_DSC3765 (1)

Domingo de Resurrección en Madrid. Ni pasión ni resurrección en el duelo en Las Ventas

Publicado en ABC por Ángel González Abad

Empate a cero de Morenito y Fandiño, que resultó cogido de modo espeluznante

Iván Fandiño se libró de milagro de la cornada en dos terribles volteretas

El mano a mano entre Morenito de Aranda e Iván Fandiño acabó en empate a cero, que es el peor resultado. La culpa, a medias, pues toreros y toros tuvieron sus momentos, aunque al final no marcaron ni en propia meta. Ni pasión ni resurrección en un domingo de Pascua que Fandiño recordará por el milagro de salir de la plaza por su propio pie. Fue cogido de muy fea manera al liarse con el capote en un quite al primero y cuando la tarde ya caía, al encunarse entre los pitones al matar al sexto. La suerte, o algo más alto, estuvo ayer de su parte.

Y eso que la tarde comenzó con una ilusionante faena de Morenito de Aranda. De buena nota el primero de Martín Lorca y buena también la serie con la derecha que abrió el trasteo. Buen aire por esa mano y mejor aún en algunos naturales por largos y templados. Pero se pasó de faena. Sobraron las dos últimas series plagadas de enganchones. Oportunidad fallida. Como en el tercero, muy serio y exigente, al que había que poderle. Fandiño volvió a librarse en otro quite apresurado que acabó con el capote por los suelos y que tuvo una buena réplica a la verónica por parte del Moreno. El de Aranda comenzó poderoso, pero luego la cosa se embarulló, perdió el sitio y no encontró las distancias para que la faena remontara. El quinto no fue propicio para que el burgalés acabara su tarde en triunfo.

Iván Fandiño quiso y no tuvo suerte con su dos primeros. Al segundo le costaba mucho arrancarse y al cuarto le fallaron las fuerzas en demasía. Quiso poner emoción con un pase cambiado por la espalda y el toro se derrumbó a sus pies. Ahí acabó todo.

Un camión el que estaba previsto para cerrar plaza, con sus más de seiscientos kilos, pero ni las fuerzas ni la bravura le acompañaban y se fue a los corrales. El sobrero de José Luis Pereda desmereció en seriedad. Brindó Fandiño al público su último cartucho. A pies juntos, clavado en la arena, inició. Con la derecha profunda siguió. A las bondades del toro les faltaba emoción, y sosiego por parte del torero que en su afán por arreglar la cosa se amontonaba un tanto. Y justo ahí llegó el segundo milagro de la Pascua. Se tiró a matar o a morir. Se volcó sobre el morrillo, quedó entre las astas y como un guiñapo de pitón a pitón. En el suelo quedó y cuando se levantó todos respiramos. La ovación liberó tensiones en un domingo sin pasión ni resurrección.

 

6 Resultados

  1. Juan Jose dice:

    En mi opinión y resumiendo los dos toreros estuvieron bastante mal. Morenito no terminó de estar bien con su primero que, a pesar de todo, si lo mata le corta una oreja. Con el encastado tercero se le esperó pero él no estuvo, se le fue un toro de los de triunfo con peso en Madrid. Y Fandiño hacia abajo, en caída libre. Con el mal presentado sexto pero muy bueno de Pereda nos aburrió con tantos mantazos y para colmo se quiere suicidar al entrar a matar echándose encima de los pitones y recibiendo una gran paliza (creo que este tipo de cosas están demás en el toreo.

  2. Albeitar dice:

    Lamento que Fandiño, con lo gran torero que es, haga esas temeridades que sobrecogen al público, pero no son toreo. Ojala se recupere este gran torero y nos vuelva a emocionar con su toreo puro y entregado, sin necesidad de estrambotes.

  3. Arturo Sanchez dice:

    Estuve presente en la corrida y la verdad es que me fuí muy desencantado sobretodo con Morenito, torero del que espero mucho más de lo que hizo.
    Del ganado decir que que tuvo una presentación correcta aunque muy poca raza y habia que tirar de sus perezosas embestidas.

    Morenito es un torero al que le visto torear francamente bien en varias ocasiones, sin embargo el Domingo no me transmitió nada de lo bueno que tiene. Como bien dice la crónica su primera faena fué en la que mejores pasajes de toreo hubo en toda la tarde, pero vi a morenito torear sin poderle al toro, era una faena de llevar y llevar al toro sin someterlo, sin transmitir mando e incluso vi a morenito como sin ilusión, sin creer en lo que hacia, prácticamente sus faenas fueron un calco a la de su primer toro, aunque en los demás toros bajarón el nivel sus faenas principalmente por no apostar y someter a sus toros, algunos muletazos sueltos muy bellos pero poco más, para mi no era cuestión de planteamiento en sus faenas, era cuestión de apostar echarles la muleta al hocico a los toros y tirar de ellos con mano baja y someterlos. Morenito bajo mi opinión se limitó a instrumentar insulsos trasteos carentes del domino y estetica a la que otras veces nos acostumbró.
    Fandiño es un torero al que respeto por su valentia, entrega y pundonor, pero no podemos pedirle peras al olmo, Ivan no tiene estética, ni limpieza en sus trasteos, además de que tampoco es un torero que tenga una muleta poderosa ni domine a los toros, ni tampoco sabe leer lo que cada toro necesita segun sus caracteristicas para la lidia. No sabe cuando hay que dar distancia, cuando acortarla, cuando torear más abierto o más metido en tablas, cuando bajarle la mano a un toro o cuando cuidarlo, cuando dar series largas mandonas o cuando darlas cortas y cruzarse etc… Sinceramente es que Fandiño no ofrece nada absolutamente nada de ciencia lidiadora, si que es un torero que le reconozco valor y garra, pero de verdad es que sus dotes de capacidad lidiadora y técnicas son muy limitadas, trapazo va y trapazo viene, asi son sus faenas, de modo que sus triunfos en madrid para mi han sido en base a su tremendisno (cosa muy valida en el toreo) y sus buenas estocadas.
    Pero Fandiño además nos dió dos sustos que creo que debemos diferenciar los motivos, uno fué por embarullarse con el capote torpemente, y el otro fué bajo mi punto de vista por tirarse a matar demagogicamente buscando el drama para provocar en el público una reacción conmovedora y triunfal que su toreo fué incapaz de hacer, porque independientemente del tamaño del sexto, tenia una cabeza ante la cual te podias tirar a matar haciendo la cruz sin ningun problema, no vi motivos para autoinmolarse y lanzarse a la cabeza del toro y quedar colgando entre los dos pitones. A no ser que el propio fandiño lo desmienta, para mi fué un acto inmolador que buscaba transmitir al público emociones que sus faenas fueron incapaces de hacer.

  4. Aficionao dice:

    Estoy de acuerdo con la descripción que del toreo del Fandiño hace Arturo. Parece que es un delito carecer de las virtudes estéticas y de la sapiencia suficiente. Al contrario, me parece muy loable intentar llegar alto en su profesión careciendo de dichas virtudes. Si me parece censurable aquellos que teniendo esas virtudes habitualmente hacen gala de su falta de pundonor y compromiso con el público

  5. joselito dice:

    Yo también estoy de acuerdo con D. Arturo, que lo ha explicado perfectamente. Ha dicho lo que es Fandiño, sin faltarle al respeto lo más mínimo. Yo valoro mucho su entrega y su valor pero esperaba más de él y no creo que llegue porque le falta el “don”. A Morenito le veo más calidad que Fandiño pero me parece que tiene menos entrega y raza que él. Es un buen torero pero para ser figura falta algo más. Ojala lo encuentre.

  6. Pedro José dice:

    Albeitar. Fandiño gran torero. Jajajajajaajajajajajajajajajajajajajaj. Por favor. No tiene ni porte de tal. Para ser toreo hay que parecerlo, y este señor parece de todo menos torero. Lo había visto malos, pero como este. Muy pocos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También puede interesarte: