pepelimeno

Murió Pepe Limeño, la bondad personificada

No sabía que estaba gravemente enfermo y hacía bastante tiempo que no le veía en ninguna parte. Pero esta larga ausencia de nuestros muchos encuentros, no ha limitado el afecto que mantuvimos sin una sola mácula. Pocas personas tan intrínsecamente buenas y afables he conocido en el mundo taurino como Limeño. Creo que esta opinión es compartida por todos los que le tratamos y conocimos.

Como torero, siempre recordaré sus triunfales tardes en La Maestranza frente a las corridas de Miura. Con estos éxitos arregló cuatro ferias de Sevilla que, sin su presencia, hubieran sido olvidables. Como persona, ya lo he dicho: Un santo en vida. Como taurino, jamás creó problemas. Fue un remanso de paz. Estoy seguro que en el Cielo estará junto a los mejores.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

1 Resultado

  1. Aficionao dice:

    Bonitas palabras José Antonio. Descanse en paz Torero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: