th (7)

2ª de Feria en Manizales (Colombia). Libardo y Juan Del Álamo pasan la raya

Por: Mateo Saavedra

Libardo y Del Álamo sellaron dos faenas importantes, sin cortar apéndices por la espada,  ante un desigual encierro de Achury; fue herido el picador Clovis Velásquez tras caer feamente del caballo.Arrancaba la segunda corrida de toros de la Feria este miércoles 7 de enero del 2015 con un cartel de interés para el aficionado colombiano: encabezaba éste Manuel Libardo, seguido del salmantino Juan del Álamo y con el nacional Santiago Naranjo cerrando plaza. El encierro correspondía al hierro de Achury Viejo.

Salió frío de salida “Serpentino”, el abreplaza de Achury que se mostró soso a los subalternos de inicio, pero que humilló con boyantía en el capote de Manuel Libardo. Dejó el colombiano una gran verónica entre el ramillete que le ejecutó al astado. Metió la cara con fiereza en el peto de Cayetano Muñoz, para seguir humillando en el capote por chicuelinas bajas del torero y en el percal de los de plata posteriormente. Calamocheaba en el inicio muleteril, y a pesar de que humillaba por el pitón derecho, desarrolló sentido en la franela de Libardo. Al echársela a la mano izquierda, abría compás el astado, pero también causó finalmente complicaciones. Intentó derrochar voluntariedad Libardo, incluso sonó la música para luego cesar poco después, pero la peligrosidad del de Achury iba a más.

Dejó Santiago Naranjo una larga cambiada en el tercio al segundo de salida. Dejó una gran impresión capotera el colombiano, dejando variedad en el quite por chicuelinas y posteriormente en el acercamiento del toro al caballo, por caleserinas jugando con el envés del capote. Hubo de jugarle muy bien los tiempos al toro su lidiador. Comenzó faena en tablas, sentado en el estribo, pero le faltaba fuerza, decisión y determinación al astado. Hubo de cambiarle los terrenos Naranjo por su falta de casta. Se aplomó poco después el toro, pero insistía Naranjo ante un toro que no quería pasar. Tras un pequeño susto, abrevió y dejó una estocada.

La misma condición tenía un tercero bonito de hechuras pero desequilibrado de condición al que le enjaretó seis verónicas y una revolera más técnicas que bellas Juan del Álamo hasta la misma boca de riego. Cortaba a los de plata en banderillas, y calamocheaba el astado en el inicio muleteril. Daba tornillazos al salmantino y se tornó peligrosísimo durante faena, por lo que tras varios alardes técnicos, Juan del Álamo dejó media estocada atravesada y tendida. Tras numerosos descabellos, sonaron los tres avisos y se le fue vivo a los corrales el astado.

Compuso genial la figura en el veroniqueo inicial Manuel Libardo al cuarto. Dejó sensacionales lances capoteros el colombiano, para después acercarlo al caballo. Derribó el toro al piquero Clovis Velásquez, que quedó inconsciente por momentos para recuperar posteriormente el sentido en la enfermería. Templó mucho la embestida del toro en el inicio muleteril, levantando así los primeros olés sentidos del festejo y ligando muy bien los muletazos. La segunda, por el derecho, caló especialmente en el tendido, al igual que la tercera serie al natural. Era un toro manso pero con emotividad y cierta casta en su embestida. Lo llevaba muy toreado Manuel en la cuarta tanda por el pitón derecho, justo en la puerta de toriles. Una gran colocación, temple y buen gusto dejóManuel con el ímpetu de los que necesitan el triunfo. No desarrolló sentido el astado, y a pesar de que en ocasiones se defendía, no perdió el hilo bravo. Selló grandísimos naturales antes de rematar por manoletinas. Se le fueron los trofeos por la espada, dejando dos pinchazos.

Brindó al público Juan del Álamo al sexto, uno de Achury que fue de lejos a su muleta. Entró al caballo por dos veces pero no fue bien picado, algo que acusó tardeando en faena. Dejó trazos técnicos perfectos el de Ciudad Rodrigo por el lado derecho, llenando de olés los tendidos especialmente en los finales de faena con la rodilla en tierra.  Eran largos los muletazos por el derecho que proseguía el de Achury. Repitió la primera tanda en dos ocasiones de forma semejante, ante un toro que iba arrollando en los últimos compases de la faena. A pesar de ello, embestía el de Achury y dejó al salmantino gustarse con la franela. Finalizó su faena por manoletinas, erguido y con el astado repitiendo. Dejó varios pinchazos y todo se esfumó.

Finalizado el festejo Manuel Libardo declaró a los micrófonos de RCN Radio, tras su faena al primero de la tarde, un toro humillador pero peligroso al que tuvo que lidiar con mucha lógica que “era muy complejo estar delante del toro, pero creo que estuve lo más digno posible delante de él. Intenté aguantarle mucho y cuando lo hice salieron las cosas bien. Si triunfas, repites,  y si no, no. Había que llevarle la muleta por abajo, aguantarle mucho. Hubo tandas buenas, pero lo maté bien y eso es lo importante”. Tras pasaportar al cuarto, en el que pinchó una gran faena, señaló que desafortunadamente  tengo una lesión desde hace un par de meses y no tengo fuerza en la mano. Lo pinché. Estos triunfos no se pueden dejar ir y lo dejé ir, pero bueno. Era un toro que tenía sus complicaciones pero cogía la muleta y la cogía con mansedumbre”.

Santiago Naranjo, tras la estocada a un segundo toro peligroso que no dejó que se expresara, declaró que la actitud es algo que siempre trato de tener. A veces se estrella uno con este tipo de toros y hay que seguir. Fue complicado. Si no te embiste ni para adelante ni para detrás nada puedes hacer. Lo importante es que le metí al mano hasta adentro en la estocada. Queda el segundo toro”. Tras despachar al quinto, señaló quedesafortunadamente  tengo una lesión desde hace un par de meses y no tengo fuerza en la mano. Lo pinché. Estos triunfos no se pueden dejar ir y lo dejé ir, pero bueno. Era un toro que tenía sus complicaciones pero cogía la muleta y la cogía con mansedumbre”.

FICHA DEL FESTEJO. Plaza de toros de Manizales. Segunda corrida de toros de Feria. Casi lleno, en torno a 11.000 espectadores. Seis toros de Achury Viejo, 1º humillador y peligroso; 2º siempre a la defensiva, aplomado; 3º peligroso, embistiendo a tornillazos;  4º manso con emotividad y cierta casta; 5º cogía la muleta con mansedumbre; 6º embistió, iba de lejos a la muleta, arrollaba al final.

Manuel Libardo, ovación tras petición y palmas. Santiago Naranjo, palmas y palmas. Juan del Álamo, silencio tras tres avisos y palmas. (Fuente: “cultoro”).

___________________________________________________

LA OPINIÓN DE GUILLERMO RODRÍGUEZ

Ecos de Manizales. Espadas romas esfuman triunfo y desfiguran conjunto de Achury

A la corrida de Achury ( tres y tres ) no se le ayudó al final pues las espadas de los toreros se destemplaron. Lo primero. La buena noticia de la recuperación de Clovis Velásquez . Quedó inconsciente  tendido en la arena  aprisionado por el caballo tras un violento topetazo del toro . Pasó por el callejón con la mirada perdida  llevado por los profesionales  . Los médicos lo reanimaron en la enfermería y los galenos prefirieron su traslado a una clínica local para descartar lesiones cerebrales.

LA CORRIDA DE ACHURY. Hace 60 años tomó antiguedad en Bogotá la ganadería de Achury. El patriarca, Don Benjamin Rocha no puede estar satisfecho con el comportamiento de varios de sus toros la tarde del miércoles 7 de enero del 2015 en Manizales. Uno podría decir que la corrida se partió en dos: tres y tres. Que de lámina no tiene reparos, armoniosa.

Se hubieran podido cortar tres orejas pero todo fue una fugaz ilusión…

El primero de Manuel Libardo fue bravo al caballo, empujó con clase. La faena tuvo los matices para el buen aficionado pues el torero tenía que aguantarlo, torearlo por bajo y nos dejó tandas de trazo firme y bello. Es verdad. Se quedó cortó por el derecho,  venía andando pero tuvo emoción….Un estoconazo a un toro complejo. Le pidieron la oreja y el palco hizo caso omiso de la petición.

Su segundo, un manso encastado. Salía suelto hacia las tablas pero el torero le dejaba la muleta en la cara para aprovechar la inercia con impecables derechazos y remates con el de pecho y el forzado que le salieron perfectos. Despatarrado le dio  dos tandas por naturales….El público, encantado con el ubeteño pero otra vez los aceros. Ahí tenía que rematar, abrochar la obra que construyó con paciencia y torería. Es el tipo de triunfos que se evaporan en un pis pas y en su situación no se lo puede permitir.

Con la naturalidad con la que toreó, dijo al micrófono de “Caracol ” : ” Lo dejé ir”. Punto en boca.

Se estrelló contra un muro en sus dos Santiago Naranjo. El primero, con poca fuerza, lo animaba con la voz : “ehhh” pero ni así. Bellas caleserinas echándose el capote a la espalda. Ay, el toro dobla las manos, se va apagando,  se defiende ;
una voltererta sin consecuencias.

Su segundo, toro bien presentado, fino , entipado., tardea, y cómo hizo en el caballo, pega el arreón en la muleta y para colmo pasa de parado a aplomado……

Aquí sí que la suerte en el sorteo no le ayudó.

Juan del Álamo. Se le fue vivo el primero y el segundo con enormres posibilidades donde brilló la técnica, las líneas maestras en los muletazos. Un buen toro . El torero nos ilusiona y con la espada ( tenía asegurada la oreja ), lo emborrona todo.

Tres avisos en el primero y dos en el segundo. No es que sea un mal torero sino que el mal uso de la espada le carga en su haber una desafortunada tarde….  (Fuente: “tendido 7”).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: