th (1)

Bitácora de América. Post Acho 250 años

Nos atrevíamos a comparar dos celebraciones, en el artículo del 20 de enero: Lima y Ciudad de México, a propósito de las celebraciones  por los 250 años de Acho y los 70 años de La México. Más aún, una mención de que en Lima habría un “cocktail” de brebajes internacionales, incluido el infaltable pisco peruano, mientras que en México Castella se jugaba la vida en el festejo de la  noche del viernes 5 de febrero.

Hoy Magaly Zapata escribe valientemente lo siguiente en “de toros y más”: “De medallas y reconocimientos. De noche todo los gatos son pardos fue lo que respondí la noche del 28 de enero en Acho cuando intentaba recuperarme del bofetón que me supuso entrar y encontrarla así de bella, iluminada artísticamente. Y es que, creíamos mis amigos y yo, que el milagro se había obrado y que Acho se había recuperado de tanta dejadez, porque sabíamos que la habían pintado. Manita de gato fue porque a dos días, el 30, entramos otra vez a su ruedo y la luz del día nos descubrió la verdad. Nada había cambiado. Fue la mágica luz de las velas y ciertos reflectores mirando sus arquerías los que nos habían ocultado su verdad. Como es verdad que la Beneficencia no tuvo la voluntad de hacer nada, sí, nada, para celebrar en su fecha los 250 años de Acho.  No es de recibo decir que porque la empresa se fue o porque en el verano la gente se va a las playas.  Porque al llamado de un buen cartel, de tronío, de figuras, y del emergente Roca Rey, apuesto mi cabeza que era un lleno total, más si se convocaban a las figuras legendarias aún vivas que triunfaron en Acho.  Era cuestión de tener voluntad y organizarlo con el tiempo necesario y no lavarse las manos como ha sucedido. Una lástima que hoy no tengamos un Presidente Belaúnde que  como en los 200 años ordenó a la Beneficencia asumir la organización de las celebraciones. Como verdad es también que, entre los del medallero entregado esa noche, que bien estuvo en los que fueron, mal estuvo en los que no estuvieron. Y por recordar, a fuerza de dejarme alguien en el tintero, me atrevo, me arrimo, echo el resto porque no era premiación era un reconocimiento por transitar y estar activamente en bien de nuestra fiesta, de nuestra historia, de nuestra tradición. Y por eso me pareció nada justo que, por ejemplo, no se reconociera a los empresarios peruanos todos, aunque recibieran sus descendientes (que sucedió en algún caso), que gestionaron la Feria del Señor de los Milagros porque en su momento aportaron con empeño y dedicación, entre ellos a don Nazario Villafuerte que regaló a la afición la feria más larga que jamás haya vivido y este año celebra sus 40 de empresario taurino. Por qué no al picador Cesar Caro (si se reconoció otros de plata), siendo de lejos el mejor profesional a caballo y otros que idealizó la afición como Mikulak o algunos más antiguos, o los de plata que faltaron, nombres como Fernando González, El Tata y Dennis Castillo.Por qué no al Centro Taurino de Lima, que de 250 años de historia de Acho, 117 animó con su afición la fiesta en nuestra ciudad, incluso en tiempos tempestuosos en que las autoridades políticas querían abolir la tradición.Por qué no reconocer a otros revisteros o cronistas como don Raúl de la Puente, por su página taurina en La Prensa, a Raúl Aramburu por los muchos años dedicados a la información en Expresó y 6 Toros 6, al fallecido Marqués Valero de Palma por su culta pluma y deliciosa prosa de gran taurino vivido y conocedor que se publicaba en Caretas y con él también y porque no a dueños de esos medios como el recordado Enrique Zileri, que sin su afición no se publicaría más esas páginas. Ídem con el recordado Alejandro “Jan” Miro Quesada y el Ingeniero Bartolomé Puigross, o don Aurelio Miró Quesada quien nos descubrió la fecha de inauguración de Acho en el recordado Bicentenario.Por qué no a don Ángel Parra que creó mucha afición entre varias generaciones de aficionados con sus trasmisiones, programas y corresponsalías internacionales, como también las de Forero, Ráfagas y Carbonell que permitió trasmisiones en vivo y en señal abierta.Y por qué no a César Paredes tempranamente fallecido pero que vivió su afición aportando conocimiento, profesionalismo y rigurosidad periodística nunca antes empleada en envíos y programas periodísticos. Y porque no a Manuel González, el mejor promotor audiovisual de la historia de nuestra fiesta, con más de 30 años dedicados a ello. Por qué no a dos o tres representantes de cada Peña con acreditado número de años en nuestra historia, era justo y necesario. Por qué no a un número de abonados que evidencian muchos años en sus asientos, que los hay, con 10, 20, 30, y hasta 50 años poseedores del mismo asiento en el mismo tendido.Por qué tan poca memoria. Por qué tan poca generosidad. Por qué tanta mezquindad. Era el momento de ofrecer esas medallas a quienes con su afición han dado vida a nuestra cultura taurina, a nuestra historia y a nuestra plaza. Qué pena que la Beneficencia, su presidente y su comisión hayan dejado escapar esta ocasión para cumplir con los que se debía cumplir. Ya habrá quien diga que me quejo por mí, otra vez falta de grandeza. La pena es que muchos que con sus méritos debían estar en ese palmarés tendrán que esperar otros 250 años para recibir un merecido reconocimiento. Ya lo decía, que de noche todos los gatos son pardos y que, como dicen por ahí, no es oro (o plata, que eran medallas de plata), todo lo que reluce.COMENTARIOS QUE NOS LLEGAN…Gina Campos Mellado.  Muy acertado comentario, creo que entre los periodistas taurinos falto mencionar al desaparecido Sr. Carlos Cortes Salas quien por mas de 20 años difundió la fiesta brava en su programa dominical ” La Hora Taurina”. FUENTE: Magaly Zapata, “de toros y más”.  

Agregaríamos que los políticos en el Perú o quienes ostentan cargos de mucho poder, una vez “sentados en el caballo”, se dedican sencillamente a planificar para sí mismos y se preguntan “¿cómo hago dinero aquí….para mi?”, en vez de cumplir con el ético mandato de hacer aquello para lo cual fueron elegidos.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

2 Resultados

  1. Pedro Abad-Schuster Pedro Abad-Schuster dice:

    LA PLAZA ESTA VIVA. ACHO ANTE SUS 250 AÑOS (Fuente:
    REVISTA CARETAS,Escribe JAIME DE RIVERO).

    Por su arena ardiente han lidiado los mejores toreros del mundo, protagonistas de muchas tardes de gloria que sus viejos machones de adobe y quincha, atesoran como parte imborrable de la historia de Lima. Acho nació por la necesidad de tener un recinto firme y seguro para los toros, que siempre fueron la fiesta y celebración más distintivas de los limeños. El 15 de junio de 1765, el virrey Manuel de Amat permitió que Agustín Hipólito de Landaburu pueda levantar una plaza de toros que aporte para causas benéficas. La obra fue encargada al alarife Cristóbal de Vargas, quien la construyó en seis meses. Se eligió un terreno en las afueras de la ciudad, a orillas del río Rímac, en un lugar llamado el Hacho, que significa “monte alto desde el cual se descubre bien el mar”. La plaza original tenía la forma de un polígono de doce lados, con un ruedo de 90 metros de diámetro, circundado por cuartos y sobre ellos las graderías. No había barrera ni callejón y durante más de un siglo hubo un templador de madera en el centro del ruedo que servía de burladero. La corrida inaugural fue el 30 de enero de 1766, según la “Relación de Toros”, hallada por Aurelio Miró Quesada Sosa en Chile. Aquella tarde, se lidiaron astados de la hacienda Gomez de Cañete, siendo el toro llamado Albañil el primero en ser estoqueado. En tiempos de emancipación, las corridas de toros se consolidaron en Lima, a contracorriente de lo que ocurría en otras partes de América. En 1821 se celebraron festejos en Acho en honor al libertador José de San Martín, cuyos fondos fueron destinados, curiosamente, a la causa anti española. En aquella época, las corridas en Acho eran distintas a las de ahora. Se practicaban suertes como la garrocha o el desjarrete que cayeron en desuso; primaba el toreo a caballo del que surgió la “suerte nacional”, que es el principal aporte peruano a la tauromaquia. Posteriormente, el torero negro Angel Valdez “El Maestro” fue la gran figura de entonces, consagrándose la tarde del 2 de diciembre de 1860, cuando mató en solitario a doce astados. A finales del s. XIX, llegaron toreros españoles de mayor relevancia, destacando Francisco Bonal “Bonarillo”, quien consolidó la lidia a la usanza española, tal como se practica hasta la actualidad. Faico, Juan Saleri, Cocherito de Bilbao y Rodolfo Gaona fueron otros matadores españoles que continuaron en la tarea de formalizar la lidia.
    Acho fue la única plaza americana que vivió a plenitud la edad de oro del toreo. El legendario Juan Belmonte debutó con mucho éxito en 1917, forjando una autentica legión de belmontistas. El llamado “Pasmo de Triana” contrajo matrimonio con la dama limeña Julia Cossío y Pomar, regresando en los años 1921, 1922 y 1924. El otro coloso Jose Gomez “Gallito” se presentó en la temporada 1919-1920, y a pesar de la oposición propiciada por los partidarios de Belmonte, logró imponer su toreo en Acho, en una larga campaña de nueve corridas. Acho fue la única plaza americana que lo vio torear, ya que meses después de retornar a España, Joselito encontró la muerte en la plaza de Talavera de la Reina. Acho superó la fuerte crisis taurina de los años 30, gracias al ganadero Victor Montero que abasteció de ganado a la plaza con sus toros de La Viña. Por entonces, Fausto Gastañeta critico de El Comercio, inició una campaña para restaurar Acho, a la que llamaba “muladar redondo” por la deplorable situación en que se encontraba y que con su limitado aforo de 6,000 asientos, impedía ofrecer carteles con las principales figuras de España. Fernando Graña Elizalde, reconocido hacendado y ganadero, organizó a un grupo de aficionados que solventaron la reconstrucción de Acho a cambio de 20 años de explotación. En 1945, la plaza reabrió sus puertas con una nueva apariencia, más amplia y cómoda, pero manteniendo su sabor tradicional en la arquería y sus machones exteriores, a insistencia del arquitecto Alejandro Graña Garland. El apoteósico debut de Manolete en Lima, en el verano de 1946, sentó las bases para la creación de la Feria del Señor de los Milagros que unos años antes propuso Manuel Solari “Zeño Manue” y que Graña materializó en la primavera de aquel año. Inicialmente, se le llamó Feria de Octubre y en la primera edición actuaron Manolete, Armillita, Domingo Ortega, Luis Procuna y Alejandro Montani, haciendo vibrar a los limeños en la “Temporada de los Maestros”. En las décadas siguientes, la Feria alcanzó prestigio internacional por reunir a los mejores toreros como Antonio Bienvenida Antonio Ordoñez, Luis Miguel Dominguin, Cesar Girón, Chicuello II entre otros. Los años 70 fueron gloriosos en Acho, pues jamás hubo tantos toreros de categoría, como Curro Romero, Paco Camino, El Viti, Angel Teruel, El Capea, Manzanares, Miguel Marquez, Antonio Jose Galan, Paquirri y tantos otros. Entre ellos, Rafael Puga fue el primer peruano en ganar el Escapulario de Oro en 1973. En los últimos 25 años, Enrique Ponce es la figura indiscutible de la plaza limeña, habiendo conquistado en cinco oportunidades el escapulario de Oro. A sus 250 años, Acho ya se ha convertido al toreo de Andrés Roca Rey, quien reúne todas las condiciones para ser la primera figura del toreo peruana. Mayor homenaje para una plaza es imposible.

  2. Pedro Abad-Schuster Pedro Abad-Schuster dice:

    Desde Lima: 21/02/16. SE INICIÓ LA LICITACIÓN EN FEBRERO 2016 POR EL ALQUILER DE ACHO CON EL ENVÍO DE CARTITAS NOTARIALES FIRMADAS POR G.G. DE LA SBLM DEL SUJETO FELIX SALDAÑA. AUSA VERGÜENZA SABER QUE EL SUJETO FELIX ALFREDO SALDAÑA NUÑEZ ACTÚA COMO VULGAR EXTORSIONADOR.
    El Gerente General de la Soc de Beneficencia de Lima firmo dos cartas notariales y los envía a los empresarios Freddy Villafuerte Guardia de Tauro Lima y Carlos Montoya Rodriguez del Consorcio Histórico de Acho, luego de haber sostenido conversaciones, pedido consejos, tomadose fotitos en las celebraciones de los 250 años de Acho, todo un desplazamiento diplomático pero a la vez gansteril, para luego invitarlos a desistir a los juicios en la vía Administrativa contenciosa, pero cuando los jueces se pronuncia sobre el desistimiento de los sendos juicios, este sujeto les envían las cartas notariales pidiéndoles S/.60,000 y S/.30,000 soles en calidad de cubrir los gastos judiciales que ocasionaron los juicios. advirtiendo que tienen tres días para dicho pago convirtiendose en deuda, para luego seguir un proceso para reclamar los daños y perjuicios acontecidos.
    Pasión & Cultura, eleva su voz de alarma frente a este insólito hecho gansteril del pobre sujeto Felix Alfredo Saldaña Nuñes, que solo demuestra su baja personalidad para tratar las cosas cuando de por medio esta la administración de los bienes del estado.
    Así actúa el personero del Alcalde de Lima Luis Castañeda, para obtener sus objetivos mediante el uso de la intimidación y eso es una GROSERA EXTORSIÓN.
    Sacar de carrera a dos empresarios que tienen su proyectos en favor de la feria del Señor de los Milagros para dejar el camino allanado en favor de un tercero, es actuar para inducir en error y perjudicar al sufrido abonado que espera la sana competencia de un justo procedimiento para la licitación que convoca la beneficencia.
    El presidente de la Sociedad de Beneficencia de Lima Señor Martin Bustamante tiene que enmendar este absurdo procedimiento porque el objetivo central es encontrar lo mejor para la Feria por los periodos 2016 – 2021 y no eliminar a los postores antes de que se publiquen las bases.
    Entonces ahora si comprendemos el motivo de la demora del cronograma de la licitación de alquiler de Acho para la Feria, el envío con cargo de la cartas notariales para dejar claro la calidad de postores eliminados porque adivino la clausula clave en la cual dice:
    “No podrán participar aquellos postores que tengan procesos administrativos”.
    Pasión & Cultura. Anuncia de manera contundente que solo espera tener una copia de la carta notarial para ingresar un escrito ante la fiscalía de turno para denunciar al Gerente General en lo penal por el claro delito incurrido. Así también recuerda que ante el juzgado pertinente estoy en calidad de LITIS-CONSORTE.
    OTRO SI.- Sujetos de esta categoría como Felix Alfredo Saldaña Nuñez solo manchan el debido proceso con los atropellos de esta naturaleza, los mismos que no pasaran de ninguna manera. Los funcionarios vulgares y conchabados esta con los días contados.
    POR UN PROCESO JUSTO, LIBRE Y LIMPIO PARA SABER QUE GANE EL MEJOR POSTOR SIN EXTORSIONES NI AMEDRANTAMIENTOS PROPIOS DE VULGARES DELINCUENTES.
    JUAN GUALBERTO RONDINELLI GARAY
    DNI 07726047
    Domicilio Legal Jr. Tarma 119 oficina 403
    FUENTE FACEBOOK DE RONDINELLI GARAY

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: