OBJ3411767_1--644x362

Valentísimo, oportunísimo, clarísimo y…modernísimo Castella

Va a ser el triunfador del 2015 fuera y dentro de los ruedos. En San Isidro con 11 muletazos puso en pie a Las Ventas y ahora en el agosto taurino le aplaudimos todos por su carta perfecta de recuerdo y defensa de nuestros derechos, aficionados o no a los toros, los derechos de todos los ciudadanos y nos dice la fórmula para triunfar : “llenemos las plazas, tomemos las calles, son tan nuestras como de los prohibicionistas. Y nosotros somos más” y para remate esta otra frase perfecta : “. No hay mayor verdad que la de un hombre ante un toro bravo. En nuestra mano está que no nos la quiten”.

Carta asombrosa. Enhorabuena para él y los que le ayudaron a redactar este manifiesto completo, con teoría y práctica. Con inteligencia y corazón.

El domingo mi hijo Jesús desde Londres, castellista de siempre mientras yo le decía que se fijara también en otros toreros, me alerta. Vaya carta de Castella en “El Mundo”. Y mi otro hijo, el mayor, me va diciendo todo el revuelo que se está armando en las redes sociales. E incluso su jefe, un muy importante empresario de ocio en Madrid, le manda un whatsapp adhiriéndose al “Llenemos las plazas…”. Y los cito a los dos, no porque sean de la familia, tampoco son aficionados de todos los días sino de los acontecimientos, sino jóvenes que siguen lo importante del baloncesto, del fútbol y de toda la élite. Y Castella ha entrado en la élite por ser valentísimo, oportunísimo, clarísimo. La sociedad agradece mucho ahora, con tantos políticos mentirosos, que se le hable claro. De verdad.

Con Castella me equivoqué a principio de temporada. Llevaba varios años algo rutinario y critiqué que le dieran tres de San Isidro basándome en que el apoderado, el nuevo apoderado que tanta suerte o sabiduría les da a los toreros que dirige, fuera el empresario de Las Ventas y pensando que le había dejado Luis MiguelLozano por El Juli. Rectifico y pido disculpas ante los acontecimientos. Los periodistas, como seres humanos, también nos equivocamos. Muchos no se disculpan después. Yo sí. La temporada de Castella –manifiesto aparte- es estupenda. El motor de Madrid le da fuerzas para triunfar donde va.

Errores  periodísticos hay muchos. El mayor que recuerdo es tras la muerte de Juan Pablo I, desaparecido súbitamente al muy poco tiempo de su elección. El colectivo de especialistas periodísticos vaticanos dijo : Habrá un cónclave largo (duró dos o tres días…) y es seguro que el Papa seguirá siendo italiano (fue polaco…). Y cuando el camarlengo dijo el apellido del que iba a ser proclamado nuevo Papa Juan Pablo II, la popular Paloma Gómez Borrero repitió : es negro, es negro, es negro…cuando era –como se vio muy poco después- más blanco que la leche…

Si me pasa a mí, me echan del periodismo al minuto siguiente. A unos les perdonan todo y a otros los masacran al primer fallo. Paloma debe tener bula (naturalmente vaticanista o de la paloma del Espíritu Santo) por lo que sigue en las televisiones a ya muy avanzada edad.

El martes viniendo de Madrid a Benicassim, después de una muy agradable estancia en Jávea, me leí la carta de Castella 15 ó 20 veces más porque n o conducía. En la primera parte, impecable, alude al pueblo español defensor de las libertades “ y, ahora, sinceramente, no lo reconozco”. Recuerda después todos los derechos legales reconocidos en Europa y España, que no se cumplen. Y se lamenta de que las libertades sean vulneradas, los insultos y acosos permitidos y no amparado su trabajo del      que vive él y su familia.

Y después, animando a la acción a un colectivo muy pasota y hasta cobarde : “Se acaba el tiempo de la vergüenza o se acabará el nuestro. Primero cercenarán nuestra libertad y después seguirán muchas otras”.

Castella, también modernísimo, sí. “Modelno”. Como se decía antes, in. Publicidad para atraer a su corrida del 16 de agosto en el Puerto, Puerto de Santa María. Como si fuera un modelo. Foto con montera y el torso desnudo. Modernísimo todo.Y en las manos tres dedos abiertos, tres más tres, seis, los que va a matar como único espada. Único.

Lo del toreo externamente tiene que cambiar. Ahí tienen a Manzanares haciendo de modelo supermoderno y siendo también figura en las redes sociales. Lo de Castella es un buen salto hasta tal punto que mi hijo Jesús, el de Londres, el seguidor de Castella, me escribe un whatsapp para decirme que parece un flyer  de Chueca como protagonista del cartel del Puerto. O sea, una invitación como muchas de las colgadas en los bares de este barrio madrileñopara cualquier evento de los que se tienen por lo más progre. Y así los contempla la sociedad, con mejores o peores ojos pero ahí están.

Me duelen los dedos de teclear que lo que no puede cambiar nunca es un verdadero torero frente a un toro verdadero, muchas de las demás cosas sí. No es que deben, es que son ya necesarias y se pueden convertir en imprescindibles para el futuro del toreo.

Otro sí para Castella en su año dulce del 2015. Me alegro y lo proclamo. Como persona, profesional del periodismo y aficionado a los toros. Torear seis en el Puerto, Puerto de Santa María, a beneficio de los niños, es otro gran gesto. Que siga la  temporada ejemplar 2015 para Castella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: