MAD_5991 (1)

18ª de San Isidro en Madrid. Espada se queda solo y mata seis novillos en una tarde dramática

ANDRÉS AMORÓS / ABC

Corta una oreja y el acero le priva de la Puerta Grande tras la cogida de Martín Escudero y Galdós

PALOMA AGUILAR

La tarde toma pronto un inesperado sesgo dramático: son cogidos los dos debutantes, Martín Escudero (al comienzo de la faena de muleta) y Joaquín Galdós (en el recibo con el capote). Los dos sufren traumatismo craneoencefálico y son trasladados a una clínica, para los exámenes correspondientes. A Francisco José Espada le toca la dura papeleta de matar él los seis novillos. No se amilana, afronta el reto con decisión, se gana el lógico apoyo del público. Corta una oreja al cuarto, recibe una fuerte petición en el quinto y roza la Puerta Grande.
Los novillos del Montecillo, triunfadores el pasado San Isidro, serios, encastados, no han dado facilidades: complicados, primero, tercero y cuarto; manejables, segundo, quinto y sexto.

Martín Escudero, de Galapagar, tiene evidentes cualidades (parece que va a tomar pronto la alternativa). Creo que le perjudica la excesiva influencia de su paisano José Tomás. El primer novillo mansea, se quiere quitar el palo, se mueve en banderillas. El diestro, valiente, vertical, aguanta las fuertes embestidas sin llegar a dominarlas. En una serie al natural es cogidodramáticamente y pasa a la enfermería, inconsciente.

Teníamos buenas referencias del limeñoJoaquín Galdós. En su primera chicuelina, al segundo, casi es herido. En el tercero, sale muy decidido, por verónicas, y es cogido antes de que aparezcan los picadores. También lo llevan a la enfermería inconsciente, igual que a su compañero.

¡Vaya trago!

Se ha quedado solo en el ruedo, tiene que lidiar seis novillos Francisco José Espada, de Fuenlabrada, discípulo de César Jiménez. ¡Vaya trago! Pero también es una gran oportunidad. Su apellido no le sirve: el mal manejo de la espada le priva de abrir la Puerta Grande.

Se limita a matar al primero, de Martín Escudero. En el segundo, que le correspondía, muestra su actitud yéndose a portagayola: con ese gesto, se gana al público. El toro va bien, flaquea un poco: logra una faena aseada, con templados muletazos, que levanta aplausos del público (y de «la pública», dirían algunos de nuestros políticos). Mata con habilidad.

En el tercero, está ya solo en el ruedo, en un clima de angustia. Como el novillo se queda corto y cabecea, la gente teme que sufra él también un percance y se tenga que suspender el festejo. Mata mal.

El manso salta la barrera

El cuarto es un mansazo espectacular que, después de varios intentos, logra saltar la barrera y sigue barbeando tablas pero mejora algo en la muleta. El diestro se pelea con él por bajo, levantando una gran ovación; resuelve con habilidad momentos de apuro; logra algún natural bueno. La gente, lógicamente, está con él. Mata a la segunda: oreja.

El quinto embiste con fuerza y con nobleza. Espada, que ha brindado al público, lo aprovecha, logra los momentos más brillantes de la tarde: aguanta parones, metido entre los pitones; le aplauden la colocación. Agarra una estocada pero queda algo baja y el presidente no concede la oreja,pedida con fuerza. (Creo que entra a matar adelantando a la vez los dos brazos, sin cruzar. Y lo decía la frase clásica: «Al que no hace la cruz, se lo lleva el diablo»).

Otra voltereta

Siguen empujándolo en el último, que brinda al doctor García Padrós. El novillo embiste con emoción, le da un pitonazo en la rodilla; al final, lo entrampilla y sufre una voltereta. Pero mata muy mal.

Sólo la espada ha privado a Espada de abrir la Puerta Grande, por el conjunto de su actuación. Pero esta tarde dramática, que ha podido ser su tumba profesional, por el difícil reto, ha supuesto su nuevo lanzamiento. Así es el toreo.

Postdata. El miércoles, en el Congreso de los Diputados, se presentará una proposición no de ley –a iniciativa de Juan Manuel Albendea– para garantizar que los aficionados puedan asistir pacíficamente a las Plazas o a cualquier acto taurino. Se debía haber hecho antes pero «todo está bien si acaba bien». Exigimos respeto para nuestra Fiesta. Es una cuestión de libertad.

Ficha y partes médicos

5 Resultados

  1. ansilga dice:

    No señor Amorós, no fue sólo la espada lo que privó a Espada de salir por la puerta grande, fue la actitud prepotente y chulesca del presidente Trinidad que, en la tele se vio mejor que en la plaza porque ofreció unos primeros planos en los que se le veía con una sonrisa de suficiencia y desprecio hacia los espectadores, en una mayoría aplastante pedía la oreja y que él debió conceder como manda el reglamento de espectáculos taurinos; reglamento que él se pasó por el arco del triunfo. El reglamento se estableció para cumplirlo, no para que Trinidad y su asesor, Joselito Calderón, lo infringieran impunemente. Impunemente porque a ellos no les van a exigir responsabilidad alguna por el grave perjuicio que ha ocasionado al novillero en su carrera al negarle la salida por la puerta grande que le hubiese supuesto contratos y prestigio. Prestigio que se había ganado con “sangre, sudor y lágrimas”. Ya va siendo hora de que estos señores tengan algún tipo de sanción cuando incumplen el reglamento. Vervigracia, apartarle de la presidencia al menos temporalmente.

  2. Donhua Li dice:

    El presidente demostró tener afición y respeto por la primera plaza del mundo.

  3. joselito dice:

    Con todo el respeto Sr. Ansilga, que además suelo estar de acuerdo con todo lo que usted dice, Espada mató al sexto de un bajonazo infame. Por mucho que lo pida el público o más bien parte de él, ni en Madrid ni en ninguna plaza de primera se debe dar una oreja matando de esta manera. Por lo demás, olé por el chaval que superó con creces, una tarde que a muchos, incluso ya matadores, les habría venido grande.

  4. ansilga dice:

    Pues si incumpliendo el reglamento taurino vigente se está respetando a la primera plaza del mundo y despreciando olímpicamente la petición de oreja de la mayoría de la mejor afición del mundo se está dando muestra de tener afición … ¿ Afición a qué ?. A lo único que demostró tener afición es a ser el protagonista de la corrida y ayer a fe que lo consiguió de la manera más nefasta para la primera afición y la primera plaza del mundo.
    Donhua LI, si se toma la molestia de leer las declaraciones del ganadero comprobará la afición y los conocimientos que tiene el señor Trinidad López y su equipo de asesores y veterinarios. Le hizo traer treinta novillos para aprobar los más destartalados y fuera de tipo, hasta el punto que trajo dos que había decidido no llevarlos a ninguna plaza porque eran feos y grandones , que pensaba venderlos para correrlos por las calles y se los aprobaron los dos. O sea, que no hizo caso al ganadero que le indicó que estaban rechazando lo bueno que trajo y se quedó con lo malo, no hizo caso a los aficionados y consiguió joderles la tarde a los novilleros y a nosotros. Y todavía dice Vd que respetó,,, ¿ Qué y a quien respetó ?

  5. Ecuanime dice:

    El reglamento se usa según convenga. Que los veterinarios se carguen una novillada con pinta de embestir es perfectamente reglamentario. Que el público que mantiene este espectáculo pide la oreja mayoritariamente, pasamos del reglamento. Ojo, yo no pediría una oreja tras un bajonazo, pero el espíritu que recoge el reglamento es el de un público democrático. Sigamos tratando así a la cantera y ya veremos los toreros que vamos a tener el día de mañana. Yo como uno de los pocos aficionados que vamos quedando os digo que mi hijo será torero por encima de mi cadáver. No me voy a pasar media vida criandolo, enseñándole principios, pagando colegios para que, con 18 años le suelten un dinosaurio en Las Ventas y me lo maltraten los del 7 y un señorito anciano en el Palco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: