th

3ª de feria en Sevilla. Oreja para Pepe Moral al final de una desastrosa corrida de Montalvo

Sevilla. Plaza de la Real Maestranza. Viernes 17 de abril de 2015. Tarde espléndida con dos tercios entrada escasos.

Ocho toros de Montalvo incluidos los sobreros que reemplazaron al tercero y al cuarto, devueltos por muy flojos. Bien presentados y de pobre juego salvo el sexto. Noble aunque muy a menos en brío el primero.  De bravo y encastado en los primeros tercios pasó a tardo y parado en la muleta el segundo. Muy deslucido el tercero. Manejable el manso y muy huidizo cuarto. Parado el quinto. Muy noble en la muleta el sexto.

El Cid (marino y oro): Estocada muy trasera, palmas. Dos pinchazos, estocada caída y descabello, silencio.

Daniel Luque (verde botella y oro): Estocada baja, silencio. Pinchazo y casi entera, silencio.

Pepe Moral (palo de rosa y oro): Pinchazo y estocada, silencio. Estocada, oreja.

Ayer pudimos ver a tres excelentes intérpretes del toreo clásico que llegaron a La Maestranza desde tres momentos distintos según la edad y el gobierno de cada uno. El Cid, no hace mucho seguro triunfador en tardes inolvidables, inmerso en el postrero momento de su carrera profesional con las ganas intactas aunque y con sus células corporales rebeladas contra su propósito mental. Ciertamente en  complicada situación. Daniel Luque a un año de su recién estrenada categoría de figura tal y como pudimos comprobar durante la pasada temporada. Fue por ello y por delante el favorito del festejo sobre el papel. Y Pepe Moral, por fin incluido en un cartel de fuste, el primero a celebrar en esta feria, con la responsabilidad de certificar de facto las esperanzas que él mismo se encargó de fabricarse en muchas de sus recientemente acontecidas comparecencias. La rivalidad, pues, está garantizada aunque no con las mismas posibilidades de cada cual y a la espera de la suerte que cada uno tenga con los toros que les corresponda de la corrida salmantina de Montalvo que hace tiempo cambió la procedencia de su primitivo encaste por el casi universal de Domecq y con no malos resultados precisamente comprobados. Repartida ya la suerte, pues, entremos en los pormenores técnicos y dramáticos de esta tercera corrida de la feria en la que se lidiaron toros de Montalvo, ganadería que trajo un buen encierro a la feria del año pasado. Desgraciadamente no ocurrió lo mismo con la corrida de ayer salva por los pelos con el sexto toro, el único bueno del envío.

El negro que abrió plaza salió con mucho brío y El Cid lo saludo con lances ganando terrero y bien intencionados pero sin poder templar todos. El toro echó la cara arriba en los embroques y el de Salteras se dejó enganchar el percal más de la cuenta. Con rectificación del piquero fue castigado levemente el toro en el primer encuentro. Mejoró en cuanto a templar el breve quite del matador. Y volvieron a librar al animal del castigo. Estupendo quite de Daniel Luque compuesto por farol, verónicas y media. Se jalearon los lances con toda razón. El toro llegó a banderillas con marcada querencia tablas pero, abierto tras el primer par de Alcalareño, quedó en mejores condiciones. El tercer par del mismo banderillero fue extraordinario. El Cid empezó la faena discretamente con la derecha y el toro se cayó al pegarle un tirón, Fue toro de cierta nota en su embestir aunque tardeó y escarbó. El trasteo continuó a derechas sin terminar de romper. Mejoró notablemente al natural por la mayor limpieza de los muletazos que tuvo que dar de uno en uno. Un ligado de pecho, estupendo. Pero la premiosidad que impuso el cada vez más agotado animal, desmereció el conjunto. Mató de estocada muy trasera.

Desazonados por lo mal que iba la tarde, soltaron al cuarto. Buenos lances de El Cid en su recibo, prontamente fastidiado por el volantín que se pegó el animal al salir de uno. Había metido la cara. Vaya por Dios. Desarmó a Manuel Jesús antes de tomar medio cumpliendo el primer puyazo. Primera caída del burel tras un par de capotazos, derrumbe entre protestas del tullido. Otro al corral. Iban dos. Qué desastre. El sobrero también fue de Montalvo. Castaño y pronto a las llamadas nada más salir al ruedo. Suelto del capote de El Cid. Y de todo. Se iba cojitranco para colmo. Manso declarado en varas. Esto va mal pero que muy mal… Muy huidizo y distraído en banderillas. Pero, menos mal, muy obediente a la muleta de El Cid que se extendió con buenos redondos tras fijarlo en los medios. Regularcitos a izquierdas toro y torero. Y otra vez bien con la derecha aunque no como en la ronda inicial. No obstante, El Cid consiguió cambiar las lanzas en cañas. Pero el toro volvió a desentenderse huido y El Cid pinchó.

El segundo toro se paró nada más salir, pero enseguida fue presto a la llamada de Daniel Luque con su magnífico capote, cuajando una tanda superior por verónicas que remató con chicuelina y media de cara factura. El toro fue con brava fijeza al primer puyazo. Metía la cara un poco violento y Luque quitó por muy ceñidas chicuelinas rematando con revolera. El segundo puyazo también lo tomó con alegre bravura. Entró Pepe Moral en lid quitando por comprometidos lances por ceñírsele mucho el toro que hasta ese momento resultó muy enrazado. Gran ovación al picador Juan Francisco Peña al salir del ruedo. Bien Abraham Neiro en palos. Y muy bien en la brega Antonio Chacón. Qué importante es llevar una buena cuadrilla. Luque brindó la faena al público en los medios. La empezó en tablas con la derecha tardando el toro en acudir a la muleta. Tras abrirlo, dos redondos y el de pecho hicieron concebir gratas esperanzas. Pero el animal siguió tardeando y empezó a quedarse corto diluyendo las ilusiones del torero y las del público. Con la izquierda solo pudo lucir Luque en una trinchera y en un pase del desdén. Tras intentarlo de nuevo con la derecha sin respuesta del animal, se fue Luque a por la espada de acero que enterró rápidamente en los bajos.

El quinto correteó distraído tras emplazarse brevemente en su salida. Suelto de dos lances de rodillas del matador. Siguieron tres delantales a pies juntos y media muy gustosos en los medios. Se picó con orden y en forma sin dañar al animal aunque sin poder evitar un primer derrumbe antes de tomar el segundo puyacito, yendo al relance. Se desentendió de casi todo en banderillas. Y llegó casi parado a la muleta. Los intentos de hacer faena dieron para poco. Pero Luque insistió consiguiendo algunos redondos a duras penas. Tres y el de pecho buenos. Luque derrochó paciencia y el público no tanto harto de la baldía jornada. Pinchazo, estocada, apaga y vámonos… Pero faltaba el sexto

Suelto del capote y luego más fijo y noble el tercero en las verónicas de saludo a cargo de Pepe Moral. Blandeando mucho fue el toro al primer encuentro con el caballo y la gente empezó a mosquearse. Fue devuelto enseguida. En su lugar se corrió un sobrero del mismo hierro. Castaño e imponente. Remató en tablas tras salir. Sin clase y suelto del capote de Pepe Moral. Poca fuerza en los remos antes de ser picado de puro trámite. Se banderilleó con rapidez. Casi no pudo brindar al público porque el toro se le vino pronto donde estaba. A los altos con la derecha en el arranque de la faena, siguieron pases diestros en los que el animal acusó su falta de fuerza, traducida en cortedad de viajes y en amagos de perder las manos. Algunos, pocos, muletazos resultaron buenos. Pero fue imposible reunirlos hasta llegar un desarme. Fue inútil seguir. La gente se impacientó y Pepe cortó el intento de faena. Mató de pinchazo y estocada.

El castaño sexto tropezó al salir y casi se cae.  Suelto del capoteo medio lucido de Pepe Moral. Muy huidizo, mejor hubiera sido dejarle que se picara solo en vez de darle tantos capotazos. Manseó en el primero formal y perdió las manos armándose el trepe ante la negativa del palco a devolverlo.  No más sobreros, por favor. Cuanto antes a casa, que fue lo que estábamos deseando. A banderillas y a matar. Pero Moral lo intentó con la muleta. Altos diestros y de pecho zurdo. Y, oh milagro, el toro embistió noble en los muchos redondos de Moral con remates pectorales de categoría. ¡Música¡ También aceptó el toro algunos bellos naturales. Y más redondos pese a estar ya rajado. Arrimón en tablas. Sobró. Y estocada hasta las cintas. Oreja in extremis y nunca mejor dicho por inesperada. Pero oreja al fin y al cabo.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

5 Resultados

  1. Javier Alba dice:

    Viendo esta tarde a Manuel Jesus…miedo me da su encerrona en Madrid..ha estado horrible El Cid…grandioso torero,iunto con Rincon mis dos toreros…pero esta para quitarse de esto…desconfiado,dando culetazos toda la tarde,sin valor…queriendo sin poder…le falla el corazon…a Manuel se le fue el valor por el boquete del cornalon de Navalcarnero,excepto el faenon al Victoriamodelrio en Otoño de 2013…nunca volvio a ser el mismo.
    Y Dios quiera que me equivoque…pero este hombre esta para dar un petardazo historico con los 6 Victorinos en Madrid.
    Me gustaria saber su opinion Don Jose Antonio,si usted lo tiene a bien.
    Un abrazo a todos y Arriba España y la Tauromaquia.

  2. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Pues que siento lo mismo que usted y me da mucho miedo lo de Madrid. Hace tiempo que El Cid ya no es quien fue. Anteayer le vi en el acto de la presentación del libro de los Arjona y me saludó muy cariñoso. Siempre que nos vemos me dice que las mejores crónicas que le han hecho son mías. Una de su gran triunfo con toros de Victorino en Bayona (Francia) y otra la de los seis toros en Bilbao que fue su mayor gloria y el cenit de su carrera…. En fin, que me da verdadera pena verle ahora… Es muy buena gente Manuel.

  3. ansilga dice:

    Mi enhorabuena D. José Antonio. Ha relatado exacta y objetivamente no sólo lo que ocurrió en el ruedo sino el estado de ánimo del público a y través de la tarde. Efectivamente estábamos deseando que la corrida se acabara y que no devolvieran al sexto porque aquello era insufrible.
    En cuanto a la encerrona de El Cid con los Victorino creo que lo ha hecho para ver si remonta, cosa que veo dificilísima, que si sale malparado de ella debe decir adiós. Y aunque sea buenísima persona, que lo es, a la plaza hay que salir en plenitud y desgraciadamente para él ya no está y sería casi un milagro que lo volviera a estar.

  4. Juan dice:

    Sobre El Cid en esta tarde a estado por encima de sus oponentes y estoy seguro que en Madrid saldrá triunfante con la encerrona de los victorinos, es un toreo que como el toro bravo se crece ante las dificultades y el “castigo” que le puede ofrecer esta encerrona. SEGURO QUE DARA LA TALLA Y BORRARA MAL RECUERDO QUE NOS DEJARON LOS DOS ULTIMOS TALAVANTE Y FANDIÑO.

  5. Ecuanime dice:

    El Cid no es el de hace 10 años pero lo veo mejor que en su peor momento, hace 3 o 4 años. Y a su favor, siempre ha entendido el encaste albaserrada, de cara a sus compromisos con victorinos en Sevilla y Madrid. Creo recordar que el año pasado cortó una oreja a un victorino en Bilbao

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: