20130301_Bilbao

4ª de las Corridas Generales en Bilbao. Gran tarde de Manzanares sin orejas y una por fin merecida para Morante

Bilbao. Plaza de Vista Alegre. Miércoles 20 de agosto de 2014. Tarde nublada y fresca tras mañana de llovizna y dos tercios largos de entrada aparente.

Seis toros de Núñez del Cuvillo, bien aunque justamente presentados y de juego desigual. Muy noble aunque justo de fuerza el primero. Muy noble el segundo aunque con tendencia a abrirse y a quererse ir. Sin fuerza y completamente arruinado por la pésima lidia que recibió el tercero. Sin clase y muy rajado el cuarto. Con mucha clase el quinto. De muy menos a más el sexto por lo bien que se lidió.

Morante de la Puebla (marino y oro): Casi entera muy baja y trasera, ovación con saludos. Cuatro pinchazos y descabello, silencio. Estocada trasera desprendida, oreja.

José María Manzanares (grana y oro): Buena estocada, petición insuficiente y ovación con saludos. Muy buena estocada, palmas. Excelente estocada, ovación con saludos sin que faltaran los pitos de unos cuantos quizá comprados para reventarle todo. ¿Quienes serán los malvados que están detrás? Pinchazo recibiendo, metisaca de igual guisa y buena estocada a volapié, gran ovación.

Antes de empezar a prologar la crónica sobre la corrida de ayer, merece la pena puntualizar algunas cosas sobre lo que ocurrió la tarde anterior. El dueto entre Ponce y Hermoso no lo vio bien casi nadie cuando se anuncio. Y así salió pese a lo que ambos hicieron.  Gran parte del público que acudió a ver el imposible mano a mano, fue público de rejones. Y la abismal diferencia entre los toros groseramente afeitados y los que salieron en puntas, algo que a mí personalmente me revienta cuando actúan uno a caballo y otro a pie.  La exposición es infinitamente mayor para el matador de toros que para el rejoneador. Por eso el rejoneo, por maravilloso que sea, es un arte menor. ¿Estamos?

La otra cuestión quizá derive de la anterior. Y es que el comportamiento de gran parte del público. No supieron apreciar lo que hizo  Ponce con su malísimo y peligroso toro de Victorino. Pitaron cuando le pegaron el segundo puyazo y mucho más al darle el necesario tercero. Había que pegarle tres por estricta necesidad. Pero es que, para colmo, el toro fue aplaudido en su arrastre…. Esto, en la plaza de Vista Alegre, es para echarse a llorar. El petardo que pegaron los que aplaudieron al toro fue de los que hacen época. ¿Estamos de acuerdo de nuevo?…

Y ayer otro mano a mano solo que de verdad. Dos matadores de toros frente a frente con una corrida de Núñez del Cuvillo. Morante y Manzanares llevan coleccionados muchos enfrentamientos frente a frente y algunos fueron realmente memorables, como los de Jerez y, sobre todo, los dos primeros que protagonizaron en El Puerto de Santa María.  Dos excepcionales espectáculos que les han llevado a repetirlos. Pero Morante, este año, no está en su mejor forma. Hemos visto varias tardes en las que Morante no ha usado la cabeza lidiadora y se ha empeñado en torear como sabe desde los inicios de las faenas de muleta. La hondura contra viento y marea para empezar una faena a un toro limitado de fuerza – casi todos los toros actuales adolecen de este defecto – acaba con su fuelle en un par de tandas. Y esto debe corregirlo el grandioso artista so pena de tenernos todos que contentar y el primero él, con sus chispazos y punto. Por fortuna para todos, ayer le soltaron un quinto de ajustada condición y como el animal se acopló al gran artista, al fin pudimos gozar de una preciosa y completa faena de Morante. A Dios gracias. Fue lógico que la gente tomara partido por el de la Puebla en detrimento de Manzanares, pese a su superiorioridad  profesional.

Manzanares es de esta clase de toreros quien mejor sabe administrar la lidia y las faenas para que los toros le duren y aguanten hasta el final. Pero no todo el mundo entiende ni sabe de administraciones lidiadoras. Y por eso critican tanto a Manzanares los que solo se fijan en las formas cuando alivia el trayecto de los toros y se los pasa en línea recta en los comienzos de sus obras.  Están absolutamente equivocados.  Lo he dicho muchas veces y lo repito otra vez más: El concepto más general del toreo contemporáneo es dominar a las reses de lidia con la mayor belleza y limpieza posibles. Y eso, exactamente eso es lo que viene haciendo el todavía joven Manzanares. ¿O no? Pues por lo que pasó ayer con su primer toro, no. Unos cuantos que no sé cómo calificar le reventaron la mejor faena de la tarde frente al segundo.  Y vamos con los detalles:

Negro listón con 558 kilos de peso fue el toro que abrió plaza. Bien presentado. Echó las manos por delante en los lances infructuosos de Morante. Poca fuerza, pues, por la señal inequívoca. Cumplió sobradamente en varas. Al menos en el primer puyazo. Lo que el picador aprovechó para darle estopa. Metió la cara, eso sí. Pero perdió las manos de seguid y, pese a ello, le dieron más estopa en el segundo puyazo. Definitivamente, Morante no está para coles. El mayor culpable de tanto castigo fue él. La golfada dio con el toro en la arena. Una pena. Pronto en banderillas, los peones no creyeron que se vendría arriba y lo pasaron mal. Paco Peña salvó su honor de rehiletero en el tercer par. Con tanteos y de de pecho diestros arrancó la faena de Morante. Dos suaves redondos cortos y al natural. Morante los recetó muy decentemente aunque el toro perdió las manos al rematar el segundo. Excelente el tercero. Y buenos los redondos que siguieron que ligó al de pecho. El toro hubiera sido de revolución de haberlo castigado menos. Desramado al seguir con la derecha. Dos bonitos ayudados por bajo. Trincherilla. Más naturales de gran corte no del todo templados.  Ayudados por alto y de pecho zurdo. Y más naturales no del todo consumados, pese al aroma que desprendieron. Adornos salerosos y  estocada casi entera baja y muy trasera. Bajonazo, mejor dicho. La eterna canción. Mejor lidiado y administrado, habría sido toro de dos orejas. Ovación para Morante.

Soberbia media de Morante.Al imponente jabonero sucio tercero, Morante le recibió con lances tropezados que se recibieron con oles preconcebidos. Le pegaron fuerte en el primer puyazo y el toro perdió las manos. Menos mal que, en el segundo encuentro, simularon la suerte. No hubo quite. El toro acusó mucho el castigo recibido en el primero. Las lidias que impone Morante son absolutamente intolerables aunque el púbico pase a la espera de sus chispazos artísticos. Cubierto de trámite el tercio de banderillas, Morante inició la faena con ayudados por alto enganchando la muleta en todos porque el toro echó siempre la cara arriba y el torero fue incapaz de renunciar a la estética para no dejarse enganchar el engaño. Lo pagó caro. En los intentos al natural y en los redondos, el animal se había venido abajo casi por completo y, aunque Morante, siguió intentándolo, la cosa acabó como el rosario de la aurora. El petardo apenas fue recriminado por los mismos que habían pitado la gran faena de Manzanares. Morante pinchó de mala manera dos veces y terminó intentando descabellar tras sufrir arreones imprevistos del moribundo animal. Otros dos pinchazos más y un descabello final mosquearon un poquito al gentío y los que habían venido a reventar a Manzanares a costa de Morante tuvieron que envainársela. Increíble silencio tras el petardo.

Capicúa el quinto con 555 kilos sobre los lomos. Echó las manos por delante en el recibo capotero de Morante quien, de seguido, solo le pegó mantazos. Muy suelto el toro, se fue solo al caballo y, como a los otros dos toros de Morante, le pegaron de lo lindo. El animal salió aún más suelto que antes pero dulce al embestir a las por fin bien cuajadas verónicas de Morante que todos esperábamos. Manzanares quitó por excelsas chicuelinas y precioso remate.  A petición del propio Manzanares con una seña para que se picara, replicó Morante por embrujadores lances de la misma suerte y una media de cartel. Ovación de gala. Ambos se saludaron muy contentos después. Tras un tercio banderillero de factura desigual. El toro quedó ideal para que Morante se confiara y la faena fue una de las buenas suyas. La empezó por bajo y en redondo. Por fin, por fin…. El de la Puebla pintó el toreo como solo él sabe hacerlo cuando los toros se acoplan a su embrujo. Y a sus improvisados adornos. Aunque no fue el animal tan dulce por el lado izquierdo, en medio de varios naturales pegó un par de ellos con su sello más brillante. El bellísimo trasteo terminó con la derecha aunque ya sin tanto acople porque el animal se había venido algo a menos. Lo compensó con sus personales adornos y un caro desplante y estocada algo caidilla y trasera. Tardó mucho en doblar. Y más tras sacarle la espada el propio matador. Pero la gente aguantó y espero hasta que el animal murió. Oreja al canto y merecida. Es lo que todos queríamos.

Terciado y renqueante de patas el negro segundo. Fue protestado de salida. Suaves y templados lances a pies juntos de José María en el saludo. Dobló las patas antes del primer puyazo que aliviaron. Mimos de Manzanares que renunció al quite. El toro se defendió en el apenas apuntado segundo puyazo del que salió suelto. Bien Curro Javier en palos pese a lo que esperó el toro en banderillas. Manzanares empezó la faena en los medios sobando al toro. Y enseguida al natural. Soberbios los pegó, largos y templados. Ligados al de pecho. Con la derecha en línea para empezar y, tras tres así, otros tres sensacionales con remate de uno de pecho doblemente circular. Más naturales donosos y otro de pecho circular. Algunos imbéciles le pitaron. Dio igual, la mayoría los saboreó.  La campaña contra el alicantino tiene estos estúpidos efectos. Más naturales templadísimo en redondo tratando de que el toro siguiera imantado a la muleta por lo mucho que se abría en cada pase. Un cambio eterno, trincheras sabrosas y, tras buscar una buena igualada, un estoconazo hasta las cintas. Increíblemente, no se pidió la oreja mayoritariamente y Manzanares tuvo que contentarse con saludas una ovación. La injusticia fue tan manifiesta como intolerable. Había merecido dos orejas. Un robo de gran parte del público y de la presidencia. Una vergüenza para la plaza de Bilbao.

Colorao el cuarto que salió con muchos pies. Suelto de los lances en el recibo de Manzanares. El toro renqueaba de patas y ello le obligó a defenderse por arriba por no poder afirmarse en ellas. No se empleó en el leve primer puyazo y perdió las manos de seguido. Le señalaron el segundo. Bien Barroso a caballo. Estupendo Curro Javier en la brega de tercio de banderillas que cerró con un buen par Luis Blázquez. José María se llevó el toro a los medios para empezar la faena. Y, poco a poco, lo fue metiendo en el engaño con la mano derecha hasta consumar dos soberbios redondos y el de pecho en la primera tanda. Pausa larga. El animal le llegó descompuesto a la segunda, pero logró dar dos redondos en forma. Pese a ser remiso y sin humillar al natural el toro por el lado izquierdo, Manzanares logró tres en la primera ronda. Y más de cerca, otra vez con la mano diestra, el toro se rajó al dar el tercero. Pese al empeño del alicantino, el animal no dio para más. Manzanares lo mató muy bien de estocada fulminante.

El sexto, negro de pelo, salió regateando en su embestir. Muy suelto y perdiendo las manos. Renqueante de patas, además. Fue protestado. Pero Manzanares lo mimó como sabe con su capote y aplacó las protestas. El matador exigió a su picador que lo le hiciera daño y fue obedecido. Como debe ser. Buen tercer par de Luís Blázquez.  Tanteos por alto de tablas a los medios para el arranque de la faena que no pudo ser para empezar como el alicantino quiso por la extrema blandura del burel. Sin embargo y dando mucha distancia en los cites, fue tomando vuelo con la mano derecha. Dos rondas y un cambio de mano perfecto dieron paso a los naturales. Primero con remate alto y poco a poco bajando la mano. Perdiendo los pasos precisos cuando hizo falta y ganándolos cuando fue necesario. Qué gran torero por encima del bien y del mal. A un suave cambio con la derecha, sucedieron los redondos más hondos e imperiales de la tarde que remató con amplios de pecho de pitón a rabo. Eso es hacer un toro para luego hacer el gran toreo. La arrogancia unida a la profundidad. La técnica a la esencia. El valor al arte. Y, señores, todo ello para hacer como nadie ahora la suerte suprema recibiendo. Pero, mira por donde, pinchó y, por empeñarse en lo mismo, un metisaca por habérsele caído la estocada. A la tercera, lo consiguió a volapié. Se quedó sin premio. Pero ahí quedó una gran tarde más del joven maestro.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

18 Resultados

  1. Miguel dice:

    La suerte es que esta corrida ha sido televisada. Y excepto alguno, creo que se va a quedar solo en su acérrima defensa de Manzanares. Tuvo dos toros, y especialmente el segundo, para cantar latín.

  2. Joselito dice:

    Pues yo no creo que los que pitan a Manzanares estén comprados. Lo que pasa es que a muchos aficionados no nos convence por lo ventajista que es, porque junto con Morante y El Juli, siempre está anunciado en corridas de trapío impresentable y porque nunca tiene el mínimo gesto de matar alguna corrida que no sea de las 3 ó 4 ganaderías que les “fabrica” el toro a medida. Yo no le pito ni le pitaré porque respeto a todos los toreros pero para mí no es la gran figura que muchos ven en él. Por eso en Madrid, que sigue la plaza donde más entiende la gente, nunca acaba de romper.

  3. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Les contesto a los tres. Ustedes ven el toreo solo por sus formas pero mucho me temo que poco o nada por el fondo. Actualmente, por desgracia, lo ven como ustedes la mayoría de los aficionados. Si ahora toreara Antonio Ordóñez a ustedes tampoco les gustaría.

  4. Julio B. dice:

    Sinceramente creo q es justo al revés, precisamente las formas son las q tapan a Manzanares. Que acompaña, que liga mucho pero que torea poco. He repasado la prensa, y es unánime, y eso es complicado. Todos los queremos a Manzanares tenemos que ser los primeros en exigirle porque puede estar mucho mejor. Como ha estado otros aňos, sobre todo en el 2011.

  5. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Me importan tres pepinos lo que diga el resto de la prensa, incluida la espontánea. La peor de todos los tiempos y gran parte de ella manifiestamente venal, lo que es aún más lamentable. No me parece aceptable ni por lo más remoto que casi todos los que tanto han cantado la actuación de Morante con el quinto toro hayan pasado olímpicamente de cómo se masacró en varas a sus dos primeros oponentes.

  6. Fabio dice:

    Se puede discutir sobre la descabllada elecciòn de Manzanares de juntarse al Juli y compañia para vetar la empresa en Sevilla, podemos opinar de que no repetiò algunas sus pasadas temporadas realmente historicas e inalcanzables por parte de casi todo el escalafòn…pero..
    es fuera discusiòn que hay una estùpida, becera e inculta campaña contra el.
    Se elevan y engrandecen medias figuras, sin el arte, la elegancia, la inteligencia, la forma, el fondo y el empaque imperial del alicantino y se sigue restando meritos a este ultimo. Respecto las opiniones de cualquier, a cada gusto los colores, pero de superficial, barato y engañifa veo tan solo algunas cronicas de pseudo periodistas que acuden a la plaza con la faenas ya hechas segùn quien torea. Ahora se ha puesto de moda, criticar a Manzanares a prescindir, amparados bajo el paraguas de los dogmas y tonterias de siempre.
    Meterse con Manzanares al tiempo que, a diario, se alzan quienes no llegan ni a los mocasines del alicantino, es paradigmatico del nivel general de la prensa “oficial”.

  7. LPH dice:

    Sr. Del Moral, esta crónica confirma mis sospechas. Usted va a la plaza con ideas preconcebidas y todo lo que se salga de Ponce, Manzanares y ahora Perera, es malo. Y todo lo que se salga de sus adonisiacas formas usted lo destesta. Es una pena sr. Del Moral. Me hice aficionado leyéndole y usted no era así. Esta crónica confirma mis sospechas, es usted un ultra de sus toreros. Una pena sr. Del Moral, una pena.

  8. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Pues ya sabe lo que tiene usted que hacer: No entrar en esta página y así dormirá tranquilo. Le remito a mi crónica de la última corrida que vi en Bayona para que pueda comprobar que no lleva usted razón sobre lo que me acusa.

  9. Josem dice:

    No lo recomiendo, pero si alguno tiene estomago suficiente que lea la “crónica” que perpetra el juntaletras de la sección taurina de Marca donde vierte un odio alucinante hacia Manzanares

  10. uno del dos dice:

    Para fortuna de todos en esta página se pueden ver todas las faenas motivo de la polémica.?De verdad alguien ve lo que Illian?. De todas formas hay que reconocer que la campaña de Santi Ortiz con su teoría del “toreo escondido” seguida y jaleada por los criticos de siempre con tal de desmerecer a Manzanares ha dado sus frutos, no hay nada más que leer los comentarios y la mayoría de las crónicas. Con su pan se lo coman.

  11. Lj dice:

    A Manzanares le esta pasando algo, ya en Gijon le vimos con cara de disgusto tanto e la plaza como en el ascensor del hotel, como que estuviera pensando en otra cosa o que le molestara el traje de luces, y pudiendo estar muy bien tanto en Gijon como en Bilbao ha estado bien nada mas. Ojala le pase pronto este mal momento porque es uno de los mejores toreros que hemos visto, pero anda como displicente y toreando por puro oficio (que le sobra)

  12. Miguel dice:

    !! Chapeau Javier Alba !!. La realidad es la que es. Solo hay que ver el video del segundo toro (que Jose A. no ha puesto), y ver que era un toro propicio para un torero artista, y luego incluso de matarlo bien, no le pidieron las orejas, ni hubo una sola serie que se celebrara con júbilo en el tendido. Queramos o no, a un toro se le puede torear en línea al principio, se le puede ir consintiendo…pero a la hora de la verdad, cuando de verdad, la gente brama, es cuando un torero engancha al toro, se lo lleva atrás de la cadera y vacía la embestida por debajo de la pala, y todo ello despacito y pasándoselo cerca. Y resulta que Manzanares en ésta última etapa, se los pasa muy lejos, no vacía la embestida nunca (casi siempre acaba el muletazo arriba), y lo único que hace, es dar muletazos muy largos (no profundos) y seguidos de manera que el toro no para y parece un tíovivo. Eso en provincias, con su estética y con la espada, pues le sirve para cortar muchas orejas. Pero no arrebata al aficionado. Y lo siento pero es así. A mí me da pena, porque creo que Manzanares podría ser mucho mejor, podría mandar en esto, y podría marcar una época. Lo tiene todo. Tiene hasta tiempo para hacerlo. Y seguro que lo hará. Pero lo veo acomodado, porque sabe que con esto, le sirve para estar arriba.

  13. Álvaro dice:

    Hola @Josem, ¿Cuáles son las imprecisiones de Carlos Ilián en su crónica?
    Por otro lado, es triste contemplar la minoría de aficionados que van quedando. Me explico: un toro cae fulminado en 15 segundos después del matador perpetrar un bajonazo y el público no cabe en sí de su gozo y solicita orejas como si no hubiera mañana. Por el contrario, si el toro se resiste a doblar y vende caro su último aliento, la faena pasa a un segundo plano y el frío siberiano se apodera del veredicto del público. Lo que dice el Sr. Del Moral respecto a los puyazos, para mi no es una sorpresa. No sólo en Morante, en todo el escalafón actual. Todos los puyazos que se ven actualmente son traseros, reventando al animal. Si el fin de un puyazo es ahormar (beneficiar) la embestida del toro, los críticos taurinos como usted debieran censurar (crónica tras crónica) el comportamiento alevoso y toricida de los picadores. Es más, debieran los críticos ilustrar a los lectores explicando cómo y dónde va la puya.
    Gracias por dejarme opinar.

  14. arturo sanchez dice:

    señores les he leído a todos…..para empezar, Jose Mari Manzanares tiene un empaque y un toreo profundos donde los haya….Manzanares a pesar de lo que digan sus detractores sí que es una figura, en Madrid no ha tenido suerte, cierto, pero en Sevilla ha reventado muchas veces las ferias siendo el indiscutible triunfador y en muchas plazas más…. Ahora bien, cada uno vemos el toreo de formas diferentes y nadie nos podemos creer en posesión de la verdad absoluta, que critiquen abiertamente a Jose Antonio del Moral insinuando que todos los demás van en una dirección y Jose Antonio en otra…..de verdad ustedes mismos se califican con esas puntualizaciones…si toda la prensa (que sabéis de sobra lo servil, e incompetente que es) es unánime en que Manzanares estuvo mal ¿porque pasan a esta web a leer al señor del Moral y criticar su crónica tan contraria? Ustedes mismos se definen: pasan a leer aquí porque en realidad ustedes saben muy muy bien que critico es el único que entiende de toros y el único que está a favor de todos nosotros los aficionados le pese a quien le pese… Yo no es que defienda a Manzanares, porque aunque me encante como torero suele ser muy crìtico con la comodidad de ganaderias y toros que torea….Y, por cierto, Jose Antonio nunca ha pasado por alto nada de eso….igual le canta a Jose Mari sus obras de arte como nadie e igualmente es critico como nadie con Jose Maria por el material que usa para sus obras de arte (no se le olvida apostillar todo a Jose Antonio). Señor del Moral, sé perfectamente que usted no necesita defensa mía ni de nadie para responderles a estos señores tan críticos hacia su trabajo, pero me he permitido romper una lanza a favor suyo por tres razones: por mi admiración personal hacia usted y hacia su conocimiento del toro y del toreo y, sobre todo, porque es usted el único critico que siento que defiende la integridad del espectáculo y me defiende como aficionado y me cuenta las cosas tal y como son. Gracias don Jose ntonio.

  15. Joselito dice:

    Yo creo que cada uno puede tener su opinión y discrepar con el Sr. del Moral (yo lo hice como podrán comprobar) pero de ahí a acusarlo de ultra, sectario y otras lindezas porque defienda a Manzanares y algunos no estemos de acuerdo, es otra cosa. Cada uno ve el toreo de una forma y todos podemos aprender de todos si nos respetamos. Además, esta es su página y puede escribir lo que le de la gana. Y no nos cobra por leerlo, ni censura nuestra opiniones. Una cosa es discrepar pero algunas acusaciones,,,, pues no son de recibo.

  16. gregorio dice:

    El solo echo de que esta sea la cronica de Bilbao en esta pagina con mas comentarios y que todos hablen de Manzanares (aunque mas mal que bien) y ninguno de Morante (el supuesto triunfador), demuestra quien es la Figura del toreo de hoy!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: