plaza-de-toros-de-bilbao-vista-alegre-1024x468 (1)

Los Partidos Políticos debaten sobre la continuidad de la Fiesta en el Club Cocherito de Bilbao

Las opiniones de los partidos políticos de Bilbao con respecto a la fiesta de los toros estaban claras incluso antes de que se hubiera iniciado la mesa redonda organizada por el Club “Cocherito de Bilbao”. Partido Nacionalista Vasco, Partido Socialista y Partido Popular, junto a VOX, partidarios de la fiesta taurina. EH Bildu frontalmente contraria a ella y Podemos sin entrar en el fondo de la cuestión al negar la necesidad de semejante debate. Ocurrió el pasado 23 de Abril, ante un nutrido grupo de aficionados expectantes ante las propuestas de las formaciones políticas que se enfrentan por la alcandía de la capital vizcaína, propietaria  de un cincuenta por ciento de la Plaza de Toros de Vista Alegre.

Tras un breve prólogo del presidente del Club, Antonio Fernández Casado, en el que apuntó la función social que, tradicionalmente, ha tenido la plaza de toros de Bilbao el moderador del acto, el comentarista político Juan Carlos Viloria dio paso a los representantes políticos. Abrió el fuego el representante del Partido Popular que, haciendo gala de su condición de hombre de empresa basó su defensa de la fiesta de los toros en lo que representa como valor económico para la comunidad. “Es el espectáculo que más IVA recauda”, recordó y sacó a relucir un informe elaborado por la propia Junta Administrativa de la plaza de toros que cifra en más de doce millones de euros la repercusión que los toros tienen en Bilbao. “Son buenos para los hoteles, para la hostelería, para los taxis… y, en consecuencia, son buenos para Bilbao”, concluyó.

Seguido todo la palabra la representante de EH Bildu, Helena Gartzia, que defendió el “respeto a la vida para las personas y los animales” y aseguró que su formación tiene como objetivo que en “un futuro próximo dejen de celebrarse corridas de toros. Las tradiciones sustentadas en la violencia deben ser rechazadas por la sociedad”. Defendió que el arte y la cultura deben servir para dar vida, no para quitarla y rechazó cualquier tipo de subvención pública dedicada a la fiesta de los toros.

El candidato del Partido Socialista de Euskadi a la Alcaldía de Bilbao, Alfonso Gil, defendió con vehemencia la fiesta de los toros, tanto en su vertiente lúdica, como artística y económica. Dijo que hay que tener respeto con quienes van a los toros y con aquellos que están en contra de la fiesta “a la que no veo nada agresivo”. Recordó que es el espectáculo más democrático que existe, pues es el público quien decide los trofeos y aseguró que “para Bilbao es un tractor económico. “Durante la Aste Nagusia, Bilbao se llena de gente en buena medida por los toros y de su feria taurina se habla en todo el mundo. Es un elemento publicitario importante y, por todo ello, apoyo la fiesta de los toros”.

Asun Merinero, represente de Podemos, comenzó explicando que su formación no tiene una línea definida sobre este tema concreto puesto que “la propia ciudadanía está dividida respecto a la bondad o no de la fiesta de los toros”. En todo caso consideró que no era un debate prioritario para ellos y puso en duda que fueran reales las cifras que sobre el impacto económico de los toros se estaban barajando. Fue mucho más contundente al tratar de las subvenciones públicas: “No a la financiación pública de los toros puesto que ese dinero debe ir destinado a otras prioridades sociales”.

En quinto lugar intervino el representante del Partido Nacionalistas Vasco, Andoni Rekagorri, ganadero de bravo entre otras actividades. Tras adelantar que su formación da libertad a sus afiliados en este asunto, pasó a defender la fiesta de los toros en Bilbao basándose en tres hechos: el histórico, el socio-cultural y el económico. Recordó que las corridas de toros en la capital vizcaína datan de más de cinco siglos; que la fiesta taurina provoca muchas otras actividades de carácter cultural y que fortalece la identidad como bilbaínos, y que el impacto económico es muy importante para la ciudad. “Solo la plaza de toros genera medio millón de euros en concepto de IVA, a lo que hay que añadir el dinero que destina a la Casa de Misericordia”, dijo.

Finalmente fue el turno del representante de VOX, Rodrigo Vilallonga, quien rechazó que los toros sean un espectáculo violento y defendió que los niños puedan ir a las plazas. “Existe mucha más violencia en las gradas de un estadio de futbol”, abundó. Rechazó la politización de la fiesta y propugnó la libertad de los ciudadanos, si bien consideró que había que defender “una tradición tan española y, por eso, tan bilbaína”.

En el debate también se abordaron otros temas más domésticos, como la democratización de la Junta Administrativa de la plaza o la cubrición de sus instalaciones. Todos se mostraron partidarios del primer asunto aunque con algunos matices de procedimiento. Respecto a la cubrición también hubo una cierta unanimidad al creer que, en estos momentos de crisis económica, habría otras prioridades más urgentes en las que invertir.

1 Resultado

  1. Joselito dice:

    A ver si todos los que se llenaron la boca defendiendo las corridas de toros, también las defienden cuando salgan alcaldes y concejales-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: