150707-GATOPARDO

Observatorio taurino: El espíritu del Gatopardo

Publicado en El Correo de Andalucía el 7 de julio de 2015

La oficialización de la nueva etapa de la empresa Pagés con Ramón Valencia al frente ocupó los principales comentarios del mundillo taurino en una semana en la que no faltaron los nubarrones negros

El espíritu del GatopardoEn las oficinas de Adriano llega un nuevo aire

Lo de menos eran los carteles de promoción. Habían sentado a los nueve chavales -arregladitos para la ocasión- en la primera fila del Salón de los Carteles pero la rueda de prensa convocada para presentar las novilladas estivales tenía aires de toma de posesión. Las preguntas de la prensa especializada iban a caminar por otro lado. Era la primera vez que Ramón Valencia comparecía solo ante la prensa y se le notó sinceramente emocionado al evocar a su cuñado Eduardo Canorea, que ahora mira por la salud y olvida en su soledad atlántica una lluvia de piedras que no siempre fue justa. Valencia se mostró firme -“Pagés es Pagés”- y quiso enviar un mensaje recalcado de continuidad familiar. Despejó esos rumores -no sabemos hasta qué punto interesados- que han acompañado la salida de su ya ex socio, que -así lo confirmó- se ha marchado de la empresa “al cien por cien” creando un nuevo reparto accionarial entre los herederos de doña Carmen Pagés en el que gana peso la familia Valencia Pagés, que comparte la propiedad con Mercedes Canorea Pagés, cuñada de la nueva -y por ahora única- cara visible de la empresa. Tampoco fueron casuales las apariciones de otros rostros que hasta ahora habían permanecido en la sombra. Es el caso de Laura Canorea, joven economista que gana peso en el organigrama de la casa que además es hija de Eduardo. Valencia sí rompió el tono cordial de su intervención para condenar las interpretaciones más o menos imaginativas de la salida de su cuñado. Su malestar era más que patente.

Carteles ‘repes’ entre Huelva y El Puerto

¿La imaginación al poder? No es el caso. El primer sábado de agosto se anuncian Ponce, Morante y Manzanares en las Colombinas de Huelva y al día siguiente se repite idéntico cartel en El Puerto, que reduce su oferta en calidad y cantidad invocando nosequé obras pendientes en el Coso Real. El caso es que se escamotean alicientes al menguante público que le gusta coger el coche y escoger cartel y restaurante. Y ya que andamos navegando por la desembocadura del Guadalete nos podemos hacer algunas preguntas. Si Tomás Entero, empresario del Puerto con Beca y Ortega Cano no pone a su torero -hablamos de Borja Jiménez- en una plaza en la que tiene mando en ídem… ¿dónde lo va a colocar? Lo dejamos ahí. Ya veremos lo que durá la unión. El caso es que el cartel repe nos sigue dando argumentos para divagar mirando al mar o al ventilador del techo. La repetición de nombres y la superposición de ferias con idénticos argumentos se prolonga lustro tras lustro. Hace falta aire fresco.

A. R. del Moral

A. R. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

1 Resultado

  1. joselito dice:

    Efectivamente. Ya cansa ver año tras año, a los de siempre toreando juntos lo mismo de siempre. Si no se abren los carteles y se da más cancha a otros encastes, esto aburre hasta a las ovejas porque siempre es sota, caballo y rey. Y luego los empresarios nos venderán la milonga de que tienen que reducir festejos porque no se llenan las plazas cuando ellos no están haciendo nada por darle a la afición ningún nuevo aliciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: