Maestranza

1ª de San Miguel en Sevilla. La terna, por encima del ganado aunque sin terminar de disparar…

Sevilla. Plaza de la Real Maestranza. Sábado 27 de septiembre de 2014. Primera de feria. Tarde nublada y amenazante aunque progresivamente abierta con un tercio de entrada.

Seis toros de Hermanos García Jiménez (Matilla), bien presentados y de juego vario en manejables sin fuerza o rajados en distintos grados.  Noble aunque sin clase y muy a menos en brío el primero. Renqueante y noble aunque pronto rajado el segundo. Noble aunque muy tardo y a muy menos el tercero. Muy deslucido el cuarto. Muy brevemente manejable por el lado derecho el finalmente deslucido quinto, pitado en el arrastre. Y con problemas solubles el sexto.

Pepe Moral (carmesí y oro): Tres pinchazos y estocada tendida, ovación. Pinchazo y estocada, silencio.

Juan del Álamo (palo de rosa y oro): Pinchazo y estocada caída, palmas. Pinchazo hondo atravesado, estocada de parecida guisa y descabello, silencio tras palmas.

David Galván (grana y oro): Buena estocada, ovación. Pinchazo. Pinchazo y estocada saliendo trompicado en un muslo, palmas.

Anoche cené en Sevilla con dos grandes amigos de Bayona (Francia), Michel Hoff y Olivier Baratchart – uno de los gestores de la plaza de toros de su ciudad natal en representación del Ayuntamiento, a su vez propietario del inmueble – que se mostró más que preocupado por el porvenir de la Fiesta a la vista de la falta de público en las taquillas, no solo en su plaza sino en casi todas las de Francia y España. Contrarió mi opinión de que tal bajón de público se debía sobre todo a la crisis que continúa afectándonos. Baratchart adujo otro motivo bastante más que preocupante: que los que verdaderamente llenan los ruedos taurinos están huyendo en creciente desbandada por la pertinaz campaña de los antitaurinos animalistas. No le falta razón. Una señal inequívoca de lo que decimos es que, de un tiempo a esta parte, cuando un toro agonizante se resiste a morir, siempre hay pitos y protestas de los que no soportan el sufrimiento de los animales. Es muy curioso al respecto que, los actuales públicos de toros suelen mostrarse más afectados por el daño que, gratuitamente, intuyen que sienten los toros, que el que pueda afectar a los seres humanos, los toreros al fin y al cabo.

Todo esto que invita a la meditación de cuantos nos movemos en torno a la Fiesta y en este momento tan delicado para la plaza de la Real Maestranza de Sevilla que este año vive en precario no solo por lo que acabo de referir, tanto sobre la crisis económica como por esa nueva sensibilidad animalista que no corroe. En Sevilla, también y fundamentalmente, por el veto que pusieron a la plaza de toros cinco de las máximas figuras del momento. Independientemente de las razones que pudieron tener para actuar así, la verdad es que, son razón o sin ella, ese veto fue y sigue siendo una puñalada trapera contra la plaza de toros más emblemática del mundo y contra la Fiesta misma. Dicen que los apuñaladores están arrepentidos y, el que más, quien capitaneó más visiblemente la revuelta, Julián López “El Juli” que ayer toreó en la plaza de Vista Alegre de Madrid inmerso en un festejo que han llamado The Maestros, en compañía de Finito de Córdoba en sustitución de Alejandro Talavante, y Morante de la Puebla, otro de los que más empujó el veto de los cinco. Por lo oído y leído, este especial festejo será amenizado por una orquesta sinfónica. Muy bonito esto, muy bonito… Pero más bonito sería que rindieran sus armas y volvieran a la Maestranza tras pedir perdón. Veríamos si se les daría o no la venia. En cualquier caso, quien no debería torear en Sevilla hasta sabe Dios cuando es El Juli. Dicen que el año que viene se quedará en México. No me choca, allá todavía le quieren… Acá lo que puede ocurrirle es que ni una sola empresa taurina querrá pagarle lo que pide. Y es que el bajón ambiental y profesional de don Julián ha sido tremendo. Le está bien empleado por pasarse mil pueblos de soberbio.

Ayer no sé si llegaría a cubrirse un tercio de entrada en la Maestranza y esto también hay que anotarlo a la cuenta pendiente de los amotinados. Lo compensó el minuto de silencio auténtico que se guardó en memoria de Paquirri. No se oyó ni una mosca.

Con muy sinceras verónicas y dos excelentes medias recibió Pepe Moral al primer toro de la tarde aunque en dos se metió por dentro el animal. El primer puyazo lo tomó con impetuosidad. También el segundo. Juan de Álamo quitó con gráciles lances. Agustín González pareó con brillantez en el tercer par con exposición, aunque se le cayó un palo. Moral brindó en los medios y desde allí tuvo que rectificar al dar el primer redondo por el defecto ya apuntado del burel. Noble sin embargo aunque sin clase, Moral alternó muy buenos muletazos con otros simplemente aceptables. La firmeza del torero de Los Palacios y el temple con que luego toreó al natural fueron realmente encomiables. Perfectos los de pecho. Faena a más y a mejor pese a que el animal fue viniéndose abajo. El imperturbable aguante que Moral exhibió en los últimos muletazos diestros con el toro ya casi parado, fue muy de agradecer. Y los ayudados del broche, torerísimos. Lástima de pinchazos. Tenía ganada la oreja.

 

Suelto de capotes el cuarto para empezar aunque pronto obedeció a los embujadores lances de Moral. El toro se defendió en el primer puyazo y le aliviaron el segundo. Buen quite de Juan del Álamo. Raudos los rehileteros con pares traseros. De nuevo, la elegante firmeza de Pepe Moral fue lo más sobresaliente de su faena, de menor tono que la anterior por lo corto que embistió además de quererse ir. Cosa que ocurrió al tomar Moral la mano izquierda. No había toro. Ni mayor motivo para que, en tablas, lo intentó con la derecha. Voluntad fallida, pues. Pinchazo y estocada al hilo de las tablas.

Sin fuerza y renqueante aunque noble el segundo toro. Buenos lances de Juan del Álamo en su saludo. Tuvieron que cuidarle en varas. El buen aire de David Galván en su quite dejó la cosa en tablas. Y el toro aquerenciado a tablas cuando tocaron a banderillas. Esperó, persiguió y acudió a los embroques calamocheando. Del Álamo lo sacó a los medios y lo pasó con la derecha de uno en uno por lo tardo que fue el animal y porque tardó en cogerle el terreno más propicio. Cuando lo pisó, pudo ligar los muletazos y darlos con más enjundia. Tras un amago de rajarse, el salmantino se llevo el toro a los medios y, cuando pareció que iba a centrarse al natural, volvió el toro a mostrarse rajado. Cerró el trasteo en tablas con pases por alto encadenados. Y pinchó antes de enterrar la espada.

 

616 kilos pesó el colorao quinto. Salió huidizo y, en una de sus pasadas, se encontró con una larga cambiada de rodillas de Juan del Álamo. Pero se cansó enseguida de correr y empezó a caerse. Ostensiblemente en varas y en el quite de Galván. Junto al tercio de banderillas, fueron meros  trámites cubiertos con la gente mosqueada. Inexplicable brindis del salmantino aunque quien sabe… El salmantino le echó más fe que el Alcoyano y nos quitó la razón. Al menos con la derecha en dos sabrosas rondas.  Pero el toro se la quitó cuando intentó torear al natural aunque alguno dio decente para volver a resucitar con la derecha. Juan dio por terminada la apuesta y se echó afuera para matar de pinchazo hondo atravesado,  bajonazo de parecida guisa y descabello. No obstante, fue aplaudido.

Muy bonito de hechuras el colorao tercero. Aunque salió suelto del primer lance de David Galván, las verónicas que siguieron tuvieron aroma y muy buena traza. Por falto de fuerza, aliviaron el castigo en varas. Gaoneras limpias con original remate en el quite del gaditano. Pepe Moral ralentizó los lances en el suyo. Premioso el tercio de banderillas. Y brindis de Galván en el platillo. Volvió a las tablas para empezar la faena, Buen arranque con la derecha y un cambio de mano. Con clase, con temple lento, con hondura y con donosura pese a lo tardo del animal. Gran corte tiene este Galván. Ratificó lo dicho al natural aunque con el toro venido completamente a menos. No debió insistir. Pero mato bien de buena estocada. Si el toro hubiera tenido brío, la faena y la estocada habrían sido premiadas.

Mejor Galván que el sexto en el recibo de capa. Bravucón en varas. O mejor decir que cumplió manseando. Tras banderillas quedó un resquicio aprovechable. Y bien que empezó Galván su faena por bajo. Mas de inmediato con la derecha. Este tiene clase y resuelve. Cabeza, buen gusto y valor. Además de ganas porque anduvo hambriento sin perder la elegancia. Muy por encima del toro. Incluso al natural con el toro agotado. Le sacó lo que no tenía. Un pinchazo seguido de comprometida estocada a costa de un pitonazo en el muslo, estropearon las buenas y fructíferas intenciones muleteras del gaditano que, no obstante, dejó buen sabor de boca. Como sus compañeros aunque no terminaron de disparar…

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

1 Resultado

  1. Miguel dice:

    Me alegra mucho José A., que vaya abriendo los ojos ante la realidad. Es verdad que existe la crisis económica, y se nota, en los toros y en los demás sectores. Pero el problema real de la Fiesta, es lo que se conoce como la destaurinización de la sociedad. La inmensa mayoría de la sociedad vive al margen del fenómeno taurino. Y eso la hace permeable, al mensaje del lobby antitaurino, que ya está instalado en gran parte de la clase política y mediática (Tremenda la campaña contra los toros desde informativos y programas de audiencias millonarias). Los antitaurinos no son 4 frikis que gritan en las puertas de las plazas. No. Detrás del animalismo y el veganismo, hay un lobby mundial con una industria detrás, que mueve cientos de miles de millones de €. Y en España, ya se está instalando en las clases de poder. Algo que en los países Anglosajones,lleva mucho tiempo. En España, hay ya un ejército de personas que son profesionales, y que pagados por este lobby animalista, dedican TODO SU TIEMPO, a luchar contra los toros. No solo en España,sino también en los países taurinos de América. Por eso, JOSÉ A., cuando desde aquí, llevamos meses diciendo que los gestores del toreo, deberían ponerse las pilas, es por algo. Cuando decimos, que los gestores del toreo, y los que llevan décadas en esto, deberían haber creado una estructura de defensa y promoción de la Fiesta es por algo. O los taurinos, se ponen las pilas, o lo vamos a pasar muy mal. Y hay que dar nombres y apellidos, porque los conocemos todos, y llevan 40-50-60-70 años en el poder de la Fiesta de los toros.
    P.D. Esa estructura o lobby taurino, no solamente debería haber valido para defender la Fiesta, sino para que la sociedad estuviera más informada sobre el toreo, y más tener un sector más fuerte, y con una economía más boyante (reducir cánones, menos impuestos, más ingresos extraordinarios…)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: