FOTO PONCE BILBAO EN REDONDO 2008

Por qué seguimos hablando de Enrique Ponce

Porque continúa en plena actividad y, sobre todo, porque cada año está mejor, sin que por el momento podamos saber cuáles serán sus límites, tanto en el plano profesional como en el artístico.

Y porque el caso de Ponce no tiene término de comparación con ninguna otra gran figura de la historia, incluidos sus coetáneos. Lo más lógico habría sido que alguno de estos últimos hubieran conseguido terminar con su larga permanencia en la cumbre. Era una ley de vida que no se cumplió ni se cumple en su caso pese a los 26 años que lleva como matador de toros ininterrumpidamente. Tuvieron tiempo y ocasiones para lograrlo. Lo intentaron algunos – muy pocos -, frente al toro. Pero como no hallaron modo ni manera de logarlo en las plazas,  últimamente no cesan de zancadillearle en los despachos en su maligna intención de quitarle de en medio. Prefieren no tener que soportarlo. Baldío propósito porque a medida que transcurren los años parece que el tiempo pasa para todos menos para Ponce. No han podido destronarle y esta impotencia es, precisamente, la que más les hiere en su ego y la que más envidia les provoca.

De sus detractores en la crítica – ha tenido muchísimos que le daban hasta en el carnet de identidad -, la mayoría han terminado por rendir sus armas. No les ha cabido más remedio. Y sus adversarios de entre la afición cada vez son menos aunque quedan. Les consuela meterse con los que le defendimos desde sus comienzos hasta ahora. Quizá sea quien esto firma uno de los más atacados.

Mis lectores no tienen ni la más remota idea de la enorme cantidad de comentarios que tengo que enviar a la papelera por los insultos, desprecios y pesadas bromas que me profieren a cuenta de Enrique Ponce.

Quizá muchos ignoran que la inmensa mayoría de los más grandes toreros de las pasadas épocas, sufrieron ostensibles decadencias en sus últimas temporadas sin más excepciones que los que vieron truncadas sus carreras por haber muerto prematuramente por causas naturales o en la plaza víctimas de un toro, dejando sin despejar la incógnita sobre cómo hubieran terminado sus carreras de haber permanecido vivos.

Aunque la precoz maestría de Ponce la mantuvo y la acrecentó frente cualquier clase y condición de las reses de lidia a las que tuvo y tiene que enfrentarse, ha sido en su  estilo en lo que más ha evolucionado en su permanente búsqueda de la perfección. Hubo unos años en los que dijimos que Enrique Ponce estaba por encima del bien y del mal. Pero la insólita regularidad de sus éxitos tan solo limitados por fallos con la espada, su incólume afán competitivo, su indeclinable amor propio pese a las gravísimas cornadas que ha padecido sin que ninguna haya mermado ni un gramo su natural y excepcional valor, son las razones de haber atravesado una frontera que parecía infranqueable hasta llegar él.

He tenido recientemente la ocasión de verle actuar en dos pueblos andaluces: el sevillano de Utrera y el cordobés de Cabra. Lo de menos es haber cosechado en ambos festejos siete orejas y un rabo. Lo importante fue verle tan dispuesto en todos los aspectos como en cualquier plaza de primerísima categoría. El Ponce de Utrera y de Cabra fue el mismo que el de sus mejores tardes de este año en los escenarios más exigentes.

Hace ya bastante tiempo que se ha dado en decir sobre Ponce que se “inventa” toros cada vez que cuaja grandes faenas a reses que en otras manos no hubiera pasado de trasteos meritorios cuando no imposibles. Ciertamente es Ponce quien más toros se ha “inventado”. El término proviene, precisamente, de sus muchas obras cuasi milagrosas. Pero es que “inventarse” un toro, en su caso, no solo trata de dominarlo, de someterlo, de poderlo en los casos de reses difíciles que terminan embistiendo como corderos, también de lograr que reses de escasa cuando no nula fuerza, la recobren. Y sobre todo, que a la mayoría, tanto a los malos como a los nobles, termine toreándolos con despacioso relajo, adecuado temple, exquisita factura y la natural facilidad que es lo que más le distingue de los demás. Tanto es así que muchísimos malos toros, bien sea por su genio o por su debilidad, son aplaudidos en el arrastre gracias a como los ha entendido Ponce.

Por eso los ganaderos le admiran, sabiéndole salvador de muchos desastres aunque en voz baja se quejan de que Ponce explique en sus declaraciones posteriores a la lidia cómo fueron y cómo arregló los defectos de sus toros si los tuvieron. Y el caso es que nunca se guarda para sí el cómo y el por qué lo consigue. Lo explica cual libro abierto que, por cierto, es tan fácil de comprender como difícil de llevar a la práctica.

Sé perfectamente que estas líneas me van a acarrear más insultos y desprecios.  Me da igual. Estoy acostumbrado. Siempre me ocurrió con los que fueron mis toreros predilectos.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

19 Resultados

  1. Pedro Asín dice:

    ¿Cuándo escribirá un libro sobre el maestro Ponce? Aunque hay varios aún no ha sido publicado un libro de la categoría que se merece. Creo que sería el libro taurino más vendido de la Historia siempre y cuando lo escriba alguien de la categoría del señor Del Moral.

  2. Marco Vogel dice:

    Soy perfectamente de acuerdo con Usted José Antonio. Mi torero es y serà siempre Enrique Ponce. He venido desde Suiza, mi pays, para ver por primera vez unas corridas en la ultima feria de Bilbao. Claro que escogí las dos donde actuaba el maestro. Non cabe duda que con el alternaba la flor de la torería actual. Pero por lo que se refiere a toros para mi ha sido una gran deception. Tambien en el mitico Bilbao ahora corren toros que non dan emocion ninguna quando torean las figuras. Esto es muy triste.

  3. Samuel Becerro dice:

    Yo creo que el argumentario laudatorio más utilizado con Ponce casi siempre es torticero. Se nos viene a decir que Ponce es el mejor porque es el que más dura. Pero no se dice cómo dura y por qué. Dura porque desde hace cincuenta años el toreo no tiene la suficiente “fuerza social” como para echar a nadie (en los tiempos del Guerra esto no era así, no había tanto fútbol, televisión, oferta de ocio), las plazas ahora se medio llenan de público ignorante que lo único que espera es que la corrida se acabe pronto para ir a contar que fulanito ha cortado dos y una. El aficionado no tiene voz y apenas vota, no tiene más remedio que tolerar esos nombres prehistóricos en los carteles de muchas ferias, se ha doblegado al sistema por indefensión y desencanto. Si a Ponce alguien le pone zancadillas es porque él ya no puede ponerlas antes. El poder, dicen, desgasta mucho. Yo no sé cuánto ha mandado Ponce o cuánto manda ahora, pero en mi opinión es el torero que mejor se ha adaptado a la imparable decadencia que asola el toreo, quizás porque él mismo lleva más de diez, quince años, deslizándose y deslizándose por una espiral interminable y rutinaria. A Ponce no se le echa porque tampoco importa mucho que esté, nadie va a acudir en masa para verle torear a estas alturas y nadie va a dejar de ir porque esté anunciado. No sé si me explico. Indiferencia, pues.

  4. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Su derrotista teoría indica que a usted ya no le gustan los toros. No sé si ya es mayor o padece una vejez prematura. Lo mejor es que no vaya más a ninguna corrida.

  5. Ronnie dice:

    Muy bueno. Lo que más me gusta de esta web son las respuestas de su dueño a los comentarios que le incomodan. Se ve que es una persona de otra época. Lo que si me resulta curioso es que todos los amigos toreros de Del Moral han sido figuras máximas y ninguno torero de segunda fila, aunque sea por equivocación. También es verdad que algunas de sus “bestias negras” (Joselito, José Tomás Juli) son o fueron grandes figuras. Muy raro todo ésto, me tiene realmente intrigado

  6. joselito dice:

    En primer lugar vaya por delante que me siento orgulloso de que un paisano mío sea la figura más longeva de la historia del Toreo. Ahora bien, ¿Por qué ninguna otra gran figura de otros tiempos fue capaz de torear los años que lleva oreando Ponce sin arrastrarse por las plazas? Pues por el tipo de toro que se torea ahora, que no tiene nada que ver con el que se lidiaba en décadas anteriores. Estamos ante el toro más bravo y probablemente más grande (que no de más trapío) de la historia. Pero también estamos ante el toro más blandito y bobalicón de la historia. El exiguo número de cornadas que llevan las figuras actuales respecto a figuras de otras épocas lo demuestra. Ponce tiene 45 años y sigue toreando con dignidad por sus conocimientos de la Tauromaquia y porque el toro del encaste predominante, plantea muy pocas dificultades a los matadores actuales. Este toro, el de origen Domecq, es el que permite a Espartaco triunfar en Sevilla con más de 50 tacos y unos cuantos años sin torear. Es el que permite a mi admirado Ruiz Miguel torear hasta pasar de los 60. Es el que permite a un torero como José Tomás, reaparecer cuando le da la gana y cosechar éxitos clamorosos. Es el que le permite al Soro, a Juan Mora, a Frascuelo, al Pana… querer seguir toreando pese a sus edades y limitaciones físicas. Con el toro de hace unas cuantas décadas, mucho más pequeño y menos bravo pero más ágil, resistente, nervioso, agresivo y listo, probablemente, ninguno de todos los que he citado se plantearía volver o seguir en los ruedos porque se expondrían al ridículo o a una buena cornada. No pretendo quitarle méritos a Ponce, que los tiene, sobre todo por su vergüenza torera, su domino, su técnica, su valor sereno… Pero con un toro que lo pusiera en más aprietos dudo que siguiera en activo después de todo lo que ha logrado a nivel profesional y económico. Pero con este toro, podrá torear hasta cuando le de la gana. Y creo que no será el único. El Juli, Morante, Castella y compañía van tan “sobraos” con los toros que lidian que no me extrañaría que sigan toreando pasados los 50 años y si no, al tiempo. Si hasta los novilleros hoy en día salen de la plaza con el traje de luces limpio y yo recuerdo que de niño (en los años 70) veía a los novilleros más tiempo “volando por el aire” que con los pies en la arena. Claro que entonces se lidiaban novilladas (y corridas incluso para las figuras) de Vega Villar, de Urcola, de Gamero Cívico, de Pedrajas… y de Domecq de los de antes, que este era un Hierro duro y encastado hasta que el “iluminado” de la familia, que en Gloria esté, los convirtió en “colaboradores” Así está la cosa. Por tanto, debido a sus cualidades toreras y mientras le sigan “fabricando” sus Garcigrandes a medida, no me extrañaría ver torear al Juli hasta pasados sus 60 años. Y tendrá su mérito como también lo tiene Ponce. Y su riesgo, que un toro siempre es un toro. Pero al César lo que es del César y con este toro, no con el que tenían, Guerrita, Lalanda, Belmonte, Pepe Luis, Camino, Viti y tantos otros Maestros, a lo mejor también habrían toreado hasta los 50 y sin arrastrarse.

  7. Arturo Sanchez dice:

    Buenos días a todos. Don Samuel yo sinceramente alucino con lo que a dicho, ¿que el toreo no tiene el suficiente empuje social para retirar a nadie? ¿Acaso cree usted que empresas y compañeros suyos si pudieran no lo habrian hecho ya? Lo que ocurre es que no pueden, si empresas y figuras que son los mayores interesados en que Ponce caiga no lo consiguen ¿como va a conseguir eso el empuje social? Supongo que ese empuje se refiere a los aficionados ¿verdad?
    Don Enrique Ponce es uno de los 5 toreros más importantes de la historia, y yo dada mi edad es el mejor torero que e visto en mi vida. Decia Don Jose Antonio del Moral que lee a muchos escribir que Ponce se inventa toros.. Para mi eso es una estupidez, no es que se los invente, lo que ocurre es que tiene una ciencia, una técnica y una capacidad lidiadora tan excelsas que solamente él es capaz de ofrecernos lidias decorosas ante toros ruines, y por supuesto solo él es capaz de cuajar como nadie hace al que es bravo y encastado. Es increible que a Ponce no se le dé el reconocimiento que merece, porque no hablo de reconocerle como figura sino de reconocerle como uno de los mejores toreros que ha habido en la historia y sobretodo de reconocerle todas sus gestas. Somos unos auténticos afortunados de que Ponce sea contemporaneo nuestro y aún más afortunados de poder seguir disfrutando la prolongación de su carrera tras 25 temporadas como máxima figura. Una figura que a hecho todo lo que las grandes figuras de la historia hacian, esto es: torear indesmayablemente año tras año en los sitios de responsabilidad
    No vetar a ningun compañero que viniese arreando y torear con las figuras cada año
    Matar todo tipo de encastes, por eso a Ponce le valen muchos más toros que a los demás
    Y por supuesto triunfar con una regularidad asombrosa, y eso que la espada tantas veces por desgracia a fallado, sino posiblemente ostentaria unos records de triunfos practicamente imposibles de igualar…
    Esta web es la única que reconoce al señor Ponce lo que es y lo que a hecho, por eso queridos amigos cuando uno (jose antonio del moral) se desvia del rebaño de los intereses y la manipulación y sirve a sus lectores fielmente en vez de servirse de ellos se le insulta y se le trata de ridiculizar o desprestigiar. Hoy dia solo hay dos críticos honrados que estan a favor de sus lectores y de la verdad que son: Jose antonio del moral y andres amoros el resto estan de parte de los medios y de los intereses de los taurinos y esto hay que decirlo asi de claro.
    Un fuerte abrazo a todos y VIVA ESPAÑA y su FIESTA

  8. aficionao dice:

    Niego la mayor, Ponce está reconocido, no sólo en el ámbito taurino sino en general. Lo que es imposible es no tener detractores, los ha tenido cualquier figura de cualquier disciplina. Eso es así, y no sólo en España. Sin ese reconocimiento general es imposible mantener en lo más alto por muy bueno que seas en la disciplina correspondiente

  9. Pedro Asún dice:

    Estoy totalmente de acuerdo con lo que dice Del Moral, con su nuevo pseudónimo de “Arturo Sánchez”. A ver qué contesta Ángel Conejo. Cómo están las cabezas, señores.

  10. angel conejo dice:

    Querido Pedro Asun. Creo que es el momento ideal y mas adecuado para zanjar definitivamente esta estupidez de los pseudónimos generada erróneamente desde hace un tiempo en esta pagina. Esta web,creada y potenciada por un ilustre y prolífico periodista taurino llamado Jose Antonio Del Moral,no tolera las chanzas, comentarios envenenados y jacarandas sin fundamento. La seriedad del fundador y el resto de sus humildes colaboradores están por encima por catadura moral y prurito humano y profesional,de estas lindezas. Arturo Sánchez es uno de nuestros seguidores mas puntuales y regulares de esta web. Tiene suficiente criterio y conocimientos como aficionado para manifestarse libremente . Sin ninguna necesidad,ni el,ni yo,ni,mucho menos DEL MORAL, en encubrirse bajo ningún pseudónimo. ¡¡¡Basta ya de estulticias¡¡¡. Los pseudónimos para los mediocres y los cobardes. Dicho queda.

  11. Ronnie dice:

    Angel Conejo, entono el mea culpa porque en su día también comenté que su nombre era un pseudonimo del Sr Del Moral. Lo hice porque estaba convencido, sin mala intención ni ánimo de faltar al respeto. Pido disculpas por afirmar algo que no era

  12. Arturo Sanchez dice:

    Señor Pedro Asun le puedo asegurar y dar mi palabra de honor de que yo soy realmente un humilde aficionado seguidor de esta web desde practicamente sus inicios. Le debo decir que me ha afectado profundamente que usted dude de mi identidad y piense que bajo mi nombre se esconde Jose Antonio del Moral, y le digo que me ha afectado mucho porque ha sido mi primer comentario desde que estoy 100% recuperado, llevaba desde la pasada feria de Abril sin escribir debido a un desgraciado accidente de trafico que casi me quita la vida y me ha tenido en coma muchisimas semanas, he tenido suerte y gracias a Dios sigo vivo y no tengo secuelas graves que me impidan seguir haciendo mi vida normal como antes del accidente. Otra gente por desgracia no puede hablar como yo tras sufrir un accidente de trafico. Mi hermana que también es muy aficionada y fiel lectora de Jose Antonio del Moral fue la que hace unas semanas anunció en esta misma web la buenanueva de mi salida del coma y posterior recuperación. Por ello me ha afectado mucho que usted haya insinuado que soy un falso comentarista cuando tantas veces he opinado y expresado mis impresiones en esta web. Agradecerle al señor Ángel Conejo sus palabras hacia mi y decirle que para mi usted es otro majestuoso aficionado que además posee una pluma envidiable. Buenos días a todos.

  13. angel conejo dice:

    Un sincero y fuerte abrazo para Arturo Sánchez por parte de Jose Antonio Del Moral y Angel Conejo. Nos alegramos enormemente de su recuperación. Mucho animo y mucha precaucion al volante. Querido Ronnie: Disculpas aceptadas. Siga participando y colaborando con esta web.

  14. Marco Vogel dice:

    No soy contento cuando leo algunos comentarios. Creo que esta web non es como otras, es para hablar en libertad como su nombre, creo que no hay mala intencion aunque a veces parece si hay. Por favor hablemos de nuestra pasion.

  15. Pedro Pablo dice:

    Hay que reconocer que, por las cosas que se dicen y cómo se dicen (por la escritura se reconoce a la gente) a veces dudamos muchos… Pero a mí no me importa, ojo.

  16. aficionao dice:

    Suerte y feliz recuperación Arturo

  17. Chris Brant dice:

    Todo el mundo ve lo de Ponce salvo Fausto Cutiño! Grande torero!

  18. Ronnie dice:

    Esto empieza a ponerse feo. No he escrito Este último comentario, alguien ha usado mi nick. Está muy feo suplantar a otros, pero ustedes deberían controlar mejor a los intervienentes

  19. Chris Brant dice:

    He mandado un comentario hace un par de horas y después de estar pendiente, “en lista de espera”, finalmente no ha sido publicado. En dicho escrito pongo de manifiesto que las palabras que se me atribuyen en el comentario de las 14:49 no han salido de mi pluma/teclado, sino que se trata de una suplantación de identidad. Quienquiera que haya sido el impostor, incurre en un error: Fausto Cutiño ve lo de Ponce. Faltaría mas. El problema es que el diablo le tiene las manos atados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: