fandiii

2ª de la Temporada Grande en La México. Esfuerzo sin triunfo

Como era de esperar  y quizá hasta la propia empresa lo pronosticó, tomando en cuenta que este fin de semana se llevó a cabo en la Ciudad de México el Gran Premio de Formula 1, bajó considerablemente la entrada.   Aproximadamente unas siete mil personas se dieron cita para presenciar un gran duelo de banderilleros Alfredo Rios “El Conde” (verde esperanza y oro); Uriel Moreno “El Zapata” (corinto y oro) y David Fandila “El Fandi” (naranja y azabache) acompañados del rejoneador Horacio Casas y de los Forcados Hidalguenses, para lidiar un encierro de Lebrija, justo de presencia, con poca fuerza, falto de casta y sin juego, lo que impidió el lucimiento de los coletas.

El Conde despachó el lote menos malo de la tarde; con el primero de su lote estuvo variado con el percal puso los palos sin lograr emocionar fuerte al tendido; desarrolló un trasteo de altibajos donde por momentos corrió bien la mano pero después perdió ligazón y el público no logró entrar de lleno a la faena.  Un trasteo intermitente a media altura con un torero que durante la tarde no dio ese algo que se necesita para motivar al público, dejó estocada desprendida y trasera. Leve petición y todo quedó con un saludo en el tercio. Con el segundo de su lote, El Conde destacó con un complicado quite por gallosinas, a pesar de lo vistoso que es ese quite, el público no logró entregarse.  Un tercio de banderillas sin más pena que gloria precedió a una faena larga, nuevamente intermitente, si bien hubo muletazos muy templados, éstos nunca se estructuraron en una faena ligada y por lo mismo se perdieron en el olvido. Estocada delantera de efectos fulminantes, otra vez petición y de nueva cuenta todo quedó en saludos en el tercio. Podrán existir reproches al Juez por no haber concedido los apéndices pero desde mi punto de vista fue acertado que la autoridad guardara el pañuelo.

El Zapata se abrió de capa de manera variada, de rodillas, con giros y soltando el capote a una mano.  Quito por chicuelinas para después tomar los palitroques.  Clavó con vistosidad un par de banderillas de nueva creación llamado “la Carrillera”, la emoción lo llevó a darse su vuelta al ruedo.  La algarabía lograda en el segundo tercio se vino a menos cuando El Zapata no pudo estructurar una faena con la muleta. El toro pasaba con velocidad por el lado derecho, no se pudo templar y la faena no pudo llegar. Despachó al toro con tres cuartos de estoque tendido y se fue en silencio.  Con el segundo de su lote, la misma historia, variado con el capote, un tercio emocionante de banderillas,  destacando al capote providencial del Fandi, el cual le permitió al Zapata salir airoso de un quiebro al hilo de las tablas. Como ocurrió con el primero de su lote, el astado no le permitió lucir con la muleta y todo quedó en un esfuerzo del Zapata por agradar. Dejó media en buen sitio y fue necesario recurrir al descabello. Se fue al burladero con algunas palmas.

El Fandi no tuvo enemigos que le permitieran lucir como le conocemos.  El Fandi es un profesional que cubre con soltura y variedad los tres tercios. Con el primero de su lote, el Fandi no se acomodó con el capote, cubrió con facilidad el segundo tercio, faltó emoción, pero el toro parado no le permitió lucir como hubiese querido.  Con la muleta poco pudo hacer, una faena sin temple y rematada con rapidez.  Se fue en silencio.  Con el último de la tarde el Fandi parecía que tendría más tela de donde cortar. Se lució con un quite por Zapopinas antes de clavar cuatro pares de banderillas.  Un tercio vistoso que parecía el preludio de la faena salvaría la tarde. No fue así, solo el esfuerzo y la voluntad del Fandi se hicieron presentes, dejó constancia de su valor pero nada suficiente para conseguir un triunfo. Esta vez se topó con toros que no le permitieron lucir. Se fue con palmas.

Abrió plaza el rejoneador Horacio Casas, quien estuvo variado clavando con acierto el rejón de castigo y los pares de banderillas. Por momentos escuchó los primeros aplausos del respetable pero su actuación no trascendió debido a las fallas con el rejón de muerte.

El próximo domingo se espera una mejor entrada con el mano a mano de Julián Lopez “El Juli” y Octavio García “El Payo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: