th (51)

Valdemorillo de principio a fin según el siempre fiable Andrés Amorós

Aún convaleciente y ausente de la primera feria del año, ¿quien mejor que Andrés Amorós en ABC para enterarnos de lo que pasó en Valdemorillo?

 

Borja Jiménez y Martín Escudero comienzan triunfando en Valdemorillo

Ambos novilleros cortan una oreja cada uno en la apertura de feria

En plena ola de frío, la cubierta permite que comience la temporada en Valdemorillo sin las viejas anécdotas de la nieve: buena entrada, dos novillos de Juan Pedro (4º y 5º), chicos y nobles, y cuatro deAlbarreal, justos de fuerza y casta. Borja Jiménez y Martín Escudero cortan, cada uno, un trofeo.

Borja Jiménez y Martín Escudero comienzan triunfando en Valdemorillo

Borja Jiménez se siente en el muletazo

El ecijano Ángel Jiménez ha toreado poco, compone la figura pero le falta mando (petición escasa y silencio).

Martín Escudero, de Galapagar, sobrino de Adolfo y Victorino Martín, tiene personalidad y temple; sigue demasiado la verticalidad y el repertorio de José Tomás, también pariente suyo (aviso con saludos; aviso y oreja).

Borja Jiménez y Martín Escudero comienzan triunfando en Valdemorillo

Borja Jiménez, discípulo de Espartaco

Borja Jiménez, de Espartinas, toreó treinta novilladas el año pasado, triunfó en Sevilla y Pamplona. En la línea de Espartaco, su mentor, muestra inteligencia y gran oficio. La flojera del último le impide redondear el triunfo (oreja y silencio).

Los aficionados tenían ganas de ver toros y han disfrutado con dos novilleros interesantes, en dos estilos distintos. Pero los novillos han de tener más casta y fuerza.

________________________________________

Con tan poco toro, pobre espectáculo en la Feria de Valdemorillo

Eduardo Gallo dio la única vuelta al ruedo y Curro Díaz dejó detalles con un fiasco de corrida de Pereda

Por San Blas, en Valdemorillo, después del paréntesis invernal, la afición acude con hambre de toros. «La mejor salsa del mundo es el hambre», aclara Cervantes: con razón, como siempre. Se supone que los diestros también tienen hambre de torear y colocarse bien, a comienzos de la temporada. Pero el fiasco ganadero arruina todas las ilusiones: sin un toro encastado, con fuerza y bravura, todo el espectáculo se viene abajo. La corrida de Pereda y La Dehesilla ha estado mal presentada: incluso segundo y sexto han sido pitados, de salida, por chicos. Su juego ha sido muy decepcionante: hasta el mejor, el segundo, de una dulzura excesiva, hacía imposible la emoción.

El primer toro se cae ya en los lances de recibo y pierde las manos media docena de veces. Curro Díaz muestra su estética en unas verónicas y una serie de derechazos (a la postre, lo más artístico de la tarde). El cuarto, chico y muy descastado, se para a mitad, acaba echándose. Curro se muestra compuesto, sin más. Para el recuerdo deja sólo un par de pinceladas.

¡Vaya nombre!

Al segundo le llaman «Ratita»: ¡vaya nombre para un toro bravo! Embiste como un carretón, justo de fuerzas, con nobleza empalagosa. Para los diestros actuales –supongo– el ideal. Eduardo Gallo, muy seguro, le da montones de pases. Hace falta muchísimo arte para que no nos aburra un toro tan dócil. El quinto se desentiende de los engaños, se para, huye: una triste estampa.

Con tan poco toro, pobre espectáculo en la Feria de Valdemorillo

El mexicano Arturo Saldívar aguanta con firmeza las embestidas del tercero, mirón, poco claro. Mata con decisión pero entrando de lejos. En el último, manso, huido, se justifica.

Los tres diestros de este cartel no imponen el tipo de toro que quieren matar: es el mismo que vemos tantas tardes. Así nos va. Elbondadoso público sale aburrido, desengañado. ¿Se convencerán los profesionales de que éste es un mal camino?

Escucho un comentario: «¡Qué desastre de toros!» Y la rápida réplica: «Igual que el Real Madrid, esta tarde». No es un consuelo que el público salga de una Plaza de toros hablando del partido.

_________________________________________________

Víctor Barrio renace con «Cachondito», el único toro bueno de Cebada

 Cortó tres orejas y sale a hombros en el broche de Valdemorillo

PALOMA AGUILAR

Final feliz: el último toro de Cebada Gago, «Cachondito» (¡vaya nombre!), es premiado con la vuelta al ruedo. Víctor Barrio, que ya había cortado un trofeo, lo cuaja: dos orejas y triunfal salida a hombros. Este joven segoviano, que triunfó en Las Ventas, de novillero, toreó el año pasado sólo cuatro tardes. Con entrega y buen toreo, renace, demuestra que merece más oportunidades. También Escribano corta una oreja.

Salvo el último, también decepcionan las esperadas reses de Cebada Gago: no humillan, se paran, no crean emoción.

El buen estilo del aragonés Paulita se estrella con dos toros sin gran peligro pero muy deslucidos. El diestro sólo puede mostrar voluntad y atisbos, con el capote.

Decisión y variedad

Manuel Escribano luce su habitual decisión y variedad, además de su gran seguridad con la espada. En el segundo, que no «dice» nada, banderillea desigual (lo mejor, como siempre, el arriesgado quiebro en tablas), muletea templado y mata muy bien: una oreja. El quinto salta por encima del diestro, en la portagayola. Este toro suscita esperanzas pero acaba viniéndose abajo. El trasteo voluntarioso se cierra con otro gran espadazo: piden la oreja, que el presidente no concede.

Sale Víctor Barrio a por todas. Así, supera los defectos de sus toros. («A buen hambre, no hay pan duro», dice el refrán). Recibe al tercero con tafalleras y chicuelinas, en la boca de riego; aguanta parones, le arranca el primer trofeo. Tiene la suerte de llevarse el único bueno, el último, y está a la altura: cuatro faroles a portagayola, muletazos contemple y majestad. (Único feo detalle: tirar las zapatillas al toro, en un cite). Se muestra más seguro de lo esperable. Muchos piden el indulto del toro, algo muy exagerado. No lo es la concesión del doble trofeo y la salida en hombros de Víctor Barrio, al que espero ver más veces.

Además de su éxito, lo más positivo de esta Feria ha sido la presencia de público; lo más negativo, la falta de fuerza y casta de muchas reses. ¿Cuántas veces lo tendré que repetir, a lo largo de la temporada?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: