1203240829_f

Muy bueno tendrá que ser el Mesías

Muy bueno tendrá que ser el Mesías

Muy bueno tendrá que ser el Mesías

Por José Benlloch (Director de Aplausos)

Es nuestra última esperanza, así se llame Belmonte o El Cordobés por ir de extremo a extremo, pero un tío que cale en la sociedad, esa es la clave para acabar con la atonía. Si alguno más metiese el hombro mejor, pero…

En estos días de buenos deseos y propósitos de enmienda, en Aplausos queremos ir más allá de los formulismos protocolarios y reafirmarnos en nuestra vocación de promoción y difusión de la Fiesta, en nuestra defensa de sus mejores valores que no cabe duda es el camino más fiable para rescatarla del estado de inanición mediática, administrativa e interesada en el que subsiste. Felicidad, salud y fuerza para lograrlo es lo que hace falta y lo que les deseamos. Eso y que la Santa Providencia, eso sobre todo, alumbre un gran torero, un Mesías y a su espera estamos.

No podemos olvidar que no se conoce otra fórmula reparadora en el toreo que la de un Mesías aparecido de no se sabe dónde ni cómo ni cuándo n por qué. Nunca nadie ayudó a la Fiesta ni hubo medidas ni pócimas salvadoras, entren en las hemerotecas y comprobarán que el rosario de lamentos y quejas de los aficionados siempre existió y siempre fue el mismo: los empresarios poderosos y/o pícaros, los toros chicos, las influencias interesadas, el egoísmo de las figuras, la mala praxis de la prensa, el precio de las localidades… nunca nada se solucionó y aún así llegamos hasta este 2015 con muchas satisfacciones en el alma de aficionado gracias a los Mesías sucesivos que aparecieron por generación espontánea. Y si ahora la situación es más angustiosa que nunca, el nuevo Mesías aún tendrá que ser mejor torero de lo que fueron los anteriores Mesías que en el toreo hubo.

Esa es la esperanza principal, porque si tenemos que esperar a que esto se salve de otra forma apañados vamos: entre unos porque no tienen interés alguno en salvar nada y otros porque no tienen medios, estamos pillados. La Administración desde luego no va a ser, desde siempre sólo les gustó hacer reglamentos aunque luego no los hiciese cumplir, eso y recaudar; los empresarios unos andan deprimidos y otros sin plazas y todos en general sin material nuevo, ojo al detalle, cuidado con el envejecimiento artístico del elenco; las figuras, a la suya, como siempre; los que no son figuras intentando salvarse; los novilleros intentado nacer; los ganaderos a lo que les ordene el mercado; la prensa a ver si esto se mueve y hay más clientes… lo dicho, dependemos de un Mesías, es nuestra última esperanza, así se llame Belmonte o El Cordobés por ir de extremo a extremo, pero un tío que cale en la sociedad, esa es la clave para acabar con la atonía. Si alguno más metiese el hombro mejor, pero… yo ya no creo en los programas ni en los programadores. Sobre todo porque me jode sentirme engañado.

1 Resultado

  1. Miguel dice:

    Estoy en las antípodas de este artículo. Siendo verdad, que es necesario refrescar un escalafón, donde los que están, son muy buenos, pero lleva mucho tiempo (aunque si llevan mucho tiempo,es porque nadie ha podido desbancarlos), la frase de “esto lo arregla uno nuevo con la mano izquierda”, es la frase que ha servido siempre como excusa para que los taurinos NO HAGAN NADA. Porque claro, si esto lo arregla “un mesías que venga”, es evidente, que la industria,entiende que no tiene nada que hacer. Y que es cuestión de esperar. Grave error. El problema del toreo, es principalmente, social. La sociedad ha cambiado, y hay un distanciamiento evidente entre el toreo y gran parte de la sociedad, de la política y de los medios. Y eso, lo tiene que arreglar la industria taurina. Porque además, si eso no lo hacen, cada vez será más complicado que salgan mesías. Si un torero, tiene cada vez más complicado, ser un personaje reconocido, respetado, glorificado en la sociedad, pues entonces, saldrán, cada vez menos toreros con pegada social. Miren ustedes, Messis y Cristianos Ronaldos hay muchos, en muchas disciplinas, en la ópera, en el balonmano, en el ajedrez, solo conocemos a los futbolistas….¿Saben por qué? Porque detrás hay una industria que los proyecta y los impulsa. Por lo tanto, siempre hacemos las mismas preguntas, ¿A qué se han dedicado aquellos que llevan décadas en el toreo y han tenido dinero, tiempo y apoyos para hacer una industria fuerte, moderna, activa?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: