_ARJ0080 (1)

Domingo de Resurrección en Sevilla. No hubo grandes triunfos pero vimos grandes cosas

Morante, a la verónica ante la mirada de Talavante y Manzanares

Sevilla. Plaza de la Real Maestranza. Domingo 27 de marzo de 2016. Primera de abono. Tarde de radiante primavera y algo de viento con lleno de no hay billetes.

Siete toros de Garcigrande-Domingo Hernández incluido el sobrero que reemplazó al tercero, devuelto por lastimarse de una mano en la suerte de varas. Bien aunque desigualmente presentados con tres bonitos y otros tres más cuajados. Salvo el sobrero que hizo de tercero, que fue noble y duró mucho, y el cuarto que fue muy noble aunque muy tardo, los demás carecieron de fuerza por lo que se defendieron y llegaron agotados a la muleta cuando no rajados como el quinto. El sexto también duró pero embistió sin clase aunque con docilidad en el recibo de capote.

Morante de la Puebla (london gin y negro): Estocada trasera caída, silencio. Estocada atravesada y doce descabellos, tres avisos y enorme ovación que tapó algunos pitos.

José María Manzanares (grana y oro): Buena estocada, silencio. Estoconazo, silencio.

Alejandro Talavante (añil y oro): Gran estocada, oreja. Pinchazo y estocada, aviso, escasísima petición de oreja y ovación.

Durante la lidia del cuarto y al poner un par de banderillas resulto cogido y herido el peón Lili pasando a la enfermería donde fue intervenido.   

Que la peor de las que faltan por ver en la inminente feria sean como la de ayer, decían muchos al salir de la plaza. Y es que, aunque no hubo grandes triunfos – solamente se concedió una oreja del tercer toro a Alejandro Talavante –, la excelente faena del extremeño pese a lo mucho que la alargó y el concierto en do mayor de Morante en su faena de muleta al cuarto antes de fallar tan estrepitosamente con el descabello que tuvo que escuchar como sonaron los tres avisos, llenaron las faltriqueras de la expectación, ayer desbordada hasta llenar por completo el aforo de la Real plaza. Hacía tres años que no se ponía el “no hay billetes” en las taquillas maestrantes ni que había tanto ambiente antes de comenzar el festejo. Eso añadido a las tantas veces repetida belleza del recinto que ayer volvió a ser ese marco incomparable que, contemplado por sí mismo en una tarde tan luminosa, valió la mitad del precio de cada entrada. Pero en la otra mitad hayamos regalos de excepcional calidad torera en tres versiones: la pletórica e intensa de Talavante, la genial de Morante y, una gotas de esencia mazanarista en los escasos retazos que sus dos toros lo permitieron aunque pronto se vinieron abajo dejando contrariado al alicantino y sus muchos fieles de esta plaza que le tiene como hijo predilecto.

La terna fue obligada a saludar tras el paseíllo con una estruendosa ovación que eclipsó por completo los pitos que surgieron cuando Morante ocupó su sitio para encabezar el desfile de las cuadrillas.

Salvo los dos toros, el sobrero que hizo de tercero y el cuarto, no me gustó la corrida de Garcigrande, ganadería  que en lo que va de temporada no está dando los buenos resultados que levaba acumulados desde hace varias campañas. Bajos de fuerza, de raza y de casta. Nobles, si. Pero, ¿no será que por buscar tanta y por el momento tan rentable nobleza, va a terminar por padecer un bache?. Ojalá que así no sea.

Extraordinario natural de Talavante, que cortó la única oreja de la...

Y ahora vayamos por orden de aparición en la escena del ruedo dorado, con lo mejor del festejo. Talavante fue ayer el que mejor toreó con el capote a sus dos toros. Porque el sexto le dejó en el recibo con una docilidad que luego trocó por faltarle clase a raudales. Y desde el punto de vista normal, también fue quien cuajó la faena más redonda y ligada de la tarde, destacando como siempre su mano izquierda que ya hemos escrito muchas veces es una mano de oro con diamantes.  La faena iba para dos orejas hasta casi el final. Pero Talavante, llevado de su entusiasmo y del apoyo desbordado del público, alargó excesivamente el trasteo y el toro no embistió al final como lo había hecho al principio. Consecuentemente, la faena también bajó el altísimo tono que había tenido y, aunque Alejandro mató de una gran estocada, el premio quedó un una sola oreja.

Los de sol, bajo cuyos tendidos planteó Talavante su faena al sexto toro, querían a toda costa que volviera a cortar al menos otra oreja – muchos ya estaban pensando hasta en una posible salida a hombros por la Puerta del Príncipe -, pero ni el toro valió para eso ni la larguísima faena de Talavante mereció un calificativo que pudiera aparecerse a la anterior. Fue una faena de fábrica sin el menor atisbo de arte. Un destajo meritorio y nada más. El descabello tras otra estocada recetada con entrega, impidió el dispendio.

Morante, del cielo al infierno en su regreso a Sevilla

Lo de Morante – que había naufragado con el deslucido primer toro – merece dos puntos y aparte. El primero por cuanto llevó a cabo con la muleta en su faena al cuarto. Embistió con clase por los dos lados aunque tardeó en exceso y por eso Morante apenas pudo ligar el trasteo. Compuesto por una sucesión de cuadros y de pinturas aunque los pases en su mayoría tuvo que darlos de uno en uno. Fueron de esos que nunca se olvidan y que ponen a todo el mundo de acuerdo. El momento culminante de la faena llegó cuando la banda de música atacó un tanto tardíamente el pasodoble “Suspiros de España” y Morante añadió a cada muletazo una pasión tan notable como sentida y capaz de trasmitir todo el embrujo de su arte a los que estábamos contemplado la obra, ciertamente extasiados. Fueron no más de dos o tres minutos de esos que yo llamo mágicos de la Maestranza. Momentos que solamente se pueden apreciar y sentir en esta plaza y en ninguna otra del mundo porque se juntan tantas emociones que, sumadas, estallan hasta ponernos la carne de gallina y al borde del llanto.

Lo anecdótico llegó, como segundo punto y aparte,  a la hora de matar el genio de La Puebla del Río. Quizá por alargar mucho la faena, se pasó y el toro no le ayudó nada por ponerse gazapón hasta que Morante logró atizarle un feo e ineficaz espadazo que necesitó del descabello en nada menos de doce golpes mientras iban sonando los avisos que llegaron a ser los tres reglamentarios para que el animal fuera devuelto vivo a los corrales. Fue imposible. El toro ya estaba prácticamente muerto e inmóvil y, finalmente, fue apuntillado desde la tronera de un burladero. Sonaros algunos pitos. Pero de seguido la plaza entera puesta en pie, ovacionó ensordecedoramente a Morante obligándole a saludar como no podía ser de otra manera.

Manzanares

Por lo demás, nos quedamos con las ganas de poder ver a José María Manzanares en toda su dimensión. Sus dos toros no duraron casi nada en la muleta y aunque en el principio de las dos faenas Jose Mari logró algunos muletazos marca de la casa, no pudo remontar los inconvenientes de unos animales venidos abajo antes de la cuenta. Lo salvó con dos estocadas de las suyas.

Quiero mencionar en este apartado de Manzanares a su picador José Antonio Barroso que no será de extrañar será premiado al final de la feria como autor del mejor puyazo. Digna actuación de que es hijo de uno de los mejores picadores de la historia, el sin par Alfonso bien pude estar orgulloso de su vástago. Enhorabuena.

Y un feo, muy feo detalle: Ayer no se guardó un minuto de silencio tras el paseíllo para honrar la memoria del gran periodista taurino y excelentísima persona, recientemente fallecido, Fernando Carrasco. Ignoro si se propuso, como también ignoro si los matadores actuantes o alguno de ellos se opusieron. No hubiera sido la primera vez que, estando Morante en el cartel, fue precisamente el de La Puebla quien hace años se opuso a que se guardara un minuto de silencio por coincidir una corrida de la Feria de San Miguel con el aniversario de la muerte de Paquirri en Pozoblanco. Ya sé que no es lo mismo. Pero también sé que Fernando Carrasco, por queridísimo entre sus compañeros de toda España y en la ciudad de Sevilla, lo merecía con sobradas creces. Menos mal que el próximo día 4 de abril se celebrará en la capilla del Palacio de La Maestranza una misa en su honor que han organizado los compañeros de Sevilla y a la que acudiremos todos los que, sin ser sevillanos, ya nos encontraremos en la ciudad bética para cubrir la información sobre lo acontezca en la feria.

J.A. del Moral

J.A. del Moral

Escritor, periodista, comentarista, crítico taurino y conferenciante. Cubre la temporada entera cada año desde hace más de 40, con más de 8000 corridas vistas.

20 Resultados

  1. Fmontini dice:

    Lo de Morante ovacionado por no matar al toro no tiene oerdon es MATADOR DE TOROS, Y COBRA POR ESO, ESTANOEOR QUE CON ROMERO. pero asi de pesimo esta el reino de España que a este paso no se sabe si durara hasta fin de año cuando tienen por reina a una simpstizante de podemos. Pesima la corrida con un ganado infame.

  2. pedro dice:

    La Maestranza ha vuelto a cambiar Manzanares por Morante. Tan indiferente con el alicantino, tan generosa con el de la Puebla.

  3. Eulogio Rendueles dice:

    El primero toro de Manzanares, aunque muy tardo, se desplazaba maravillosamente por el pitón derecho, con una inercia, una largura y una clase extraordinaria, Josemari no fue capaz de apostar y alargar las tandas por este gran pitón del toro, endilgándonos a todos la receta acostumbrada de la casa, a saber: tres y el de pecho, el consabido cambio de mano para pechear como un palomo en celo y las interminables y tediosas pausas entre cite y cite. Vamos que se le fue. El otro suyo era un mansito para torearlo donde el toro quisiera, o sea cerca de tablas, pero Josemari constreñido toda la tarde, o quizá estreñido, vete tú a saber, o no quiso o no pudo. Viendo como está Talavante, los insaciables tremendistas Castella, Perera y Juli, a los que se unen los no menos tremendos Roca Rey y López Simón, mención aparte la indulgencia papal vitalicia de Morante, yo creo que el que más va a sufrir el ritmo de los de adelante será Manzanares, si es que a media temporada no se descuelga definitvamente fabricándose una lesión, una enfermedad o algo.

  4. Juan Jose dice:

    Aunque no venga al caso de esta corrida ,comentar que el juli sigue saliendo muy bien del los mamos a mano con las grandes promesas, ayer con Roca rey no perdió ni un gramo de su categoría de gran figura, con este dato y el que hace Eulogio Rendueles sobre manzanares en este articulo creo que se presenta una temporada muy apasionante

  5. Alejandro dice:

    ¿Dónde está el toro de Sevilla? Ese toro armónico, bonito que salía hace 20-30 años en Sevilla. Y muchos antes. La corrida de toros me pareció una gayumbada, de las muchas que salen en los últimos años en Sevilla. De los toreros, el mejor Talavante. Está en un momento de dulce. Morante, del cielo al infierno. Pero es Morante. Y eso a él le vale. Y poco se habla de Manzanares, que como dice un lector anteriormente, se le fue el toro más claro de la corrida que fue el segundo.

  6. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    En lo del toro que llamábamos de Sevilla estoy de acuerdo y ese toro hace muchos años que no vemos en La Maestranza por culpa del llamado torismo y su nefasta influencia en los veterinarios que, generalmente, no tiene ni la menor idea de lo que es un toro para la lidia. Y en cuanto al mejor juego del segundo toro, es verdad que fue el más claro de los seis. Pero duró un suspiro.

  7. gregorio dice:

    Los toros de Carcigrande, Pilar o Fuente Ymbro no han estado nunca dentro del tipo de toro de Sevilla. En cambio las figuras y la empresa ya no quieren ver a toros como Torrestrella, Torrealta, Manolo Gonzalez o Pabloromeros que eran y son toros de pintura. Luego cuando salgan los guapos juanpedros que nadie se queje.

  8. Albeitar dice:

    Lo mejor de la tarde fue comprobar que en Sevilla que se le vaya un toro al corral a un torero se recompensa con una ovación, y no tiene ningún reproche. Yo creía que eran Matadores de toros. Ver para creer.

  9. juan pablo dice:

    Los que dicen que la del Domingo ha sido la peor tarde de Manzanares en Sevilla o los que dicen que pronto va a cortar la temporada, son los mismos sabiondos que hace màs de un lustro decian que JMM ya había tocado techo y que no tenia madera de figura o los que todos los inviernos se inventan el cuento de que deja a Matilla. Pero ayer el que mejor ha estado con la espada ha sido Manzanares, que por algo se llaman matadores de toros y se le llama “el momento de la verdad”. Y si puede ser verdad que no ha sido su mejor tarde, no hay que olvidar que bastante peores tardes han tenido en Sevilla los que compartian cartel ayer

  10. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Totalmente de acuerdo.

  11. joselito dice:

    He visto la corrida en diferido y me gustó. Talavante, que siempre ha sido un buen torero, está en un gran momento y va a más. Seguro que va a dar mucha “guerra” este año. No soy “Manzanarista” ni “Morantista” (tampoco soy “anti”i de ellos, que conste) pero encuentro exagerado decir a estas alturas de la temporada que Manzanares se va a descolgar. Yo siempre le he reprochado que se pase los toros tan lejos pero torear, torea un rato. Y con la espada es el número uno. No lo enterremos todavía. En cuanto a Morante, pues es verdad que es matador y se dejó un toro vivo pero, señores, hay que ver también la forma en que se lo dejó vivo. No fue a la deriva en ningún momento, es más, logró con él momentos realmente espléndidos. Pero es que Morante, normalmente, es muy malo matando. Yo no digo que estuviera bien que le ovacionaran pero pegarle una bronca, creo que habría sido bastante cruel pero sobre todo, injusto. De estar en la plaza, yo seguramente habría guardado silencio pero ya sabemos que la Fiesta es el único lugar del mundo donde hay democracia de verdad. Y ganaron los de la ovación.

  12. Eulogio Rendueles dice:

    Yo no he dicho que Manzanares se vaya a descolgar “ahora”, sino que será, de todas las figuras y los aspirantes, al que creo que más le va acostar triunfar todas las tardes. Por otra parte, apuntar que la del domingo no fue la peor tarde de Manzanares en Sevilla, recuerden que el año pasado se le fue el toro de la feria, uno de Cuvillo.

  13. Alejandro dice:

    Manzanares, no necesita triunfar todos los días. Por la clase de torero que es no lo necesita, ni tampoco por quien lo lleva. Y después de todos, si triunfar es cortar orejas, Manzanares las suele cortar todos los días, porque tiene un tapabocas con la espada. Lo que se pide a Manzanares, es que teniéndolo todo para torear mejor que nadie, no lo haga. Y sobre todo, si lo comparamos con aquella temporada del 2011.

  14. Alejandro dice:

    Me parece de mal gusto, traer aquí, el problema que tuvieron Morante y el tristemente fallecido Fernando Carrasco. Gracias a Dios, y antes que Fernando se fuese, puso reconciliarse con Morante. Ambos compartieron una jornada en la finca de Morante, hablaron y lo solventaron. Esa tranquilidad, imagino que le queda a Morante. De lo que pasó tengo mi opinión, y que no coincide con lo que habla el lector “manolito”, porque las cosas no fueron así. Pero repito, no creo que sea de buen gusto hablar de aquello, ahora que Fernando Carrasco ya no está.

  15. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Ayer, en el transcurso del acto de entrega de los Premios Ramón Vila Arenas, un grupo de compañeros pedimos al empresario de la Maestranza que en la corrida del próximo 4 de abril se guarde un minuto de silencio en memoria de Fernando Carrasco por coincidir ese día la celebración de una misa en la capilla del Palacio maestrante, también en honor del tristemente fallecido periodista de quien por cierto habló Ramón Vila pronunciando unas muy sentidas palabras antes de las que dedicó a los premiado, Antonio Ferrera y José María Amores.

  16. manolito dice:

    Todas estas especulaciones se podían haber evitado si el domingo se hubiese guardado el minuto de silencio. Hacerlo un lunes de preferia con un cuarto de plaza no es lo mismo.

  17. J.A. del Moral J.A. del Moral dice:

    Por supuesto que no es lo mismo. Pero lo que no debemos tolerar es que no se haga…. Si hay ruido y lo que falta por haber es por no haberlo hecho cuando se debió hacer.

  18. F montini dice:

    Dejemos tranquilos a los muertos que ya tienen bastante con haber perdido la vida
    Desterremos las chulearías de Morante o por ejemplo de sus políticos Rajoy Sánchez Rivera y el muy poco presentable de podemos
    Que Carrasco y Vila descansen en paz y que el chulo de la Puebla se muerda las tripas por ser incapaz de acabar con su toro

  19. Aficionao dice:

    Dios guarde al Dr Vila muchos años

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: