12

Decenas de miles de personas toman Valencia en defensa del toreo en una jornada histórica

Publicado en Apalusos

No ha faltado nadie: toreros, ganaderos, empresarios, apoderados y aficionados y peñas taurinas procedentes de todos los rincones de España que no quieren perderse la gran cita de la Tauromaquia

 

 

  
  • Miles de aficionados -según datos no oficiales, más de 40.000- han recorrido las calles de Valencia en una manifestación histórica que ha sido todo un ejemplo de civismo y de unión entre profesionales, aficionados, figuras del toreo y la afición de “bous al carrer” de la Comunidad Valenciana. A la manifestación, que se ha iniciado a las 15:00 horas en la plaza San Agustín, han acudido todos los estamentos del toreo. No ha faltado nadie: toreros, ganaderos, empresarios, apoderados y aficionados y peñas taurinas procedentes de todos los rincones de España que no quieren perderse la gran cita de la Tauromaquia.

Entre los asistentes a la manifestación hay caras conocidas como las de los diestros José Tomás, El Juli, Morante de la Puebla, Sebastián Castella, Diego Urdiales, José María Manzanares, Enrique Ponce, El Soro, Pepín Liria, Juan José Padilla, David Mora, César Jiménez, Cristina Sánchez, César Rincón, Javier Vázquez, Luis Francisco Esplá, Alejandro Esplá, Martín Escudero, Fernando Robleño, Javier y Borja Jiménez, José Garrido, Raúl Gracia “El Tato”, Juan del Álamo, Daniel Luque, Ortega Cano, Dámaso González, Román, Abel Valls, David Galán, El Fundi, José Carlos Venegas, Jairo Miguel, Pedrito de Portugal, Jesús Duque, Andy Cartagena, José Manuel Montoliu, los novilleros Joaquín Galdós, Varea, Fernando Beltrán, Ginés Marín; ganaderos como Adolfo Martín, Álvaro Núñez del Cuvillo, Antonio Bañuelos, Álvaro Domecq, López Gibaja, Victorino Martín, Eduardo y Antonio Miura, Leopoldo de la Maza, Gerardo Ortega, Daniel Ramos, Carlos Núñez, ganaderos valencianos como Machancoses o Benavent; empresarios como Simón Casas, Carlos Zúñiga, Pepe Cutiño, Tomás Entero, Nacho Lloret, Pablo Lozano, Óscar y Pablo Chopera, Manuel Martínez Erice.

Hubo gritos de ¡libertad, libertad! a lo largo de todo el recorrido, en el que cabe destacar la abundante participación de los aficionados de “bous al carrer” y peñas taurinas de la Comunidad Valenciana, impulsores como ocurriera en Castellón, de esta marcha por la Fiesta.

Encabezaba la manifestación una pancarta portada por las figuras y demás gente del toro, que rezaba: “Los toros, cultura, raíces y libertad de un pueblo”.

Poco antes de las 16:00 horas llegaba la cabecera de la manifestación a la plaza de toros. Desde un balcón de la naya de la misma, Enrique Ponce, al lado de otro torero valenciano ilustre, El Soro, leyó el manifiesto. Antes, aseguró: “Es un día histórico para la Fiesta y para el toreo. El pueblo toma las calles para reivindicar al toro, al toreo como un bien propio de su forma de vivir, de su cultura. Una cultura que nuestra constitución ampara. Somos fuertes y muchos, y responsables. Lo hemos demostrado aquí y lo estamos continuamente haciendo en las plazas y en las calles por las que corren. Somos ejemplo de civismo, y estamos orgullos de ser aficionados a los toros. Somos españoles con derechos a nuestra identidad y nuestra cultura. Hagan el favor de no utilizarnos como materia de distracción”.Emotivo discurso entre gritos de ¡libertad, libertad!

DECLARACIONES:

César Rincón: “Siempre estábamos en silencio y ya es hora de que nos manifestemos”

Enrique Ponce: “Es un día histórico para revindicar lo que amamos y lo que queremos, que tengamos la libertad para demostrar nuestras tradiciones y cultura sin que nos ataquen. Estmaos todos para defender lo nuestro. Es lo único que pedimos”

Álvaro Núñez del Cuvillo: “Hay que destacar la fuerza de los aficionados de bous al carrer. Por fin nos unimos todos. Con esta manifestación queremos que los antitaurinos nos respeten como nosotros les respetamos a ellos”

Santiago López: “Somos pacíficos y se está demostrando. Estoy muy satisfecho por todo el mundo del toro”

El Juli: “Ha sido apasionante y emocionante. Es un día para sentirse orgulloso. La gente del pueblo es la que ha promovido esta manifestación y había que estar a su lado”

Óscar Chopera: “Se ha organizado sin apoyo político, sólo de la gente de la calle y la respuesta ha sido espectacular. Nos tienen que escuchar de una vez”

David Mora: “Era el momento de defender nuestra forma de vida. Ojalá se hubiera hecho antes. Hoy ha sido el comienzo para que próximamente se una más gente”

Morante de la Puebla: “Tenemos que hacernos ver y sentirnos orgullosos de ser taurinos. No tenemos nada que esconder, somos personas pacíficas pero nos obligan a hacer este tipo de cosas. Los antitaurinos se manifiestan de manera insultante, a veces me gusta acercarme al enemigo para ver qué piensan de mí, y creen que somos españoles rancios o franquistas, tienen esa película en la cabeza. Nosotros nos sentimos orgulloso de nuestra tradición, esto es algo espiritual, y como decía Belmonte, el toreo es una enfermedad que no tiene cura. El toreo lo utilizan los políticos para desviar la atención y no arreglar los problemas que sufre el español, como el paro. Nosotros damos de comer a mucha gente del toreo y me siento orgullos de ser español y torero.

El clamoroso manifiesto de Ponce

Somos fuertes. Y muchos. Y responsables. Lo hemos demostrado hoy aquí. Lo estamos demostrando. Y por todo ello somos felices y estamos orgullosos de ser aficionados a los toros. Que se entere quien debe enterarse, ¡que se entere el mundo!

Somos españoles con derechos, españoles de estos tiempos, españoles de todas las sensibilidades y orígenes, también tenemos que resaltar, gracias, que nos acompañan muchos compañeros de países europeos y americanos donde la Tauromaquia tiene reconocimiento y tratamiento de arte, aprendamos de ellos.

Somos, insisto, españoles con derecho a nuestra identidad, a nuestra cultura, al buen nombre de nuestros padres a los que les gustó la Tauromaquia en todas sus expresiones, en la calle y en la plaza, e hicieron del toro el símbolo de sus pasiones y las plazas lugar de encuentro y descanso tras las duras añadas de trabajo que levantaron a este país. Somos españoles a los que nos horrorizan las guerras, y la explotación infantil y las desigualdades, hombres y mujeres que lloramos frente a las fosas comunes en las que se han convertido los mares, a los que nos duelen las apreturas de nuestro país, cuestiones todas ellas que precisan urgente y prioritaria atención de las administraciones. Hagan el favor pues de no utilizarnos como materia de distracción. Por todo eso y por más, no podemos consentir, que ahora por intereses espurios y economicistas, venga nadie a decir que sus pasiones (las de nuestros padres y abuelos) eran perversas o crueles.
Ni lo eran ellos ni sus costumbres ni lo somos nosotros. Como tampoco lo fueron, no lo son, tantos y tantos intelectuales y artistas de reconocimiento universal que se vieron ganados por la belleza y los valores del toreo.

Reivindicamos la Tauromaquia como portadora de valores sociales y humanos, como soporte básico y principal de la biodiversidad en nuestro país, 500.000 hectáreas de dehesa se mantienen gracias a la cría del toro bravo, dónde estarían si no esos paraísos, en qué incendio hubiesen desaparecido, quién las mantendría… Reivindicamos la Tauromaquia también por su animalismo, que incluye especialmente la defensa del toro y todas las especies que se refugian en su ambiente. Reivindicamos la Tauromaquia como herramienta económica dinamizadora de tantas y tantas ciudades, por su capacidad de crear puestos de trabajo, por los efectos en la fijación de la población rural, por sus aportaciones a las arcas del estado y fundamentalmente porque son raíces de nuestra cultura a las que tenemos derecho a no renunciar.

No pretendemos repudiar a nadie, ni avergonzar a quienes combaten el toreo como pretenden hacer con nosotros, somos gente de paz y concordia, a quienes no les guste que no vengan a la plaza, a quien no le guste el toreo bastante pena tiene con ello, pero sí exigimos, como es propio en un estado de derecho, la libertad de elegir, de pensar, un tratamiento de igualdad respecto a otras actividades y artes, tanto en lo que se refiere a aportaciones fiscales como a la promoción. No más, pero tampoco menos. Y por descontado no aceptamos la injuria y el insulto.
Hoy tenemos que agradecer la magnífica labor de las autoridades en la protección de este acto, hoy sí, otros días nos sentimos abandonados y no queremos que se repita.

Por todo eso nos hemos reunido aquí. Hemos reclamado lo nuestro con argumentos, en una exhibición de cordura, con el peso de nuestras sentimientos, con la contundencia de nuestras cifras. Y una recomendación, no nos nieguen sin conocernos. Gracias. ¡Viva el toreo!. Por nuestra cultura, por nuestras raíces y por nuestra libertad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: