th (14)

Bitácora de América. Acho y su Feria: no dan la cara. ¿Maltrato a la afición peruana?

En Lima, la empresa, la Municipalidad, la Beneficencia, viven un mutis peligrosísimo, dados los antecedentes de los amigos ecuatorianos señores Salazar de la empresa de Acho, Citotusa. Antecedentes que nos revelan que ya antes en su natal Ecuador han “pateado el tablero” y enfrentado las consecuencias, cuando así lo han creído conveniente. Gestionar Acho con un extraordinario y escandaloso mutis a pocas semanas de la fecha límite para hacer viable y factible su organización, se puede interpretar, quizás, como una “tirada de toalla”, más aún cuando se revela que medio millón de dólares fue la pérdida del año anterior;  que Josefina Barrón está fuera de la cabeza visible de dicha organización “desde hace varios meses”;  que Defensa Civil de Lima puso costosas observaciones a la plaza el año anterior;  que el nuevo Alcalde de Lima (responsable de la administración de la Beneficencia, propietaria de Acho), el respetable señor Luis Castañeda Lossio, no es conocido precisamente por ser aficionado taurino;  que tampoco se sabe mucho de los toros españoles o mexicanos cuyo ingreso al país se estaba precesando;  que hace poco, en Las Ventas de Madrid,  Sancho Dávila, con vínculos a Citotusa, fue esquivo a proveer información cuando la periodista peruana Magaly Zapata lo abordó para obtener información de Acho y su Cuarto de Milenio.

Es como si uno va a comprar algo, y su proveedor le “empieza a dar excusas”, lo involucra en una demora atípica,  no lo enfrenta para no hacerle saber qué está pasando,  y Ud. empieza a sospechar que hay algo que no se nos quiere informar, e investiga para encontrar la razón verdadera.

Bueno pues, Quito: ya no está; Bogotá: ya no está; y Lima, la Plaza de Acho, enfrenta un mutis de sus gestores y de su Alta Dirección, llámese Alcalde de Lima y Beneficencia de Lima. Una plaza a punto de cumplir un cuarto de milenio el próximo 30 de enero del 2016,  con dos toreros  peruanos en la mejor campaña europea que se recuerde, Andrés Roca Rey y Joaquín Galdós, y una afición peruana expectante….. maltratada.  

Es menester desentrañar este enigma, cuando aún se está a tiempo de salvar la feria……queremos pensar. Gestionar es una ciencia, no es algo fortuito, hay un ABC, y cuando se trata de la Fiesta, hay antitaurinismo que se esconde cuando el apetito de ciertas personas es más que el cariño por la Fiesta. E invertir para perder no es una obligación, pero cuando hay un contrato para gestionar Acho por cinco años más, no hay posibilidad de dudar, salvo que se repita la historia con una empresa, Citotusa,  que ya demostró en Quito que para ellos prevalece la cuestión monetaria antes que sus compromisos con la afición taurina.  

Acaba de publicarse hoy un artículo importante de Magaly Zapata al respecto, cuyo extracto se anexa:  “Silencio nada inocente.  La cosa pinta fea muy fea. El silencio de Citotusa no sòlo es preocupante sino peligroso por perjudicial para nuestra fiesta nacional. En reiteradas ocasiones intenté o mejor dicho pregunté a los señores socios o gerentes de la empresa sobre avances pero los últimos correos o guasaps de las últimas semanas simplemente son ignorados. No hay ninguna información oficial. Solo rumores. Como alguno que incluso apunta al desconcierto ante el mutismo con su mismo operador en España. Es decir que internamente el ostracismo es total. Hay información que dice que sin embargo tienen al día sus pagos ante Beneficencia con lo cual el tema sería más enredado. Lo claro es que en España no hay contrataciones, que en Senasa habrían dado luz verde a la importación y que hasta el mes de mayo las gestiones al otro lado del charco se sucedían como que aquí a un ganadero le adelantaron un arras. Por eso y me pregunto ¿en qué momento se jodió todo? El otro escenario era la demanda de la empresa perdedora contra Beneficencia por vicios procesales en la adjudicación de Acho hace un año, me dicen que ese proceso estaría perdido. Entonces cuál sería la razón para que la empresa ecuatoriana abdique si, Acho venía siendo su negocio menor entre los muchos y muy rentables que llevan en el país y que incluso les permitiría poder evacuar dineros, “exportarlos” comercial, financiera y administrativamente para sanear las pérdidas de un ejercicio… Y entiendo también que no se meterían en Acho sin saber los números. El caso hoy, ahora, es que si la empresa aún gestora de la feria limeña por ser arrendataria de Acho no da la cara ni dice esta boca es mía, la responsabilidad de informar y explicar a la afición y opinión pública qué está sucediendo la tiene quien concesionó su gestión y la alquiló por seis años, ó sea la Beneficencia Pública de Lima. Su demora en decir algo sólo abona en la posibilidad de una resolución de contrato. De ser así estamos en total derecho los aficionados de saber cuáles habrían sido las razones, porque un culpable o responsable tiene que haber. Alguien que pague sus culpas. Y de ser así nos deben decir qué medidas van a tomar para que Acho tenga empresa que haga la feria 2015 y la de los 250 años como mínimo. El tiempo y la incapacidad de la gente que la maneja juega en contra. Hablen ya”.

Pedro Abad Schuster

Pedro Abad Schuster

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

1 Resultado

  1. Pedro Abad-Schuster Pedro Abad-Schuster dice:

    (artículo publicado el sábado 1/08/15.) Lima: Citotusa: en el umbral de la intriga. (Fuente: “del toro al infinito”/ “torosmas”, Ramírez y Pinto). La afición de Lima necesita una respuesta clara y directa de CITOTUSA.

    Se rumorea que el año pasado la empresa Citotusa tuvo un déficit por 600 mil dólares. Y hay ciertos pitonisos manifestando la renuncia de la empresa arrendataria.

    CITOTUSA: En el umbral de la intriga.
    • la empresa Citotusa ya presenta antecedentes que se pueden sustentar. Por ejemplo en su mismo país Ecuador. Los toros aún no están prohibidos en la capital Quito, es decir, si la Empresa Citotusa no da corridas es por decisión propia. En el año 2011 se dio la última feria en Quito, Citotusa no obtuvo los millonarios ingresos que había tenido años anteriores…
    Muchas veces, el silencio es la mejor medicina que hablar tanto y no hacer nada, pero cuando es prolongado y se acercan definiciones importantes, preocupa e intranquiliza y se respira un aire de inseguridad manifiesta. Esto es lo que está sucediendo con la empresa arrendataria de Acho, la ecuatoriana Citotusa. Se van tejiendo una serie de hipótesis, desde el desasosiego hasta las conjeturas e intrigas, simplemente por culpa del pronunciamiento de la misma. Se rumorea que el año pasado la empresa Citotusa tuvo un déficit. Y hay ciertos pitonisos manifestando la renuncia de la empresa arrendataria. La beneficencia propietaria de la plaza, parece estar muy tranquila, pero a dos meses del inicio de la feria y cinco del aniversario de los 250 años del coso rimense, la institución benéfica estaría más que preocupada. Hasta el momento no hay ningún interés de la empresa en abrir el abono. El permiso para la libre importación del ganado español por parte de la institución Senasa está dado ya más de quince días, pues entonces ¿que pasa? ¿que es lo que está sucediendo?.

    Ahora si de renuncia se habla, parece que la empresa Citotusa ya presenta antecedentes que se pueden sustentar. Por ejemplo en su mismo país Ecuador. Los toros aún no están prohibidos en la capital Quito, es decir, si la Empresa Citotusa no da corridas es por decisión propia. En el año 2011 se dio la última feria en Quito, Citotusa no obtuvo los millonarios ingresos que había tenido años anteriores, entonces decide lanzar nuevamente el piloto de la feria 2012, y, al ver que nuevamente la cosa se ponía difícil en cuanto a la taquilla, decidió suspender esa feria aduciendo que por proteger a los aficionados de los antitaurinos y por respeto a la afición y a la fiesta, lo cual fue una cortina de humo. Señores respeto a la fiesta es luchar con el alma para que las tradiciones no se mueran. Es que no es triunfo de los minúsculos antitaurinos, ni de ningún otro movimiento, ni del gobierno, ni del municipio; es la propia empresa, la que “suspende” la realización de la feria más importante del Ecuador como la Del Cristo del gran Poder de Quito, el prejuicio viene desde adentro, y han dado varias justificaciones, que deberán ser probadas en su totalidad por la transparencia de la empresa.

    El estamento taurino ecuatoriano ha reaccionado, el gremio de la unión de toreros, los ganaderos de lidia, la afición ecuatoriana, la prensa especializada comenzó a movilizarse y en los próximos días habrían novedades. No se puede tomar una decisión de esa magnitud, olvidándose de todo el universo relacionado a la fiesta brava en Quito. Esto no es un negocio, es una pasión, es una tradición centenaria. El estamento ecuatoriano se está dando un compás de espera para analizar las acciones y consecuencias que se vienen por esta decisión de parte de la empresa Citotusa. Con estos antecedentes puntuales, ¿que es lo que la afición peruana se puede imaginar?, si ya estamos en agosto, y no hay un pronunciamiento de la empresaCitotusa, no se sabe lo que pueda suceder, lo que puedan estar ocultando, o lo que pueda estar pasando en dicha empresa.

    El diario Expreso, en su edición del día 27 de julio, advierte claramente lo que podría suceder, y en donde manifiesta que la empresa Citotusa, el año pasado ha perdido 600 mil dólares y que es algo muy preocupante para su rentabilidad. Se puede deducir que más cómodo le saldría pagar la penalidad anotada en el contrato de arrendamiento, lógico en una posible trama de renuncia. Lo otro es que, sería una salida más alturada, más elegante y victimizada, si el fallo judicial le sale favorable a la empresa Villafuerte, según el diario Expreso.

    Todos estos supuestos se deben dilucidar, la primera semana del mes de agosto. Por lo pronto y con prisa, la beneficencia propietaria del coso rimense debe ya salir de su letargo y pronunciarse sobre el mutismo y la situación de la empresa Citotusa. Ahora de la empresa como tal se espera reflexione y se pronuncie, y demuestre que también tiene afición, por su lucha para que nuestras tradiciones no mueran. Quien escribe este artículo lo hace con la verdad y sana intención de preocuparse por la realización de la feria 2015 y los 250 años de aniversario del coso bajopontino. Como dige anteriormente sólo son supuestos. Si la empresa Citotusa revierte éstos, Acuarelas Taurinas sería la primera en felicitar a la empresa y por el bien de la fiesta.

    ¡Pero ya pues Oiga, hasta cuando!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: