20120608_Carlos-Nunez

«La situación política es la peor posible para el toreo»

Publicado en El Correo de Andalucía

El ganadero Carlos Núñez forma parte de la junta de patronos de la novísima Fundación del Toro de Lidia que ha nacido en el caldo de cultivo prestado por las mareas abolicionistas, los ataques antitaurios y la creciente indefensión política de un sector que mira con enorme preocupación la formación del nuevo gobierno.

¿La Fundación nace del espíritu del encuentro de la Venta de Antequera?

—Realmente no. Aquello formó parte de muchos años de inquietud de la Unión y gente como Nacho Lloret, Juan Diego, Martínez Erice… ganaderos y no ganaderos que queríamos buscar una alternativa después del fracaso de la Mesa del Toro.

¿Por qué se le ha dado forma de fundación?

—Dos días después de aquel encuentro, a finales de diciembre de 2014, planteamos esas inquietudes en el Ministerio. La administración no vio maduro el sector ni tampoco tenía ánimos para meterse en el fregado que suponía una federación de Tauromaquia. También se barajó darle forma de academia pero a principios de primavera vimos que la mejor opción era una fundación voluntaria para acoger únicamente la gente que quisiera trabajar a favor de la Tauromaquia a título personal

¿Se ha conseguido aunar voluntades? ¿El efecto llamada ha tenido éxito?

—La Fundación se generó en el seno de la Unión pero luego se abrió porque ni los ganaderos, los empresarios o los toreros, por sí mismos y sin estar unidos, podemos alcanzar objetivos tan ambiciosos. Un gran porcentaje de cada sector se ha implicado en el proyecto y lo ha hecho aprendiendo de los errores. Y lo más importante: se ha conseguido la financiación necesaria para empezar a navegar. Eso es inédito.

Se siguen echando de menos gestos visibles…

—Queremos hacer un proyecto sólido. Se nos ha criticado que no hayamos aparecido en ningún lado pero queremos aprender de los errores. Llegamos a prometer cosas que no se podían hacer. Cuando se den los pasos se comunicarán. Esto es un proyecto para la defensa y la divulgación de la cultura taurina y no queremos que sea aplaudido por los nuestros sino que llegue a aquellos que la desconocen.

—Los taurinos tienen prisas por ver resultados.

—Las cosas no se pueden hacer a la velocidad que uno quisiera. Algunas acciones llevarán tiempo pero mucho más lenta, dificultosa y costosa será la comunicación. Intentar revertir la opinión negativa de un sector de la sociedad influenciado por las campañas antitaurinas es complicado. Pero un porcentaje altísimo de nuestra sociedad ama la Tauromaquia y otro mucho más alto ama las libertades. No podemos permtir que se ignore la Ley 18/2013 y los preceptos constitucionales que defienden la libertad de los españoles. Eso es costoso y largo pero es nuestro gran objetivo porque tenemos la razón.

Ese trabajo de campo se rodea de una situación complicada en lo político.

—Habríamos ganado tiempo en otras circunstancias pero estamos donde estamos y no podemos ignorar el volumen del toro al que nos enfrentamos pero tenemos la razón jurídica y el apoyo de la mayoría de los españoles en el sentido que considero que un quinto de los españoles es una cifra sensible. Entre un 16 y un 21 por ciento de los españoles aman la Tauromaquia según una encuesta del Ministerio de Cultura.

El problema es que algunos de los que deberían aplicar la ley no están demasiado dispuestos a ello.

—Pero es como si te roban en casa y no lo denuncias. Te volverán a robar. El problema es que no estábamos organizados pero ahora sí lo estamos. El estado de derecho se tiene que aplicar a todos aquellos organismos, instituciones… que atacan la Tauromaquia ignorando la ley de patrimonio cultural.

Mientras tanto, el recurso del Constitucional permanece en el limbo.

—Somos conscientes del entorno en el que se mueve esa sentencia con otras sentencias. El problema no es de los toros: hay unos españoles que se quieren separar. El asunto es mucho más grave para nuestro futuro y el de nuestros hijos. La sentencia nos ayudará cuando salga. Entendemos que no puede salir de otra forma diferente a lo que pensamos. Pero lo importante es promover el conocimiento de la cultura taurina y la defensa de la libertad de elegir. Sólo pedimos respeto a lo nuestro. ~

A. R. del Moral

A. R. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

1 Resultado

  1. joselito dice:

    Pienso que la Fundación debería presionar con firmeza para que el Tribunal Constitucional, después de cinco años, emita de una puñetera vez la sentencia sobre la inconstitucionalidad de la prohibición de los Toros en Cataluña. No se de leyes pero si sé que lo que es legal en una parte de España no puede ser ilegal en otra parte de ella. Todos intuimos que retrasan la sentencia debido a la situación política de Cataluña creada por unos indeseables que quieren independencia para robar más y mejor, permitida por un Gobierno nacional sin cojones para pararles los pies aún teniendo mayoría absosuluta y una oposición (salvo Ciudadanos) que directamente (Podemos) o indirectamente (PSOE), jalean o pactan con los independentistas. Que se dejen de monsergas en el Tribunal Constitucional y que los Toros vuelvan a ser legales en Cataluña que es lo que en arreglo a Ley toca. Y así que se apliquen el cuento en Baleares y en otros comunidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: