arnedo roca rey

Bitácora de Ámérica. ¡Vale un Perú! Andrés Roca Rey a hombros en el “Zapato de Arnedo”

En actuación televisada en directo por el Plus a los países taurinos, se pudo escuchar claramente el brindis del joven novillero de Lima, Andrés Roca Rey, que vestía de nazareno y oro: “Brindo esta actuación a todo el Perú que me está mirando; y en especial a Joaquín Galdós, con quien nos veremos las caras el 25 en la Plaza de Acho de Lima”. Así de directa era la comunicación que enviaba este personaje, hijo de familia de toreros y ganaderos en un país taurino por excelencia, con más de 600 festejos anuales en el llamado Perú Profundo, el de las provincias andinas especialmente. Han pasado más de cuatro años desde la última comparecencia de Andrés Roca Rey en la Plaza de Acho, que está a punto de cumplir 250 años, desde su fundación el 30 de enero de 1766. Andrés regresará en la inaugural de la Feria de Lima, que será entre el 25 de octubre y el 23 de noviembre próximos. Y quién diría que esta tercera novillada de cinco, que conforman el prestigioso “Zapato de Oro de Arnedo”, terminaría con el peruano a hombros como único triunfador de este serio compromiso con dos orejas, y saliendo de la plaza con las cámaras de televisión recreando la Melodía Inca como audio de fondo, en un histórico día para la Tauromaquia del Perú, ad portas del inicio de su tradicional Feria del Señor de los Milagros.

Andrés Roca Rey, dos orejas y puerta grande en Arnedo | Revista de toros | Noticias toreros y corridas | Portal taurino

 Antes había maravillado el de Badajoz, Ginés Marín, sin suerte con los aceros con el quinto, habiendo cortado una oreja de su primero, al igual que el peruano cortó una oreja con el tercero de la tarde. Y Borja Jiménez con el peor lote saludó en el cuarto, mostrando buenas maneras.  Iniciaba así Andrés Roca Rey su faena de muleta del sexto de la tarde, le bastaba una oreja al exquisito novillero apoderado por el maestro José Antonio Campusano, para resultar el primer triunfador a hombros por la Puerta Grande de la Plaza de Arnedo, en el marco del Certamen “Zapato de Oro 2014”. Y vaya de qué manera lo logró. En la plaza estaban presentes El Juli y Urdiales. Antes con el capote que manejó con destreza, Andrés Roca Rey había deleitado en dos series, con toreo lento y despacioso, de gran ritmo y trazo en lances muy ceñidos. El novillo de Peña, un torito con hechuras y astifino, mostraba cierta prontitud pero sin terminar de rebozar la embestida en la muleta. Buen principio de faena, ya en la segunda serie retumbaban los acordes del pasodoble ejecutado por la banda de música de Arnedo. Andrés Roca Rey captó la velocidad del animal con muletazos templadísimos, con improvisación y limpieza. El público que llenaba media plaza coreaba los olés, el novillo sin tocar los engaños perseguía las telas pero se recostaba por el izquierdo con peligro.

Andrés Roca Rey sabedor de la trascendencia de este compromiso, mostraba la honradez y valentía que lo caracterizan. La afición peruana y la de América pegada al televisor, esperaban que lo cuajara de principio a fin, el novillo con hechuras mostraba peligro sordo. Con la izquierda intentando por naturales, Andrés Roca Rey recibió un pitonazo y se libró de un percance en las partes nobles; continuó tocándolo un poco más para corregirle el defecto, el novillo pasó el muletazo muy vencido en dos oportunidades, muy por dentro. Qué espectáculo tan sensacional se estaba presentando, con las complicaciones propias de la Fiesta, las figuras del futuro se exponían  al mundo entero, en esta época de globalización y de revolución en las comunicaciones: la Fiesta Nacional de España en todo su esplendor. Muy torero y muy comprometido Andrés Roca Rey de 17 años de edad se jugaba la vida, por la izquierda el novillo no venía tan definido. De manera acertada cambió la muleta de mano a la derecha, por donde el toro había tenido las embestidas más claras, para dos series templadas, llevándolo embebido en la muleta, sin tocarle las telas. Por la izquierda, con una embestida más compleja, seguía el novillo intentando hacer presa de Roca Rey, hasta que lo encunó, temiéndose la cornada, sin embargo no pasó de un monumental susto, terminando con el rostro manchado con la sangre del animal. El novillo, haciendo el amago de irse, encontraba la muleta de Roca Rey, con un toreo técnico en una muy buena actuación. Comprometido de verdad intentaba sacar un circular, hasta que se va por los aceros y ejecutó muy bien la suerte suprema para una oreja de ley y la Puerta Grande. El Certamen continúa hasta el miércoles. El novillero estará en Manizales, Colombia el sábado 11, ante de comparecer en Lima el 25 con precios populares, en lo que sería un “Lleno a Reventar”, en la inauguración de la Feria de Lima organizada por Citotusa.

Pedro Abad Schuster

Pedro Abad Schuster

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: