11366836w

11ª de la Temporada Grande en La México. Obsequios navideños para Angelino

A pesar de que fue la última corrida del año, los asiduos y los aficionados de provincia que acudieron al coso alcanzaron un aforo de aproximadamente cinco mil personas.  En el cartel se anunció a Victor Puerto (rosa de palo y oro), José Luis Angelino (malva y oro) y Pepe López (turquesa y oro) para lidiar un encierro tlaxcalteca de De Haro.

El encierro decepcionó en presencia y en juego, si bien mayoría de los astados fueron al caballo no debe pasarse por alto que al último de la tarde fue necesario ponerle banderillas negras en señal de mansedumbre.  También es importante mencionar que se lidió un toro de San Marcos corrido en segundo lugar, que por cierto, fue el mejor presentado de la tarde. Es una lástima que en estas ocasiones que se puede lidiar un toro mejor presentado los ganaderos envíen toros de poca presencia y con dudosa cornamenta. Mal por ellos pues dejan pasar una oportunidad importante para mostrar lo que debe ser un toro bien presentado y en puntas. Al final estos ganaderos caen en el juego de algunos de sus colegas y terminan enviando al toro chico ya característico de las figuras.

Poco que reseñar en una tarde en que la mayoría del público vino de fuera y eso marcó el rumbo de la corrida. Victor Puerto estuvo fuera de sitio y hasta temeroso, por ello fue ampliamente abucheado y sus toros inexplicablemente aplaudidos. Victor Puerto estuvo voluntarioso con el capote sin embargo el toro le hizo algún extraño y ahí se desconfió. Esa desconfianza lo llevó a intentar lidiar al primero de su lote sin éxito, injustos gritos de “toro” se escucharon en el tendido. Se tiró a matar de manera defectuosa, escuchó un aviso y se despidió con pitos.  Nada pudo hacer con el segundo de su lote, otro toro complicado con el que pasó la gota gorda y con el público a la contra. De nuevo lo despachó sin más y se fue otra vez con pitos. Mala tarde de Puerto.

Angelino recibió una oreja de su primero y otra de su segundo a pesar de haber pinchado. Ambas orejas sin peso alguno, no se puede comparar las faenas por las que dieron solo una vuelta al ruedo Fermín Rivera y Fabian Barba. Lo de hoy realmente fue un obsequio navideño y un supuesto triunfo que queda solo en la estadística pero que no dice nada y que seguramente no trascenderá para el futuro de Angelino.   Angelino estuvo voluntarioso, toreando en todo momento para un público de plaza de segunda o tercera, sus trasteos vistosos pero sin calidad alguna. Al primero no le hizo nada, ni siquiera lo intentó por izquierda, pases aislados pero como dejó una estocada entera el público pidió la oreja que fue obsequiosamente concedida. La estocada fue trasera y por sí sola no merecía la oreja.  Con el segundo tuvo mejores momentos pero tampoco fue una faena con estructura, toreó para el tendido y seguramente paisano suyos fueron los que le apoyaron para pedir la oreja a pesar de que ya había señalado un pinchazo y había dejado estocada trasera. Un triunfo engañoso pues la verdad es que en otra tarde con estas faenas se sale cuando mucho a saludar en el tercio.

Pepe López mostró lo poco toreado que está. A su primero poco le pudo hacer no se acomodó y optó por deshacerse del bicho pronto. El segundo de su lote un toro que manseaba le pudo sacar algún pase que fue coreado. Dejó pinchazo y luego una estocada y se fue con palmas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: