13320001_1414505619730_69_18_0_gra

Manzanares murió como hombre, pero por su toreo vivirá eternamente

Le conocí personalmente poco tiempo después de tomar la alternativa en Alicante, que vi en directo con mi padre. Decidimos viajar a la bella ciudad de las palmeras un día antes, mientras asistíamos a su despedida de novillero en Las Ventas, actuando mano a mano con José Luís Galloso. En ambas ocasiones nos encantó y, desde esos dos días, nos hicimos partidarios y seguidores suyos.

Recuerdo que nuestro primer encuentro tuvo lugar en el hall del hotel Astoria Palace de Valencia una tarde fallera. Fue José María quien vino a saludarme porque, según me dijo, había leído la entrevista que me hicieron en la revista El Ruedo, recién iniciada mi carrera periodística, y se mostró encantado de coincidir en todo lo que dije. Como podrán imaginar y por las mutuas coincidencias, nos hicimos amigos de inmediato aunque yo guardando las distancias para no perder mi ecuanimidad ni mi independencia. Cuando decidí dedicarme a la crítica taurina, mi padre me dijo: “Si me entero que trincas, te mato…”  Frase que, por cierto, siempre la tuve y la sigo teniendo presente.

José María se dio cuenta enseguida de quien y como era yo. Y lo mismo que le encantaban mis crónicas positivas, jamás me afeó por nada las negativas que, dicho sea de paso, fueron bastantes mientras atravesaba sus famosos baches de ánimo. Pero en esos largos baches, jamás dejó de cumplir con sus compromisos en las plazas más importantes por duras que fueran y, de vez en vez, se destapaba en geniales oasis triunfales en medio de los desiertos.

Como a casi todos los grandes del toreo, Madrid le trató fatal salvo en sus tarde incuestionablemente triunfales que fueron menos que las ingratas. Al contrario que en Sevilla, porque La Maestranza siempre le adoró aunque no tanto como actualmente  a su hijo. Los sevillanos quisieron  mucho al padre pero, tras muy buenas faenas de dos orejas, solo pedían una. Como sería la cosa que nunca salió a hombros por la Puerta del Príncipe hasta en la última corrida de su vida cuando, tras fracasar con dos toros malísimos de sus apoderados, los hermanos Lozano, y pedir a su hijo que le cortara la coleta en medio de la desbordada emoción de la plaza puesta en pie, todos los toreros que había en la plaza, tanto en el ruedo como en los tendidos, le auparon a hombros y, turnándose, le llevaron hasta el Paseo de Colón mientras caía ese sol único que, en Sevilla por abril, tiñe el cielo de tonos anaranjados y celestes que se reflejan en las aguas del Guadalquivir como si fueran el fondo de un cuadro de Velázquez…  Por lo que significó aquello y por la dulce belleza del momento, esa fue y sigue siendo la salida a hombros más bonita que he visto en vida.

 

Y es que José María, Josemari para la familia y para los amigos, siempre  fue un romántico controlado por un clásico.  Precisamente por esta doble condición, se pudo permitir el lujo de permanecer tantos años en activo, alternado los periodos negros con los blancos porque en estos, en los blancos, además de mostrarse como un consumado maestro, su peculiar arte, sus maneras de torear y de estar en la plaza, se convertían en sublimes a la par que en paradigmáticos. Por eso también fue torero de toreros. Pocos he conocido de esta clase. En mi vida, solamente tres o a lo sumo cuatro. Uno de ellos y durante mucho tiempo que aún dura, fue José María Dols Abellán. El que murió repentinamente por la mañana en su finca de Cáceres. Una catástrofe para los que de tratamos, admiramos y quisimos. Un verdadera pena que, inevitablemente,  convierte en lágrimas cada una de estas palabras. Un inconsolable dolor tan solo compensado por los recuerdos de su paso por los ruedos de todo el mundo. Y es que el torero no ha muerto. El torero vivirá para siempre. El torero vivirá toda la eternidad.

 

 

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

11 Resultados

  1. albeitar dice:

    Se ha ido uno de los más grandes. Un MAESTRO en toda la extensión del término. Un gran ejemplo para toreros y aficionados.

  2. graciano dice:

    Deseo unirme al dolor de toda la familia taurina y en especial al maestro José María Manzanares por la muerte de tan gran torero. Que Dios le acoja en su gloria.

  3. MATIAS dice:

    Jose Antonio, en homenaje y recuerdo del maestro, recupere usted si puede el reportaje que hizo en el programa sol y sombra de telemadrid en el año 1991, con motivo de sus 20 años de alternativa.
    Se lo agradezco, mi cinta donde lo tenia se deterioro.
    Gracias

  4. Fabio dice:

    Ha muerto un TORERO.
    Josè Marìa Manzanares ha sido la clase, la elegancia, las buenas maneras dentro y fuera del ruedo. Maestro de Maestros en el ruedo – en una de las épocas más duras del toreo – y buena gente fuera, como demuestran las incesantes muestras de condolencia y cariño de su queridos en estas horas. Estamos acostumbrados a mitificar y glorificar a los que se han ido, pero esta vez, las palabras, la tristeza, el dolor de profesionales, colegas y aficionados son verdaderas, sentidas y brotan naturales con cariño, respecto, autentica tristeza y lagrimas.. Se me vienen a la mente distintas imágenes, aquí quiero recordar y compartir una: el caluroso, torero, emocionante y apasionante abrazo entre él y su hijo durante la apoteósica vuelta al ruedo de este último, que acababa de cortar cuatro orejas en la Feria de Abrìl del 2011.. Y casi a dar continuidad a la saga de los Manzanares y al romance de los alicantinos con la Real Maestranza, José Mari hijo, el día antes de su exitosa tarde apenas lo recordada, había llevado su proprio hijo, recién nacido, al coso del Baratillo. Por primera vez que el pequeño entraba en una Plaza de toros. Hoy es un día de tristeza infinita, de lagrimas, de luto para todo el mundo taurino…Cualquiera que disfrute con los toros, seguro que algún día gozó del arte, de las formas, de la belleza del toreo de Manzanares. Quiero recordar el libro “La tauromaquia de Josè María Manzanares” escrito por Del Moral al alimón con J.C.Arévalo. Texto indispensable y de una importancia enorme porque el mismo torero explica su tauromaquia de ensueño y nos regala la clave para entender mucho de este arte, su arte que quedará inmortal como las emociones más largas, inmortal como son inmortales los genios, los más grandes…José María Dolls Abellàn es uno de ellos. Para siempre.

  5. arturo sanchez dice:

    Yo personalmente no le guardaba ningun cariño a Jose María, sin conocerme de nada me prejuzgo y me hablo en tono muy despectivo la única vez que hablamos simplemente por tener yo el “pecado” de ser amigo de Alfonso Navalón. De nada sirvieron mis argumentaciones haciendole ver que el hecho de que yo fuera amigo de Alfonso no implicaba que yo fuese tan crítico e irrespetuoso con el como lo era Alfonso por los motivos que fuesen. Creo que a una persona hay que darle la opción de conocerla y no prejuzgarla. Dicho esto es totalmente cierto lo que tan emotivamente a expresado Don Jose Antonio de él en su faceta torera. Que descanse en paz, no deja de ser una desgraciada noticia que un extraordinario torero muera tan temprana y repentinamente. Que dios lo acoja en el cielo.

  6. arturo sanchez dice:

    Por cierto: vean la serie documental: tierra de toros que es uno de los mas brillantes trabajos de Jose Antonio del Moral , dicha serie habla de su categoria profesional. Pues bien, en un capitulo sale Manzanares toreando de salon y argumentando lo que es la técnica del toreo. Es una maravilla que demuestra que clase de torero era, y que sapiencia atesoraba de la tecnica del toreo

  7. Pablo Morente dice:

    hay que ser bastante tonto para presentarse a don Manzanares como amigo de Navalón después de que este organizó una vergonzosa campaña contra el Maestro alicantino (y violando su privacidad publicando una foto que no hubiera tenido que salir en los periodicos y también de haberle amenazado pidiendole favores o dinero). El Sr. Arturo Sanchez callaido hubiera parecido más guapo

  8. mario dice:

    Y para colmo ahora el Arturo Sanchez nos lo viene contando y encima quejandose de que Manzanares le tratara friamente

  9. Arturo Sanchez dice:

    Pablo morente y Mario, Yo no me presento jamas ante nadie como amigo de… ¿Ok? Yo me presento ante la gente por mi mismo. El señor Manzanares me trató despectivamente porque el sabria de nuestra amistad o le contarian algo. Pero repito de nuevo que a las personas no se les debe juzgar por sus amistades si no por si mismas. Yo puedo ser amigo de ustedes y porque a ustedes les guste el psoe y sean militantes (es un ejemplo) no quiere decir que yo tambien comulgue con sus ideales por el simple hecho de que mantuviese amistad con ustedes. Eso mismo es lo que traté de expresar, manzanares me prejuzgo por una de mis amistades, y yo los malos entendidos que tuviesen entre ellos dos no tenian nada que ver conmigo. Dicho esto si escribi eso es porque en esta web libre y democratica jose antonio del moral nos permite expresarnos siempre desde la educacion y el respeto. Ustedes no son quienes para decirme que callado estaria mas guapo…

  10. mario dice:

    Lo siento pero los comentarios de Arturo Sanchez parecen fuera de lugar ya que aquí se quiere homenajear a la gran figura de Manzanares y no hablar de supuestos malentendidos con el torero. Y dicho sea de paso Manzanares hizo muy bien en tratar despectivamente a quien se define amigo del nefasto Navalón. El Maestro alicantino era muy listo y tenía cojones dentro y fuera de los ruedos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: