MAD_5813

El The Masters de Vista Alegre

Como no tenemos el don de la ubicuidad, a veces tenemos que recurrir a las crónicas de algún compañero fiable. Sobre lo sucedido ayer en la plaza Palacio de Vista Alegre de Madrid y de cuanto hemos leído, creemos que  lo que  más se acerca a la realidad de lo acontecido es lo escrito por nuestro querido compañero y gran amigo, Andrés Amorós en ABC:

 

Morante sale a hombros en el evento «The Maestros» de Vistalegre

 El Juli pincha la puerta grande tras una aclamada faena en un festejo en el que actuó la Orquesta de la CAM

Morante sale a hombros en el evento «The Maestros» de Vistalegre

Óscar del Pozo

El festejo de Vistalegre se ha anunciado como un «evento»: tres miembros del G-5 (finalmente, dos, Morante y El Juli, por lesión de Talavante,) matan toros de las ganaderías a las que se limitan esta figuras, Zalduendo y Garcigrande. Además, actúa la Orquesta de la Comunidad de Madrid, dirigida por Víctor Pablo Pérez, expone un pintor y hace una demostración un cocinero. Este conjunto tiene un nombre bilingüe, con artículo en inglés y sustantivo en español, «The Maestros». El resultado taurino es solo discreto: con toros muy flojos, manejables, y un público entregado de antemano, Morante corta una oreja a cada uno y sale en hombros; El Juli pierde las orejas del último por el descabello, después de una aclamada faena..

Sustituye a Talavante Finito, que este año ha alternado faenas memorables con abulias. En el primero, de Garcigrande, que embiste con dulzura, traza lances estéticos. El toro se rompe el pitón izquierdo en el peto, es flojísimo y rajado (¿qué hubieran dicho en Las Ventas?). El diestro dibuja muletazos a un burel que se cae y se quiere ir, entre el contento general: torear sin toro. Se demora al matar, lo hace muy mal y suenan pitos. ¡Y aplauden a este toro! El cuarto, deZalduendo, queda corto: Finito no se confía y la música que suena es de viento, cuando vuelve a matar mal.

Concluye Morante un «tour» cerrado de treinta corridas (una fórmula absurda, en los toros) en la que ha habido hermosas faenas pero también comodidad y toros muy escogidos. Le aplauden antes de que salga el segundo, de Domingo Hernández, que se desploma en el primer lance. Hasta este público se enfada y clama: «¡Toros!» Mejor olvidarse del capote. En la muleta se mueve, permite que Morante logrepreciosos muletazos sueltos e improvise con gracia, sin cuajar faena completa. Mata con facilidad: oreja. El quinto, de Zalduendo, claudica en el capote, apenas puede esbozar unas verónicas, queda muy corto. Morante muletea con empaque a una birria de toro, que cae varias veces pero le deja lucir su personal estética: casi como si fuera con el carretón. Media estocada arriba: otra oreja. Aplauden al toro: esto es lo que quieren….

El tercero, de Zalduendo, flaquea en los lances de recibo, cae después de la vara y varias veces, en la muleta. El Juli domina a un toro apagado, que tiene muy poco que dominar; la desilusión cunde, a pesar del bellísimo «Suspiros de España». Mata con el habitual salto. Sujeta Julián con el capote al último, de Domingo Hernández, muy suelto. Se luce por chicuelinas con el compás abierto (la moda de José Tomás) y brinda al público. A los sones de «Agua, azucarillos y aguardiente», domina por completo la noble embestida de un toro justo de casta y fuerza, logra naturales mandones y se vuelca al matar. Pierde los trofeos por fallar reiteradamente con el descabello. Y nos despide «El Bateo».

Una reflexión se impone. Si Morante y El Juli querían rematar la temporada con algo muy especial (como anunciaron al comienzo de sus «Tours») lo tenían fácil: este fin de semana, podrían torear en la Feria sevillana de San Miguel; el próximo, en la madrileña de Otoño; el otro, en la zaragozana del Pilar. Y, en los tres casos, no reducirse a las ganaderías que más «se dejan» sino lucir su maestría también con otro tipo de toros. Eso es lo que hacían antes las figuras. Claro que aquellos diestros se limitaban a torear corridas de toros, no «eventos» con título en «spanglish». Así estamos…

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

8 Resultados

  1. Josem dice:

    Educadamente, el gran Amorós le pega un buen palo a Morante y Juli a modo de resumen de sus respectivas temporadas. En la entrada referente al festejo de San Miguel tanto el amigo de José A del Moral como Miguel hablan de lo que este último llama de manera acertada “desautorización” de la sociedad. A ello contribuyen negativamente la actitud de quienes deben tirar del carro: el errático planteamiento de temporada de Morante y Juli, y el pasotismo de JT. Este es el peor con diferencia, pues su innegable tirón (al margen de otras consideraciones) beneficiaría a la Fiesta, pero ha evidenciado reiteradamente que eso le da igual

  2. Josem dice:

    “destaurinización” quería decir

  3. Arturo Sanchez dice:

    Es un fenómeno Don Andres Amoros. Yo al igual que usted, Don Jose Antonio, también sospecho que debió ser así el “evento” ….salgo a desayunarme mi tostadita de jamòn con tomate y aceite y asi contrasto el árticulo de Don Andres con los árticulos que hayan hecho los “expertos” de las secciones taurinas de El País El Mundo y La Razón…si es que acaso fueron a Vistalegre

  4. Miguel dice:

    Josem, todo es opinable. Pero no nos, ceguemos. Juli lleva 17 años tirando del carro, y Morante, que es un torero muy particular, también. Han ido a todas o casi todas las grandes ferias. El problema no son ellos. El problema es de quien ha gestionado la tauromaquia desde hace décadas, y que les interesó, tener a la tauromaquia en un gueto, para poder manejar todos los hilos del espectáculo.

  5. Josem dice:

    Perfecto Miguel, pero en el momento más crítico de la Fiesta dan el paso atrás

  6. Fabio dice:

    Totalmente de acuerdo con Andrès Amoròs..como era previsible, entre glamour, orquestra sinfonica y gourmet, los nuestros se olvidaron..de los toros..¿Algo especial? Que vayan a las ferias y de vez en cuando abran el abanico de las ganaderias lidiadas..

  7. Angel dice:

    Estando muy de acuerdo en todo lo dicho por D. Andrés Amorós, debo decir que yo estuve ayer en esta corrida, y me gustaría añadir lo siguiente:
    – Finito de Córdoba estuvo muy bien con el primero, pero la espada no sólo le arrebató el posible triunfo, sino que, además, le valió el primero de los tres abucheos que se ganó. Creo que pagó las consecuencias de no picar bien al toro. Con el cuarto, ni estuvo…
    – Morante de La Puebla ejecutó un toreo de muleta, especialmente en el quinto, muy bello y artístico.
    – El Juli, a quien tocó el peor lote, no estuvo centrado con el tercero. Con el sexto quiso imponer su mando, pero, demostró que sigue sin ser el que ha sido, especialmente con la muleta, y los fallos con la espada mostraron su débil estado de concentración.
    Es mi opinión.

  8. Joselito dice:

    Con mamarrachadas como ésta es normal que la gente vaya cada vez menos a los toros…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: