170116c38bda4d8med

14ª de le Temporada Grande en La México. Puerta grande llena de arte para Morante

Subió el aforo, todo indica que el de la Puebla tuvo más arrastre y provoco una mejor entrada. Aproximadamente  trece mil personas se dieron cita para ver a Morante de la Puebla,  Octavio García “El Payo” y  Fermín Espinoza “Armillita IV” quienes lidiaron un encierro de Teófilo Gómez.  El encierro tuvo poca presencia. Se salvó el primero de Morante, poca casta, poca fuerza y hasta mansedumbre.  Se han vuelto famosos los “Teofilitos” y no precisamente por su presencia o bravura, son toros cómodos y a veces dóciles que pueden deparar el lucimiento, normalmente cómodos, para los espadas. El problema de este tipo de ganaderías es que sacrifican la bravura para hacer más dócil al animal; sin embargo, pasan por una línea muy delgada con el riesgo de que salgan sin casta y mansos.  Es cierto que se han dado triunfos con este tipo de toros, la tarde del domingo no fue la excepción, por eso son del gusto de algunas figuras. Lo malo es que muchas veces son de escasa transmisión y emoción, lo que redunda en el resultado de la corrida.  El cuarto de la tarde recibió los honores del arrastre lento, para el que esto escribe el premio fue exagerado pues el burel que permitió el triunfo a Morante terminó rajado con la cara arriba y solo embistió ante la insistencia y persistencia del de la Puebla. El torero lo hizo todo.

Desde aquélla faena al toro “Chatón” de San Isidro no se le veía algo importante a Morante en la México. Mala suerte en los sorteos, poca actitud y otros factores que impedían gozar del arte de Morante.  La tarde del domingo fue un privilegio para los que asistieron a la Plaza de Toros pues pudieron disfrutar del arte de Morante. El primero de la tarde tuvo presencia y eso provocó que la gente en el tendido comenzara a guardar silencio esperando que algo importante pasara en el ruedo. No común que en una plaza como la México, llena de bullicio y gritos inoportunos, que se guarde ese silencio. El silencio llega cuando el público reconoce que hay un toro en el ruedo y que algo importante puede hacer quien está enfrente de él. Algunos dibujos en sus primeros lances buscando rematar con solera, el toro se fue quedando parado. No se pudo gozar del capote y todo quedaba para la muleta. Muletazos aislados de mucho arte de parte de un Morante que se veía con ganas, series no tan compuestas pero que pusieron al tendido expectante. Mató de estocada caída y el público se enfrió con lo que pudo haber sido la primera oreja.  Buenos detalles había dejado la faena, por lo que se sacó al tercio al de la Puebla para que escuchara la primera fuerte ovación de la tarde.  Lo mejor vendría con el segundo de su lote, con ese animal Morante pudo lancear bien a la verónica destacando su remate, de esos que son eternos. Se veía con ánimo el de la Puebla y realizó un vistosísimo quite por chicuelinas, de los mejores quites que hemos visto esta temporada, con su sabor y gusto, perfectamente rematadas con la media.  Presagiaba triunfo, buenos palos colocó Gustavo Campos, poniendo el ambiente propicio para el tercio final.  Brindó al público y comenzó con torerísimos doblones para rematar con mucha clase, todo lo que hizo Morante durante la faena llegó al público, inclusive cuando ya no podía rematar y se iba de la cara del toro lo hizo con arte.  Los muletazos se dieron a base de insistir no fueron los más limpios pero si con mucho sentimiento. Lo mejor de la faena vino con los remates con los que se terminaban las series, de esos que son eternos. Morante tuvo que ir por el toro por el redondel  pues –como todos sus hermanos- terminaba huyendo rumbo a las tablas.  El toro siguió embistiendo pues había una mano mandona que combinaba el arte y obligaba al burel a embestir, detalle más detalle, una faena artística de mucho duende. Dejó estocada entera caída que fue suficiente para que el toro doblara, se llevó dos merecidas orejas que el público coreó con fuerza. Gran tarde de Morante.

El Payo salió a jugarse el todo por el todo, con mucha actitud, lástima que sus enemigos no le permitieron lucir. Ayer el Payo estuvo muy suelto con el capote y dio soberbios lances que le llegaron al público. Como novillero con hambre salió el Payo a defender su sitio y eso lo notó el tendido, por eso se le agradecieron las ganas con las que toreó al primero de su lote, no hubo muchas opciones pero aun así lo despidieron con palmas después de haber pinchado al burel. Con el segundo de su lote el Payo salió con más ganas y dispuesto a todo, lanceó al toro de manera magnifica todo indicaba que vendría el triunfo, mala lidia en el segundo tercio, y el toro llegó descompuesto a la parte final.  El Payo comenzó atacando al toro y éste terminó rajado en tablas. Al hilo de las tablas el Payo buscó estructurar su faena, pases aislados, algunos vitoreados que no fueron suficientes para sellar el triunfo. De nuevo falló con la espada y todo quedó en una salida al tercio. Muy claro de ideas se vio al Payo.

Fermín Espinoza se presentaba por segunda ocasión en esta temporada después de una mala tarde. El público severo no le perdonó los desplantes que realizó en su última actuación y comenzó pitando la presentación del primero de su lote. No lo dejaron torear y el tampoco realizó algo para sobresalir, se fue con algunas protestas.  Al salir el último de la función, mucha gente ya había abandonado el coso, lo intentó, dejó algunos pases pero al público que se quedó no le llegó su trasteo. Termina sus series con mucho triunfalismo transmite mucha soberbia y eso lo tendrá que corregir si quiere llegarle al público de la México. Se fue en silencio y al despedirse de la plaza con algunos pitos. A trabajar más con humildad si se quiere vivir de la profesión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: