. Claro que, Iván dijo al respecto cuando le preguntaron por tamaña falta de respeto, que no brindó al Rey porque no le gustó ninguno de sus dos toros y que lo habría hecho si le hubieran embestido. ¡Y eso qué tuvo que ver¡ Mera e injustificable excusa. Las cosas que le llamaron en Las Ventas a Fandiño esa tarde son irreproducibles políticamente hablando.  Y en cuanto al de Jerez, también se dijeron cosas que luego de terminar su segunda corrida sanferminera vimos que no eran ciertas. Ni siquiera creíbles. Un ilustre barman de un famoso hotel comentó mientras tomábamos café antes de ir al encierro de los toros de Fuente Ymbro, que las peñas no habían hecho demasiado caso a Padilla en su primera corrida, no por lo mal que estuvo, que estuvo fatal, sino porque le vieron por televisión muy cerca de la familia Suárez y de toda la Familia Real en el velatorio del Congreso, en el entierro y en el funeral de Estado del inolvidable y admirable padre de la familia Suárez Illana. Cosa que vimos todos y hasta criticamos la notoria imprudencia y la tan ostensible disposición de Padilla en chupar tanta cámara de las teles y de los fotógrafos, pero de ninguna manera por haber visto como lo hacía el torero los cientos de republicanos y abertzales que militan en las peñas pamplonicas. Y es que, como en todas partes y para cualquier cosa, siempre hay gente Pa´tó. Mucho enterao que anda suelto por ahí sin estar enterados de nada…

Por fin una tarde cálida en lo que va de esta feria insólitamente invernal. Durante el paseíllo, los mozos de sol permitieron que pudiéramos escuchar a la banda La Pamplonesa. Un gustazo de banda. Un Adolfo a la antigua usanza de la casta de los victorinos. Cárdeno y ampliamente cornivuelto, corretón e impetuoso. Debió dar mucho miedo ponerse delante. Rebañó en el saludo de Diego Urdiales. Le pegaron en el primer puyazo que tomó en bravucón y le aliviaron el castigo en el segundo. Sin que nadie quitara lucidamente – no se hubiera dejado el burel – esperó mucho en banderillas. Ya había tardeado en varas. Y lo que hace un toro en el caballo suele hacerlo en la muleta. No le importó a Urdiales porque lo brindó. Así fue. No me explico el brindis. Aunque lo intentó, no le sacó ni un pase en forma. Lo malo es que Urdiales lo pasó fatal, resultó horriblemente desarmado dos veces y tras machetear sobre las pernas, que es lo que debería haber hecho y nada más, lo mató de estocada corta atravesada, tres feos pinchazos y, menos mal, certero descabello.

El de la merienda, cuarto, cárdeno y menos cornipaso que el primero, salió corretón y a Urdiales muy afligido con el capote sin que fuera para tanto la cosa. No se paró ni una sola vez. Nos quedamos con las ganas de ver si pasaba o no. Mansito en el segundo puyazo, leve, tras el más duro primero, el animal pasó a banderillas muy distraído. El toro se dejaba en la muleta y Urdiales tardó en darse cuenta hasta que se dispuso más decidido con la derecha por donde se estiró por primera vez en su tarde. Pero no para tirar cohetes y aun menos con la zurda que el toro tomó por alto. Con todo y con ello, este Adolfo fue el mejor de los lidiados hasta ese momento. No estuvo tan asustado Urdiales como antes,  hasta se adornó, pero birlongueó en demasía. Tardó mucho en entrar a matar y hasta sonó un recado antes de decidir matar. No le veía la muerte por ningún sitio hasta que, por fin, pinchó y agarró una estocada entera que salvó un poquito su honor.

Manuel Escribano se fue, como hace siempre, a ponerse de rodillas muy delante de la puerta de chiqueros. La larga le salió perfecta. Pero al dar otra en tablas sufrió un tremendo acosón. Luego lanceó bien a la verónica aunque sin completaras porque el toro tuvo un viaje corto  aunque noble. Cumplió en varas sin que le pegaran mucho. Chicuelinas y media en el quite de Escribano que, además, banderilleó. Manolo es un todo terreno en la línea del inolvidable Paquirri. ¡Cuantas veces triunfó en Pamlona¡ Innumerables. Más aún su suegro, Antonio Ordóñez. Buenos los pares de Escribano que encantó en el quiebro tercero. Brindó a Miguel Criado hijo. ¡Cuánto me acuerdo de su padre¡. Escribano le hizo el honor jugándose el pellejo en dos cambios diestros que aguantó en los medios y sacando lo que el animal tenía – poco de momento – oor el derecho. Imposible el pitón izquierdo, continuó aguerrido por el lado menos malo hasta desplantarse. Tras probar otra vez al natural imposible, desplante de rodillas, molinete y se acabó lo que se daba. No había más que hacer salvo matar. Otro desplante genuflexo y, vaya por Dios, pinchó y no solo a la primera.

Se fue de nuevo a la puerta el de Gerena para recibir al quinto con horrible cornamenta. La pegó y, tras dar otra larga en el tercio, el toro saltó limpiamente al callejón. Se lució Escribano de nuevo con el capote, muy dispuesto. Manseó en varas y se distrajo mucho feo el burel. Escribano es de los que banderillean todo lo que le echen, sean como sean. Como El Fandi. Lo hizo superiormente dadas las condiciones de su enemigo. Cumbre en un quiebro por dentro arrancando desde muy cerca sentado en el tendido. Puso la plaza al rojo vivo. El brindis recibió una gran ovación. Empezó de rodillas en tablas y en los medios tragó muy tranquilo con la derecha sin que el toro le ayudara. Manuel siempre le ganó la acción a su enemigo. También al natural que no pudo completarlos. Pero si apostar con gran valor. Mejoró en temple de nuevo con la derecha terminando con el desdén y un desplante con la muleta plegada en la cadera. Tres o cuatro metido en la cara del toro y con el toro muy distraído con el incesante ruido de las peñas, volvió a pinchar como en el primero perdiendo una posible oreja. Hace años, hasta las peñas guardaban silencio en el instante previo a la suerte suprema. Ahora, ni en el sol, ni siquiera en la sombra casi nadie sabe de toros en Pamplona.

Muy suelto salió del capote de Alberto Aguilar el cárdeno tercero que medio se dejó en apuntadas verónicas porque echó las manos por delante en cada lance. Le dieron estopa en el primer puyazo. Y no hubo quite. También le sacudieron en el segundo. Lo pasaron mal los banderilleros. También por esperar mucho el toro. El toro se dejó un poquito por el pitón izquierdo y Aguilar se lo pasó por delante unas cuantas veces con el desparpajo y la torería que atesora. Con la derecha, imposible sacar nada. Tres molinetes seguidos y otro que pincha… Lástima. Dobló el marrajete de media tendida trasera y dos descabellos.

El cárdeno más claro sexto y más cuajado también, se quedó cortísimo en el capote de Aguilar. De tan mala corrida, fue uno de los peores. Quizá el peor de los seis. Le dieron mucho en varas e hicieron bien. Lo banderillearon como pudieron. Y Alberto le echó todos los redaños que pudo hasta pasarse de valiente. Hasta le sacó algún medio pase con un gran sentido de la responsabilidad e incluso mató al primer viaje. El pequeño gigante se agigantó. Tanto Alberto como Manuel Escribano, aunque no triunfaron,  salvaron la tarde y hasta taparon el horrible juego que dieron los toros de Adolfo Martín

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

17 Resultados

  1. Lj dice:

    Por ma amigo de Adolfito se olvido que la corrida fue una moruchada para un pobrisimo cartel donde alguno sobra en los carteles hace tiempo. Disculpeme señor del Moral una MORUCHADA!!!!!!

  2. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Pues sí, una moruchada.

  3. arturo sanchez dice:

    Al 99% de acuerdo con su crónica, ese 1% es: “Escribano es de los que banderillean todo lo que le echen y sean como sean (de acuerdo hasta hay) como el fandi”
    ¿Como el fandi?
    En lo que respecta a sean como sean los toros estoy de acuerdo…
    En lo referente a todo lo que le echen….¿lo dice usted por los miuras, saltillos, santa colomas, atanasios o vazqueños que a banderilleado David por ejemplo? ….
    Sinceramente no le capté que quiso usted decir Con eso Don Jose Antonio, y no lo pregunto con ironia ni nada por el estilo… Simplemente me llamó la atención ese comentario suyo, cuando Fandi que yo sepa jamás le visto lidiar nada que no sea domecq o nuñez…
    Es un torero que respeto mucho por su profesionalidad torea con el capote mejor de lo que muchos creen y en banderillas es el torero con más facultades que e visto nunca aunque banderillea a toro pasado con mas frecuencia de la que mucho hablan y con la muleta a mi ne aburre muchisimo…
    Pero es un torero que ya digo que respeto mucho porque siempre cumple y es muy efectivo

  4. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Respecto a lo de El Fandi, estoy de acuerdo con usted salvo en su apreciación como muletero. Es cierto que en la mayoría de sus faenas baja mucho al lado de lo demás, capote, banderillas y espada. Pero yo le he visto faenas muy buenas, muy templadas y dignas de ser premiadas. Es el único torero de los muchos que he visto capaz de dominar totalmente a muchos toros en la suerte de banderillas, lo que es un handicap porque los agota. Un día le dije que por qué en los toros que no le parezcan buenos para la muleta ponga ocho pares y entre a matar de inmediato. Tiene razón en que la comparación con Escribano ha sido exagerada. No me expresé correctamente al hacerlo. Lo dije porque Escribano banderillea a todos los toros que le echen por el momento. David se hizo figura a los tres años de tomar la alternativa y elige por ello. Si Escribano lo consiguiera, haría lo mismo. Lo de Miura ahora, casi siempre es malo. Lo de Santa Coloma casi no existe. De Atanasio solo queda Puerto de San Lorenzo. Victorinos es verdad que El Fandi no ha los matado o al menos yo no le vi con estos toros. Pero a nadie mas que a él he visto que le peguen una cornada en una corrida de seis para él solo, fue el tercero, le operen sin anestesia a petición suya y, en contra la radical de opinión de los médicos, salga al ruedo y triunfe con los tres que le quedaban con todo su repertorio a tope..
    Conozco a El Fandi desde que empezó. Siempre pensé que tenía condiciones para hacerse figura. A los pocos años de tomar la alternativa fui a Lima, como tantas veces antes y después, no solo a cubrir las corridas del Cristo de los Milagros, también a trabajar en el documental que estábamos haciendo sobre Fandi, producido y dirigido por norteamericanos y yo como asesor y también protagonista secundario, “Matador”, estrenado tres años después en New York con gran éxito. Pero bueno, en aquella feria limeña que menciono, viví en el hotel Sonesta Posada El Olivar y allí también vivió David Fandila, como la mayoría de los toreros que ese año fueron a Lima. Una noche me invitó David a cenar en su habitación con su cuadrilla, su apoderado Santiago López y más amigos. Tenían allí toda clase de cecinas españolas y lo pasamos muy bien. A las 3 de la madrugada, nos quedamos solos El Fandi, su hermano, uno de sus picadores y yo. En un momento de tranquila conversación, de dije a David que le sobraban condiciones para llegar muy arriba y que solamente dependería de él conseguirlo. El año siguiente, en la feria de León, participó en la allí tradicional corrida de ocho toros que fue de Zalduendo, alternando creo recordar con Ponce, Rincón y El Juli. Triunfaron los cuatro. Pero El Fandi indultó un toro en completísima y extraordinaria actuación. Cuando le vi luego en el hotel, le dije que en Burgos le invitaría a cenar en el Ojeda, gran restaurante de toda la vida. Vino con su padre y nos acompañó mi gran amigo Michael Wigram. Ya en la mesa, David me preguntó que por qué le había invitado a cenar en ese sitio tan lujoso. Y le contesté: Porque ya eres figura del toreo…. Lo sigue siendo.

  5. Josem dice:

    Petardo de las duras, Dolores Aguirre y Adolfo

  6. arturo sanchez dice:

    Que buenas anecdotas tiene usted Don Jose Antonio, gracias por compartir estas de el Fandi. Y sí, tiene usted razón, nos estamos quedando con el monoencaste que pena… Y reconozco que es lo que mejor sale, pero no esta usted de acuerdo conmigo ¿en que si se educara a los aficionados autoridad y veterinarios, y los encastes minoritarios dejaran de intentar sacar de tipo sus toros…mucho de esos encastes volverian a servir?
    Porque sinceramente creo que los demas encastes dejaron de servir principalmente por sacarles de tipo, aunque logicamente no tienen sus comportamientos nada que ver con lo que es el toro de Parladé.

  7. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Totalmente de acuerdo.

  8. arturo sanchez dice:

    No viene al caso de esta crónica, pero me e quedado helado de leer la que hizo Domingo Delgado sobre la corrida de Jandilla en el duelo Perera-Fandiño.
    Tengo mucho respeto a Domingo es un grandioso aficionado, y todo un señor pero me está sorprendiendo ultimamente… Quiza sea porque antaño casi siempre estabamos de acuerdo, pero decir que el otro día que triunfaron los dos (cosa cierta si nos atenemos solamente a los trofeos) pero incierta en las formas de hacerlo cada uno… Es decir: no reflejó ni argumentó las diferencias que hubo entre ambos triunfos y me dio la sensación que practicamente los comparaba, porque según él deben verse las caras en bilbao de nuevo para resolver este “empate”..
    Esto que comento y otras crónicas como la del dia de los victorinos poniendose del lado de los toros diciendo que fueron bravos “autentica bravura fiera” segun sus palabras cuando para mi si que es cierto que la corrida tuvo casta, pero me resultarón imposibles de lidiar los victorinos no me parecieron bravos… De lidiar como se lidia ahora me refiero… Para machacarlos metiendose en los riñones eran muy aptos eso si…
    No se… Me veo muy sorprendido por las últimas crónicas de Domingo…
    No le critico que conste, simplemente me e sorprendido quiza de no coincidir en sus últimas crónicas como solia acostumbrar… Me a dado la sensación estas últimas de verle un punto radical

  9. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Coincido otra vez….

  10. arturo sanchez dice:

    Señor Angel Conejo tiene usted toda la razón, y más aún se la doy por los argumentos explicativos que me ofrece y que estoy totalmente de acuerdo en todos ellos, no me expresé bien y cuando me refería a la casta me referia al genio, hoy a explicado usted perfectamente las diferencias entre casta y genio y jamás volveré a llamar al genio casta de la mala como torpemente e hecho en alguna ocasión.. Uno siempre debe ser un aprendiz y aprender de los mejores y de los que saben como para mi lo son Jose Antonio y usted.
    Permitame tambien unirme a las felicitaciones que los demás comentaristas de esta web les han hecho a Jose Antonio y a usted mismo por su inclusión como articulista y colaborador de esta web tan independiente. Les felicito de pleno porque lo que a aportado usted en el poco tiempo que lleva en esta web a sido de gran nivel. Felicitaciones!
    Y dios quiera que siga esta web por muchos años

  11. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Lo publico con sumo gusto. Pero permítame que le diga algo: Me ha dejado usted estupefacto con su Frascuelo… Hay gente pa to como dijo El Gallo.

  12. Li dice:

    Con todo respeto “iluminados habbemus”
    Otra vez el “maestro” Frascuelo dentro de un escrito en que se habla de Antonio Ordóñez …… Los Evangelios por los suelos!!!!!

  13. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Pues mire usted, es verdad que Frascuelo tiene un gran concepto del toreo más clásico. Pero eso es una cosa y otra ser un gran profesional. Frascuelo nunca lo fue y ahora, con los años que tiene, muchísimo menos. Profesionalmente hablando, esa virtud, la profesionalidad, la tuvieron, la tienen y la tendrán todas las grandes figuras del toreo. Frascuelo, ni soñando. Por eso El Fandi es infinitamente mejor torero que Frascuelo. En cuanto a su extrañeza de que me guste El Fandi habiendo sido fan de Antonio Ordóñez, el propio Ordóñez fue quien me enseñó que se debe dar más mérito a los grandes profesionales que a los grandes artistas, a no ser que estos últimos, los grandes artistas, tengan ambas virtudes a la vez. Antonio Ordóñez tuvo ambas y en altísima medida. Por eso fue llamado maestro por antonomasia. Últimamente llaman maestro a cualquiera. Usted mismo califica de maestro a Frascuelo…. Hombre, por favor, respeto que le guste su estilo, pero llamar maestro a Frascuelo es una solemne barbaridad. Le aconsejo que no vuelva más a llamar maestro a Frascuelo so pena de que caiga usted en el más tremendo de los ridículos.

  14. Lj dice:

    A los nuevos en esta aficion les encanta el argot, y mal utilizan los terminos, no me dira que eso de llamar “maestros” a los pobres Curro Veasquez y Frascuelo (seguro que se me escapa algun otro….. ) es un tremendo disparate por no decirlo de otra manera!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: