Enrique Ponce Zaragoza 11-10-14 Torrealta 1 oreja ultimo toro de su grandiosa 25 temporada española

Si Enrique Ponce fuera una gran figura digamos normal, como la mayoría aunque siempre hubo muy pocas, a este toro cuya lidia completa mostramos, no habría tardado en matarlo ni tres minutos.  Pero Ponce es un caso único en la historia del toreo porque nadie por grande que haya sido ha llegado a los venticinco años de alternativa como si en vez de mostrarse lógicamente conservador en el mismo caso, se empleó en sacarle todo lo que llevaba dentro este animal e incluso más de lo que llevaba como si tuviera que buscar contratos. Pero es que, además, lo consiguió como si tal cosa, con su proverbial facilidad, buen gusto y elegancia.  La maestría elevada al arte. La maestría más sobresaliente de toda la historia del toreo.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

7 Resultados

  1. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Los que no les guste Ponce, ya saben lo que tienen que hacer. Irse a otra parte…

  2. Fabio dice:

    Que en la tarde numero 41 de la temporada numero 25 se trate de sacar todo y más de este toro en cambio de quedarse conservador es sinónimo de vergüenza torera, dignidad, respeto hacia el toro, al aficionado, a su propria profesión, a su misma persona..No tirar la toalla, seguir impartiendo clases de arte, valor y torería como si nada se hubiera conseguido, como si acabara de empezar… Quiere decir tener amor proprio, personificar todos los dones humanos y divinos que requieren cuantos lleven traje de luces.. Hablando de Ponce, terminan los superlativos, faltan adjetivos, no hay términos, ni palabras para explicar lo que es, para magnificar su grandeza, su huella de Dios, su infinito magisterio, su eterna, natural y divina elegancia…El diccionario se queda corto para poder explicar sentimientos, traducir conceptos y emociones… Pensar en algún interesado que le había invitado a retirarse hace algún tiempo, nos da la medida de la mediocridad, de la exclusiva tutela de proprios intereses, de la falta de independencia, valor, deontología profesional y de ética por parte de muchos que ocupan importantes tribunas..¡¡¡ Mediocres sinvergüenzas esclavos de sus dueños
    ¡¡¡¿Cuanta bilis tragasteis y seguiréis tragando con los éxitos cosechados por Don Enrique en todo el orbe taurino desde marzo hasta octubre en el ultimo cuarto de siglo?!!!

  3. Gabrie Sepúlveda dice:

    ¡No nos eche a patadas! ni elimine comentarios respetuosos que simplemente no le gustan. No es ético y mucho menos profesional. Me iré cómo usted me pide, no sin antes decirle que su censura me confirma lo que siempre he sospechado: que su propaganda a Ponce se la deben pagar con algo más que invitaciones a cenas para “sobar chaqueta”.

  4. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Señor Sepúlveda o como se llame, no aprobé su anterior comentario porque detesto los que vienen ensuciados con mala baba. Si éste para dejar que mis lectores sepan la clase de persona que es usted que acaba de retratarse afirmando que soy un critico venal. Aunque no merece la pena soportar más sus insultos y hubiera sido muy fácil no aprobar su nuevo y falaz comentario, sí la merece para que pueda usted mirarse en el espejo que se acaba de poner delante de su cara. Deje de entrar en esta página. Así no tendrá que molestarse en seguir escupiendo estos comentarios que, ahora sí y definitivamente, nunca más verá publicados.

  5. arturo sanchez dice:

    Señor Gabriel Sepulveda, Jose Antonio del Moral ¿cree usted que se casa con alguien? Jajaja permítame que me ria. Y voy a contar algo. Alguien muy cercano al entorno de Padilla me comentó esta semana que cuando Padilla sufrió la tremenda cogida en que perdió un ojo, uno de los primeros en ir a visitarle darle ánimos y afecto humano fue Jose Antonio del Moral. Muchos de su entorno creyeron ver en eso que cuando Padilla reapareciera José Antonio sería indulgente con él. Pues para que vea usted: Jose Antonio ha señalado en el 90% de los casos sus carencias y ha sido muy crítico con sus actuaciones. Sin embargo Padilla respeta profundamente a José Antonio y jamás a conspirado contra él, cosa que mucha gente de su entorno más directo no comparte que haga Padilla. Y no ha conspirado por dos cosas que me contó. Primero: Padilla sabe de sobra qué clase de crítico es José Antonio. Y segunda: ese critico tan “malévolo” como quieren hacerle ver su entorno le demostró un cariño y un afecto humano que muchos de los que le “siguen el baile” no tuvieron… Además, el propio Padilla le dijo a este señor que conversó conmigo que nadie le escribió una crónica tan certera y bonita como la que hizo José Antonio en una corrida de 8 toros en León en la que Padilla aquel día sí que toreó extraordinariamente… Ahora díganos José Antonio si no es cierto lo que me dijo este hombre… Que usted fue de los primeros en darle todo su apoyo… Para acabar diré que me confesó otra cosa: Prácticamente, todo el escalafón consulta detorosenlibertad, incluidas las cuadrillas!!! Me confesó que un picador le dijo: este cabrón de José Antonio del Moral cuenta toda la lidia!!! En las demás reseñas de prensa portales taurinos etc, se habla casi exclusivamente del matador y sus faenas, y este cabrón cuenta cómo se ha picado y cómo se ha banderilleado. Jajaja ya ve usted don Jose Antonio… Todos sienten la necesidad de entrar en detorosenlibertad porque en el fondo saben que es donde van a leer las cosas tal y como fueron. Aunque a muchos de ellos no les guste… Me siento orgulloso de usted. Por la humanidad que mostró con Padilla y porque absolutamente todos los profesionales sienten la tentación de consultar detorosenlibertad…. Por algo será…

  6. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Fui, en efecto, de los primeros en ir al hospital -creo que se llama Miguel Servet – a la mañana siguiente de la terrible cornada de Padilla. Pero aunque estuve allí más de dos horas, no pude entrar en la habitación donde estaba, cosa que no me extrañó y comprendí perfectamente. Lo que esa mañana ni muchos días después no pude ni imaginar es que Juan José sería capaz de volver a torear… Cuando lo hizo con el ambiente a su total favor como era de esperar dado el impresionante mérito que tuvo, salvo en tal o cual ocasión, Padilla no volvió a ser quien fue pese a sus muchos triunfos. Por poder ser acompañado de las máximas figuras, toreó toros que solamente había “catado” en la feria de su Jerez. Lamentablemente y como suele suceder con los toreros guerreros, no pudo estar a la altura de las reses de alta calidad que encaró salvo en muy pocas excepciones. Pero la comprensible incondicionalidad de los públicos que le premiaron continuamente, quizá le engañó… En su primera época admiré mucho a Padilla y así lo hice constar en mis crónicas. Fueron los años auténticamente heroicos. Lidió, mató y resultó varias veces gravemente herido por toros de Miura, de Victorino, de todas las ganaderías difíciles y ello le llevó a encerrarse con seis de Miura en Bilbao, plaza en la que tiene muchísimos partidarios. Como ocurrió con muchos toreros, esa corrida marcó su cenit y su decadencia. Pero la siempre respetada inercia de tantas tardes de heroísmo, fue la causa de que las empresas continuaran contratándole. En la fatídica corrida de Zaragoza, el torazo que le cogió al salir de un par de banderillas tuvo mucho peligro y agresividad. Padilla puso el par y, al salirse del embroque andando de espaldas, su evidente y progresiva falta de facultades fue la causa de que no consiguiera mantener el equilibrio y cayó de espaldas a la arena. Fue el toro el primero en verle indefenso, a su total merced, y se fue con furia a por Padilla, corneándole en la cara con la terrible fortuna de meterle el pitón en un ojo. Todos los presentes creímos que le había matado. En la actualidad y sobre todo desde hace un año, sufro mucho viendo como Juan José se está librando de milagro de las inevitables cogidas que está sufriendo debido a su merma de visión y a su inevitable desgaste físico y no me gustaría que volviera a sufrir otra cogida terrible. Con lo que nunca estuve conforme desde su reaparición fue y sigue siendo su aprovechamiento de la desgracia que le ha llevado a faltarse el respeto a si mismo y a sus compañeros, cuando entre otras excentricidades de mal gusto, se complace en llevar en sus manos una bandera pirata. La primera se la tiraron las peñas de Panplona y tuvo su gracia. Pero luego el propio Padilla fomentó esta intolerable desconsideración con la seriedad que debe envolver el toreo. Él mismo se tomó a broma y eso no se puede admitir bajo ningún concepto. En mi modesta opinión, está jugando con fuego… Dios no quiera que sufra otro percance que podría ser fatal…

    Respecto a lo que me dice sobre que soy el único que cuento en mis crónicas toda la lidia, creo sinceramente que, para hacerlo, es absolutamente imprescindible saber de toros tanto o más que del toreo y ver la corrida sin distraerse ni un segundo. Es la única manera y la más justa de enjuiciar a los toreros, siempre en función de las casi siempre cambiantes condiciones de las reses de lidia. Y por lo que respecta a no dejar sin mencionar lo que hacen los subalternos, me parece muy justo hacerlo. Sobre todo cuando están bien. Cuando lo que hacen está mal, suelo decirlo pero sin nombrar al que lo hace. No hay cosa que más me guste en mi vida que ver con suma atención las corridas de toros – y de novillos – y contarlo con tanto detalle y con todo mi sentimiento, ya sea positivo o negativo. Lo que procuro es que quienes me lean si han visto la corrida, puedan descubrir cosas que no vieron y se identifiquen con ellas. Y que quienes no las han visto, tengan la sensación después de leerme de que han estado en la plaza. Esa es la mayor virtud que debería tener la crítica taurina que es la más difícil de ejercer porque se trata de enjuiciar un espectáculo irrepetible. El critico debe ser siempre el faro que ilumina, el guía que te lleva de su mano, los ojos de quienes no saben ver que es distinto de lo que hace la mayoría: Mirar. Desgraciadamente, hay muchos críticos que miran las corridas, pero no saben “verlas”.

  7. arturo sanchez dice:

    Dicho lo cual…..Usted que tiene ese meritorio ojo clínico para calibrar posibilidades de ser figuras a los toreros o para determinar si lo más adecuado es la retirada… Denos públicamente su opinión Don Jose Antonio…¿segun su acreditado olfato: cree usted que Padilla debería irse de los toros? Me gustaria saber su criterio al igual que hemos sabido el critero que usted tuvo con otros toreros a los que advirtió en el pasado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: