003

4ª de Feria en Manizales (Colombia). Poder, inspiración y pureza en un festival para la historia

Por: Mateo Saavedra

Talavante indulta, Juli desoreja y Pablo cuaja con pureza animales de Ernesto Gutiérrez. El festival de la Feria llega a Manizales con las figuras que pasearán en los dos próximos días en el cartel. Ante novillos deErnesto Gutiérrez estuvieron anunciados Sebastián Vargas, Juli, Castella, Cid, Talavante, Andrés de los Ríos y a caballo el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza. La nocturnidad habitual presidió los prolegómenos del festival, a beneficio, como toda la feria, del Hospital Infantil de la Cruz Roja. Miles de farolillos en los tendidos componían la única luz que acompañaba a la Macarena en su procesión por el ruedo, en hombros de los toreros actuantes, en un emotivo prólogo al festejo taurino.

Con las rodillas en tierra recibió el colombiano Sebastián Vargas al primero, un dije al que le sopló un ramillete de verónicas de mucho encaje y acusado ritmo. Con chicuelinas galleó Vargas para colocar al toro al caballo, y a la espalda se echó el capote a la espalda para quitar por caleserinas, con mucho sentido del espectáculo. Tremendo fue el primer par de banderillas del propio matador, clavando en la misma cara con el toro arrancando de largo, buscando luego la variedad y el compromiso en un vibrante tercio. Acusó luego el esfuerzo de los primeros tercios el animal, que se entregó mucho, pero mantuvo la fijeza, humilló y tuvo calidad emotiva en la muleta de Vargas. Lo aprovechó el colombiano mientras duró, con series en redondo por el pitón derechoque tuvieron que ser cortas por su constante búsqueda de tablas, que palió Vargas enredándolo en la muleta para evitar su huida. Pinchó, sin embargo, y no hubo más trofeo que una ovación.

Con lances de muchísima suavidad mimó El Juli al segundo, al que meció en media docena de verónicas de pecho muy volcado antes de que le dejase el piquero apenas un picotazo. Con las manos muy bajas y el compás muy abierto quitó el madrileño por chicuelinas, variando con cordobinas y una revolera el asentado momento. Le construyó la labor, le apuntaló las virtudes y le estudió las embestidas El Juli al de Gutiérrez, que tuvo ritmo y humillación en las arrancadas, pero también la raza justa, y esa la tuvo que administrar el torero con mucho gusto. Poco a poco fue incrementando la exigencia, apretando en la largura y enterrando la mano en la arena para que la fuera a buscar el animal. A placer fue el final del trasteo, al que le imprimió pausa y le dictó gobierno, metiéndose en el bolsillo al abarrotado tendido. Terminó sonando el pasodoble Feria de Manizales, lo que sucede con las faenas grandes de verdad. Con un espadazo rubricó la labor para cortar las dos orejas.

El sevillano Manuel Jesús El Cid saboreó mucho el toreo de capote con el tercero. Primero en un cadencioso saludo a la verónica, y luego, también por verónicas, en un bienintencionado quite. Mucho sabor tuvo el inicio muletero de Manuel, que buscó la composición para comenzar a manejar la calidad del animal. Pronto se fue a buscar la mano izquierda para degustar el toreo, buscar la cadencia y encelar con los vuelos la largura de la embestida. Tuvo profundidad el toreo al natural, pero más aún los pectorales, que volaron de pitón a rabo hasta la hombrera contraria. Con circulares fabricó el epílogo el sevillano para rubricar con una estocada tras un pinchazo.

Muy vertical fue Sebastián Castella con el percal, con el que le lavó la cara con mucha suavidad a la rítmica humillación del cuarto, que hizo surcos por la arena. También eligió el francés quitar por chicuelinas que remató con una media muy templada. Tuvo largura el animal y temple el francés, pero también le costó al animal coger los vuelos del trapo con ritmo, por lo que tuvo que perderle pasos el galo. Mejor con la mano izquierda, con la que asentó plantas a la protesta, cambió de mano y buscó el toreo accesorio donde no prendía lo fundamental. Muy correcto el francés, al que le faltó enemigo para rayar a más altura. A más, sin embargo, fue Castella, que terminó cogiéndole el aire a la embestida y creciendo sobre las dificultades. Muy despacio entró a matar el galo, pero el pinchazo previo dejó el premio en oreja.

El fino toreo de Andrés de los Ríos quedó de manifiesto en el cadencioso y suave saludo del colombiano al quinto, en un manojo de verónicas de muy buena fábrica rematado con una media sabrosa. Con él estuvo en tendido en el entregado quite por gaoneras que firmó tras el tercio de varas. Tuvo mucha emotividad y acusada repetición el de Ernesto Gutiérrez, con De los Ríos despachando embestidas casi sin pausa por el celo del animal, que no ofreció respiro. Dio con la tecla al perderle pasos al animal con la mano izquierda, por donde llegaron los muletazos más acoplados. A menos se vino el utrero de mitad de faena para adelante, pero no estuvo fino con el acero.

Un Talavante de patillas largas con continuidad en el bigote debutó en Manizales soltándole capote a la movilidad del sexto con mucha personalidad y soltura. Muy baja dejó la mano en las ajustadísimas chicuelinas que instrumentó a modo de quite con brillante torería. Mucha suavidad le sacó el animal al extremeño, y un temple extraordinario que aprovechó Alejandro para darle rienda suelta a la espontaneidad tras los asentadísimos estatuarios iniciales. Muy pronto se echó la muleta a la zurda para torear sin probaturas, sin medida y sin guardarse nada en la profundidad muy sentida de su toreo al natural. Embraguetado, ceñido, encajado de riñones y compuesto Talavante para decir el toreo con el buen utrero de Ernesto Gutiérrez. Toreo de pecho y de muñeca, de tacto y de corazón para transformar la humillación del animal en toreo macizo, adornado con trincherazos, cambios de mano y detalles con la acción ganada, recreándose en la duración de los de pecho. Sonó Feria de Manizales mientras tiraba de temple y de alma Alejandro para dárselos a su mano izquierda. Surgió la petición de indulto en el tendido, transformado en un manicomio en la faena que epilogó el extremeño con manoletinas. Todo toreado, todo macizo. Y llegó el indulto para el animal.

A lomos de Napoleón enceló con tremendo temple Pablo Hermoso de Mendoza al cierraplaza, toro con movilidad y ritmo para seguir la cabalgadura. Un sólo rejón dejó el caballero en el primer tercio para mantenerle el son con Disparate, ofrecerle la grupa y torear a caballo con gran seguridad, estrechar los embroques y salir con el animal encelado en las hermosinas. Con Viriato provocó arrancadas muy de cerca para salir rodando pitón tras darle los pechos con mucho ajuste al buen toro de Ernesto Gutiérrez. El alboroto llegó en el último tercio conPirata, en un carrusel de cortas muy toreado, ya con el animal a menos. Arriba dejó un rejonazo certero antes de que Pirata mordiese al animal antes de que doblase y Pablo pasease una oreja.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Manizales. Quinta de Feria. Festival taurino a beneficio del Hospital Infantil de Cruz Roja. Lleno de No hay billetes. Siete novillos de Ernesto Gutiérrez, justos de presencia, reglamentariamente despuntados. Enclasado pero rajadito el primero; de gran calidad, humillación y clase y justa raza el segundo; humillado y repetidor el tercero; informal y pasador el desclasado cuarto; codicioso y emotivo el quinto; noble, enclasado y repetidor el gran sexto, Cañonero, indultado; de gran son, ritmo y clase el buen séptimo.

Sebastián Vargas, ovación tras aviso. Julián López “El Juli”, dos orejas.Manuel Jesús “El Cid”, ovación. Sebastián Castella, oreja. Andrés de los Ríos, palmas. Alejandro Talavante, indulto. Pablo Hermoso de Mendoza, oreja. (Fuente: “cultoro”).

DECLARAN LOS TOREROS:

Talavante: “Ha sido la faena más redonda de mi carrera y ahora mismo estoy muy emocionado”

El Juli: “El animal tenía un temple tan grande que te invitaba a abandonarte”.

Julián López El Juli se mostraba exultante después de desorejar a un gran novillo de Ernesto Gutiérrez en el festival de La Macarena. El animal tenía, según el madrileño “un temple especial que te invitaba a abandonarte, por eso lo he disfrutado de principio a fin. No es fácil conseguir que salga un toro con esas condiciones, tan agradecido a todo lo que se le hacía, por eso hay que aprovecharlo cuando sale”.

También el colombiano Sebastián Vargas dejaba una entonadísima actuación con el abreplaza que, desgraciadamente, quedó sin premio por el fallo a espadas. “Es para matarme pinchar este novillo después de esta faena”, declaraba el torero colombiano, “pero lo cierto es que me he sentido mucho y he tenido la portunidad de construir una faena muy completa y de entregarme al toreo”.

El tercero llevó el sello de Manuel Jesús El Cid, quien se mostró contrariado por no cortar, al menos, una oreja. “Mucho más porque creo que se las tenía cortadas las dos”, aseguraba el sevillano, “pero también es cierto que a mí me exigen mucho más que a otros. El público ha estado un poco reticente, porque creo que al menos una oreja si he merecido cortar. En cualquier caso, me quedo con las sensaciones, aunque los toreros vivimos del triunfo”.

El manizaleño Andrés de los Ríos se encontró con un novillo gazapaón y codicioso que le puso muchas dificultades para firmar una digna faena mal rubricada con el acero. “El toro se movió, pero siempre haciendo hilo y no se iba de la muleta”, explicaba Andrés, “no fue nada fácil y me faltaron las orejas, pero bueno, será en la próxima”.

“Estoy emocionado”, decía Talavante tras indultar al sexto. “Ha sido la faena más redonda de mi carrera. No esperaba entenderme tan pronto con el toro de aquí y ahora mismo estoy emocionado”. También tenía Alejandro palabras de elogio para el público manizaleño, que es para él “muy sensible al toreo, como lo puedan ser los mejores públicos de España, y espero corresponderles devolviendo tanto cariño que han dado”.

 __________________________________________

LA OPINIÓN DE GUILLERMO RODRÍGUEZ.

DE LA PERFECCIÓN AL NIRVANA

El Juli inmenso; Talavante, de prodigio; El Cid, embebido en los naturales; Castella, de portento y Hermoso brillante . La denominación de histórico puede resultar afectado por el uso y el abuso pero el Festival de este  viernes 9 de enero del 2015 con el encierro de Ernesto Gutiérrez pasará a los anales de lo más graneado de la tauromaquia manizaleña pues transitamos de lo inobjetable del Juli que adosó a su reconocida técnica el toque sutil , el guante del temple, la suavidad y la tersura acorde a la nobleza de ese gran toro, a lo sublime de Talavante cuyo debut no puede ser más auspicioso con una afición que se identificó de inmediato con su concepción de la belleza.

El prólogo de la procesión, las lucecitas de los faroles en las manos de los aficionados , la devoción a la Virgen, el respeto de los torero, la alocución del capellán que abogó por la paz y la buena salud de la fiesta.

El Cid dibujó como solo él puede hacerlo con la prodigiosa mano izquierda tandas muy puras . El acero le jugó una mala pasada.

Es verdad que Sebastián Vargas dejó impreso su sello en el segundo tercio, muletazos de mucho gusto que no se rubricaron con la espada.

Castella anduvo despejado con un toro de embestida irregular que no seguía los vuelos de los engaños. El francés, vestido de gardeliano, le perdía pasos para que el ejemplar con su galope llegará a la muleta. El toro , incómodo en la distancia corta, tuvo en el de Bézier el diestro avisado en estas lides de las distancias. No fue fácil estar ahí por las condiciones de “Cosechero”. Pincha y luego una estocada sin mácula, entrando suavecito, despacito, con clasicismo. Una oreja.

Andrés de los Ríos tiene una formación estilística envidiable, sabe torear pero como todo artista necesita un tipo de embestida para desarrollar su tauromaquia. El toro humillaba pero se frenaba a la mitad del muletazo. No lo concluía. Se quedaba corto. Con el de Castella, los dos más complejos. Ojo. No quiero decir imposibles….

TALAVANTE. Toro bravo. Indultado. Dos orejas simbólicas. Alejandro Talavante se inspira  y convierte la faena en una catarata de emociones vertidas con pasión y desenfreno donde los muletazos son construcciones que van al corazón. El toro con  temple en la embestida encontró la suavidad de la muleta y el de Badajoz aprovechó la humillación de ” Cañonero” para torear con hondura, profundidad, y barroquismo. Se rompió como un cantaor flamenco en muchos pasajes de la lidia. Primero sonó en lo alto “Suspiros de España “, y él toreaba con soltura, sin el cuerpo, desprendido de la tierra, evocando lo mejor de su repertorio sin que importara el teatro donde desarrollaba su Obra maestra. Me hizo suspirar, elevar mi condición de mortal a un estadio superior. Cómo tocó el cielo, la banda  le tributó el “Feria de Manizales” que es la honra a una faena excepcional. La mano baja, por ambos pitones y unas manoletinas ajustadas, medidas, no zafias ni vulgares; sentidas, a la altura del maestro de Córdoba.

Habíamos pasado de la perfección del Juli al nirvana talavantiano……

Al ganadero , me lo dijo Don Miguel Gutiérrez, le vale el toro para padrear y seguir la senda de la grandeza de ese hierro…

Talavante en estado de Gracia.

PABLO HERMOSO DE MENDOZA.  El navarro enfrentó un toro exigente. Al contrario de lo que suele suceder con esta ganadería, no salió abanto y pronto se enceló en la cola de “Napoleón” que lo templó con giros en redondo comenzando una lidia que prometía mejores augurios de los que luego firmaría. Tras un rejón de castigo, colocado con maestría, dando el pecho, y aguantando la embestida adelantada del astado, Pablo continuó lidiando con la bandera y comenzando a conectar con un tendido que tiene al de Estella por un ídolo. A pesar de llevarlo en la mano, Pablo rehusó a colocar el segundo hierro porque se dejó llevar por esos últimos instantes del toro con la bandera y pensó que iba a tener temple y son. Error que el navarro pagaría en el siguiente tercio, porque “Disparate”  encontró un astado áspero, que arrollaba por momentos y se desentendía en otros. No tuvo ninguna continuidad en los galopes de costado y solo arreones desacompasados que pusieron en varios aprietos a “Disparate”. Tampoco en las banderillas resultó un enemigo a modo, porque siempre ganaba la acción al caballo en su salida. Más que lidia, lo que tuvo que hacer “Disparate” fue una lucha sin cuartel para tratar de ser más rápido y listo que su contrincante. “Disparate” consiguió dejar al toro más parado, que no templado y eso le vino bien a “Viriato” que pudo hacer los momentos más vistosos de la noche. Con un toreo circular, dando el pecho y metiéndose en los terrenos del toro consiguió tapar las brusquedades del astado y firmó capotazos con el cuerpo. Una gran segunda banderilla, llegando de lejos y dejándose ver puso colofón a este tercio y dio paso a “Pirata” que también se la tuvo que jugar en cada embroque para la colocación de las cortas, que tuvo que interrumpir tras la segunda, porque el  toro se había pegado a tablas. El propio caballo fue quien tiró del toro para sacarlo al tercio y cerrar la rueda de tres cortas. No se lo iba a poner fácil en el tercio final y desde luego que tampoco convenía a Pablo fallar porque aquello se podía poner todavía peor. Afortunadamente acertó el navarro al primer embroque, a pesar que el toro venía adelantado una barbaridad y terminó así con lo que había resultado una pesadilla de lidia, siendo premiado por su entrega y por su brega tan trabajada, con una más que merecida oreja.

RESULTADO. Sebastián Vargas (palmas tras aviso); Julián López “El Juli” (dos orejas);Manuel Jesús “El Cid” (ovación); Sebastián Castella (oreja); Andrés de los Ríos(silencio tras aviso); Alejandro Talavante (dos orejas simbólicas tras indulto);y Pablo Hermoso de Mendoza (oreja). GANADERIA:Toros de Ernesto Gutiérrez.

No se si Talavante ha vuelto del viaje a estadios superiores. Este sábado torea en la goyesca con Castaella y Luis Bolívar con los toros de Las Ventas. Que le avisen .Debe hacer el paseíllo.. O dicho de otro modo, es vital que esté en la terna. (Fuente: “tendido 7”).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: