morante-manzanares-hombros--644x362

Picoteo septembrino por ferias coincidentes

Este mes es taurinamente complicado de cubrir como uno quisiera al coincidir varias ferias que, individualmente consideradas,  ninguna supera actualmente a las demás. Hace años, bastantes, primaba la de Salamanca a la que llamábamos la Sevilla de Castilla. Pero el ciclo charro ya no es lo que fue aunque mantenga cierta categoría. El gran ambiente taurino de Salamanca quedó sepultado y ni siquiera existe el centro de todos los mentideros. Aquél inolvidable Gran Hotel pasó a ser un edificio de apartamentos y los taurinos se dispersaron.  Así pues, la de Salamanca es otra más entre las de Valladolid, Guadalajara,  Albacete y Murcia…, cada cual con sus particularidades… sin perder de vista a las cuasi inmediatas y desde luego importantes de Logroño y de Nimes.

Visto el panorama ganadero y torero del momento con casi todo el pescado ya vendido – Bilbao fue incluso más determinante  que nunca -, hay que elegir y viajar picoteando según las preferencias de cada cual. La mía es seguir a los toreros que, respetando los gustos de los demás, son los que en mi opinión más me apetece seguir sus pasos. Por eso, en los próximos días iré dando cuenta a modo de diario de lo que vaya sucediendo en las para mi más apetecibles citas de Valladolid, Murcia, Salamanca y Albacete, antes de ver si me estiro o no hasta Logroño…

Valladolid se animó con Morante y con un Manzanares magistral (12 de septiembre)

Se animó la taquilla, cuasi desierta en las tardes anteriores según me informaron al llegar a la capital de Castilla-León aunque la plaza no llegó a llenarse. Casi, con solo un hueco demasiado ostensible en un tendido de sol. Pero abarrotado lo demás.

La corrida de toros fue de la ya amexicanada ganadería de Zaduendo. Muy desigual en presentación y en juego. Con algunas reses más que aceptables en cuanto a trapío y otras francamente anovilladas. Y con un estupendo segundo toro del lote de José María Manzanares que también se llevó el garbanzo más negro con el sexto, absolutamente inviable. Fue un mano a mano más entre los muchos que llevan protagonizando Morante de la Puebla y el joven maestro alicantino.

Quiero acentuar el término de magistral que corresponde a Manzanares porque, al contrario de lo que tanto insisten en decir sus más pertinaces detractores, creo que cada vez está mejor. José María se ha convertido en un gran arquitecto del toreo actual por cada día más atento a resolver, con elegante y siempre inteligente tino los problemas que plantean los toros hasta conseguir que los distraídos se fijen, los blandos se fortalezcan, los violentos se atemperen, los que tienen los viajes cortos vayan alargándolos hasta ser completos, los ariscos se dulcifiquen…, y los realmente nobles exploten del todo por del todo exprimidos.

Manzanares no necesita recomponer sus maneras porque las que tiene son naturales. Le brotan como el agua de un abundante manantial. No se preocupa de sí mismo sino del posible juego de los toros que tiene enfrente. Y por eso, ahora mismo, es uno de los muy pocos que saben hacer las cosas necesarias para que los malos vinos se conviertan en reservas y para que las reservas se eternicen. Que es lo que hizo ayer con el segundo toro de la tarde. Gran faena rematada con una estocada recibiendo que no quedó perfectamente enterrada por lo que necesitó descabellar. Y lo que iba para dos orejas, quedó en una.

Las dos quedaron para el cuarto al que liquidó de formidable volapié. Un animal ciertamente complicado por rabioso en sus embestidas nada uniformes que, poco a poco, fueron siendo idóneas cuando José María se aplicó a fondo al natural. Cada vez que le veo, me gusta más. Y no me importa decirlo, ni que algunos lectores se me encabriten.  Allá ellos… Pero, es tal el magisterio que está adquiriendo, que cada día sube más peldaños hacia el Partenón del toreo. Va a lo suyo en pos de la consecución de su propio rango y se nota que no le importa un comino lo que digan o no digan de él. Es más que notable su concentración mental que solo se preocupa de resolver los problemas, olvidado de sus formas, a sabiendas de que estas son naturalmente imperiales, mecidas, templadas, soberanas, dulces como la miel…

Le seguiremos viendo los días inmediatos en Murcia y en Salamanca.

Morante de la Puebla, muy dispuesto en Valladolid hasta el punto de alargar inoportuna e innecesariamente sus faenas de muleta, también salió a hombros junto al joven maestro alicantino por sumar la oreja que le dieron del tercer toro a la que cortó del quinto que fue con el que mejor estuvo, tanto con el capote como con la muleta.

Las verónicas de Morante son excelsas y desde luego  recordables cuando lo son, como las del recibo del quinto y las del quite. Pero no las que no son iguales que las mencionadas aunque suenen los olés enlatados que la gente lleva a la plaza cuando torea el de La Puebla del Rió. Se oyen oles con Morante aunque los lances resulten arrugados, destemplados y enganchados… Pues qué bien… La faena tuvo una parte central de su impar categoría artística porque el toro se dejó. Y menos mal, porque Morante no es de los que resuelven… Morante es un gran creativo, pinta sus pases y busca sentirlos para que los sientan los demás…. Me encanta cuando lo consigue…. Pero no cuando se empeña en torear como sabe a un toro que no lo aguanta. Morante no sabe  qué ni como “hacer” para que el toro dure, para que se sostenga, para que mejore…. Y eso me desespera…

A este quinto, después de estar tan bien, en vez de matarlo cuando el toro estaba deseándolo, se empeñó en seguir y seguir haciendo cosas, algunas bonitas, otras feas, algunas horrorosas, y la gente se enfrió. Pero como, por fin, mató con eficaz espadazo y tuvo la genialidad de arrodillarse delante del animal mientras doblaba, este detallito encantó a la parroquia y ese encanto final le abrió la puerta grande.

Antes, con el más que manejable tercero, se hizo un lio en busca de acoplarse y la faena fue como una caja de bombones de todas clases, dulces, amargos, suaves, raspones…. Se le fue el toro….

El primero, muy huidizo, distraído y apenas lucido en los dos primeros tercios, no pareció que fuera a ser agradable en la muleta. Pero a la postre lo fue por el lado derecho y Morante pudo estirarse por redondos. Quizá demasiado hondos y, por tanto, agotadores para el burel. Hizo mal al querer torear por naturales y, como casi siempre ocurre, cuando, decepcionado por el lado izquierdo, volvió al derecho, ya no fue como lo había sido…

La gente lo pasó muy bien y con la sensación de haber asistido a una buena corrida. Nadie se acordó del precio de las entradas… Y se llenaron los bares circundantes. Ojala todas fueran al menos como esta.

En la mañana del sábado 13, visité la exposición “Nostalgia y Oro” en el museo taurino de Valladolid. Una gran colección de entradas reunidas por el gran aficionado y empleado de la plaza del Paseo Zorrilla, Mario Martín Lorenzo, que hace pocos años publico su primer libro del que fue prologuista y presenté junto al señor Alcalde en el Ayuntamiento vallisoletano,  “Diez años de toros en Valladolid, 2000-2009″.  Un lujo de libro como también esta exposición. !Enhorabuena¡

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

9 Resultados

  1. Miguel dice:

    Ya dijimos, que la pareja Morante-Manzanares es la que mejor funciona en taquilla ahora mismo en el 95% (por no decir el 99%) de las plazas en España. Y creo que los dos están encantados.

  2. Josem dice:

    En Guadalajara lleno, en la encerrona de Fandiño

  3. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Si. Pero acabo de leer a Lucas Pérez en El Mundo diciendo que no hubo nada para recordar salvo la hazaña en sí bien cubierta.

  4. Miguel dice:

    Lo del lleno de Guadalajara, habría que ver el tifus que había. Me da la nariz que habrías muchas entradas regaladas. Ojo, que es una intuicion que yo tengo. El tirón taquillero de Fandiño lo hemos visto este año en muchas plazas, y es que a pesar de ser novedad, moviliza poca gente. El toreo está complicado y nos trapasa a la sociedad.

  5. Josem dice:

    Ya lo se José Antonio, con Fandiño siempre pasa igual: triunfa porque le tocan los mejores toros, los presidentes le regalan las orejas, los públicos son ignorantes, se llena porque seguramente regalarán entradas y la prensa lo canta de manera desmedida. Y para que vea que en algunas cosas coincidimos, le respaldo y suscribo completamente en lo que viene escribiendo de Manzanares. Aunque para ser más grande todavía no estaría de más que con un poco de humildad intentase limar algunos aspectos de su toreo que algunos aficionados bienintencionados le reclamamos

  6. Angel dice:

    Muy de acuerdo con la crónica de ayer, pero me gustaría añadir dos apuntes:
    – Manzanares debe dejar de torear, en algunos pases, con el pico de la muleta, y debe dejar esa obsesión por el toreo circular.
    – Morante estuvo ayer, con unas ganas y una voluntad de sacar a los toros lo que no tenían, que también debe ser reconocida.

  7. Rafael García dice:

    Señores, lo de este Sr. Josem es digno de estudio. Seguro que es de la cuadrilla de Fandiño. Lo de Guadalajara ha sido la charanga más grande jamás vista. Es como cuando echas una peoná. Que no os quepa duda que la mitad de las entradas eran de regalo. No hizo nada más que un quite. Bueno si se le puede llamar quite con seis toros, cuando a todos los compañeros les hace quites en los suyos. Lo único que se recuerda de la corrida, fueron las dos volteretas. Ayer, Abellan estuvo infinitamente mejor y le negaron las orejas. Y otra cosa. El que le hace la crónica en mundotoro es su jefe de prensa. El impresentable de José Miguel Arruego. Por favor Sr. Moles no retransmita más esta clase de espectáculos. Hacen daño a la fiesta. Josem, tapese ya un poquito. Que se le ve el plumero.

  8. José López dice:

    Sr. Del moral. Me consta que usted siempre fue con su dinero por delante y nunca limosneando una entrada a ningún matador. Además, yo sé que siempre va a seguir así y no se va a dejar manipular. Pues bien, tenga en cuenta que este josem es un emisario mandado por la escoria que lleva Fandiño alrededor para cambiarle el chip como ha echo en todos los portales incluyendo Canal Plus.

  9. Josem dice:

    Soy un aficionado desinteresado, vivo en Málaga, jamás he cruzado una palabra con Fandiño. José Antonio del Moral sabe que soy seguidor suyo desde hace tiempo, aunque puntual y respetuosamente discrepamos. Normal, de lo contrario seríamos unos borregos. Le sugiero que no publique comentarios, como los dos últimos, irrespetuosos y calumniadores. Estos dos señores no me conocen de nada para escribir esas cosas de mi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: