3ª del Pilar en Zaragoza. Oreja para Manolo Sánchez y muy animoso Aparicio

Plaza de toros de Zaragoza. 10 de octubre de 2009. Tercera de feria. Tarde agradable con dos tercios de entrada. Seis toros de Parladé, bien aunque desigualmente presentados. Muy nobles en distintos grados de fuerza. Salvo el enclenque primero y el parado en la muleta sexto, dieron suficiente juego para el triunfo. Muy buenos por el lado derecho el tercero y por el izquierdo el quinto. Julio Aparicio (merbellón y azabache): Casi entera caída, división al saludar. Buena estocada, gran ovación. Manolo Sánchez (verde botella y oro): Estocada muy trasera caída, aviso, petición insuficiente y ovación. Buena estocada, oreja. Manuel Díaz El Cordobés (esmeralda y oro): Pinchazo muy hondo y descabello, petición insuficiente y ovación. Estocada casi entera, silencio. En banderillas, saludaron Ángel Otero y El Chano que puso el mejor par de la tarde.     

Nos quedamos con las ganas de ver a Daniel Luque que, junto a Miguel Tendero, se cayeron del cartel inicial. Pienso que ambos hubieran podido triunfar con la corrida de Parladé, bastante mejor presentada y aprovechable que la de la pasada feria de San Miguel en Sevilla. Por ambos, entraron Julio Aparicio y Manolo Sánchez que en sus ya lejanos días de gloria hicieron concebir sobradas esperanzas y luego se pasaron años perdiendo el tiempo al que ahora se agarran como pueden para reverdecer. Pero al repajolero arte del sevillano y a la elegante clase del vallisoletano ya les faltan los impulsos juveniles que dilapidaron. Guardan las formas pero no el fondo necesario para resurgir. De ahí lo melancólico de sus respectivas actuaciones de ayer en esta plaza actualmente bastante más amable de los que fue en tiempos aunque con el toro como debe ser.

Y es que, por presencia, el envío de esta ganadería de “juanpedros” que pasta en Portugal fue más que digno. Y por juego en su mayoría, también. Les faltó fuerza y raza, pero dieron sobrado juego para poder triunfar y el único que lo consiguió fue Manolo Sánchez con el en principio manso quinto al que toreó divinamente al natural dentro de una faena sin estructurar debidamente. La enjundiosa plasticidad de algunos pases de Manolo y, sobre todo, las preciosas trincheras y ayudados por bajo con que abrochó el trasteo junto a una correcta y eficaz estocada, propiciaron el triunfo del rubio torero de Valladolid. También mostró Manolo su clase con el segundo toro que metió la cara larguito por el lado derecho. Pero esta primera faena fue aún menos redonda por lo muy por arriba que se defendió el toro por el lado izquierdo. Manolo terminó pegándose un arrimón con el toro ya agotado como ahora está de moda y unos ayudados por alto de excelente factura. Mezclas que no le van a la proverbial elegancia del torero de Pucela.

Julio Aparicio se estiró sembrado con el capote en el recibo del primero que apenas dio para más en la muleta por derrengado, y desparramó chispazos de su cosecha más característica en su jaleada faena con el cuarto que fue bastante mejor. Muy animoso Julito aunque sin redondear ni ligar sus muchos muletazos que apenas logró completar aunque con la espada anduvo con la habilidad y eficacia que siempre tuvo.

Manuel Díaz tuvo en sus manos un tercer toro más que potable con el que anduvo por lo clásico a la vez que conectando enseguida con el público a base de guiños y gestos de complicidad que él sabe utilizar con simpatía y sin complejos. Desde el punto de vista profesional, su labor con este toro fue impecable. La más redonda de la tarde. Pero el pinchazo hondo que dejó al matar necesitó del descabello y la presidencia no atendió a la petición de la oreja que se había ganado. El Cordobés, lejos de enfadarse por la negativa del palco, intercambió miradas cariñosas de relativo enojo con el usía quien no pudo reprimir lo que el gesto del torero también le divirtió. La alegre salida del sexto que recorrió la plaza galopando por dos veces completas, terminó enseguida a pesar de lo poco o nada que le pegaron en el caballo. Hasta se echó el toro a poco de iniciar el trasteo, en vista de lo cual Manuel Díaz decidió abreviar y todos se lo agradecimos.

_____________________________________________________________

 

EL QUITE DE DOMINGO DELGADO DE LA CÁMARA

 

 

Mucho mejor de lo previsto

 

Con dos sustituciones en el cartel y una corrida de Parladé esperándonos, cuando me dirigía a la plaza me asaltaban los peores augurios. Después de haber visto hace quince días en Sevilla un espantoso encierro de esta ganadería, me temía lo peor. Pero después de todo, la cosa salió bastante bien y resultó una tarde muy entretenida. Es cierto que a los toros de Parladé les faltó bravura, les faltó raza. Pero tuvieron la nobleza suficiente para propiciar un buen toreo. No me gustó el primero por inválido, ni el sexto por rajado. Pero a los otros cuatro, con distintos matices, se les pudo torear.

 

Abría cartel Julio Aparicio, sustituto de Daniel Luque. Aparicio estuvo toda la tarde con ganas. Poco pudo hacer con su primero, debido a su invalidez, pero con el cuarto estuvo animoso. Dejó algún detalle pinturero sobre todo con el capote. A Aparicio se le ve con más ganas y con más entrega que nunca, pero quizá sea tarde, ha perdido mucho tiempo. Por poner un pero, tiende al medio muletazo y a pegar tirones. Pero es un cañón con la espada: mata siempre a la primera y al cuarto le propinó un gran estoconazo.

 

Manolo Sánchez sustituía a Miguel Tendero. En primer lugar se encontró con un toro muy noble y con mucha clase, pero justo de fuerzas. Le hizo una faena con muchos momentos de toreo caro. Destacó con la mano derecha, con un toreo de formas muy clásicas y de mucho empaque. También me gustaron los ayudados por alto con los que terminó la faena. Fue una lástima que la estocada cayera baja, porque la faena era de oreja.

 

El toro de la corrida fue sin duda el quinto: un toro muy manso en el caballo, pero de gran calidad en la muleta, sobre todo por el pitón izquierdo, por donde embestía con muchísima clase y hondura. Manolo Sánchez le dio muletazos muy buenos, pero sueltos, con algún natural de cartel de toros. Pero estuvo muy por fuera y faltó continuidad, siempre metido en la oreja y con la muleta retrasada. Debería haber dado más sitio al toro y haber adelantado la muleta para conseguir ligazón. a pesar de que los muletazos salieron de uno en uno y de que no estuvo a la altura de la calidad del toro, como Manolo Sánchez es un torero de mucha clase y muy buenas manera, gustó lo que hizo y, aunque los naturales salieron aislados, tras una estocada, cortó una oreja. Todos conocemos las limitaciones de este torero, pero desde luego tiene mucha más categoría y mucha más calidad que muchos que están en todas las ferias y torean ochenta corridas de toros.

 

El Cordobés se esforzó por agradar al público. Su primero fue también un toro de mucha nobleza y mucha bondad, y le hizo una faena alegre y sobre todo limpia, pulcra: no hubo ningún enganchón. Dejó un pinchazo en todo lo alto. Si la espada hubiera entrado un poco más y el toro hubiera doblado pronto, sin duda hubiera cortado una oreja. Sabemos que el tópico dice que es muy mal torero, pero no es cierto. El Cordobés es un dignísimo profesional que torea con temple y limpieza. Y que, además, siempre trata de agradar al respetable. Por cierto, a este tercer le puso un gran par de banderillas el Chano. Poco pudo hacer con su segundo, que se rajó y pegó el culo a las tablas, prácticamente desde el principio de su lidia.

 

Ni José Tomás ni Cayetano van a torear en la feria del Pilar. Ya sabemos que estos toreros no se anuncian en ninguna plaza donde sale el toro serio. La televisión es simplemente una excusa que les viene de perlas… Pero, aparte de estas ausencias, va a haber muchas sustituciones: ayer ya hubo dos y nos esperan varias más. Ciertamente hay toreros que no pueden acudir porque tienen las carnes rotas por las cornadas. Pero otros han decidido caerse del cartel con un parte facultativo que tiene todos los visos de ser una simple excusa, sin base real. Toreros a quienes, a estas alturas de la temporada, no les apetece poner su cartel en entredicho con una mala tarde, tras los triunfos en otras plazas… Caerse del cartel es absolutamente injustificable e intolerable. Es un engaño al público, a la afición. Hay que tomar medidas y no consentirlo de ninguna manera, porque no es de toreros. Y Zaragoza, como última gran feria de la temporada en plaza de primera, debe ser una cita inexcusable para todas las figuras del toreo…

 

 

    

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

1 Resultado

  1. Carnicerito de Rekakoetxe dice:

    En primer lugar quiero tener un recuerdo para el valor y cabeza despejada de Luis Miguel Casares en la novillada que abrió feria, otro bueno para las virtudes ya conocidas de Rubén Pinar y un petardo muy gordo para la enésima moruchada del señor Sánchez Benito, al que con toda justicia le voy a dedicar el grito de guerra de mi amigo Bruno: ” Apunta ganadero: MIEEEEEERDA”. Pues eso. Ayer vimos una corrida decente de Parladé. Julio Apariciodejó sus mejores destellos con el capote. Nada pudo hacer con el derrengado primero y pecó de no atacar dejando la muleta en la cara a su manejable cuarto, del que para mí estuvo por debajo. Manolo Sánchez tuvo el lote menos malo. Supo gustarse toreando en la media altura a su blando segundo y dejó muletazos muy bellos con el quinto, el mejor de la corrida. Y es que, a pesar de lo que se cree, casi ningún torero artista sabe torear bien a media altura, son toreros acostumbrados a realizar un toreo muy profundo, de mucha exigencia para el toro, léasen Julio Aparicio, Morante… Lo mejor de el Cordobés es ver banderillear a el Chano, el que mejor lo hace por el pitón derecho (por el izquierdo me quedo con Curro Molina). Después con el sexto nada pudo hacer manuel Díaz, y con el tercero se perdió en un mar de medios muletazos sin gracia ninguna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: