ponce-manzanares

Manzanares

En una de las contestaciones que suelo hacer a los que entran en esta página, aparecen discrepancias meramente subjetivas sobre cualquier tema tratado. Una de la últimas se refiere a la insistencia de uno de los lectores en negar los valores de José María Manzanares. Vean lo que le respondí:

En mi particular saco de preferencias por lo que respecta a los toreros actuales, desde luego que primero y a gran distancia de todos está Enrique Ponce. Y el siguiente, José María Manzanares. Ello sin desmerecer a quien ahora mismo está por encima de todos, profesionalmente hablando, Miguel Ángel Perera.

Yo no he pretendido igualar ni meter en el mismo saco a Ponce y a Manzanares porque eso es absolutamente imposible si los contemplamos desde la perspectiva profesional y el palmares de ambos, aparte de la estratosférica dimensión del valenciano que, posiblemente, sea la más espectacular de la historia. Ponce es por todo un ejemplo paradigmático de lo que es ser una gran figura. La máxima de su época que aún dura y uno de los más grandes de la historia que, por cierto, no pasan de una docena. Y Josemari Manzanares es figura entre pares de su mismo nivel en cuanto a categoría profesional aunque en cuanto a las formas de su toreo con el que se distancia mucho de los demás y no porque él lo haya querido sino porque tiene el “don”. Manzanares ha llegó a la primera fila del toreo hace unos cinco años tras otros cinco en los que, tras su alternativa, pareció perderse, cosa que corrigió totalmente cuando su padre le obligó a tomarse las cosas en serio y yo mismo escribí sobre aquellos años malos docenas de crónicas poniéndole a parir. Cosa que la familia, salvo su lógicamente dolida madre con quien me une una larga amistad, lo mismo que con José María padre, jamás me reprocharon nada. Sencillamente porque estaban de acuerdo con lo que yo le decía. Pero, una vez superado el largo bache, José María hijo llevó a cabo en la mayoria de las plazas del mundo, unas obras sensacionales, no siempre con el capote, casi siempre con la muleta y, por Dios, con su espada que es una de las mejores de todos los tiempos y en la suerte de recibir el mejor de la historia. Lo que ocurre en el caso del todavía muy joven Manzanares es que a él, llegar a donde ha llegado, no le ha costado tantos sacrificios como los de casi todas las grandes figuras, salvo la superación de varias y sucesivas enfermedades y gravísimas lesiones en una mano, todas afortunadamente superadas. Puede que en muchas faenas, Manzanares se pase los toros separado del toro como tantos le acusan. Pero su empaque, su majestuosidad, su elegancia, su temple y esa manera de torear mecido acompañando con el giro de su cintura los viajes de sus oponentes, en esto no tiene actualmente parangón. Y a los que eso no les guste, pues peor para ellos porque debe ser tremendo pasarse la vida diciendo que no mientras la mayoría disfrutamos viéndole torear.

Y la campaña?  Pues claro que hay campaña manejada además por los taurinos a quienes fastidia que otros toreros de parecido nivel, ganen menos dinero que Josemari. Además de ganar más dinero que la mayoría, salvo los que siguen en lo alto de la cúpula, sencillamente lo gana porque lleva más gente a la plaza. Los empresarios no son tontos y por eso le pagan más que a otros que son estupendos toreros, pero no tienen el “don”. Y no por su culpa. No lo tienen ni lo tendrán porque ese “don” lo da Dios, nunca los hombres. Pero es que, además del “don”, el joven Manzanares es un gran lidiador y un gran estratega. Infinitamente mejor en esto que el gran artista, Morante. La única pega que yo le pongo a Josemari es que se limita a matar corridas de las cinco ganaderías que ahora exigen Morante y El Juli a costa de lo que sea. Y en esto solo hay dos que matan y triunfan con lo que les echen: EL Excelentísimo Señor y académico don Enrique Ponce Martínez durante toda su vida, y don Miguel Ángel Perera que es el mejor con diferencia de todos los que no tienen el “don”.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

18 Resultados

  1. Josem dice:

    Manzanares padre intervino para enderezar la carrera de su hijo, desconocía ese hecho, siempre pensé que se mantuvo al margen

  2. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Pese a periodos sin tratarse, intervino drásticamente y a tiempo por fortuna para el hijo y para La Fiesta.

  3. SANTIAGO ALMODOVAR SEVA dice:

    Querido Jose Antonio , aprovecho para saludarte, primero. Al mismo tiempo, acabo le leer tus palabras, y te comunico que estoy TOTALMETE DE ACUERDO,contigo, los que llevamos muchos años viendo toros, sabemos que es absoluta verdad, tus comentarios. Un abrazo, por, tu DON.

  4. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Me alegra mucho saber de ti, Santi, y que coincidamos. Ambos no solo sabemos de toros, también todo en torno a la familia Manzanares. Abrazos…

  5. Gabriel Sepúlveda dice:

    Don José, eso de pasarse el toro por “allá”, lejos de donde debe ser, es decir mentiras en el ruedo y más reprochable es el hecho de hacerlo delante de toros “fáciles”. Yo he visto durante 20 años a un torero de un cerebro privilegiado, uno de los más grandes de la historia, que se la ha pasado aliviándose con el pico de la muleta la mitad de su vida y créame: me he sentido estafado.

  6. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Pues lo siento mucho por usted. Yo llevo más de 60 años disfrutando con los que usted se aburre. O se cabrea. Lo cual es mucho peor por los berriches que se fabrica y no gratuitamente…Tiene usted mucho mérito, amigo. Pobre. Me da pena….

  7. Julio B. dice:

    Pero si nadie niega, que Manzanares tiene condiciones para marcar una época en el toreo. Precisamente por ello, se le pude un poco más de ajuste y de compromiso. Entre otras cosas, porque ya se lo hemos visto otras veces.

  8. Gabriel Sepúlveda dice:

    Don José, debo aclararle que los berrinches no son algo que vaya conmigo, por mi manera de ser, lo de las cabreadas en cambio sí, y no me las “fabrico” yo ( con todo y lo ignorante que soy en esto de ver corridas, perdone usted), me las generan ese tipo de toreros que tienen un cerebro privilegiado al que le caben casi todos los toros en la cabeza y ¿adivine qué? se alivian con el pico! Disculpe por molestarlo y no sienta pena por mi, aunque relativamente pobre si soy, el dinero no es que abunde, es solo que prefiero el toreo de verdad bien empacado y no el empaque que muchas veces, bien puede venir vacío.

  9. ceratix dice:

    Más claro ni el agua, Don José Antonio , usted sí que lo ve claro!!!!!
    Saludos desde Lima

  10. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Mire usted, señor Sepúlveda, todo eso del pico, de la pierna retrasada o escondida, de torear por las afueras y todas esas cosas de las que útimamente tantos hablan, son zarandajas. ¿Sabe usted quien fue el primero que empezó a utilizar el término cruzarse? Yo. Fue cuando los toros empezaron a ser enormes y, por consiguiente, se pararon. Cuando eran más pequeños y tenían menos edad, se venían solos y nadie hablaba de picos ni de palas… También había entonces más cogidas y cornadas…El buen toreo, en su más reciente acepción general, es dominar al toro gracias al valor y a la subsiguiente inteligencia, con la mayor belleza posible. Y punto. Estas manías persecutorias contra Ponce y Manzanares parte de la tomatosis. Y, qué curiosamente, no se les reprocha nada más que a estos dos. A todos los demás, nunca aunque también toreen así, incluido José Tomás…

  11. Gabriel Sepúlveda dice:

    Pues mire que curioso: “Puede que en muchas faenas, Manzanares se pase los toros separado del toro como tantos le acusan. Pero su empaque…” (sic) ¿Entonces en que estamos? por que si es como usted dice, en el comentario anterior, para que excusa que se pase el toro separado “en muchas faenas” (donde no se requiere, que otra cosa es que el toro le venga vencido), poniendo el pero del empaque y lo demás? sobra el “pero”, no cree? y estoy de acuerdo con su acepción del toreo más reciente solamente que debe ser es auténtico “presentando frontalmente la muleta cuando se cita a un toro noble y pronto” ( le suena la cita?). Así cómo existe la tomatosis, yo hace muchos años me convencí que también hay poncitis, y primero que la tomatosis, y sabe por qué me cabrea Ponce? por que no cabe duda que es una de las mentes más privilegiadas de la historia de toreo y que se alivie tanto me parece que no es. Ahora bien, a estos dos se les reprocha más por que tienen el “don” y por tanto, merecen mayor reproche. así de simple es.

  12. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Gracias por sus inagotables comentarios. Enriquecen mi página.

  13. Gabriel Sepúlveda dice:

    Don Ángel, cruzarse al pitón contrario constantemente es simplemente imposible si se quiere ligar una faena, y en esto, cada toro pide lo suyo, las “imperiosas obligaciones” son una estupidéz. Don José explica impecáblemente por qué se hace ( el cruzarse). El hecho de cruzarse para provocar la arrancada es una cosa pero poner la muleta plana y no oblicua o citando con la punta para aliviarse descaradamente, para pasarse el toro “por allá”, es otra cosa. Ese es mi punto. obviamente, como lo dejo claro arriba, no siempre se podrá hacer ( poner la muleta plana), pero cuando lo vuelves un recurso para estar “cómodo” es reprochable a más no poder. ¿Recuerda las faenas de Rincón y las cornadas que lleva? Don José a usted gracias por permitirme opinar. su página es una delicia.

  14. Miguel dice:

    Hay cuestiones que son de gustos. Tampoco hay que enfadarse porque haya grandes toreros (como Ponce) que no gusten a todo el mundo. ¿Es Ponce un torero de época? Pues claro ¿Gusta a todo el mundo? No, a mucha gente no. Hay gente que prefiere, un toreo más arrebatado, más embraguetado. Pero es cuestión de gusto. Aunque eso sí, nadie puede decir, que Ponce es mal torero. No. Es un gradioso torero. Y con Manzanares puede pasar igual, aunque sigo diciendo que no está en su mejor momento. Y no estando en su momento, el tío triunfa casi todos los días. Pero es verdad, que le he visto mejor. Debate acabado.
    P.D. HAY UN RUMOR, CADA VEZ MÁS FUERTE, QUE DICE QUE JULI VA A DESCANSAR LA TEMPORADA DEL 2015.

  15. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    De nada, señor. Torear no es que te cojan los toros. Al contrario: es que no te cojan. Hace pocos años, cuando JT sufrió cuatro cogidas en una misma tarde, la última que actuó en Las Ventas, sus panegiristas empezaron a propagar que a quienes no les cogen los toros es porque son malos toreros. !Qué barbaridad¡ Las cogidas, la mayoría de las veces, son un azar. Pero también cogen los toros por los errores que cometen los toreros. Y aquella tarde de las cuatro cogidas de JT en Madrid, La primera fue por elegir mal el terreno y la colocación en el cite. Y es que citó estando cerca de las tablas y dándolas la espalda, o sea desde dentro, a un toro del encaste Atanasio (fue de Puerto de San Lorenzo) que estaba afuera. Fue un gravísimo error. Monumental. La famosa cogida de JT en Aguascalientes de la que se dijo que por poco le lleva a la tumba cuando a los cuatro días salió del sanatorio con un parte facultativo que ni de lejos fue el que antes no quisieron mostrar por que no se hizo en la enfermería y el director del hospital donde le llevaron lo exigió después, también sucedió por culpa del torero. Al rematar un pase se quedó por fuera con la ventana abierta, en en vez de ganar un paso adelante, se movió casi imperceptiblemente donde estaba, el toro lo vio y se fue para él. Pero ya que saca usted a relucir como ejemplar y paradigmático al gran Cesar Rincón, le diré que su cogida por el famoso y bravísimo toro Bastonito de Baltasar Ibán en Madrid, se la pegó por su manía o costumbre de espaciar mucho cada tanda para citar siempre desde lejos en cada una. Y hacer eso con un toro tan bravo no es correcto ni conveniente porque aquel toro, se repuso en cada pausa y, en vez de ir a menos, fue a más por dejarle respirar tantas veces. Siempre se le vino entero porque nunca lo sometió por marcharse de paseo. A un toro de parecida gran bravura, encastadísimo y fuerte, el también famoso Buenasuerte de Torrestrella con el que se consagró Paquirri como máxima figura del toreo también en Las Ventas, lo dominó y lo sometió por completo por hacerle la faena sin una sola pausa. Fueron no más de 20 muletazos seguidos sobre ambas manos sin irse del sitio una sola vez. Es bueno recordar estas cosas para los que no lo vieron sepan cada vez más de toros…

  16. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Si fuera así, le vendría muy bien. Aunque El Juli no es de los toreros que pueden volver con más tirón del que tuvo porque de su toreo apenas queda memoria visual. Queda que estuvo muy bien, pero de los pases que pegó es muy difícil acordarse…

  17. Chris Brant dice:

    Que gran verdad acaba de escribir J A Del Moral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: