th (23)

8ª de la Temporada Grande en La México. El Fandi indulta un toro y sale a hombros con El Zapata

El Fandi indulta a Bomboncito

Una entrada muy pobre para presenciar la octava corrida del serial donde partió plaza Federico Pizarro, Uriel Moreno “El Zapata” y David Fandila “El Fandi” para lidiar un encierro de Jose María Huerta.  El público se ha alejado del tendido, un factor sin duda que influye en la poca afluencia fueron las finales de futbol que se disputaron los últimos dos domingos, cuyo horario empalmó con la hora del toro; además, el público ha considerado que estos dos últimos carteles no son lo redondos que se esperaba y sin duda parte del público se evita el gasto. No auguro buenas entradas durante las próximas cuatro corridas.  Se puede decir que nos esperan corridas de oportunidad donde no hay un atractivo especial.  Dicho lo anterior, la tarde del domingo repitió Federico Pizarro después de la gran actuación que tuvo la temporada pasada. Recibió al primero de la tarde con lances a pies juntos llevando al toro a los medios. Después del puyazo vino un quite por chicuelinas que comenzó bien pero no pudo ser bien rematado. Comenzó el último tercio de la lidia doblándose y llevando al animal a los medios.  Vino una tanda por derecha aprovechando la embestida codiciosa del toro.  La segunda serie no fue aseada, el toro mantuvo una embestida exigente,  Con la izquierda tuvo trabajo para templarlo, se lo llevó a los medios para volver con la diestra. Estuvo esforzado sin poder acoplarse con el burel, lograba buenas tandas pero el propio animal descomponía la embestida. Terminó con estocada certera. El público pidió la oreja y le fue concedida con algunas protestas.  Con el segundo de su lote, Pizarro no pudo realizar una faena que agradara al respetable, estuvo voluntarioso y dejó detalles que confirman su calidad de artista. Se despidió en silencio.

El Zapata lanceó a su primero a la verónica destacó su remate. Buen puyazo de Cesar Morales, breve pero llamando al animal para que embistiera al caballo.  El público lo ovacionó y el matador le autorizó la salida al tercio,  lo cual en esta plaza no es normal. Queriendo agradar intentó un quite por fregolinas la baja embestida del toro provocó que el torero quedara desarmado. Tomó los palos, el primer par lo clavó al violín precedido de un recorte en los medios. El segundo  par  lo colocó por dentro.  El tercer par fue  el “Monumental” pero en eta ocasión pegado a tablas Con la muleta comenzó doblándose el toro humillaba pero traía poca fuerza. El Zapata lo intentó por el derecho, el toro aparentemente lastimado no pudo continuar con las embestidas que mostró en el primer tercio.  La faena no pudo crecer. Se tiró a matar, después de dos pinchazos pudo despachar al bicho.  Se despidió con ovación. Dicen que no hay quinto malo, lo recibió de hinojos con un peculiar farol, realizó variados lances antes de volver al suelo para dar dos largas cambiadas.  En el quite estuvo por chicuelinas. Sin duda por ganas de agradar el Zapata no para. Siguieron tres vistosos pares de banderillas, mejor el primero donde ejecutó el par Monumental en los medios. Con el público en el bolsillo comenzó su trasteo en los medios con pases cambiados por la espalda, de esos que emocionan al tendido. Una serie por derecho donde el toro lo puso a prueba y el Zapata tuvo que emplearse a fondo para soportar las embestidas. El toro no tomó el engaño con temple, siempre fue áspera su embestida,  se tiró a matar y dejó  buena estocada.  Sin más el Juez concedió dos orejas, las cuales consideramos muy exageradas.  En todo caso la faena era de una oreja, el Zapata ni se inmutó y dio triunfalmente su vuelta al ruedo.

El Fandi no tuvo suerte con los toros que le correspondieron. Como siempre, sus ganas de agradar y brindar espectáculo estuvieron presentes. Variado con el capote y con las banderillas, sin embargo no tuvo suerte para realizar faena en el último tercio. Recurrió al ya tradicional sobrero o toro de regalo.  Parece que en esta temporada lo mejor de los encierros se queda en los corrales, salió “Bomboncito” al que el Fandi lo toreó por verónicas bien rematadas. Al toro lo picaron muy poco,  y durante el quite por chicuelinas el toro salió suelto. Tomó los palos y en esta ocasión el toro le embistió de largo y eso ayudó a ejecutar el par de la “moveola”.  Ya con la muleta el toro se fue para arriba las continuas embestidas del animal permitieron al Fando hilar una faena llena de variedad y emoción.  El Fandi toreó a placer mientras el público comenzó a pedir el indulto.  El Juez no lo pensó y se perdonó la vida a “Bomboncito”. Un buen toro sin duda pero no para indulto, el Fandi lo entendió, lo supo torear y puso lo que era necesario para conseguir este triunfo.  Al final de la tarde salió por la Puerta Grande el Zapata, el Fandi y el ganadero Jose María Arturo Huerta.

Ficha del Festejo: Octava Corrida de Temporada. Muy pobre la entrada, aproximadamente siete mil personas en fría tarde. Federico Pizarro (blanco y azabache): oreja y ovación; el Zapata (canela y oro) silencio y dos orejas; el Fando (berenjena y oro): silencio, silencio e indulto al sobrero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: